Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

ENTREVISTA CON CARLOS ALBERTO MUÑOZ

“A mi hijo lo engarronó una banda de fiscales, jueces y policías”

El hombre, de profesión taxista (55), grita su dolor a quién quiera oírlo. Después de yugarla más de 10 horas, diariamente, se fue haciendo experto en desarmar las maniobras que desde distintas instancias del poder su utilizan para pulverizar la vida de los más vulnerables.

“Yo creía que los policías y los jueces eran de verdad”, va a decir al comprobar en carne propia cómo y por qué creció exponencialmente el segmento de “presos garrón”. Si bien la mayoría de prisioneros está tras las rejas por el delito de “pobreza”, el preso garrón, presenta un matiz. Es decir, se trata de aquellos que seres humanos que marchan a prisión sin comerla ni beberla, marchan porque son pobres y/o tienen antecedentes y/o alguien de la familia “estuvo adentro” y/o son intercambiados por alguien que pagó, cash, a policías y jueces, entre una diversidad de razones.

Cómo se sabe, estar preso o cautiva es perder, no solo el derecho a la libertad ambulatoria, sino TODOS los derechos: a la integridad, a la salud y también a la vida. Un privado de libertad muere cada 37 horas en la Argentina. En los próximos días, la Casación decidirá sobre el destino de Martín, condenado a perpetua por una entramado de delincuentes con carnet, altos oficiales y pomposas “su señorías”. Cabe destacar, que Luisa Pontecorvo, ave de rapiña, corrupta hasta la médula, exponente de la vetusta institución, es la lacra que quería mandar a prisión a Ailen y Marina Jara, las hermanas que se defendieron de quién quería violarlas. Con la prisión de su hijo Martín se le cayeron varios velos: Y creía que la fiscal Pontecorvo era una mujer y ni siquiera es un ser humano”,

-¿Cuáles son los nombres de la banda que engarronó a tu hijo Alberto?

Los fiscales: Federico Lupi y la doctora Luisa Pontecorvo que tiene fiscalía en Moreno. Ellos son los que se encargaron de que mi hijo este en las condiciones que esta hoy condenado por un tribunal de Mercedes arbitrariamente, los jueces también. También los jueces de Tribunal Nº I de Mercedes y la DDI de Rodríguez que hacen el allanamiento y le plantan armas, capuchas, precintos y otros elementos, además de robarse todas mis herramientas. Esto es algo que me toco vivir a mí y en su momento incluso en los escritos que yo envié al tribunal que lo condenó yo también le dije que iba a llegar a todas las instancias, que iba a pelear con toda mi fuerza y que también iba a recurrir al periodismo y a quien sea para poder esclarecer y aparte denunciar las anomalías y cosas que hacen estos funcionarios.
-Concretamente ,¿qué paso en el caso de Alberto?
Bueno, acá se trata de un allanamiento del que fue víctima a mi hijo, llevado a cabo por la DDI de Rodríguez o la brigada de Rodríguez no se como la pueden llamar. Ellos por medio de denuncias, por ejemplo: la persona que utilizaron se llamaba Alejandra Arancibia, la cual según ellos le hace una denuncia con respecto a que personas le habían ofrecido elementos electrónicos y demás cosas. Puntualmente se dirige hacia distintas personas que una era mi hijo.

¿Dónde es el allanamiento de tu hijo?

El allanamiento se efectuó en Moreno el barrio La Yunta.

En esa casa me decís ¿Qué él vivía con vos?

En esa casa el estaba haciendo trabajos de electricidad para poder ir a vivir con la familia, el estaba ahí en ese momento y tenía mi apoyo con todas las herramientas, un montón de cosas que había ahí adentro. Incluso ropa porque él también a veces se quedaba. Esa casa es su casa. Él la estaba terminando, es una casa precaria a la cual le estaba haciendo toda la parte de electricidad, albañilería que fue cuando se produjo el allanamiento.

¿Cuáles son las principales contradicciones de la causa?

Cuando a él lo acusan del robo cometido el 11 de junio de 2008, ellos tienen tanta mala suerte que ese día mi hijo estaba internado en el hospital de Moreno. El accidente que él tuvo con la moto se produce mismo día y misma hora, nadie puede estar en dos sitios al mismo tiempo. Y eso se pudo acreditar con el certificado del hospital cosa de que sulfuró totalmente a esta brigada porque quedaba completamente visibilizado lo que había pasado. Además, esto empieza con el allanamiento que propició esta testigo encubierta, Alejandra Arancibia, la cual miente. Porque ella, más adelante, se desdice. Todo, todo, a ojos vista queda como una causa armada.

¿Y qué sucede después de presentar el certificado del Hospital?

Al quedar en evidencia que ninguno de los hechos, ni en el caso en el cual fue allanado y en los que le imputaban tenía nada que ver recurrieron a llevarlo a otras redes de reconocimiento para ver si podían engarronarlo en alguna causa. Y esto sucede a fines de 2008, donde lo llevan a un reconocimiento por el homicidio. Lo meten en rueda en la cual participa la doctora Pontecorvo y la Brigada de Rodríguez y no permiten ingresar ningún abogado, por lo tanto en esa anomalía el juez de garantía lo absuelve, lo da por nula. Pero volvieron dos veces más la red de reconocimiento hasta que pudieron lograr su cometido, tratar de involucrarlo en el hecho.

¿A través de qué?

Al hecho lo involucran con un supuesto denuncia de un policía de nombre Julio Jorge Vertiz, quien dice que un tal Carlín un delincuente, le dijo que había escuchado que Martin, mi hijo, había estado ese día en el día del hecho del carnicero asesinado. Así con esa versión lo imputan a mi hijo. Y dio la casualidad cuando se pide que el delincuente ratifique la denuncia, estaba muerto “lo había abatido la policía”.

¿Cuánto tiempo lleva preso tu hijo?

Ya van cinco años y cuatro meses, ahora está esperando la resolución de Casación Penal.
-Una de las formas de operar de los “engarronadores” es tomar a los chicos del pobrerío y de familias donde el hermano mayor, el padre o él mismo tienen antecedentes.
Así es, esta gente opera ellos le dicen vulgarmente buchones o personas que saben que conocen de los antecedentes de las otros entonces ahí teniendo antecedentes es muy difícil poder caminar hoy por la calle porque bueno pasa esto. Es más en una causa de homicidio el Tribunal número II de Mercedes estuvo imputado un tal Carlos Romero y que casualidad, esta persona estaba detenida estaba cumpliendo condena. Asi que imagínense la barbaridad que es esto.

¿Qué te pasó al ver el verdadero funcionamiento de la policía y los jueces?

-Sufrí un gran impacto, todo cambió: yo creía que los jueces eran de verdad, creía que la fiscal Pontecorvo era una mujer. Y ni siquiera es un ser humano. Yo pensé verdaderamente que el Tribunal Nº I de Mercedes iba a leer la causa, estudiarla como corresponde y a darse cuenta de todas las anomalías que hubo, pero lamentablemente no fue así. Es más hemos descubierto que han mentido en el fallo, han cambiado cosas que pasaron en el juicio oral. Han omitido un montón de cosas y eso que hicieron es para engañar ahora al tribunal superior, o sea que es doblemente grave. Fui a ver personalmente a la doctora Pontecorvo, le hable como padre, que le hable como ser humano y ella no le tembló al pulso, a pesar de que sabe muy bien que mi hijo es inocente, lo sabe, eso es lo más grave. Porque en ningún momento siguió la investigación como corresponde sabiendo quienes son los imputados, conociendo todos los testimonios que hay en la causa, para tapar todos los mamarrachos que se hicieron en la causa, lo utilizo a mi hijo. Para ver justificar toda la incompetencia y la falta de profesionalidad del personal policial y de ella misma lo imputaron en el homicidio que hoy por hoy estamos pagando las consecuencias.

¿Qué cambio en la familia de ustedes a partir de la detención de Matín?

Iimagínese, mi hijo tiene 3 hijos, tiene esposa. Prácticamente el matrimonio de el ya esta no le digo que terminado pero con muchos conflictos, los hijos con los traumas que corresponden, mi señora con problemas de salud. Bueno yo soy un trabajador, un taxista asi que imagínese todo lo que representa para mí también tener que sortear no solamente el tema de mi hijo que está preso sino que también la familia de él y bueno todos los problemas de mis padres ó sea los abuelos de Martin, los hermanos, los primos, el barrio todo el barrio sabe que el es inocente., todo el barrio lo sabe.

¿Tienen apoyo del barrio?

Sí, nos alientan y vienen a preguntar siempre por Martin. Todo el barrio, todo Moreno sabe quiénes son los asesinos asi que bueno mas de esto no se qué decirle. Yo siempre digo que las fuerzas para luchar por mi hijo, las saco en primer lugar de Dios, soy creyente, de mi esposa y toda mi familia, y también de todo el apoyo de la gente que es solidaria con esta injusticia. Porque mi hijo goza del afecto de todo el barrio. A mí no me importa lo que me pueda suceder, yo sigo hasta las últimas consecuencias contra esta mafia. Ellos conforman, un sistema sistema corrupto que opera zona oeste y que se ensaña, no solamente con mi hijo, hay muchísimos casos más, pero la gente calla porque no tiene los medios o tiene miedo. Yo no tengo problema he hablando con la fiscal Pontecorvo he expresado esto que estoy expresando ahora, se lo he mandado por nota a los jueces por lo tanto yo ya le dije que la pelea mía iba a ser hasta el final.

Última modificación: 8 de mayo de 2014 a las 15:32