Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

EL TECHO PROPIO ES UN DERECHO

Ático un Compromiso con la Comunidad y una alternativa solidaria en la atención de la Salud Mental

(APL) La siguiente nota sobre la necesidad de Una Casa para Ático, entre otros temas, fue escrita por la licenciada Lelia Sarmiento quien hoy cumpliría un nuevo año de vida. Lelia, quien fue titular del Consejo de Administración de Ático, es recordada con amor y admiración por quienes la conocieron, por su calidez humana, sus aportes intelectuales y su visión de futuro, entre otros valores que la constituían. Por caso, Alfredo Grande,actual presidente, escribió sobre ella, en setiembre de 2015, cuando nos dejara tempranamente: “Lelia Sarmiento era el vínculo con la cooperación, la educación, los dispositivos autogestionarios, el psicoanálisis implicado. Los tres eran “vínculos de vínculos”. ¿Eran? ¿Fueron? Palabras que congelan el alma, que perforan los corazones que aún palpitan”. Hoy, en un nuevo aniversario de su nacimiento, vale homenajearla e insistir en la campaña por el techo propio que se merecen los compañerxs de la Cooperativa de Trabajo en Salud Mental. Más abajo, el texto de Lelia, donde señala las “fortalezas” de la entidad y también su gran debilidad: La falta de techo propio que limita las tareas solidarias e impide el desarrollo de las potencialidades latentes.

ATICO es un centro de Salud Mental, organizado como Cooperativa de Trabajo. Brinda asistencia ambulatoria a todos los grupos etarios y goza de reconocido prestigio en el ámbito cooperativo y profesional.

Nació el 1° de mayo de l986. El acto fundacional estuvo a cargo de 15 profesionales de la Salud Mental, entre los que se encontraba el Dr. Alfredo Grande, médico psiquiatra, y psicoanalista. En ese año era Jefe de Consultorios Externos del Hospital de Clínicos. En la actualidad es Presidente Honorario de la Institución y Director Clínico del Área Asistencial.

Tiene su sede en el barrio de Colegiales desde el año 1983, fecha en que fue habilitada como centro de salud. Posteriormente, en el año 1986, se constituyó como cooperativa.

Se rige por el Estatuto Social, encuadrado dentro de la Ley Nº 20.337 e inspirado en los principios y valores cooperativos.

Como Cooperativa de Trabajo, promueve el crecimiento de la entidad con el fin de asegurar ocupación continua a sus miembros, optimizar el nivel de las prestaciones en Salud Mental, contribuir al crecimiento personal y profesional de los asociados y promover cambios en la comunidad.

Como Centro Asistencial, los profesionales asociados de la cooperativa, cuidan la excelencia de los servicios que prestan.

Su funcionamiento autogestivo facilita la práctica interdisciplinaria.

La cooperativa ha acuñado el lema “LA SALUD MENTAL ES COSA DE TODOS” y con esta convicción y a través de acciones concretas interactúa con la comunidad. Toma contacto con las necesidades y demandas de la misma y genera actividades y espacios de intercambio. Un espacio muy significativo, un puente tendido entre la institución y el barrio es la actividad que denominamos ATICO Y LA COMUNIDAD y que consiste en el funcionamiento del recurso Mesa – Debate que se realiza el cuarto jueves de cada mes y a la que son convocados los vecinos y amigos de la institución. Se tratan temas de interés y se suscitan interesantes debates que permiten analizar la realidad social y contribuyen a la construcción de pensamiento crítico y de herramientas conceptuales que incidan en la generación de cambios orientados a mejorar la calidad de vida de la población.

Otra actividad, encuadrada en este Principio, es el funcionamiento del CINE CLUB COOPERATIVO, espacio en el que se proyectan y se debaten películas. Las mismas son elegidas con el criterio de instalar temas de actualidad y promover participación, discusión y compromiso ciudadano. Esta actividad está coordinada por el COLECTIVO DE PACIENTES Y AMIGO DE ATICO. El colectivo, como su nombre lo indica, está integrado por personas consustanciadas con los objetivos de la institución y comprometidas con la trayectoria de la misma. La participación de pacientes en este espacio y esta actividad es la resultante de un objetivo institucional que propone “la continuación de la terapia por otros medios.

Consideramos que la cooperativa Ático está sustentada por las siguientes Fortalezas:

Los principios y valores cooperativos que orientan y regulan el funcionamiento institucional.

El arraigo en la comunidad en la que presta sus servicios: barrios Colegiales y Belgrano.

Reconocimiento de su idoneidad profesional en el ámbito profesional y comunitario.

Permite una mayor adecuación en los honorarios por el carácter solidario de su funcionamiento.

Es un ámbito de formación profesional pues, por su carácter autogestivo, favorece la actualización profesional de sus asociados.

He enumerado las fortalezas de la cooperativa y no puedo dejar de mencionar una debilidad que afecta el crecimiento institucional y limita la atención a la comunidad. En el año 2012, declarado por Las Naciones Unidas AÑO INTERNACIONAL DE LAS COOPERATIVAS, la Cooperativa de Trabajo en Salud Mental ÁTICO resolvió, en Asamblea general Ordinaria N° 38, celebrada el 31 de agosto de 2012, programar y llevar adelante una campaña a la que se denominó UNA CASA PARA ÁTICO. Dicho proyecto surgió de la necesidad de resolver la crítica situación que viene sufriendo la cooperativa, que al no tener sede propia, tiene una erogación mensual muy elevada en concepto de alquiler del inmueble donde desarrolla sus actividades desde hace 27 años. Dicha situación dificulta el crecimiento de la institución poniendo en peligro la estabilidad laboral de los asociados y restando efectividad a la acción comunitaria que se podría intensificar y enriquecer, contando con mayores recursos.

Fundamos esta resolución en lo siguiente:

Las cooperativas de trabajo son organizaciones no comerciales, donde no hay ningún tipo de lucro.

Desde la fundación de la cooperativa, hace 27 años, alquilamos la sede en la que desarrollamos nuestras actividades.

El monto, mensual, invertido en alquiler limita y condiciona negativamente nuestra posibilidad de crecimiento institucional y nuestra acción comunitaria.

Lic. Lelia Sarmiento/Presidenta

Última modificación: 16 de enero de 2017 a las 17:44