Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

RANCHO APARTE AGRUPACIÓN ARTÍSTICA Y SOCIAL

“Cajas ReBeladas”, fotografías estenopeicas desde la Unidad Penal 46 de San Martín

Este Domingo 12 a las 20hs en Club Cultural Matienzo (Pringles 1249, CABA) se inaugurará la muestra de fotografías estenopeicas “Cajas ReBeladas”, 20 imágenes realizadas en los talleres de la organización social RANCHO APARTE dentro de la U46 de San Martín. La muestra está acompañada por escritos colectivos realizados dentro del marco del taller, y por proyecciones que darán cuenta del proceso artístico. Rancho Aparte propone trabajar en un ambiente de respeto, promoviendo el debate y la conversación como principal mecanismo de decisión y solución de conflictos. Las actividades realizadas hasta ahora dan cuenta del enorme potencial de personas que – en su mayoría- no habían tenido la oportunidad de incursionar en estas áreas, demostrando que la capacidad de trabajo y creación existe en todo aquel que se lo propone y se le brindan las herramientas necesarias, rompiendo así gran parte de los prejuicios de los que somos parte como sociedad.

Abrimos el candado, pasamos el trapo de piso, una, dos veces. Conseguimos un resto de lavandina, bloqueamos con cartón y cinta el inodoro sin tapa. Nos subimos a una silla y tapamos la pequeña ventana. “Todo oscuro y con luz roja, es joda” dijeron a coro y entre risas. Todo oscuro y con la luz roja armamos el laboratorio fotográfico en un baño en desuso del salón de visitas de la Unidad 46. Con el paso de los minutos nuestros ojos se acostumbraban a la oscuridad y podíamos reconocernos. Veíamos con asombro nacer nuestras imágenes, primero experimentando, a prueba y error. Luego enseñándonos unos a otros: “creo que son más minutos”, “quedate quieto, pero quieto”, “dale, sacala del líquido, ya, ya, ya” aprendimos a hacer cámaras, posar, fotografiar, contar el tiempo, encintar la cámara al trípode, aprendimos a convertir cada lunes un espacio del penal en un taller de fotografía y las inquietas cámaras pasaban de mano en mano capturando la intimidad, la sonrisa, el cielo, la reja, capturando aquello que nadie les pudo capturar.

En los talleres de Rancho Aparte, cada año incursionamos en una técnica artística distinta, entre abril y diciembre de 2015, gracias a una beca del Fondo Nacional de las Artes, llevamos a cabo un proyecto de fotografía estenopeica*. Parte del resultado fueron innumerables fotos en dos técnicas: en blanco y negro con cajas de dulce de leche y papel fotosensible y en color tomadas con cámaras construidas con cajas de fósforos y rollos de película fotográfica. En ambas técnicas lo esencial fue el estenopo: un pequeño agujero de luz que dejó entrar las imágenes que hombres y mujeres pacientemente decidieron capturar.

RANCHO APARTE es una agrupación artística y social sin fines de lucro que realiza actividades dentro de la Unidad Penitenciaria nro 46 en San Martín, Provincia de Buenos Aires, y afuera organiza actividades de visibilización de los procesos que ocurren dentro de los talleres conformando redes con otras organizaciones interesadas en promover el arte, la cultura y el respeto por los derechos humanos.
Desde 2011 abordamos nuestra tarea desde distintos frentes relacionados con la experimentación artística y cultural, otorgándole predominancia al trabajo grupal y a la creación colectiva, impulsando la importancia de la mantención de lazos solidarios en todo proceso creativo de trabajo.

Rancho Aparte propone trabajar en un ambiente de respeto, promoviendo el debate y la conversación como principal mecanismo de decisión y solución de conflictos. Las actividades realizadas hasta ahora dan cuenta del enorme potencial de personas que – en su mayoría- no habían tenido la oportunidad de incursionar en estas áreas, demostrando que la capacidad de trabajo y creación existe en todo aquel que se lo propone y se le brindan las herramientas necesarias, rompiendo así gran parte de los prejuicios de los que somos parte como sociedad.

La fotografía estenopeica, es una de las primeras técnicas fotográficas, no requiere del equipamiento clásico. Son cámaras construidas con latas, potes, maderas, las que aquí se exponen fueron construidas dentro de los talleres de Rancho Aparte con pequeñas cajas de fósforos que oscurecimos, son cámaras “fosforopeicas”. Sin lente que nos ayude, un pequeño orificio o “estenopo” realizado con una aguja fue nuestro ojo fotográfico que nos posibilitó estampar la imagen que deseamos en rollos analógicos de color. El resto, lo fuimos aprendiendo en los meses de experimentación y práctica.
Última modificación: 10 de febrero de 2017 a las 16:39