Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

DESCRIPCIÓN DE LA CRUELDAD

Informe sobre las muertes en las prisiones de Córdoba

(Por Adriana Revol/ APL) En este informe, sobre algunas de las muertes en 2018, deja al descubierto la terrible crueldad no solo del servicio penitenciario, sino también del poder judicial. La mayoría de las muertes se producen por falta de atención médica, ese pedido de las personas presas y de la familia, llega recién horas antes de morir. Y no creo que esto sea casual cuando en todos los casos sucede lo mismo, las personas llegan a los hospitales en pésimas condiciones, cuando es imposible salvar sus vidas. Entonces el informe de las muertes las hace otros médicos, y aparte parece como que se tuvo la voluntad de salvar esas vidas. En muchos casos trasladan a personas ya muertas, como fue el caso de Elsa Medina el dos de febrero de este año, y muchos otros. Sólo se hacen cargo de lo que hacen cuando el personal médico del nosocomio se opone a firmarles el certificado, o cuando queda escrito que llegó muerta al hospital. Antes de morir, las personas y sus seres queridos, acudieron mil veces a la asesoría letrada y a los juzgados de ejecución, inútilmente, claro está, para que exijan atención, para que pidan que les saquen un turno. Y que, si no pueden cuidarlas, que se le brinde el derecho a la prisión domiciliaria, derecho del que, si gozan los amigos del poder, como los genocidas, por ejemplo.

La perversidad del estado es tal que Paulo Barco fue operado de cáncer de colon hace un año y diez meses, y al poco tiempo tenían que realizar otra operación, pero ni el servicio penitenciario, ni el poder judicial pudieron sacarle el turno en el hospital San Roque. Paulo quedó esperando la segunda intervención con una bolsa de colostomía, la cual el servicio penitenciario le brinda una o dos por semana, cuando tienen, y él la tiene que lavar, sin las normas de higiene necesarias. El problema fue cuando a la cárcel de Bouwer la dejaron sin agua durante tres días. Paulo no podía vaciar la bolsa y lavarla, por lo tanto, tuvo que pasar esos días sin comer.
En estos días recién conseguimos turno para su intervención, justo para cuando se cumplen dos años, cuando debía ser dos meses después de la primera cirugía. ¡Ojalá podamos salvar a Paulo!

Todas las muertes que produce la cárcel ponen al descubierto la perversidad del sistema punitivo. Mucho se discute sobre la pena de muerte, como si no estuviera vigente.
La hipocresía del estado es extrema, el ministerio de Justicia y Derechos Humanos realiza actividades en la semana de la memoria, el gobernador galardona a determinados de organismos de derechos humanos. Mientras se maltratan, torturan y asesinas personas en las cárceles.
Esos nombres son de las personas que eliminó el estado el año pasado.

Febrero 5- Centeno Jonathan Nicolás, 22 años. Bouwer módulo 1, pabellón ingreso. Murió en el camión de traslados, asado a la parrilla a fuego lento, un día que hizo 40 grados.

Marzo 19- Torres José Nicasio, 54 años. Cruz del Eje. Se desvaneció en la cancha de fútbol. No había ambulancia de alta complejidad, la estaban usando para otra cosa. Suben a la otra ambulancia, y no arrancaba.

Abril 15- Lara Eugenio Eduardo, 46 años. Río Cuarto, pabellón pre egreso. Suicidio.

Mayo 19- Reina Lucas, 37 años. Cruz del Eje módulo 2. Se descompone en la cancha de fútbol, luego tiene convulsiones y luego un paro cardíaco. Llega muerto al hospital.

29- Villarreal Javier Alejandro, 49 años. Tenía cirrosis hepática y hepatitis C, y no recibía la atención médica necesaria.

Julio 11- Moyano Pedernera Leonardo Javier, 38 años. Bouwer. Padecía Celulitis necrotizante, falleció en el hospital Rawson. Murió encadenado.

Agosto 14- Otín Carlos Alberto, 33 años. Villa María. Quedó en coma luego de una pelea, murió días después. Está procesado el director por ocultar los hechos.

18- Serorena Hugo Omar, 70 años. 27- Saires Romina Gisela, 31 años. Bouwer E1. “Suicidio”. 29- Se incendió un móvil volviendo de Córdoba a Bouwer con tres personas encadenadas adentro. Pudo liberar a las personas otro móvil del servicio penitenciario. Sin muertes.

Septiembre 23- Almonacid Carlos Alberto, 69. Villa María. Tenía gangrena de founier. Shock séptico secundario.

27- Quinteros Domingo Antonio, 60 años. Villa María

Octubre 11- Quevedo Miguel Angel, 55 años. Cáncer. Murió preso, no pudo conseguir la prisión domiciliaria.

Diciembre 5- Uname Miguel Román, 66 años. Villa María. Intervenido con remplazo de cadera. Muere esposado a la cama.

28- Vega Jorge Alejandro, 46 años. Bouwer, MX2 pabellón C2. Lo encontraron sin vida. &&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
Última modificación: 29 de marzo de 2019 a las 18:32