Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

RECLAMO EN CONFERENCIA DE PRENSA

“Justicia sin discriminación”

(APL)“Si pudieran resucitar a Roca lo pondrían en el jurado”, afirmó el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, en la sede del Servicio de Paz y Justicia, el pasado viernes, donde se realizó una conferencia de prensa con Relmu Ñamku, representante de la comunidad Mapuce Wincul Newen, quien fue acusada de “tentativa de homicidio” por resistir un desalojo. Así, compartieron la consigna Justicia sin Discriminación el qarashé Félix Díaz, por el acampe QUOPIWINI, Pablo Pimentel de la APDH-La Matanza y Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, entre otros. En la reunión, Pimentel sostuvo que: “como militantes de Derechos Humanos debemos reconocer que lo que se busca es un juicio aleccionador”. Y, por su parte, Nora alertó que “peligran los defensores del pueblo”.

La consigna “Justicia sin discriminación” busca hacer pública la acusación que miembros de la comunidad mapuche Wincul Newen, en Neuquén, que resistieron con piedras el avance de topadoras en sus tierras comunitarias ancestrales.
El Estado acusa a Relmu Ñamku, de tentativa de homicidio con alevosía y a Mauricio Rain y Martín Maliqueo por daño agravado. Dicha acusación puede tener como consecuencia para ella 15 años de cárcel y se espera un juicio por jurados. De ese modo, se solicitó el cambio de carátula en una audiencia el pasado 13 de Abril en la que lograron sacar la alevosía y mediante una ardua lucha consiguieron exigir a la justicia componer un jurado intercultural con 6 miembros mapuces que deberán entrar en consenso con la comunidad.

Resistencia
La comunidad Wincul Newen, situada a 25 km de Cutral Co cerca de Zapala, resistió durante el 2012 diez intentos de desalojo de sus tierras comunitarias ancestrales. La empresa APACHE (hoy vendida a Yacimientos del Sur, una de las tantas que hoy componen YPF) buscaba quitar a esta comunidad Mapuce sus territorios para poder extender de 9 a 40 los pozos petroleros.
Ya con la presencia de esos 9 pozos fue suficiente para aprender las consecuencias de ser una comunidad perforada: derrames de petróleo, fugas de gas, contaminación del agua, patotas hostigando violentamente, y demás situaciones que afectan fuertemente la salud y seguridad de sus habitantes. Así, niños y adolescentes fueron heridos y ancianas arrastradas de los pelos, golpeadas junto a chicos con malformaciones a causa de la contaminación ambiental
El último intento de desalojo fue el 28 de diciembre ese día se enterraba un bebé muerto por severas malformaciones a causa de la contaminación ambiental consecuencia de los 9 pozos petroleros.
Durante ese último intento la comunidad resistió con piedras el violento avance de las topadoras y la policía.

En ese contexto, Verónica Pelayes es la oficial de justicia que recibió un piedrazo como consecuencia de la autodefensa de los Mapuces de su integridad física, su seguridad y la de los territorios que habitan.
Mientras tanto, la oficial herida Verónica Pelayes no oculta su perfil antimapuce https://www.facebook.com/photo.php?fbid=334245260114447&set=a.102276626644646.1073741827.100005869262816&type=1&theater

Estas expresiones antimapuces evidencian claros intereses por aplicar la ley antiterrorista y los instrumentos de los que ella provee a la justicia para perseguir y acusar todo aquello que atente contra de los intereses de sectores vinculados a la economía transnacional. Es así que la carátula de tentativa de homicidio agravada – en un caso de lesiones leves- fue construida en un proceso basado en la aplicación de la ley Antiterrorista y sostenida en las reformas del código procesal.
Es clara la necesidad del poder de un juicio y condena ejemplares que muestren la dureza con la que serán reprimidos todos aquellos que con prácticas y acciones concretas y comunitarias cuestionen la legitimidad en la apropiación de la tierra a manos privadas.

Última modificación: 27 de abril de 2015 a las 21:12