Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

ENFOQUES

La guerra contra el Patriarcado no es invisible

(Susana Galarza/Ático) “Violencia psicológica: “Me dijeron que cometí traición a la patria y que iban a pensar si me hacían una corte marcial y que me podían fusilar” (…)Violencia simbólica: “Queremos mujeres militares, no muñecas vestidas de uniforme”(…)Violencia física: “El suboficial me dio una trompada en el pecho que dejó marcada por varios días un rosario que me habían regalado”(…) Violencia sexual: “A mí me cagaron la vida. Me vejaron y violaron en la habitación donde se guardaban las valijas y los bolsos que teníamos cuando ingresamos, pegado al baño”. “Me besaba, y llevaba mi mano a su miembro, mientras acariciaba mis entrepiernas. Sucedió muchas veces” (…) Preferimos decir la CRUELDAD sexual llevada a cabo por parte del Estado, a través de sus fuerzas, es sólo uno de los tantos antecedentes de lo que vivimos diariamente. No se salvan de ello las presas (políticas o no), las detenidas, las asesinadas, las mujeres originarias. (...) En Malvinas estas mujeres adolescentes de 15, 16, 17 años se encontraban bajo el tutelaje del Estado Argentino, atributo que portaba sobre todas las personas menores de edad que se encontraban bajo su mando.Estas jóvenes trabajadoras de la salud desempeñaban sus tareas en la “Escuela de Sanidad del Hospital Naval de Puerto Belgrano”. Las mismas consistían únicamente en el cuidado de aquellos heridos en combate”. Fragmentos salientes de este lúcido enfoque de la licenciada en Psicología, S. G., diplomada en “Movimientos de Mujeres y Feminismos de América Latina y el Caribe”.

En estos días se rinde homenaje a los “Héroes de Malvinas”, se escuchan múltiples relatos, de los sobrevivientes, de las madres, de diversas organizaciones, inclusive desde el Estado. Poco se habla del desempeño que tuvieron las mujeres y menos aún, de los delitos sexuales de las que fueron objeto. Mencionamos que en 1982 aún nos encontrábamos regidxs por el antiguo paradigma del tutelaje. En Malvinas estas mujeres adolescentes de 15, 16, 17 años se encontraban bajo el tutelaje del Estado Argentino, atributo que portaba sobre todas las personas menores de edad que se encontraban bajo su mando.
Estas jóvenes trabajadoras de la salud desempeñaban sus tareas en la “Escuela de Sanidad del Hospital Naval de Puerto Belgrano”. Las mismas consistían únicamente en el cuidado de aquellos heridos en combate.
Aquí podemos pensar en aquellas tareas a las que históricamente hemos sido relegadas. Aquellas que tienen que ver con la atención, protección y cuidado a niñxs, ancianxs, enfermxs. Obviamente para el Patriarcado esas tareas son gratuitas e invisibles. En este caso las tareas efectuadas se encontraban fuera de las 200 millas náuticas que habilitaba el cobro de algún tipo de pensión. Condición necesaria que establece la ley N° 14486. Esa es la razón que quiere justificar la gratuidad. El reconocimiento simbólico lo estamos construyendo.
Estas jóvenes fueron víctimas de algunos de los tipos de violencia de género que hoy conocemos y enumeramos en la Ley N° 26.485, que ayer cumplió 10 años.
Violencia psicológica: “Me dijeron que cometí traición a la patria y que iban a pensar si me hacían una corte marcial y que me podían fusilar”
Violencia simbólica: “Queremos mujeres militares, no muñecas vestidas de uniforme”
Violencia física: “El suboficial me dio una trompada en el pecho que dejó marcada por varios días un rosario que me habían regalado”
Violencia sexual: “A mí me cagaron la vida. Me vejaron y violaron en la habitación donde se guardaban las valijas y los bolsos que teníamos cuando ingresamos, pegado al baño”. “Me besaba, y llevaba mi mano a su miembro, mientras acariciaba mis entrepiernas. Sucedió muchas veces”
Preferimos decir la CRUELDAD sexual llevada a cabo por parte del Estado, a través de sus fuerzas, es sólo uno de los tantos antecedentes de lo que vivimos diariamente. No se salvan de ello las presas (políticas o no), las detenidas, las asesinadas, las mujeres originarias, etc, etc.
Las fuerzas armadas (masas artificiales) no fueron y no son la excepción. Aunque no estemos hablando de regla… o sí?
Nuestrxs cuerpxs siempre fueron territorio a conquistar y a arrasar. Los cuerpos de las niñas (no madres) que se violan doblemente por las instituciones médicas, les jóvenes que no tienen derecho a vivir libremente su cuerpo y goce, ancianas y cuerpos diversxs que son discriminadxs y estigmatizadxs por la cultura represora que los desecha.
La República Argentina (que en ese momento tenía muy poco de república) intentaba recuperar la soberanía sobre las Islas Malvinas. No lo consiguió... Como contrapartida arrasó con la soberanía de los cuerpos femeninos.
La soberanía de los cuerpos lleva como brújula la decisión íntima, singular, ética, política que se puede traducir en identidades diversas, en orientaciones múltiples, en gozar, ello incluye nuestro derecho soberano al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Sólo logramos ser libres cuando nuestras acciones, emociones, comportamientos están guiados por el deseo y no por los mandatos (militares o no)
No es casualidad que estos vejámenes hayan salido a la luz gracias a la escucha de una mujer, Alicia Panero, aunque dichos relatos no figuren en su obra Mujeres Invisibles. Quizás sea ese hilo invisible que une a las mujeres, que puede tomar la forma de sororidad.
Las mujeres y las disidencias ya no somos invisibles. El patriarcado ya no es invencible… no va a caer… ¡LO VAMOS A TIRAR!

Susana Galarza
`* Lic. Susana Galarza. Asociada de nuestra cooperativa ATICO. Psicóloga. Feminista. Diplomada en “Movimientos de Mujeres y Feminismos de América Latina y el Caribe”. UBA.
Bibliografía consultada:
Convención de los derechos del niño. https://www.unicef.org/paraguay/spanish/py_convencion_espanol.pdf
Enfermeras abusadas en Malvinas. https://www.youtube.com/watch?v=z7FcMDm9eRo
Fundación para el Desarrollo de Políticas Sustentables: http://www.fundeps.org/la-historia-jamas-contada-de-las-enfermeras-abusadas-durante-la-guerra-de-malvinas/
Ley 14486: http://www.gob.gba.gov.ar/legislacion/legislacion/l-14486.html

Última modificación: 3 de abril de 2019 a las 05:53