Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

CONFERENCIA DE PRENSA EN LA PPN- EL JOVEN DIEGO BORJA DEVORADO POR LAS LLAMAS EN EL INSTITUTO AGOTE- PRISIONES PARA NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES

Las cárceles de mala muerte de Gabriel Lerner

(APL)Diego Borjas (17) fue devorado por la llamas en un socavón del Instituto Luis Agote, el pasado martes, y luego murió en el Hospital del Quemado con un 80 por ciento de su cuerpo lacerado por lesiones gravísimas. El chico había sido castigado en esa cárcel para pibes y por “hablar irrespetuosamente a un adulto”, – así lo reveló una fuente a la APL- luego fue sancionado con el aislamiento y la muerte. Como ya denunciara esta Agencia, la Convención de los Derechos del Niño prohíbe aislar a los menores prisioneros. Por su parte, Gabriel Lerner, titular de Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Sennaf) IMPIDE sistemáticamente que las cárceles bajo sus férreos candados sean auditadas por los organismos autorizados a tal tarea coma manda la ley. También existieron dos jueces que en un fallo escándaloso negaron a la PPN, una semana antes de la muerte de Diego, el ingreso a los 7 centros de detención bajó la órbita de la Sennaf, que depende del ministerio llamado de Desarrollo Social. Por tales motivos se realizó, ayer, una conferencia de prensa en la PPN, con presencia de su titular Francisco Mugnolo, Ariel Cejas y Rodrigo Borda del mismo organismo; Laura Musa de la Fundación Sur, Eva Asprella del Cels y Leah Tandeter de Amnistía Internacional

Inició la actividad Francisco Mugnolo quien sostuvo “nos interesa enfatizar es que estos hechos deben prevenirse en vez de lamentarse, y no existe medida más efectiva para prevenir torturas y malos tratos que garantizar que organismos independientes, controlen periódicamente y sin restricciones las condiciones de detención en esos lugares”.

La Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNAF) le ha negado arbitraria y sistemáticamente a la PPN el acceso a los centros de detención de personas menores de edad, como el Agote. El 20 de noviembre de 2014, la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal, por mayoría, revocó un fallo que le ordenaba a la Sennaf dejar ingresar a la PPN en los institutos de menores para que cumpla con sus deberes de control en esos lugares.

Uno de los argumentos que utilizaron los jueces Catucci y Riggi para desvirtuar las prerrogativas de la PPN, es que no había ninguna situación de urgencia que reclamara el control de la PPN, pues no existirían violaciones de los derechos de los niños detenidos.

En la conferencia dijo el Procurador: “no pasó una semana desde aquel controvertido fallo y los dichos de estos jueces fueron desmentidos de la manera más trágica, brutal y elocuente con la muerte de Diego Borjas, un adolescente alojado en un lugar prohibido, en condiciones inhumanas y sometido a una sanción ilegítima, según las propias normas de la Sennaf”.

A su turno, Laura Musa de la Fundación Sur afirmó que refirió sobre la pelea que hay que dar “no solo en el plano de la acción judicial sino también en una lucha muy seria porque queda en el mundo de la oscuridad la cuestión de los jóvenes privados de la libertad”.

Por su parte, Eva Asprella representado al CELS pidió “que se implemente ya el Mecanismo Nacional de la Prevención de la Tortura para que se ponga en práctica y también que se abran las puertas de estos centros para el ingreso de la sociedad civil y los organismos públicos…”.

En el mismo sentido Leah Tandeter de Amnistía Internacional Argentina, indicó que: “no solo hay que abrir las puertas sino que también es necesario elaborar información y estadísticas ya que es muy grave que no se sepa cuantos son los niños detenidos en estos lugares”.

Asimismo, la Relatora de los derechos del niño de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, María Rosa Ortiz, expresó su profunda preocupación por el fallo de casación. Ya en noviembre de 2013 el Comité contra la Desaparición Forzada había manifestado también al Estado argentino su preocupación porque la PPN no tiene acceso a los centros de detención de menores”.

Por su parte, la PPN anunció que se presentará como querellante en la causa en la que se investiga la muerte de Diego Borjas y que recurrirá a organismos internacionales para denunciar los obstáculos que se verifican en nuestro país para implementar un mecanismo de prevención de la tortura que proteja también, y fundamentalmente, a aquellos que más lo necesitas: los niños, niñas y adolescentes privados de su libertad.

Última modificación: 5 de diciembre de 2014 a las 16:06