Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

¡BASTAS DE CAUSAS ARMADAS!

Libertad al compañero Juan Manuel Moreno

Los Armados de Causa son el método preferido para controlar los territorios y disciplinar a los jóvenes y a los luchadores populares de nuestras barriadas que se oponen al expendio de droga y otros negocios que engrosan las “cajas chicas” (ya no son tan pequeñas) de las comisarías. El 29 de diciembre del 2016 el Tribunal Oral Criminal N°2 presidido por la Jueza Silvia González condenó a Juan Manuel Moreno a 14 años de Prisión, según lo pedido por la Fiscal Marcela Dimundo considerándolo coautor penalmente responsable de un crimen que no cometió, con la pena más alta con que ese día sentenciaran a todos los imputados por ese delito. Juan Moreno jamás estuvo en el lugar de los hechos: El asesinato de la adolescente Ariana Cantero (16) se produjo durante una violenta discusión entre dos familias del barrio. Después de lo acontecido los agresores se dieron a la fuga; todos fueron detenidos en días posteriores al crimen y ninguno estaba ya en el barrio donde se produjo el desgraciado suceso; incluso aún hoy hay una persona prófuga. Al único que apresan a horas de lo sucedido es a Juan Manuel Moreno militante de Resistencia Unida y Popular. La CCI pide solidaridad y acompañamiento.

Meses antes Juan organizado con sus vecinos escracharon una vivienda que utilizaban “los amigos de la ley y el orden” para prostitución; además no permitían el expendio de sustancias tóxicas en el barrio, por estos motivos, ya a todas voces se sabía que le iba a pasar algo grave.

Un suceso confuso, desgraciado, con autores múltiples, en las primeras horas de la noche de un día lluvioso el 5 de julio del 2014 se convirtió en el marco tan ansiado para que las amenazas se concretaran. Por eso ese día a horas del acontecimiento la policía de Almirante Brown apresa a Juan Manuel Moreno en la plaza que está frente de su casa y ante el horror de su familia y vecinos. Había demasiada gente -se excusaron los que lo aprehendieron – antes las recriminaciones del superior que pidió explicaciones de¿ por qué no le habían plantado un arma?. La justicia jamás ordenó pruebas de dermo – test o prueba de parafina en las manos de Moreno. Teniendo en cuenta que en la familia atacada había tres víctimas heridas con armas de fuego. No le interesó buscar resto de pólvora en la ropa de Juan Manuel. Pero cuando los vecinos en juicio declararon que Juan no estaba en el lugar de los hecho desestimaron esas declaraciones porque según el tribunal los vecinos se sienten en deuda con la persona de Juan Moreno por cuanto fue parte de la toma de tierras, donde hoy muchas familias tuvieron la posibilidad de levantar su techo propio (ver www.anred.org/spip.php?article1107).

Es decir según el TOC N° 2 de Lomas de Zamora ningún habitante del barrio podría testificar válidamente la ubicación de Juan lejos del lugar de los hechos; solo son válidas las actas policiales que lo ubicaron en el lugar y la hora donde jamás estuvo. El Tribunal condena que sea una persona solidaria comprometida con sus pares. Y compra la versión de la policía, quienes veían en Juan una verdadera molestia para sus negocios y el control del territorio.

Juan recuerda que muchas veces fue con sus vecinos a buscar pibes a las comisarías detenidos de manera arbitraria y comenta orgulloso los traíamos con nosotros a casa.
Tanto la madre de Juan Manuel Moreno, María Victoria Salinas, como su abogado Ramiro Geber denunciaron desde un principio que Moreno era víctima de causa armada a raíz de su militancia social. Por esto, aseguraron que la decisión del tribunal no será aceptada y se apeló a Casación para que se revise la condena, ya que hay datos muy claros que Juan Manuel Moreno no participó del hecho por el que fue condenado. Son pocas las voces que denuncian, se oponen y organizan para dar batalla contra estos métodos represivos en mano de los poderosos que disputan nuestro territorio.

Última modificación: 16 de marzo de 2017 a las 14:22