Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

JUSTICIA POR NICOLÁS AREVALO Y CELESTE ESTEVEZ

¡Lo juzga un tribunal...lo condenamos todos!

El juicio por el homicidio de Nicolás Arévalo y el daño a Celeste Estévez, se realizó días atrás en la ciudad de Goya, Corrientes. Ambos niños de la ciudad de Lavalle fueran intoxicados gravemente por las fumigaciones llevadas a cabo en las tomateras, propiedad del productor Ricardo Prieto, hecho ocurrido en el año 2011. A pesar de la notable hostilidad de parte del tribunal hacia los querellantes, que muestra una vez más la condición de clase del sistema judicial, es necesario resaltar que ya es un triunfo haber llegado a un Juicio oral de estas características, en los que más allá de la sentencia -que el Tribunal postergò hasta el día 5/12 en que también se leerán los alegatos (estaba anunciada para el dia 25/11) queda más que evidenciado a través de los testimonios y la presentación de pruebas contundentes, que: LOS AGROTOXICOS SON VENENOS Y QUE CONTAMINAN, ENFERMAN Y MATAN!!

La querella se encuentra representada por el abogado Julián Segovia, quien integra Infancia Robada, Asociación cuyo referente es la Hna, Martha Pelloni, quien apoyo la causa desde un primer momento y acompaño a las familias, tanto de Nicolás y Celeste, como del niño José Rivero, envenenado en el año 2012 en circunstancias similares, en el mismo paraje rural, homicidio por el que se realizara juicio próximamente.

Como una forma de apoyar a las familias afectadas y de exigir Justicia, se llevó a cabo los días 25 (Goya) y 26 (Lavalle) de Noviembre el II Encuentro de Pueblos Fumigados del Noreste, que contò con participación de compañeros de distintos puntos del país que compartieron experiencias sobre las graves afecciones a la salud y medio ambiente que causa el modelo agroindustrial basado en venenos.

Última modificación: 28 de noviembre de 2016 a las 16:18