Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

LA JUSTICIA CHILENA ENCONTRÓ CULPABLE AL LONKO MAPUCHE FACUNDO JONES HUALA

"Me condenaron sin pruebas"

(Por Adriana Meyer/ Página 12) El líder mapuche dijo que lo condenaron sin pruebas y reclamó que el conflicto político no lo resuelva la Justicia. Una testigo de la fiscalía no pudo reconocerlo. La abogada denunció irregularidades en el proceso. Así, la Justicia de Chile condenó a Facundo Jones Huala, líder espiritual y político del territorio recuperado de Cushamen. Al tribunal de Valdivia habían llegado su madre Isabel Huala, su hermana Fiorella y su compañera Andrea Millañanco, que junto al resto de la comunidad mapuche estallaron de bronca cuando los jueces encontraron al lonko culpable del incendio de una casa y de tenencia de arma de fuego “artesanal”. “No existe ningún tipo de relación de Facundo con los hechos por los cuales es acusado”, explicó su abogada, Karina Riquelme. “No tenemos que pagar inocentes por cosas que no hemos hecho, independientemente de nuestras posiciones políticas o por pertenecer al pueblo mapuche, que somos un pueblo incomprendido”, dijo Jones Huala. “Hay un conflicto político que tiene que ser abordado, no por el poder judicial”, agregó. La pena será anunciada dentro de una semana.

“Los tribunales no tienen independencia, y eso es muy grave para un Estado de derecho, que el poder judicial ceda a las presiones políticas de los estados con un juicio como éste, plagado de irregularidades”, agregó. La defensora trabajará en la apelación mientras su defendido vuelve a la cárcel de Temuco. El fiscal Sergio Fuentes había solicitado una pena de 12 años pero el tribunal modificó la acusación de “incendio en casa habitada” a solo “incendio” por lo que la condena va de 3 a 10 años. La defensa pidió que se tome en cuenta que Jones Huala está preso desde junio de 2017.

Por estos mismos hechos ya hubo un juicio en 2014 y los demás imputados quedaron absueltos por el incendio de 2013. En diálogo con PáginaI12, Isabel Huala explicó las circunstancias en las que fue apresado su hijo. “En Chile estuvo detenido por acompañar a la familia de Matías Catrileo. Ahí vieron a alguien que estaba luchando, y cuando volvió a cruzar (la frontera) para buscar medicinas y visitar a su hijo lo encuentran en la casa de la machi (sanadora) Millaray Huillaray, que es la cara visible de una pelea contra la hidroeléctrica Pilmaiquén, que quiere encerrar a todos los ríos que quedan libres”. Esa detención se produjo casi un mes más tarde, el 30 de enero y es entonces que habrían encontrado un arma bajo su cama. Isabel Huala agregó que “participé en los dos juicios y sé que no había ninguna prueba, a la machi le dieron apenas unos días de prisión condicional y los demás fueron todos absueltos”.

En el juicio que culminó en Valdivia, una de las testigos dijo que lo conocía personalmente pero cuando le dijeron que lo identificara señaló a su hermano, Fernando Jones Huala. Hubo risas en la sala, incluso de los jueces del tribunal. “Uno de los hechos graves fue el conocimiento previo que tenía el Ministerio Público de una investigación que se encontraba en calidad de secreto por la Ley de Inteligencia, lo que origina la posibilidad de que un miembro de inteligencia haya filtrado información antes de que fuera relevada del secreto”, denunció la abogada Riquelme y agregó que “cinco años más tarde nos dimos cuenta de que el informe que teníamos era distinto al del Ministerio Público. Por eso creemos que el tribunal no debe valorarlo e incluso está la posibilidad de presentar una denuncia dado que la prueba que se incorporó al juicio es ilegal”.

Última modificación: 15 de diciembre de 2018 a las 21:44