Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

ATAQUE A LOS DERECHOS DE LOS SERES HUMANOS PRIVADOS DE LIBERTAD

Peligra el Programa UBA XXII-Educación en Cárceles

Ariel Cejas Meliare, titular del Programa hasta el pasado viernes se vio obligado a renunciar. Por lo menos dos docentes fueron despedidas de sus puestos de trabajo.(AW Tal como lo denuncia Rodolfo Cacho Rodríguez, autor de estas líneas, el UBA XXII sufre un nuevo embate. Como ya informara esta Agencia, la estadística nos dice, por caso, que el Centro Universitario Devoto tiene un 7 por ciento de reincidencia contra el 50 por ciento de quienes no acceden a las carreras, cursos y talleres que allí se dictan a través del Programa. Vulnerando derechos y toda lógica, con total desprecio por los seres humanos en prisión se pretende cercenar esta herramienta para la libertad. “No pasarán”, afirma Rodríguez. La Agencia Rodolfo Walsh se suma al repudio popular y a la organización contra este avasallamiento.

El Programa UBA XXII, de educación universitaria en las cárceles federales está seriamente amenazado.
La Secretaria de Asuntos Académicos (Rectorado) María Catalina Nosiglia, ordenó no inscribir este cuatrimestre a ningún estudiante privado de libertad por UBA XXI.
Ante esto se plantearon diferentes reacciones e instancias de debate de parte de los actores comprometidos en la educación universitaria en contextos de encierro que tuvieron como resultado, hasta hoy, que:
El Director del Programa UBA XXII, Ariel Cejas, renunció a su puesto.Las coordinadoras de UBA XXI-CBC en el marco del Programa UBA XXII, Paola Calcagno y Liliana Cucurt, fueron despedidas de su trabajo.Y seguramente han pasado más cosas, de las que no tengo información aún.
Las y los estudiantes detenidos en las cárceles de Marcos Paz, Devoto, Ezeiza hombres y Ezeiza mujeres estamos en situación de alerta.Estamos tomando las medidas de resistencia que podemos articular en cada frente.
Convocamos entonces a cada persona y organización a informarse y coordinar acciones en conjunto contra este nuevo ataque a la educación en cárceles que, lamentablemente, parece venir desde el seno mismo de la institución universitaria, de sus más altos niveles.
No pasarán.

Rodolfo Rodríguez
 

Última modificación: 27 de marzo de 2013 a las 15:54