Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

CORRIENTES

Presos reclaman acceso a la educación

Privados de libertad que están detenidos en diversas dependencias provinciales dieron a conocer que el Estado correntino evita posibilitar el acceso al derecho a la educación a las personas presas. En este contexto hicieron notar la inacción del Gobierno y de la Justicia para posibilitar el acceso a la capacitación profesional. La situación perjudica principalmente a las personas privadas de la libertad que terminaron sus estudios secundarios en contexto de encierro.(Fuente: Norte-Corrientes)

Uno de los detenidos en la Unidad Penal 6 de San Cayetano comentó que hace poco terminé la escuela secundaria. Es un paso importante para mi reinserción social y es algo que me gratifica mucho. Después de esto decidió comenzar una carrera universitaria, pero esa posibilidad quedó trunca por la inacción de los funcionarios judiciales. Tengo intenciones de comenzar una carrera universitaria en la Universidad Nacional del Nordeste (Unne). A principio de año presenté todos los papeles y me inscribí, comentó el recluso que prefirió el anonimato por temor a represalias. Luego de anotarse solicitó que se le posibilite el traslado a la facultad debido a que la Unne carece de un régimen de educación para personas en contexto de encierro. Pero no pude hacer ni el curso nivelatorio para empezar la carrera porque no tuve respuesta del Juzgado de Ejecución de Condenas, denunció.

Respecto a esto, desde la Red de Derechos Humanos de Corrientes expresaron su preocupación por la cuestión debido a que en las unidades carcelarias no existen talleres de oficios y tampoco posibilidad de asistir a la Universidad. Según la coordinadora de la institución, Hilda Presman, existen serias dificultades para el acceso a la educación superior a las personas presas. Uno de los problemas existentes es que la Unne es la única universidad del país sin un régimen para personas privadas de la libertad, y que desde el Estado se imposibilita el traslado de los internos hasta las casas de estudios. El desinterés del Estado afecta también a quienes intentan iniciar carreras a distancia. Esto se debe a que las unidades carcelarias carecen de computadoras y de acceso a Internet.

El ejemplo que dio es el de la Unidad Penal III Instituto Pelletier, ubicado en Tucumán 716, en pleno microcentro correntino. Según denunció Presman las internas del Pelletier están imposibilitadas de ir a la facultad, pero también vedadas de hacer carreras a distancia porque el instituto no tiene Internet. Indicó que sólo acceden a talleres de actividades como peluquería y costura. Por esto considera que el Estado ejerce violencia de género con este sistema porque imposibilita la igualdad de oportunidades por ser mujeres. ¿Por qué una interna puede estudiar peluquería y no contabilidad, por ejemplo?, se preguntó.

http://www.nortecorrientes.com/article/80214/presos-reclaman-acceso-a-la-educacion

Última modificación: 24 de agosto de 2015 a las 22:46