Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

CHUBUT: ADRIANA ROGERS, RED DE INFANCIAS ROBADAS

"Protejamos a las víctimas, los niños no mienten"

(APL) La pediatra Adriana Rogers, de RIR-Chubut, sostuvo a esta Agencia que “estos niños fueron víctimas de abusos sexuales, cuando tenían solo dos años, no deber ser restituidos a la familia en la cual ocurrieron los brutales vejámenes. Deben ser protegidos, resguardados, en la ciudad de Trelew donde se hallan contenidos con su familia materna”. Así, la profesional hizo referencia a la causa que tramita entre Carlos Paz y Chubut, y exigió a la Justicia de la provincia sureña para que falle una apelación en concordancia con el deseo de familiares protectores, especialistas y de los mismos chicos que no quieren volver a la infierno”. (Ver más abajo, la denuncia de IR)

DENUNCIA DE LA RED INFANCIAS ROBADAS
Se pone en conocimiento que existe una causa gravísima de abuso infantil en la ciudad de Villa Carlos Paz, provincia de Córdoba, en la cual mientras se investiga penalmente al padre, con potenciales agresores varios miembros de la familia, entre ellos el abuelo y un tío, el Juzgado de Familia de 2° Nominación a cargo de la Dra. RODRÍGUEZ – Secretaría N° 3 (Dr. BOSCATO), libra una orden de restitución de los menores, quienes para preservar su vida e integridad psicofísica se encuentran en la ciudad de Trelew, provincia de Chubut. La denuncia penal está fundada en informes de instituciones educativas, testimonios de maestras y psicóloga del colegio; intervención de Hospital Público, en donde se constató lesión genital; diagnóstico y testimonio de la terapeuta tratante de los niños respecto la existencia de indicadores de victimización sexual y sugerencia de no vincularlos con su padre; testimonio de la madre respecto de lo que los niños le cuentan y el relato de los comportamientos de los mismos que se corresponden con los hechos denunciados.

El avance de la investigación penal, con denuncias en Villa Carlos Paz, Trelew y Rawson, da cuenta de la posible existencia de una red de pedofilia, en la cual además de los miembros de la familia en cuestión, se encontrarían vinculados terceras personas, hechos que son de conocimiento tanto en la Fiscalía y Juzgado de la ciudad de Villa Carlo Paz, como en la Fiscalía y Juzgado de la ciudad de Trelew.

Pese las innumerables denuncias ante los organismos de Derechos Humanos de todas las esferas (nacional, provincial, judicial, legislativo y ejecutivo) y de las instancias judiciales de alzada (Cámara de Familia de 1° Nominación y Tribunal Superior de Justicia) de la provincia de Córdoba; junto a la denuncia ante el órgano nacional CENAVID y las oficinas de Servicio de Promoción y Protección de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes y de Protección a las Víctimas, ambas de la ciudad de Trelew; articuladas medidas cautelares y de apelación de lo resuelto, la orden de restitución de los niños ha sido ratificada por el Juzgado de Familia de 2° Nominación de Trelew a cargo de la Dra. APAZA, gestión que está en vías de cumplimiento y que manda a efectivizar el regreso con uno de los denunciados (abuelo de los niños), colocando en evidente potencial peligro a los pequeños, al no solo exponerlos a una clara revictimización sino que además separándolos de su madre, único refugio seguro que tienen los niños y de la familia materna que ha estado siempre presente en la educación y crianza de ellos.
Tan grave es la situación que a pesar de lo referido, la orden de regreso se está llevando a cabo SIN ESCUCHAR A LOS NIÑOS, ni en Córdoba ni en Chubut, violando en consecuencia su verdadero “interés superior” estatuido por las normas de orden público de nivel constitucional y convencional (Convención de los Derechos del niño, Ley 26.061 de Protección de los derechos del niño, Pacto de San José de Costa Rica, Código Civil y Comercial, Leyes de salud Mental, etc.)
Asimismo no existe régimen comunicacional vigente, ya que el padre tiene una orden de restricción y prohibición de acercamiento librada por la Oficina de Violencia Familiar de la ciudad de Villa Carlos Paz y pese ello, la jueza de Familia de 2° Nominación de esta ciudad, ordenó el establecimiento de un régimen supervisado que se encuentra apelado ante la Cámara de Familia de 1° Nominación de la ciudad de Córdoba, con efecto suspensivo; y los abuelos no tienen régimen de comunicación, ya que se encuentra pendiente con causa en trámite.
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Última modificación: 28 de julio de 2019 a las 20:12