Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

PROCURACIÓN PENITENCIARIA DE LA NACIÓN

Reclamo de guardia obstétrica y pediátrica en cárceles de mujeres

(APL) Una mujer embarazada detenida en la Unidad N° 31 fue obligada a parir a su hijo dentro del pabellón, luego de múltiples irregularidades en la atención médica por parte del centro médico del penal, en setiembre pasado, y su hijo falleció a las pocas semanas de vida. Cabe destacar que entre 2008 y 2013, murieron dos mujeres presas en la Unidad N° 31, quienes padecían cáncer de cuello uterino, debido a la falta de atención médica, y dos niños que convivían con sus madres en ese penal. Tras diversas denuncias y relevamientos la PPN reclamó al director del Servicio Penitenciario Federal, Emiliano Blanco, la implementación de una guardia médica obstétrica y pediátrica nocturna activa en aquellas unidades que alojan a mujeres embarazadas y/o con hijas/os.

La Procuración Penitenciaria de la Nación detectó, en diversos relevamientos realizados por el Equipo de Género y Diversidad Sexual, que la Unidad N° 31 de Ezeiza no cuenta con guardias médicas nocturnas activas. Por su parte, la delegación NOA-Jujuy tomó conocimiento que en el CPF III de Güemes tampoco funcionan las guardias nocturnas referidas.

En este sentido, son las propias autoridades de ambas unidades quienes afirman que no cuentan con dichas guardias, así como tampoco tienen prevista su incorporación.

Ello se vio agravado en el mes septiembre de 2015 cuando una mujer embarazada alojada en la Unidad N° 31 se vio obligada a parir a su hijo dentro del pabellón, luego de una serie de irregularidades en la atención médica por parte del centro médico del penal. Lamentablemente su hijo falleció a las pocas semanas de vida. Por tal motivo, la Procuración presentó una denuncia penal por estos hechos.

Entre otros antecedentes, podemos mencionar que entre los años 2008 y 2013, se registraron los fallecimientos de dos mujeres alojadas en la Unidad N° 31, quienes padecían cáncer de cuello uterino, debido a la falta de atención médica y de dos niños que convivían con sus madres en esa unidad.

Por ello, este organismo recomendó al Director Nacional del Servicio Penitenciario Federal la implementación de una guardia médica obstétrica y pediátrica nocturna activa, en la Unidad N° 31 de Ezeiza y en el Complejo Penitenciario Federal III de Güemes.

De esta manera, reiteramos una vez más, que el Estado debe cumplir con su responsabilidad de garantizar condiciones dignas de detención, una debida protección a la integridad física y un verdadero acceso al derecho de salud de las mujeres privadas de libertad. – See more at: http://www.ppn.gov.ar/?q=node/2411#sthash.OWZshzLZ.dpuf

Última modificación: 14 de octubre de 2015 a las 18:49