Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

MENDOZA

Torturan a preso ciego en Almafuerte

Alejandra Domínguez  denuncia los hechos, en la Oficina Fiscal, luego de que su marido le contara lo sucedido (Foto: Alejandra Kaiser)(AW) “Walter Ovando subió un video a internet para probar que agentes de Almafuerte lo golpearon. La respuesta oficial: “No debería estar en una cárcel común”.“Me pegaron (los penitenciarios) cuando les dije que no me pusieran las esposas adelante y no atrás, porque soy ciego. Entonces me empezaron a golpear…”, Así comienza el testimonio, quien denunció a un grupo de guardiacárceles por haberlo torturado el pasado 8 de marzo.
 

 
Los rastros de los golpes se pueden apreciar en un video en que los mismos presos y compañeros de Ovando del pabellón “9” de la cárcel de Boulogne Sur Mer grabaran, con un teléfono celular, las lesiones y las declaraciones del detenido.
En el video, que ya se encuentra en la red social Facebook, aparece Ovando con su cara bastante golpeada y su antebrazo y pierna derecho con heridas. En el audio de la grabación, el mismo Ovando indica que todo ocurrió cuando sus compañeros de encierro se fueron a cursar “a la facultad, y aparecieron seis o siete (en referencia a penitenciarios) que comenzaron a pegarme y a insultarme: me decían cosas como 'ciego cul…’”.
En contrapartida, desde el Servicio Penitenciario manejan una versión antagónica a la de Ovando al asegurar que “el interno fue sorprendido con un celular durante una requisa y eso no está permitido. Como se puso mal ya que el hecho de tener un celular queda como una indisciplina, se ofuscó y hubo que tranquilizarlo. Además, por protocolo, todas las requisas son filmadas por lo que ese material fílmico fue a parar a la Justicia”, según indicó a este diario Sebastián Sarmiento, a cargo del Servicio Penitenciario de Mendoza.
Discriminación
En esta ocasión, la presentación hecha por la esposa de Ovando en la Oficina Fiscal 2 no sólo se limitó a las lesiones sino que la mujer dejó sentado que en muchas ocasiones, su marido es discriminado por su condición de no vidente.
“Lo verduguean a cada rato por ser ciego. Cada vez que hay requisas se burlan de él, lo hacen dar vueltas para que se maree y se desoriente, y claro, como él es ciego camina torpemente y se le ríen”, explicó la mujer desde su casa del barrio Santa Teresita, donde vive con los cinco hijos que tiene con el preso ciego; la menor, una beba de ocho meses.
La esposa del detenido no vidente dijo que el viernes pasado recién fue revisado por un médico forense “es decir 14 días después de los golpes, con lo que las marcas ya deben haber desaparecido”.
En la denuncia, la mujer de Ovando dictó algunos nombres de penitenciarios que, de acuerdo con lo que le dijo su marido, fueron algunos de los que lo atacaron. De ese modo aparecen apellidos como Silva, Valdez y uno apodado “El Cancán”.
Según su mujer, Ovando ni siquiera puede contar con su bastón ya que “cuando lo trasladaron desde el penal Almafuerte, el bastón se quedó allá y así se maneja por la cárcel. Por otra parte, los guardiacárceles dicen que mi esposo no está del todo ciego y que tiene engañados a todos”.
Fuente: Diario Los Andes
 

Última modificación: 25 de marzo de 2013 a las 18:25