Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

CÓRDOBA

El Consulado del Perú se negó a recibir un reclamo por la salud de Abimael Guzmán, prisionero político en grave estado

(APL) Belén Arbelo, Agustín Funes, Comité por los Presos Políticos y Luchadores Sociales; Jonathan Pedriel, Juventud Guevarista; Antonella Diaz Moreno, Votamos Luchar; Claudia Nievas, Mariela Suárez, Horacio Guzmán, Mujeres en Marcha; Alba Romera, Unión por los Derechos Humanos; María Eugenia Silviero, Fogoneros; René Salamanca: Héctor Ramírez, Hugo Chocobares, Corriente Clasista; Maite Amaya; Federación de Organizaciones de Base (F.O.B) y Facundo Zarate, FOL CBA, intentaron presentar un petitorio en el Consulado del Perú en Córdoba,días atrás, pero este organismo diplomático se negó a recibir el reclamo. Allí, los compañeros exigían la “URGENTE atención médica para el Prisionero Político peruano Abimael Guzmán Reinoso quien se encuentra en grave estado de salud por presentar un cuadro de deshidratación desde hace un mes, como denuncia su esposa Elena Yparraguirre mediante un habeas corpus, el cual apoyamos para que se resuelva inmediatamente, más aun teniendo en consideración que se trata de una persona de 83 años que se encuentra en aislamiento absoluto hace más de veinte”. Más abajo, texto completo del escrito que solo reclamaba los derechos conculcados por el estado peruano.

Perú

A la Presidencia de la República del Perú le hacemos llegar mediante el Consulado del Perú en Córdoba – Argentina la siguiente petición en carácter de urgente.

El Comité por los presos políticos y luchadores sociales junto a las organizaciones políticas, sociales y democráticas abajo firmantes demandamos URGENTE atención médica para el Prisionero Político peruano Abimael Guzmán Reinoso quien se encuentra en grave estado de salud por presentar un cuadro de deshidratación desde hace un mes, como denuncia su esposa Elena Yparraguirre mediante un Habeas Corpus , el cual apoyamos para que se resuelva inmediatamente, más aun teniendo en consideración que se trata de una persona de 83 años que se encuentra en aislamiento absoluto hace más de veinte, condición que también denunciamos y rechazamos por ser inhumano e ilegal tener a una persona en esa situación y recluido en un penal militar que es considerado por la misma ONU como un centro de tortura sistemático.

Responsabilizamos al Estado Peruano y a las autoridades directamente responsables de brindarle atención médica a Abimael Guzmán de su salud, vida e integridad física y exigimos que se respeten sus derechos fundamentales.
Nos produce profundo dolor que estas injusticias y violaciones a los derechos humanos en el hermano país del Perú sigan sucediendo y estaremos atentos a la situación del prisionero político Abimael Guzmán Reinoso.