Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

PARAGUAY: ENTREVISTA A LA ABOGADA ARGENTINA MARÍA DEL ROSARIO FERNÁNDEZ

Tacumbú, inhumanidad carcelaria en un estado de injusticia

(Por DemoInfo/Paraguay) María del Rosario Fernández, miembro de La Gremial de Abogadas y Abogados de Argentina y periodista de la Agencia Para la Libertad, vino al Paraguay a fin de interiorizarse de la situación de los seis campesinos presos políticos al igual que del caso de Carmen Villalba y Alcides Oviedo. Luego de visitar la penitenciaría de Tacumbú y reunirse con los mencionados la activista sostuvo que la situación carcelaria en Paraguay es “aberrante, es una miseria humana, se convirtió en un depósito de gente y en estas circunstancias debería el Estado paraguayo recibir una visita internacional de los organismos en materia de derechos humanos”. ( Ver video: https://www.youtube.com/watch?v=RkJuYjQCI48)

María

Entre otras cosas dijo que si bien todos ellos cuentan con condena firme el único derecho que se les priva debería ser la del ambulatorio, el resto de los derechos deben conservarse. En la situación de Alcides, él está en un camino de muerte por goteo, no tiene derecho a nada, dijo.

Luego de visitar la penitenciaría de Tacumbu y reunirse con los mencionados más arriba la activista mencionó que la situación carcelaria en Paraguay es “aberrante, es una miseria humana, se convirtió en un depósito de gente y en estas circunstancias debería el Estado paraguayo recibir una visita internacional de los organismos en materia de derechos humanos”

Los seis dirigentes campesinos que fueron privados de su libertad por 35 años, en el marco del caso de secuestro y muerte de Cecilia Cubas son Simeón Bordón, Agustín Acosta, Basiliano Cardozo, Roque Rodríguez, Arístides Vera y Gustavo Lezcano. Son considerados Campesinos Presos Políticos, presos por sus ideas libertarias, por luchar y por pretender la emancipación social.

Se trata de una condena política, durante el proceso judicial no se pudieron demostrar ni presentar pruebas que vincule a los mismos con el caso de Cecilia Cubas.
A los campesinos nunca se les dio la oportunidad para dar a conocer su versión, qué se trató durante el proceso judicial, más bien aprovecharon para demonizar a las organizaciones campesinas.

En tanto Carmen Villalba y Alcides Oviedo fueron condenados a 18 años de prisión tras ser considerados autores de los hechos punibles de secuestro, privación ilegítima de la libertad y asociación criminal de los que resultó víctima María Edith Bordón de Debernardi, ocurrido en noviembre del 2001.