Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

CHILE

Aumenta la violencia y persecución al pueblo de la Nación Mapuche

(APL) Los cuatro comuneros mapuches acusados de la quema de una iglesia evangélica en Padre Las Casas, llevan más de 1 año y 3 meses en prisión preventiva. Este miércoles cumplen 113 días en huelga de hambre como medida de presión para que no les sea aplicada la Ley Antiterrorista y se garanticen sus derechos a un juicio justo. A falta de respuesta Benito Trangol, uno de los huelguistas comenzó ayer una huelga seca. En este contexto, durante el fin de semana se realizó la “Operación Huracán”, la cual produjo nuevos allanamientos y detenciones. Por este motivo,los presos políticos mapuches de Lebu y los del caso Lucksinger Mackey se unieron a la huelga de hambre.

Chile

Días atrás, Carabineros de Chile realizó violentos allanamientos sin orden judicial, persiguiendo y criminalizando a quienes brindaron apoyo a los huelguistas. De este modo, ingresaron en las comunidades, sometiendo a mujeres y niños a situaciones de maltrato psicológico y físico.

Así, la “Operación Huracán” que comenzó el sábado a las 6 horas, fue un montaje del Ministerio del Interior que concluyó en la detención de Hector llaitul, Ernesto llaitul, Rodrigo huenchullan, Jaime huenchullan, Machi fideltranamil y Martin curiche, acusados por asociación ilícita y quema terrorista; encarcelados en Concepción, Angol y Valdivia, ante la supuesta prueba de mensajes de texto compartidos.

Cabe decir que el esfuerzo y sacrificio que realizan los lamngen (hermanos) mapuche en esta huelga de hambre de 113 días es extremo. El deterioro físico de sus cuerpos es irreversible.
Ante el caso, la única respuesta que brinda el Estado Chileno es el aumento de la violencia, la criminalización de las autoridades mapuche, y la represión sostenidaa las diversas expresiones de apoyo que han sido llevadas en Temuco, Concepción y Santiago de Chile.

Es importante señalar que la complicidad de los medios de comunicación es servil al show armado. Se aumenta la estigmatización y el conflicto, buscando desvirtuar la atención sobre el Lonko Alfredo Tralcal y Benito, Ariel y Pablo Trangol.

Por esto, desde varios puntos del Gulumapu (Territorio ancestral mapuche del oeste) se ha advertido que si se sucede la radicalización del pueblo nación mapuche, se deberá a la nula respuesta de quienes hoy justifican y ejercen la violencia, el silencio, la complicidad y la criminalización de una nación que lucha por la vida y por el cese de la violación a sus derechos.