Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

GALPÓN MUTUAL SENTIMIENTO - LACROZE 4171 CABA - SÁBADO 4/11 - DE 9 A 18 HORAS- MUESTRA-

“Piedra libre para los cuentos prohibidos”

(APL) La instalación artesanal “Piedra libre para los cuentos prohibidos” será uno de los atractivos con los que contará el Galpón de la Mutual Sentimiento. La particularidad de la instalación es que está confeccionada íntegramente por personas privadas de su libertad del Penal 1 de la ciudad de Corrientes. Un árbol con fragmento de cuentos, un arcón con cartas de escritores en el exilio, libros de confección artesanal con cuentos que estuvieron prohibidos, cubos y collage conforman la muestra que grandes y niños podrán visitar e interactuar. La propuesta surge en el taller de Historia reciente a cargo de talleristas del Museo de la Memoria de Chaco en el espacio educativo-cultural Jaha Porã y de la Red de DD.HH. Corrientes que funciona dentro del Penal. Para quienes no puedan asistir el sábado, podrán apreciar la muestra el lunes 6 y el martes 7 de noviembre en la misma Mutual Sentimiento, Avenida Lacroze 4181, Caba.

Muestra

“Piedra Libre para los cuentos prohibidos” contiene distintos atractivos tanto para niños y niñas como para más grandes. Una de las propuestas toma la forma del árbol del texto “Pájaros prohibidos” de Eduardo Galeano, escondiendo en la apariencia de “frutas” ya no ojos de pájaros, sino fragmentos de cuentitos que fueron prohibidos en una de las etapas históricas más oscuras de nuestro país (1976-1983). Otro espacio de atracción será el rincón de lectura, en el que se podrá hojear 11 cuentos que estuvieron prohibidos y varios de ellos aún sin reeditarse, y se podrá descubrir audiocuentos grabados en el taller de locución de la Red de DD.HH. de Corrientes en el espacio Jaha Porã.

¿Por qué Piedra libre?
Elegimos la frase Piedra libre, que se usa en el juego de la escondida. Significa que durante el juego, si una persona del equipo llega al tambo sin ser atrapada y dice la frase, los demás son liberados de cualquier peligro. Porque desde una manera lúdica proponemos significar la posibilidad de leer sin restricciones en democracia al dar “piedra libre” a los cuentos que estuvieron prohibidos.
Sacarlos de sus escondites, permitirá dialogar y reflexionar sobre la censura e interrogarnos por qué quemaron más de 1 millón de libros durante la última dictadura cívico-militar.

Para confeccionar la instalación consultamos los libros: “Literatura infantil argentina: Infancia, política y mercado en la constitución de un género masivo” de Marcela Arpes y Nora Ricaud, “Literatura infantil. Creación, censura y resistencia” de Ana María Machado y Graciela Montes, “La censura en la literatura infantil y juvenil durante la última dictadura” escrita por Josefina Oliva y coord. por Sandra Raggio, “Un golpe a los libros. Represión a la cultura durante la última dictadura militar” de Hernán Invernizzi y Judith Gociol.

La muestra estuvo exhibida con emotivos comentarios de sus visitantes en la Casa de las Culturas y el Hospital Pediátrico de la ciudad de Resistencia, el IIGHI del CoNICET-UNNE, La escuela itinerante de CTA, El Centro Cultural Nordeste de la UNNE y Biblioteca Mariño de la ciudad de Corrientes, el Centro Cultural Paco Urondo de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA y la Escuela de Arte Rogelio Yrurtia de la localidad de Avellaneda, provincia de Buenos Aires.

SÁBADO 21/10- 21:30 HS- EN LA CLAC- AV. DE MAYO 1158 CABA -

"Hilda y Freud, amor en clave diván"

(Por Darío Balvidares) La obra de teatro, protagonizada por Florencia Farías, como Hilda Doolittle y Alfredo Grande, en el papel de Sigmund Freud, es una invitación al pensamiento. En el período de entreguerras y el ascenso del nazismo se enmarca la historia, desplazamientos temporales juegan en el presente escenográfico.
El saber de Freud (lenguaje) y el bloqueo de Hilda, fundan la relación “amorosa”, “lo poético” que no se desvanece en el aire.

Hilda y Freud

Desde que se apagaron las luces hasta que se volvieron a encender en la sala de La Clac asistimos, tal vez, a un viaje heideggeriano, metafísico de la búsqueda del ser, eso que Heidegger desarrolla tan bien en esa dialéctica inconclusa entre el ser y el ente en la obra de arte.

La búsqueda del “ser”, la búsqueda de “lo poético” ahogado en la “cosificación” de Hilda y que Freud lo vuelve a hacer fluir; pero qué Freud. No es para Hilda el Doctor Freud, es el “Profesor” (así lo llama durante toda la historia), el “profesor”, el que descorre el velo que bloquea el lenguaje, lo poético.
La obra hace fluir el “ser” desde los intersticios de la “cosificación”, hace conocer lo otro, revela lo otro. Gracias Hilda! Gracias Freud! Gracias Florencia! Gracias Alfredo!