Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

INTERNACIONALES- COLUMNA DE OPINIÓN

Efrîn: crónica de una invasión anunciada

(Leandro Albani/El Furgón) Desde hace varios meses, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan viene anunciando lo que por estos días es una realidad: la invasión militar del cantón de Efrîn ubicado en el noroeste de Siria, un territorio liberado por la Unidades de Protección del Pueblo (YPG/YPJ) luego de duros enfrentamientos contra el Estado Islámico. Efrîn, que forma parte del Kurdistán sirio (Rojava), es una región rica en agricultura, con un desarrollo económico mayor que el cantón de Kobanê y, con el paso del tiempo, se convirtió en el refugio de miles de desplazados, tanto kurdos como árabes, expulsados de sus territorios por la guerra interna que atraviesa el país desde hace seis años. Además, Efrîn es parte fundamental de la Federación Democrática del Norte de Siria (FDNS), creada hace tres años por los pueblos de esa región, luego de liberarla de los grupos terroristas, y junto a Kobanê y Qamishlo son las ciudades más importantes en el proyecto de Confederalismo Democrático, impulsado por el Movimiento Kurdo de Liberación (MKL) en Siria.

Invasión

En Efrîn también se puede observar, de forma clara y contundente, las luchas internas y externas que se generaron cuando en 2012 estallaron las protestas contra el gobierno sirio y su posterior devenir, la aparición del Estado Islámico, las intervenciones militares de Rusia, Siria e Irán, y un panorama desgarrador donde los muertos civiles superan los 500 mil.

Volver al Imperio Otomano

La decisión del gobierno turco de invadir Efrîn, bajo la operación “Rama de Olivo”, se venía gestando hace tiempo. Para Erdogan y sus aliados políticos, la experiencia de la FDNS es una gran traba en su proyecto de convertir a Turquía en un nuevo Imperio Otomano y, al mismo tiempo, es un peligro para el Estado turco, que ve con creciente preocupación el proceso de liberación del pueblo kurdo. Desde el inicio de la Revolución de Rojava, en 2012, Erdogan apuntó toda su artillería con el objetivo de destruir la experiencia política y social de los kurdos de Siria. Para el mandatario, el impulso del movimiento kurdo en Siria es un espaldarazo para los más de veinte millones de kurdos que habitan el sureste de Turquía.

Consultado por este medio, Erol Polat, miembro del Congreso Nacional del Kurdistán (KNK, por sus siglas originales), explica que históricamente, “el Estado turco está en contra de la existencia de los kurdos, en cualquier lado, como también contra otros pueblos y religiones. Así nació el actual sistema que rige en Turquía”. A su vez, puntualiza que Turquía y otros estados de la región, rechazan el Confederalismo Democrático, sistema político y social aplicado en el norte de Siria e impulsado por el Movimiento Kurdo de Liberación. “El Estado turco ataca en nombre de todas las naciones que están en contra de este sistema. Esos estados saben que el Confederalismo Democrático es la única solución para los pueblos de Medio Oriente”, asegura Polat.

Por su parte, el antropólogo kurdo Mehmet Dogan señala que la invasión a Efrîn responde a una estrategia del gobierno turco que lleva mucho tiempo, porque es “parte de su proyecto de recuperación de territorios de la época del Imperio Otomano”. A esto se debe sumar que Erdogan, “utiliza que la frontera no es segura, que los kurdos controlan la zona y avanzan hacia su independencia”, explica Dogan. “Son solamente argumentos falsos para legitimar su intervención y, al mismo tiempo, Erdogan está utilizando el conflicto entre Rusia y Estados Unidos para ocupar Efrîn”.

La frontera de la que habla Dogan son 900 kilómetros impuestos hace un siglo, cuando Francia y Gran Bretaña acordaron la división de Medio Oriente y al pueblo kurdo se le negó un Estado, quedando fragmentado entre Turquía, Siria, Irak e Irán. Esa frontera todavía es, aunque en mucha menor medida que hace dos años atrás, el camino que utiliza Turquía para traficar armamento que llega a manos de grupos terroristas que operan en Siria. También es un espacio de disputa permanente, ya que los pueblos del norte de Siria buscan la unificación de toda la FDNS, pero Turquía lo impide ocupando las zonas de Jarablus y Al Bab. A este panorama hay que sumar que las tropas turcas ingresaron, con el beneplácito de Estados Unidos y Rusia, hasta Idlib, territorio ubicado al sur de Rojava. La negociación para que el Ejército turco llegara hasta esa zona tuvo como resolución pública el combate contra el terrorismo, pero desde el movimiento kurdo denunciaron que el objetivo real era rodear Efrîn para una futura invasión. Como último punto, el gobierno turco aseguró que luego de tomar Efrin el siguiente paso es trasladarse a Manbij, otra las ciudades que estaban en manos del Estados Islámico y fue liberada por las FDS.

Otra razón que encuentra Polat para la actual invasión, es que “el gobierno turco tiene muchos problemas internos y con el ataque a Efrîn quiere mejorar su posición. El gobierno sabe que la mayoría del pueblo turco es nacionalista y no le gusta los kurdos. Con el ataque a Efrîn, la mayoría de los turcos apoyan al gobierno. Desde nacionalistas hasta algunos socialistas, como los empresarios o sindicatos, todos declararon que apoyaban a su ejército”.

El pragmatismo de Moscú, Washington y Damasco

Mientras los bombardeos llueven sobre Efrîn, hasta ahora costándole la vida a más de 20 civiles, el territorio kurdo de Siria –pero también el país en su conjunto- es un tablero donde Rusia y Estados Unidos se disputan de forma descarnada el control y el poder. Para estas dos naciones, la “cuestión kurda” ha tomado relevancia no porque ambas potencias intenten que los kurdos alcancen su liberación, sino porque la porción de territorio que controlan en Siria, estimado en 35 por ciento, definirá la puja entre Rusia y Washington con respecto a buena parte de Medio Oriente.

Las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), conformadas por las YPG/YPJ y por otras milicias árabes, mantienen un acuerdo táctico con Estados Unidos, como lo definen los propios kurdos. Hasta el momento, la Casa Blanca envía armamento a las FDS y, de una manera tibia, negocia con Turquía para que detenga el avance sobre el territorio. Cuando comenzaron los bombardeos sobre Efrîn, el gobierno de Donald Trump se limitó a pedir “moderación” a Erdogan. La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, declaró que la administración Trump urgía “a Turquía a ejercer contención y garantizar que sus operaciones militares sean de alcance y duración limitados y escrupulosas para evitar víctimas entre civiles”.

Aunque en el último tiempo las divergencias entre Washington y Ankara parecen acrecentarse, la importancia de Turquía en Medio Oriente no es ajena a Estados Unidos. Al ser el segundo ejército más poderoso dentro de la OTAN, Turquía quiere forzar a la Casa Blanca para que bloquee su apoyo a las FDS. El gobierno de Erdogan también tiene en claro que para Estados Unidos las fuerzas de autodefensa kurdas asentadas en el sureste de Turquía son simples “terroristas”, opinión compartida por Ankara. La alianza entre Turquía y Estados Unidos se basa, como mínimo, en dos cuestiones: con diferentes “estilos” y modalidades, ambas administraciones quieren que, de una vez por todas, Bashar Al Assad sea derrocado; y tienen al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) como blanco a destruir. Es bueno recordar que desde su conformación, las YPG/YPJ nunca realizaron un ataque fuera de la región que controlan.

Por su parte, Rusia, que mantiene presencia militar en Efrîn y controla su espacio aéreo, encabezó durante los últimos meses las negociaciones diplomáticas con Turquía, Irán y Siria para que los kurdos participen las reuniones en Astaná, Ginebra o Sochi, que buscan encontrar una solución política a la profunda crisis siria.

Una semana antes de los bombardeos turcos, el comandante general de YPG, Sipan Hemo, viajó a Moscú, donde se reunió con las autoridades de ese país. Desde Rusia, Hemo afirmó que el gobierno de Vladimir Putin “considera a los kurdos como parte fundamental de Siria y que no ve ninguna razón para una crisis o problemas debido a la participación kurda” en las negociaciones de paz. El comandante de las YPG también advirtió que “Turquía está intentando sabotear” la participación kurda en las negociaciones y señaló que durante 2018 la guerra en Siria continuará más allá de los diálogos entre las partes.

Turquía y Rusia mantienen relaciones comerciales y militares profundas, y la alianza entre ambas naciones sobrevivió, debido a sus intereses compartidos, pese a posturas diferentes con respecto a Siria.

Con la invasión turca en pleno desarrollo, Sipan Hemo fue categórico en aseverar que Rusia “traicionó” a las fuerzas del norte de Siria. En declaraciones a la agencia ANF, el comandante de las YPG explicó que “durante dos años, las fuerzas rusas han estado en Efrîn y han afirmado que resolverán ciertos problemas trabajando juntos con los kurdos. Constantemente dijeron que una solución sin los kurdos no es posible”. Hemo señaló que “tuvimos ciertos arreglos con Rusia, pero Rusia de repente ignoró estos acuerdos y nos traicionó. Nos han vendido claramente”. La máxima autoridad militar del norte de Siria expresó que “con las YPG/YPJ y las FDS, una nueva historia está siendo escrita en la lucha de nuestra gente. Llegará un día en que Rusia se disculpará con los kurdos por esta falta de principios”.

Según Erol Polat, Rusia y Estados Unidos son “dos actores en Medio Oriente que tampoco quieren que los kurdos planteen el Confederalismo Democrático, porque va en contra de sus sistemas. Estas dos fuerzas y Europa tienen sus inversiones en Turquía y las quieren perder, por eso dejan hacer al gobierno de Erdogan, al mismo tiempo que quieren controlar a los kurdos”. “Los kurdos tienen que buscar trabajar con estas dos fuerzas, porque así se puede resolver la crisis en Medio Oriente”, asevera el miembro del KNK.

Por su parte, Mehmet Dogan no comparte la postura de una “alianza táctica” con Washington, ya que “como vemos en la intervención de Turquía contra Efrîn, Estados Unidos dijo que tenían razón (de la intervención), que tenían que avanzar rápido y no mucho más. La única solución es encontrar un acuerdo con el gobierno de Siria sin contar con las potencias extranjeras”.

Sin bien el gobierno de Assad rechazó la invasión turca, hasta ahora no intervino de forma concreta para detener los ataques. Aunque los kurdos y la administración siria mantienen algunos acuerdos territoriales, las diferencias de posturas por momentos parecen irreconciliables.

Dogan no ve probable que el gobierno de Assad intervenga en Efrîn para detener a Turquía y agrega que “cuando los turcos entraron en Jarablus, el gobierno sirio cometió un error estratégico”. “Pero Siria puede aprovechar de esta situación para atacar Idlib –explica el antropólogo -. Si Siria ataca Efrîn o utiliza sus Fuerzas Armadas en Efrîn o en alguna zona kurda de Rojava, creo que un acuerdo entre los kurdos y Bashar Al Assad sería importante. Sin un acuerdo entre el gobierno sirio y los kurdos, con las reivindicaciones de los kurdos de modificar la Constitución, transformar a Siria en un Estado confederal y democrático, en este caso Siria podría intervenir”. Par Dogan, “los kurdos deben negociar con Assad para que acepte sus reivindicaciones. Podemos vivir unas negociaciones entre Siria y los kurdos y que lleguen a un acuerdo. Creo que eso sería la solución en beneficio de todos los pueblos de Siria. Sin un acuerdo con el gobierno sirio, los kurdos solos van a seguir estando como un elemento entre potencias mundiales”.

Según Polat, “el Estado sirio da un mensaje y dice que va a apoyar a los kurdos, pero el gobierno de Assad tampoco quiere que los kurdos desarrollen un sistema propio. El gobierno está más fuerte que antes, después de la derrota del Estado Islámico, entonces dice que los kurdos no pueden vivir sin el control del Estado sirio”.
Por estos días, en las cuatro regiones de Kurdistán, pero también en América Latina, Europa y Estados Unidos, las movilizaciones en contra de los bombardeos a Efrin se multiplican. Desde el Movimiento Kurdo de Liberación la respuesta a los ataques es la resistencia, no sólo desde el plano militar, sino que, en el caso del norte de Siria, también es en sostener la continuidad de un proyecto político y económico novedoso, en el cual las mujeres son el sujeto revolucionario y de cambio social, las comunas la principal forma de organización y las cooperativas el motor que lentamente comienza a funcionar en medio de una guerra que parece no tener fin.

HOY 15 HS. PLAZA DE MAYO

Concentración y marcha por Rafael Nahuel, asesinado por la Prefectura

A 2 meses del asesinato de Rafael Nahuel en la Lof Lafken Winkul Mapu, hacemos acción el pedido de justicia y te invitamos a repudiar el olvido y a tejer la memoria. Acompañamos la Ronda de las Madres este jueves 25, desde las 15 hs y luego, a las 17:00 hs nos movilizamos por Diagonal Sur hacia la estatua del genocida Julio Argentino Roca(CABA). afael era un joven mapuche de 21 años, changarín, que se encontraba apoyando la recuperación territorial de la Comunidad el 25 de Noviembre, en Lago Mascardi (Bariloche). Miembros de la Prefectura lo asesinaron con un balazo de plomo por la espalda, y hubieron al menos dos mapuches más heridos. Actualmente no hay detenidos por el crimen de Rafael Nahuel ni de Santiago Maldonado.

Rafa

Desde la Marcha De Mujeres Originarias por el Buen Vivir junto a otrxs hermanxs, repudiamos el Informe RAM del Ministerio de Seguridad y de las provincias de Chubut, Río Negro y Neuquén, difundido en Diciembre, que tiene por objetivo amedrentar y perseguir al pueblo mapuche, a las organizaciones que se solidarizaron con el pedido de justicia de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, como estigmatizar la lucha del pueblo kurdo por su liberación. En ese burdo Informe, nombran a nuestra hermana Moira Millán (Lof Pillan Mahuiza, Puelmapu), como vocera de la R.A.M.(Resistencia Ancestral Mapuche), hecho que denunciamos como un intento más de amenaza, del mismo tono que recibió en Noviembre con una zorra descaderada y muerta en la puerta de su ruka.

Siguiendo con el timbre del Estado chileno, que en un continuado incesante de judicialización a la Machi Francisca Linconao, (Gullumapu) autoridad ancestral y sanadora del territorio, pasa actualmente por el tercer juicio por el caso Luchsinger-Mackay (Chile), dos veces absuelta, y actualmente en prisión domiciliaria nocturna en un tercer montaje judicial. La Machi debe volver a su rawe. El Estado argentino no se queda atrás y niega la prisión domiciliaria al Lonko Facundo Jones Huala esperando el juicio para la extradición, en su segundo juicio, ya absuelto en el anterior, pero le otorga ese beneficio a torturadores y genocidas como Etchecolatz.

Frente a la constante amenaza como mecanismo de control y la represión a los pueblos indígenas, te invitamos a acompañar el pedido de justicia por Rafael, y decimos:

¡RESISTENCIA MAPUCHE NO ES TERRORISMO!
¡JUSTICIA POR RAFAEL NAHUEL Y SANTIAGO MALDONADO!
¡LIBERTAD A LA MACHI FRANCISCA LINCONAO, LIBERTAD AL LONKO FACUNDO JONES HUALA Y A TODXS LXS PRESXS POLITICXS!
¡BASTA DE CRIMINALIZAR A LAS AUTORIDADES ANCESTRALES, AL PUEBLO MAPUCHE Y A LXS QUE LUCHAN!