Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

DOCUMENTO DE LAS MADRES Y FAMILIARES AGRUPADOS EN LA MARCHA NACIONAL CONTRA EL GATILLO FÁCIL

“Hay muchos pibes como Facundo de Tucumán, algunos dicen que no sabían de los cientos de casos anteriores”

(APL) “Facundo es uno más de los cientos de pibes asesinados antes por el Gobierno Kirchnerista y continuado ahora con abierto y alentado aval del presidente Macri y su ministra de Seguridad Patricia Bullrich. Pero lo que si nos sorprende es que ahora, a partir de la muerte de Facundo, florezcan convocatorias a marchas y repudios de organizaciones que ponen RECIEN AHORA el grito en el cielo, como si Facundo fuera el único pibe muerto en los últimos veinte años, como si durante la llamada “década ganada” no se hubieran producido muertes alevosas de pibxs pobres de barrios pobres eso no es otra cosa que un genocidio por goteo”. Fragmento saliente del pronunciamiento de los familiares agrupados en la Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil. Más abajo, brindamos el documento completo.

Acto en Plaza de Mayo al concluir la última movilización de la Marcha Nacional, el 28 de agosto de 2017

Hace unos días fueron tiroteados alevosamente por la Policía de Tucumán dos pibitos, uno de 14 y el otro de 11 años que se movilizaban en moto. Este último Facundo Ferreira murió de un balazo en la cabeza. Impresiona ver al Niño tirado en medio de un charco de sangre.

Para nosotros, los familiares organizados en la MARCHA NACIONAL CONTRA EL GATILLO FACIL y las organizaciones adherentes, no ha sido una sorpresa ese hecho, nos horroriza y conmueve hasta los huesos. Pibxs, adolescentes o jóvenes, que fueron asesinados impunemente o fusilados sin piedad.

Van solo poquísimos ejemplos: Ezequiel Melian en Santiago del Estero año 2006, Omar Cigarán en la Provincia de Buenos Aires, (Gobierno de Scioli), Florencia Velázquez, Santino de solo dos años en la provincia de Córdoba. La lista es interminable, son cientos. Casi todos durante el Gobierno kirchnerista, en casi todos los casos sus matadores policías fueron absueltos por las distintas Justicias.

Desde nuestro colectivo, la MARCHA, venimos batallando hace años contra muertes como las de Facundo. Hasta la aparición pública de este colectivo nuestro no había nada organizado por los propios familiares, ni desde donde luchar. Y empezamos en absoluta soledad, como la mayoría de las luchas.

Peleamos incansablemente siempre con la Justicia en contra, sea provincial o Federal, contra Fiscales que defienden a los policías, contra jueces que los liberan. Contra una Justicia que hace lo que le dicen los Gobiernos y corrompida por todos lados.

La Policía y las fuerzas de Seguridad (inseguridad) matan, los jueces protegen, los gobiernos apoyan.

Facundo fue asesinado por un Gobierno kirchnerista como es el de Manzur, Ultimo ministro de la Señora ex Presidenta y actual gobernador de Tucumán. Es parte del Frente para la Victoria y del Partido Justicialista tucumano y con esas pertenencias políticas accedió al Gobierno.

Facundo es uno más de los cientos de pibes asesinados antes por el Gobierno Kirchnerista y continuado ahora con abierto y alentado aval del presidente Macri y su ministra de Seguridad Patricia Bullrich. Pero lo que si nos sorprende es que ahora, a partir de la muerte de Facundo, florezcan convocatorias a marchas y repudios de organizaciones que ponen RECIEN AHORA el grito en el cielo, como si Facundo fuera el único pibe muerto en los últimos veinte años, como si durante la llamada “década ganada” no se hubieran producido muertes alevosas de pibxs pobres de barrios pobres eso no es otra cosa que un genocidio por goteo.

Cientos de muertos por la policía kirchnerista de Daniel Scioli, no menos de fusilados, asesinados o ejecutados cuando fueron reducidos (aún cuando hayan sido atrapados en delitos). Nada de eso mencionan quienes ahora parecen haber descubierto, de un día para otro, que se mata masivamente a los pibxs pobres y que la Justicia, antes kirchnerista y ahora macrista, ha avalado por igual las ejecuciones.

No vimos ni a las organizaciones que ahora publicitan la muerte de Facundo, ni a la Iglesia que dice estar a favor de los pobres, decir algo sobre las muertes de nuestros niños durante los diez o doce años anteriores.

Este claro oportunismo político ya lo vimos en el manejo y tratamiento que estos mismos sectores políticos tuvieron que con el tema Santiago Maldonado.

Es muy difícil avanzar así, cuando se esconde la verdadera Historia y se intenta tapar tantas muertes.

Es muy difícil que accedamos a unificarnos y marchar todos juntos con sectores que no dieron la cara cuando asesinaron tantas pibxs (más de seis mil desde 1983, de los cuales 3070 son del Gobierno kirchnerista) y que vemos que tampoco se dignan ahora a repudiar las matanzas producidas por los gobiernos que ellos integraron.

Por supuesto no les pediremos ni reflexión ni autocrítica, sabrán ellos si puede más el oportunismo electoral que la verdad real.

Las madres, padres, familiares, amigos que componemos la MARCHA NACIONAL contra el Gatillo Fácil no pertenecemos como colectivo a ningún sector político, nos une una desgracia y un destino en común: luchar en el marco de una Justicia en la que no creemos porque solo beneficia a los poderosos. Y también por crear la conciencia de que el gatillo fácil es una política de estado

No pedimos ni exigimos ni somos financiados por ningún grupo ligado al Estado, ni a los gobiernos de los últimos años. Nos enorgullecemos de nuestra independencia y de no estar ligados a ninguna institución estatal.

Y con esa legitimidad venimos a repudiar el asesinato de Facundo, y señalar que también antes hubo otros Facundos. Que legítimamente nos alzamos con todo lo que tenemos y disponemos contra los Gobiernos que perpetraron esos asesinatos y contra el Estado que ha puesto todos sus recursos para continuar con esa política de exterminio a pibxs pobres.

NI UN PIBE MENOS/NI UNA PIBA MENOS/NI UNA BALA MAS/ EL ESTADO ES RESPONSABLE