Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

MARCHA A 15 MESES DE LA MASACRE EN PERGAMINO

"El fin de los 400 días del ex comisario Donza: Un paso más".

(APL) La lucha de Justicia x los 7 tuvo, este sábado, otro importante tramo a 15 meses de la Masacre en la Comisaría 1° donde fueron asesinados, el 2 de marzo de 2017, Alan Córdoba, Franco Pizarro, John Claros, Sergio Filiberto, Juan José Cabrera, Federico Perrotta y Fernando Latorre. Como se sabe, días atrás, se entregó el ex comisario Sebastián Donza con lo cual todos los imputados, no todos los responsables, están detenidos aunque cuatro de ellos cumplen el arresto en la comodidad del living de sus casas. Ayer, madres, padres, esposas, hermanxs, hijxs, amigxs y vecinxs de los 7, marcharon desde la peatonal San Nicolás hasta la ex comisaría primera y difundieron un folleto dando cuenta de la verdad de los hechos. Por su parte, Diego Filiberto leyó el comunicado que Jx7 elaboró en su batalla sin treguas, no solo por los pibes de Pergamino, sino por todxs los que el Estado mata o desaparece. A la vez, Silvia Rosito – mamá de Fernando-, cuestionó a la prensa “que nos siguen preguntando, ¿por qué estaban presos?, ¿qué había hecho su hijo?, En vez de cuestionar por qué los asesinaron los policías?”. Toda nuestra solidaridad con esta justa lucha que ya se cobró 6000 vidas en la etapa constitucional que prosiguió a la dictadura cívico-militar. (Más abajo, documento completo de Jx7)

15 meses

Documento de Justicia x los 7
La Policía Bonaerense, una vez más actuando corporativamente, aliándose a asesinos de uniforme,( que decidieron poner fin a la vida de siete personas encerradas en un calabozo , sin condena, más libres que presos); protegió el estado de prófugo del ex comisario ( exonerado) Alberto Sebastián Donza, uno de los seis responsables de la masacre de Alan Córdoba, Franco Pizzarro, John Claros, Sergio Filiberto, Juan José Cabrera, Federico Perrotta y Fernando Latorre. Ejecutados por acción u omisión de la peor forma, resucitando con éstas prácticas, un centro clandestino , la comisaria 1° de Pergamino, lugar de tortura, detención y exterminio, también en democracia.
Nos enfrentamos a una defensa que intenta instalar mediáticamente un tecnicismo falso; vomitando en la prensa que Donza no estuvo prófugo, nada más cercano a una provocación más.
Los 400 días que Donza se mantuvo prófugo, con pedidos de captura institucional ( tanto Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, como pedido de captura internacional , a través de INTERPOL, dejaron en evidencia , que el estado, en su conformación municipal, provincial y nacional, no utilizaron la menor voluntad para llevar a cabo la búsqueda de ex comisario asesino.
Una vez más, el Estado demuestra su presencia, desde su arista más impune, evidenciando la existencia de un mecanismo corporativo que concede beneficios a asesinos de uniforme, como en otros tantos casos, donde policías asesinan a jóvenes, demostrando una suerte de asociación, que respalda las prácticas heredadas de la última dictadura cívico militar, aggiornada a la actualidad, con diferentes delitos, que se transforman en recaudaciones.
La Justicia, concedió en forma exprés, el arresto domiciliario a Carolina Guevara, Matías Giulietti, Sergio Rodas, Brian Carrizo, cuatro de los seis responsables, a pesar de existir un prófugo dentro de ese grupo, siendo que los pedidos de arresto domiciliario a ciudadanos comunes, por delitos menores, son rechazados sistemáticamente. Solo Alexis Eva y el Ex comisario Alberto Sebastián Donza se encuentran hoy detenidos en un penal.
La justicia también ha dejado en vulnerabilidad a sobrevivientes y testigos, exponiéndolos a situaciones que se desplazan entre la vida y la muerte, denegando, cajoneado, obstaculizando, demorando pedidos de resguardo de integridad psíquica y física.

Y así la máquina de la impunidad intenta torcer el brazo; sin embargo, a un poco más de 400 días, gracias al sostenido reclamo en calles, despachos, recintos, medios de comunicación, juzgados y fiscalías, se puede contar con seis asesinos detenidos, expulsados de las fuerza del Estado, con pedido de elevación a juicio de la causa, y un grupo de siete familias y amigos, que siguen, incansablemente exigiendo justicia, concientizando a miles para que no sean protagonistas de la misma experiencia, sabiendo que nadie está exento, y luchando por un NUNCA MÁS.”