Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

JUSTICIA PARA LOS TRABAJADORES RURALES Y DE LA INDUSTRIA DE LA ALIMENTACIÓN DESAPARECIDOS, MUERTOS, PRESOS, EXILIADOS Y REPRESALIADOS, TODOS VINCULADOS A LA PRODUCCIÓN YERBATERA EN LAS MARÍAS, DE LA FLIA NAVAJAS ARTAZA

La lucha en Gobernador Virasoro, Corrientes

(Por Red Corrientes de Derechos Humanos) El 2 de Julio se inicia en la Casa del Bicentenario de Gobernador Virasoro, el debate oral que tendrá la responsabilidad histórica de juzgar la desaparición de dos trabajadores rurales ( Neris Pérez y Marcelo Peralta) y el encarcelamiento, tortura y represión a un puñado de trabajadores todos vinculados a los Sindicatos de STIA y FATRE, que en los años 1973-1976 cuestionaron el poder omnímodo de la patronal y reivindicaron derechos laborales ante sus empleadores, los hermanos Navajas Artaza. (Ramón Aguirre, Sec. Gral de Fatre, Marcelo Acuña, Sec Gral de STIA, Juan Manuel Gómez, Pablo Franco, Arturo Escobar, Héctor Sena, Luis Alvez, Jacinto Bernal, Ramón Falcón, Benjamín Areco, Epifanio y Rito Monzón, entre otros).

Virasoro

Así, nos vemos en la obligación de señalar que la responsabilidad económica de la empresa, fue la primera pieza clave que el aparato político-judicial de impunidad se ocupó tempranamente de salvaguardar. Adolfo Navajas Artaza estuvo imputado por estos crímenes, y tras VEINTE inhibiciones de jueces en Paso de los Libres, finalmente el juez ad hoc n 21, Tomás Challup, sin siquiera tomarle declaración indagatoria, lo SOBRESEYO en el año 2008. El salvataje fue consolidado luego por la falta de apelación por parte de fiscalía de Cámara.-
Liberadas las responsabilidades civiles y empresariales, el juicio avanzó, fusionando dos causas, las de las desapariciones y la de los secuestros de compañeros trabajadores. Pero también la impunidad biológica hizo de las suyas. Los oficiales Duilio Martínez y Ricardo Schweizer, fallecieron durante el proceso y los militares Coronel Llamil Reston, y el Capitan Juan Carlos Sacco, quedaron apartados por razones de insania. Lamentablemente muchos valiosos testimonios han quedado en el camino, por el fallecimiento de compañeros como Ramón Aguirre, Adolfo Comparín, Marcelo Acuña, Jacinto Bernal, Miguel –Lito- Argüello,
Así y todo, esperamos que los días de debate en Gdor Virasoro sean históricos, permitan que la verdad, largamente avasallada por el miedo y la sombra del poder salga a la luz, que los compañeros sobrevivientes puedan relatar sus tragedias ante el Tribunal Oral Federal de Corrientes, integrado por Lucrecia Rojas de Badaró, Víctor Alonso y Fermín Ceroleni. Y así, acompañados de militantes, familiares y amigos, se produzca el primer acto de reparación social, allí en el pueblo donde fueron sometidos, ninguneados y despreciados.-
Que este Debate oral y público haga honor a la Memoria, y sostenga la necesaria Verdad y Justicia para los trabajadores rurales y sus familias.
¡Neris Pérez- Marcelo Peralta, Presentes!

Alberto Santillán: "Honrar a nuestros hijos"

(APL)La Policía Federal impidió el paso al Puente Pueyrredón, este domingo, a familiares, amigos y militantes de diversas organizaciones populares que reivindicaron la lucha de Darío Santillán y Máxi Kosteki , asesinados el 26 de junio de 2002, en lo que el pueblo llamó la Masacre de Avellaneda. Allí, el papá de Darío, responsabilizó una vez más al entonces presidente Eduardo Duhalde; el gobernador, Felipe Solá; su ministro de Seguridad, Luis Genoud; el ex jefe de Gabinete Alfredo Atanasoff; el ex secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández; y el ex secretario de Seguridad Interior, Juan José Álvarez. También a Carlos Federico Ruckauf, antecesor de Solá en la Provincia; y el entonces ministro del Interior, Jorge Matzkin, uno de los primeros en hablar de “una pelea entre piqueteros”. A la vez, Santillán tuvo duras palabras para Mauricio Macri y Patricia Bullrich y su política represiva, los ascensos a los asesinos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. El padre de Darío también expresó que “hay que decir basta a la matanza de nuestros hijos con el gatillo fácil”, cuyos familiares convocan a una marcha para fines de agosto, y reclamó la libertad de los presos políticos de Las Heras y todos luchadores encarcelados. Asimismo, Santillán calificó de “traidores” a quienes militaron con su hijo y ahora apoyan a Felipe Solá: “pisan el cadáver de Maxi y de Darío para ganarse un puestito”, sostuvo. Luego, Alberto Santillán reivindicó la lucha de Darío y Maxi, y de los 30 mil desaparecidos. Finalmente, el padre de Darío cuestionó el ordenamiento social injusto que gestionaron todos los gobiernos post dictadura-cívico militar ya que “nunca dejaron de asesinar a nuestros pibes para que los más ricos y poderosos estén tranquilos. Y justamente eso es lo que tenemos que enfrentar unidos, porque así vamos a honrar a nuestros hijos”, concluyó.

Última modificación: 25 de junio de 2018 a las 13:53