Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

MARCHA A 18 MESES DE LA MASACRE EN PERGAMINO

“El Espacio de Memoria es de los pibes”

(Por Oscar Castelnovo/APL) “Nosotros no compartiremos el Espacio de Memoria con quienes tienen responsabilidades políticas en la masacre de nuestros hijos y también sobre las torturas que sufrieron cientos de jóvenes en Pergamino. Nosotros, jamás. Porque este espacio lo ganó la sangre de nuestros hijos. Por lo tanto, que quede clara nuestra posición. ¡Ni un pibe ni una piba menos, ni una bala más: el estado es responsable!”. Estas palabras de Silvia Rosito, una de las mamás de Justicia x los 7, iniciaron la serie de rechazos a la ordenanza municipal que establece que el Espacio de Memoria de la ex comisaría 1° esté integrado también por miembros del municipio, cuyo titular Javier Martínez tiene contundente compromiso con la Masacre que, el 2 de marzo de 2017, sesgó las vidas de Alan Córdoba, Franco Pizarro, Federico Perrotta, Juan Cabrera, Fernando Latorre, Jhon Claros y Sergio Filiberto. A la vez, la ordenanza destina dos puestos para funcionarios, derechos y humanos, del Gobierno Provincial, en este momento dirigido por María Eugenia Vidal, otras de las responsables políticas ya que bajo su mando estaba La Bonaerense. También se modificaría parte del edificio para que allí funcione una “¡¡Oficina de Rentas!!”, alterando así el valioso terreno, donde aún pueden existir pruebas, incluso, de los crímenes cometidos por la tiranía cívico militar a las que podría acceder, por caso, el Equipo Argentino de Antropología Forense. Así, en las sucesivas intervenciones, en esta marcha a 18 meses de los hechos, siguieron en la misma línea de oposición, Emilia Vassallo y Rubén Alcorta, mamá y papá de Paly Alcorta; Sandra Gómez, mamá de Omar Cigarán; Inés Alderete, mamá de Marcos Acuña y María Viera, mamá de Fabián Gorosito. Todos pibes matados por las fuerzas de Seguridad. Del mismo modo, Alberto Santillán, papá de Darío, objetó las características que tendría el nuevo espacio, al tiempo que unió la solidaridad y las experiencias entre dos masacres perpetradas por la Maldita Policía: la de Avellaneda, en 2002, y la cometida en esta ciudad. Santillán hizo hincapié en los responsables políticos, aún impunes, Solá, Duhalde, Atanasoff, Aníbal Fernández, entre otros, quienes diseñaron la represión donde sucumbió su hijo Darío junto a Maximiliano Kosteki. Un ejemplo a seguir que visualizaron los luchadores es el Espacio Luciano Arruga, absolutamente gestionado por Familiares y Amigos del joven, logrado luego de 64 días de acampe que, entre otras luchas, forzaron la expropiación. En la marcha, por primera vez fue escrachada la nueva sede de la Comisaría 1°.
Asimismo, fue cuestionado el ordenamiento desigual, llamado por su nombre por Emilia, “maldito capitalismo”, que tritura las vidas de pibes pobres y/o rebeldes, desaparece pibas para la trata y extermina aborígenes como mapuches, por su execrable odio racial. Todos afluentes de los ríos de sangre que desembocan en un inmenso mar rojo que tiene un solo nombre: Genocidio.

Fotos: Micaela Minigo

La marcha arrancó con el grito de Diego nombrando a cado uno de los 7 pibes, y el bramido de ¡Presente! de los dos centenares de manifestantes, quienes reiteraron el grito cuando se expresó por el megáfono: “¡Los 5500 pibes asesinado por el gatillo fácil!”: ¡Presentes! También el ¡Presente! colectivo fue para tres jóvenes ultimados por La Bonaerense, dos antes de la masacre y otro posteriormente: Carlitos Quiroz, Marcos Verón e Iván Álvarez.

¡“Yo sabía/yo sabía/a los pibes/ los mató la policía primereó entre los cánticos, seguido de: ”Cómo a los nazis/ les va a pasar/ adonde vayan los iremos a buscar”.
Esta marcha tuvo características diversas a las anteriores. En primer lugar, no se dirigió a la ex comisaría 1°, sino a la sede nueva de esa dependencia, en la calle Alsina, en un predio que perteneció al extinto ferrocarril que transportaba pasajeros desde y hacia Retiro. Asimismo, a la presencia programada de Alberto Santillán, se sumó el de familiares que se vinieron desde el Gran Buenos Aires, sorpresivamente, presencia que fue también aclamada. Todos jugaron un papel decisivo en el voltaje que tuvo la caminata.

“Ay policía que vida elegiste vos/ matar a la gente pobre es tu profesión/ ya vas a ver/ en el fuego que no apagaste vos vas arder/ El pueblo habló/ no a la domiciliaria si a la prisión”, entonó el gentío exhibiendo el cántico nacido de la rabia en Pergamino.

PRESENCIAS
A lo largo de la manifestación pudo apreciarse familias, amigxs y niñxs de todos los pibes llevando sus rostros en banderas y pancartas. Junto a la presencia de los familiares venidos del conurbano bonaerense, que organizaron la 4° Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil, estaban Bachillerato Popular La Grieta, Partido Obrero, Partido Socialista de los Trabajadores Unificado, Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos, Encuentro Memoria, Verdad y Justicia; y Juventud Militante Pergamino.

“¡NO SEAS INJUSTA!”
Durante la marcha, Cristina Gramajo, mamá de Fili, relató a esta agencia que: “Luego de la masacre yo personalmente hablé con el intendente Martínez, y él me dijo que no conocía lo que pasaba en la Comisaría 1°. La pregunté,¿ cómo puede ser que a un año de tu gestión no lo sepas? Me respondió que la comisaría estaba en la esfera provincial, no municipal. Y le dije que los chicos que estaban ahí eran de Pergamino, que algunos de ellos seguramente lo habían votado, ‘¿Pero qué te van a importar si para vos eran unos “faloperitos”?’ Y me pidió: “¡No seas injusta!”. Entonces, ya sacada, le respondí “Maldita sea la hora en que te voté”. ¿A quién se le ocurre que gente del municipio o del gobierno de Vidal puedan estar con nosotros en el Espacio de Memoria?”

INTERVENCIONES
Al llegar a la Comisaría 1°, la multitud levantó decenas de afichetas con los rostros de los asesinos y se reiteró el ritual: ¡Alberto Donza, Brian Carrizo, Sergio Rodas, Alexis Eva, Matías Giuglietti, Carolina Guevara!, y la respuesta de ¡Asesino!, luego de cada nombre. Al tiempo, se empapeló la nueva sede policial con los rostros de las matadores y , ya dentro de los jardines se pintó en un cartel de la institución: “Ni motín, ni pelea: Fue una Masacre”! Fue en ese momento en que salieron varios uniformados y recibieron insultos y recriminaciones por su permanente represión hacia los jóvenes.

Alberto Santillán:
Compañerxs, Soy Alberto Santillán, orgulloso padre de Darío Santillán, asesinado hace 16 años en la Masacre de Avellaneda. Lo primero que quiero hacer es abrazarlos con el corazón y desde las entrañas. Lo que pasó acá en Pergamino no hace más que repetirse una y otra vez, a lo largo y ancho del país, sobre todo en las barriadas más humildes.
16 años en los que hay que estar, sobreponerse y entender que los familiares no nos tenemos que correr, tenemos que estar así nos persigan, así nos repriman porque nosotros somos los dueños de las calles, porque en las calles hemos conseguido logros. Sabemos todo lo que falta para hacer justicia pero en las cosas que conseguimos hemos dejado sangre, llanto, dolor. Por eso hoy tenemos el Espacio Luciano Arruga; por eso la antes llamada Estación Avellaneda, hoy se tiene el nombre de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki. Y acá también tiene que existir un lugar que sea el nombre de los pibes, que sea de las familias, porque la familia es la que pelea la sangre de los hijos, ama a los hijos. Yo siempre digo que soy un padre parido por su hijo. Y acá somos muchos padres y madres paridos por sus hijos. Por eso tenemos que estar juntos frente al estado, frente a las fuerzas de Seguridad, frente al gobierno de este turro Macri y de todos los que reprimieron y nos mataron. Por eso para los pibes: Justicia, Justicia y Justicia y a no abandonar las calles nunca.

Emilia Vasallo: “La lucha es una sola y estamos todos juntos, por eso vinimos. Venimos a denunciar a los asesinos de los pibes, no es uno, es toda la institución, son perros del estado. Venimos a apoyar a las madres y otros familiares de Pergamino para que este espacio de memoria sea de ellas y nunca sea compartido con nadie que tenga responsabilidad con las masacre. Ese espacio es de los pibes, su sangre fue derramada ahí y la sangre de los pibes no se negocia. Y ese espacio también es mío y de todos los que luchamos por todos. Basta de gatillo fácil, basta de muertes en los lugares de encierro. (…) Y sepa aquel que hoy mira para otro lado, mañana le puede pasar, no es buena la indiferencia. Estos policías nunca van presos, ellos manejan el narcotráfico, la prostitución, los robos, todo, y lo hacen junto a los jueces y el poder político porque están todos entongados. Y sí van presos nuestros hijos por estar drogados en la calle, la droga que éstos manejan y venden. Por eso tenemos que unirnos frente al estado responsable. La lucha es una y es por todas. Abrazo a todas. Orgullosa de estar, orgullosa del 4° Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil, a la que se sumaron en 11 provincias. Lamentablemente el gatillo y los asesinatos en contexto de encierro son en todo el país. Es en todo el mundo. Mientras vivamos en un mundo capitalista, en una sociedad dividida en clases, donde hay ricos y pobres, donde seamos oprimidos y reprimidos esto va a seguir sucediendo. Por eso tenemos que estar unidos para cambiarla. Ahh, y quiero decirles que un policía no es un trabajador, los policías no son trabajadores, son represores de la clase trabajadora, son perros del estado, ningún policía es trabajador, no están reconocidos como tales. Por eso: ¡no cambies la visera por la gorra, no cambies las zapatillas por los borsegos, no te conviertas en un represor de tu pueblo.

Sandra Gómez: Quiero agradecer a todas las compañeras. Y sí, es cierto, tenemos que estar unidos, la lucha es colectiva y en las calles, porque las calles son nuestras. Quieren que tengamos miedo, pero al haber matado a nuestros hijos ya no nos importa que nos amenacen, que nos persigan o que no estén ortibando para que no hagamos nada. Ya no les tenemos miedo, Organizamos la Marcha contra el Gatillo Fácil. Y el espacio de memoria les pertenece a ustedes. Acá estamos para apoyarlas. Yo, mamá de Omar Cigarán, les pido a todas las mamás que el próximo 2 las quiero marchando conmigo. Muchas gracias.

Inés Alderete: Soy la mamá de Marcos Acuña, asesinado en Quilmes. Explicar que a mi hijo le tiraron un tiro por la espalda, es lo mismo que les pasó a ustedes. Estos que están acá atrás no son trabajadores, son todos asesinos de nuestros hijos. Y el primer asesino es el estado que les provee armas, las balas y la chapa a estos uniformados. Ellos no tienen por qué asesinar los pibes. Así que las acompaño, espero que ese espacio sea de los familiares y de nadie del estado. Este año en la Plaza de Mayo fuimos miles de personas y solo con ver la cabecera de la marcha con los rostros de todos los chicos se puede ver la masacre que vienen haciendo. A nosotros no nos interesa si nuestros pibes eran o no eran delincuentes, tenían derecho a la vida. Y estos delincuentes que tenemos acá atrás se la arrebataron. Son los que van a la esquina y les cobran al transa la plata que le dan nuestros hijos para que se vuelvan adictos y después los terminan matando de un tiro porque ya no sirven, porque para ellos nuestros hijos son abortos caminando. Y como les dijo la Bullrich: “primero dispará y después averiguá”.

María Viera: Compañerxs, yo lo estoy viviendo en carne propia porque estamos en el juicio a los 11 policías que mataron a mi hijo, Fabián Gorosito. A Fabián lo mataron en la Comisaría de Mariano Acosta, partido de Merlo. Y en el juicio sufrimos amenazas y hostigamiento a nosotros y a los testigos. Estamos en el mundo del revés, porque nosotros no hicimos nada y no podemos ni salir a la calle que les jodemos. El único error que cometió mi hijo es salir con una mujer casada. Y el marido de esa mujer no tuvo los suficientes huevos para enfrentar a mi hijo solo y tuvo que juntarse con estos criminales y vengarse de mi hijo al que no le dieron ninguna oportunidad. ¡Fuerza, mamás, que las vamos a estar acompañando!!
Los madres, padres, esposas, hermanxs, abuelos, tíxs, cuñadxs de los pibes de Pergamino se unieron en un larguísimo abrazo de despedida con los luchadores de otros sitios, cuando la noche cerró una tarde llena de luz.
Fue en ese momento que Alberto Santillán expresó que él vino porque si no le hubiesen quitado la vida a su hijo, Darío estaría marchando cada día 2, abrazado a las madres de Pergamino.

&&&&&&&&&&&&RECUADRO&&&&&&&&&&&&&&&

El Espacio Luciano Arruga

(Por Matías/ELA)Les familiares y amigues de Luciano Arruga logramos el cierre del destacamento policial de Lomas del Mirador, ubicado en la calle Indart 106. Ese día la Municipalidad de la Matanza realizo un acto en la puerta de la propiedad encabezado por el entonces Intendente Fernando Espinoza. Fuimos invitados a participar y allí estuvimos para decir lo nuestro. Ese destacamento se cerró por la presión social que la familia, los amigos, los militantes y organizaciones sociales y de derechos humanos hicimos, al punto de que Espinoza no le quedara otra opción.
El 28 de enero realizamos la actividad para recordar los 3 años de la desaparición de Luciano. Dentro de la actividad haríamos una presentación del predio donde funcionó el Destacamento de Lomas del Mirador y anunciaríamos el futuro funcionamiento del Espacio Luciano Arruga, Social y Cultural.

Los primeros días de febrero de 2012 el Municipio cambió la combinación de la cerradura sin avisarnos. Nos habían dejado afuera. A partir de ese día empezamos a planear lo que sería Radio Zona Libre, libre de policías y gendarmes. Todos los sábados hacíamos radio abierta desde la vereda del Espacio para denunciar que nos habían dejado afuera, mientras tanto adentro gendarmería nacional cuidaba la propiedad que todavía debía ser periciada para seguir buscando a Luciano.
El municipio proponía reuniones donde debimos soportar el maltrato de sindicalistas, punteros políticos, y parte de la secretaria de DDHH de Matanza quienes nos proponían un trabajo compartido en el predio de Indart 106. Querían una dependencia Municipal donde Familiares y Amigues tendría una oficina. El resto del espacio sería compartido con quien el Municipio disponga, hasta un vacunatorio para perros propusieron en una de las reuniones.

Nos negamos rotundamente y denunciamos estos maltratos que no tenían otro fin que detener nuestra lucha.

En marzo de 2013 entendíamos que no había más nada que discutir con la Municipalidad y que debíamos tomar acciones directas para denunciar lo que estaba pasando.
El 17 de octubre de ese año decidimos tomar el frente del ex destacamento para realizar un acampe por tiempo indeterminado. Exigiendo que la justicia federal realice las pericias que faltaban y que se nos entregue el uso total del espacio.
El acampe duro casi 70 días. A principio de noviembre la justicia avanzo con los peritajes, removiendo todos los pisos de la propiedad, acción realizada por el Equipo Argentino de Antropología Forense.

El 18 de diciembre la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires votó por unanimidad la ley de expropiación del ex destacamento de Lomas del Mirador para que allí funcione el Espacio de Memoria Luciano Arruga. Independiente del Estado. El proyecto que se presento fue redactado íntegramente por nuestros compañeres.
Asimismo continuamos el acampe hasta el 23 de diciembre de 2013, luego de una jornada de Radio Abierta en la plaza de San Justo presionando hasta que el municipio firmó un comodato en favor de la APDH Matanza para que en Indart 106 funcione el Espacio Luciano Arruga.
El 24 de septiembre de 2016 finalmente dimos apertura al Espacio Luciano Arruga inaugurando la biblioteca popular Jorge Julio López.