Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

DÍA 8 DEL JUICIO ORAL Y PÚBLICO CONTRA LA CÚPULA DE LA POLICÍA DE RÍO NEGRO-CON DECIR LA VERDAD ALCANZA:

Policías reconocen que fueron a buscar munición a Prosegur y que no hubo conducción clara en el terreno

(Por Multisectorial contra la Represión y la Impunidad de Bariloche)Los cuatro testigos policías que declararon en el octavo día del juicio oral y público parecieron abrirse del pacto de silencio y verticalidad a la vieja cúpula de la policía de Río Negro que pretendía imponerse hasta el momento, al menos en el discurso de la sala de audiencias. Por primera vez, dos efectivos de la Brigada de Investigaciones reconocieron sin ambigüedades que se requirió munición a la sucursal local de la empresa trasnacional de seguridad privada Prosegur. Otro efectivo de la comisaria segunda del Centro Cívico reconoció que repelió la manifestación popular con una gomera y piedras, manifestando en más de una oportunidad su rechazo a ser fuerza de choque contra la gente de los barrios populares. Finalmente, un agente de la ex BORA (actual cuerpo de elite COER) reconfirmó la diferencia en el terreno de la falta de una conducción operativa y política del dispositivo policial con epicentro en la comisaría 28.

Río Negro

Con diferencias en la cantidad de cajas de municiones y sin afirmar que se trató de munición de plomo, Susana Corona Sambueza y Juan Pablo Siris, de la Brigada de Investigaciones para junio de 2010, confirmaron un elemento central para la hipótesis de la Fiscalía y las querellas de las víctimas: quien fuera que estuviera al mando del dispositivo policial envió a buscar munición a una empresa privada que no usa balas de goma antitumultos.

A la vez, estos testigos por primera vez se abstienen de exponer y repetir la hipótesis del caos y del presunto eminente peligro para la vida propia como excusa para no declarar con detalles. Dos de ellos, Siris y Miranda, de diferente modo, permitieron a la sala acercarnos a las condiciones materiales concretas que vivieron algunos de los efectivos ante la conducción operativa errática sino directamente ausente de la Jefatura en una jornada “excepcional”, como calificó un testigo esta semana.
Cuando recién se cumplieron 8 de las jornadas prevista hasta el 24 de octubre inclusive en principio, recién hoy parece posible que algunos quiebren el pacto de silencio y lealtad al bloque de Víctor Cufré.