Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

MISIONES

"La jueza Gauchat fabricó una cauda judicial contra Hugo Silva”

(Por Redacción Superficie) Hugo Jorge Silva, tarefero, dirigente de la Asociación Tareferos Unidos y presidente de la comisión barrial del Barrio San Miguel, de Oberá, permanece detenido en la Seccional Cuarta de Oberá, desde el pasado 22 de septiembre. La Jueza Alba Kunzmann de Gauchat, del Juzgado de Instrucción N°1 de Oberá (quien desde hace una década es responsable de la impunidad en el caso de la desaparición de Mario Golemba), no sólo encarceló a Silva sin prueba alguna, sino que luego de denegar el pedido de excarcelación presentado por la defensa del dirigente tarefero, decidió tomarse una licencia. “La jueza fabricó una causa contra Silva, acusándolo arbitrariamente de ser partícipe de un delito de usurpación en el que no existe ningún imputado como autor. Se le ha denegado el beneficio de la excarcelación por más que el delito que se le imputa sea excarcelable y no represente peligro procesal alguno.

Hugo Silva

A Silva, la jueza le reprocha hechos que nada tienen que ver con el delito imputado” advierte un documento reciente firmado por más de 20 organizaciones sociales, sindicales y estudiantiles, en el marco de la campaña por la liberación de Hugo Silva.

“La verdadera causa por la cual se lo mantiene detenido lo ha manifestado la propia Jueza al denegarle el beneficio de la excarcelación, en donde manifiesta: ‘Si bien en la presente se investiga la usurpación de un lote de la denunciante, son múltiples los casos iniciados por denuncias ante estos estrados y de público conocimiento la masiva invasión de otras tierras de forma casi simultánea por numerosas personas que utilizando de escudo a mujeres y niños para garantizar su impunidad ponen de manifiesto una organización tendiente a asegurar la imposición de sus decisiones que no descartan evidentemente la comisión de otros ilícitos para lograr su cometido. Los hechos acaecidos en la mañana del día 24 de septiembre del corriente año, en la que una gran multitud de personas trató de ingresar a este juzgado pidiendo a gritos la libertad de Silva constituye la más clara evidencia del resultado de la conducta que prima facie había venido desplegando el imputado’. Es decir, se lo mantiene detenido por ‘las múltiples denuncias’ y la ‘masiva invasión de otras tierra’” que supuestamente estarían realizando otras personas, y porque sus compañeros fueron a exigir su libertad” revela el documento de las organizaciones.

Días atrás Silva recibió la visita de su familia, y también de una comitiva del Ministerio de Derechos Humanos.Un grupo de compañeros y compañeras de su organización y su barrio, acampan para exigir la liberación. Mientras crece el clamor por su libertad, queda expuesto cada vez más el carácter “disciplinador” de la detención, lo que convierte al caso en un episodio de criminalización de la protesta y la pobreza, y a Hugo Jorge Silva, en un preso político.
#10añosdeSuperficie