Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

16/11/2018

icon Cacería de Patricia Bullrich tras el atentado a la tumba del asesino de obreros, coronel Falcón, explosivo en casa de Bonadío y "terroristas" por ser islámicos

Tras el atentado a la tumba del coronel Ramón Falcón, jefe policial asesino de obreros que fuera ajusticiado por Simón Radowitzky en 1909; y el artefacto que nunca explotó cerca de la casa del juez Claudio Bonadío, se desató una cacería a cargo de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich Pueyrredón. Por su parte, la Gremial de Abogados que dirige Eduardo Soares, que asumió la defensa de los presos, indicó en un comunicado que: “el personal del Juzgado Federal 10 que lleva la causa nos dijo con espantosa sinceridad que ni siquiera ellos tienen constancia de donde están ahora los detenidos”. 13 de ellos se hallaban en la dependencia policial conocida como Madariaga. A éstos apresados, se les sumó Jorge Gualtieri, quien había militado en Partido Revolucionario de los Trabadores y estuvo técnicamente detenido-desaparecido durante varias horas, ya que ninguna autoridad revelaba su lugar de encierro ni a los abogados, solo respondían “está demorado”. Mañana, los 14 que ya se hallan en la de los Tribunales de Comodoro Py irán a indagatoria, mucho de ellos por el solo hecho de vivir en una casa tomada. Luego, se sabrá como continúa el desarrollo de la cacería instrumentada por el Gobierno.

TERRORISTAS POR SER ISLÁMICOS
Asimismo, también macharon presos, este jueves, dos jóvenes hermanos por su supuesta relación con la organización libanesa Hezbollah y motivó una indignada respuesta de la comunidad árabe. A la vez, el Estado argentino será denunciado internacionalmente por persecución racial y religiosa, según lo anunció el abogado Ismael Jalil, miembro de Correpi y representante legal de los detenidos Axel y Kevin Gamal Abraham Salomon, de 25 y 23 años de edad, respectivamente.
Por su parte, Adalberto Assad, el presidente de la Federación de Entidades Argentino Arabes (Fearab), sostuvo que “presentaremos una denuncia contra el Estado (argentino) por persecución hacia la comunidad islámica”.
El dirigente alertó que la comunidad islámica está “pasando un momento muy difícil que nadie quiere pasar. Es difícil confundir a un musulmán practicante argentino y vincularlo con terrorismo. Los costos (de operativos policiales con despliegue mediático) los paga la comunidad árabe, que es gente de paz, trabajadora”.

Más