Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

248

ROSARIO

Masivo reclamo por Franco

(APL) Organizaciones políticas y barriales del Barrio Ludueña, cercano a Empalme Granados, acompañaron ayer por la tarde a los familiares de Franco Ezequiel Casco Godoy en una populosa movilización salida desde Salta y San Nicolás hasta la esquina de la comisaría 7ª, en Cafferata y Tucumán, donde fuera detenido el 7 de octubre, entre las 13 y 22 hs, fecha que debía regresar a su hogar, en Florencio Varela. “Alerta, alerta que caminan milicos asesinos por las calles rosarinas”, fue la consigna que más se escuchó gritar frente a la comisaría 7ª, cuyos agentes están involucrado en casos de trata de niños y en el asesinato de la dirigente de Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina Sandra Cabrera, quien lo denunciara por “coimas y torturas” a compañeras de esta organización.

Franco2

Minutos antes que se realizara la marcha, el jefe Prefectura anunciaba que se había hallado en el río Paraná, “un cuerpo masculino, de mediana edad, vestido sólo con un pantalón azul” muy deteriorado, por haber pasado aproximadamente veinte días en el agua, con un tatuaje con el nombre “Thiago”. Franco tiene un hijo de tres años con ese nombre.
“Alerta, alerta que caminan milicos asesinos por las calles rosarinas”, fue la consigna que más se escuchó gritar frente a la comisaría. Este destacamento está involucrado en casos de trata de niños y por el asesinato de la dirigente de Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina Sandra Cabrera, quien lo denunciara por “coimas y torturas” a compañeras de esta organización.

El defensor general de la provincia, Gabriel Ganón, tomó el caso de la desaparición de Franco. Asegura que, tras la denuncia de desaparición, aparecieron testimonios falsos, aportados por que dicen haber visto al joven con vida en lugares y horarios que su familia desconoce. Incluso en los videos aportados por cámaras de seguridad, los señalados como Franco, no son reconocidos por los padres.

El joven había llegado a Rosario el 6 de octubre para visitar a familiares. Debía tomar el tren de la mañana del día 7 pero lo perdió. Esa mediodía dio aviso a su madre, Elsa Godoy.

Como no regresó a casa de sus parientes de Santa Fe, ni volvió a contactarse con nadie, Elsa logró reunir los $70 que costaba el viaje a Rosario y, lo primero que hizo fue denunciar en dicha comisaría la desaparición. No obtuvo más que dilaciones y falsos argumentos, así que emprendió la búsqueda, como pudo por hospitales, otras comisarías, la morgue, siempre con resultados negativos. Empapeló el posible circuito del hijo con fotos de su rostro, que parecieron ser alevosamente arrancados. Recién esta semana, el fiscal Guillermo Apanowicz le mostró una foto de su hijo en la comisaría donde se lo veía muy golpeado, junto a un acta de detención, cuya firma desconoce. La policía aduce que salió en libertad pero no consta acta de esta situación acto, ni actuación médica sobre el muchacho herido.

Mientras el juez Hernán Postma tomaba declaración al comisario y otros integrantes del destacamento, el secretario de Control de Fuerzas de Seguridad, Ignacio del Vecchio, aseguraba pistas groseramente falsas ante el periodismo.

MÉXICO: “No puedo dar clase, me faltan 43”

Rafael Reygadas, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) de Xochimilco, utilizando mesas y sillas con las fotografías de los jóvenes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, se declaró en huelga,ayer. “No puedo dar clase, me faltan 43. No quiero que me mañana me faltes tú”, indica una pancarta colocada detrás del docente quien tiene la boca cubierta con cinta adhesiva a modo de silencio.

La fotografía fue tomada por la profesora Araceli Mondragón, adscrita al departamento de Relaciones Sociales. Reygadas Robles Gil tiene un Doctorado en Historia y una Maestría en Ciencias con Especialidad en Educación. Ha sido profesor de la UAM desde 1972, pero al mismo tiempo ha tenido una activa participación en diversas organizaciones de la sociedad civil mexicana

El pasado 27 de octubre académicos de la UAM expresaron su apoyo a los jóvenes movilizados en solidaridad con Ayotzinapa. “Las aberrantes agresiones cometidas contra los alumnos normalistas de Ayotzinapa –heridas, mutilaciones, asesinatos y desapariciones forzadas– constituyen el momento más grave de una política de criminalización de la juventud. Se trata sin duda de crímenes de Estado y de lesa humanidad que no deben quedar impunes. Evidencian el contubernio inadmisible entre autoridades, partidos políticos y delincuencia organizada”.
Fuente: SPD.noticias.com

Última modificación: 31 de octubre de 2014 a las 14:38