Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

2 AÑOS SIN SANTIAGO MALDONADO - JORNADA DE MEMORIA Y LUCHA EN LA PLATA -30/7- 18 HS - ESTACIÓN PROVINCIAL

Vive en la Lucha

Al cumplirse 2 años de su desaparición forzada y asesinato, desde el Comité de Solidaridad Santiago Maldonado-La Plata los invitamos a la Jornada de Memoria y Lucha que realizaremos el martes 30 de Julio a las 18 hs en el Centro Cultural Estación Provincial, calle 17 y 71, de la ciudad de La Plata. Participarán del panel, Verónica Heredia (abogada de la causa Maldonado), Mónica Alegre (madre de Luciano Arruga) y Carlos “Sueco” Lorkipanidse (ex detenido de la ESMA). Se expondrá la muestra fotográfica de Juan Cicale, se proyectará un documental y Mariano Vicente recitará un poema escrito para Santiago. El cierre musical estará a cargo del grupo “Pantera Records”, cultores del Rap-Hip Hop con mensaje. Contactos de Prensa: Marcio Mancini: 221 5221455- Sociedad de Resistencia La Plata/ David: 221 5754374- Casa de DDHH Hermanos Zaragoza/ Maria Isabel Prigione Greco: 11 65442102 -HIJOS LA PLATA / https://es-la.facebook.com/HIJOS.LaPlata// https://es-la.facebook.com/comitedesolidaridadsm/

Santiago

Santiago Andrés Maldonado fue desaparecido por el Estado argentino el 1° de Agosto de 2017, luego de una brutal represión de gendarmería al interior del PuLof en Resistencia Cushamen (Chubut). El operativo represivo del gobierno de Macri persiguió a los tiros a los compas que bloqueaban la ruta 40 hasta el río Chubut en protesta por la libertad del lonco Facundo Jones Huala. Fue un acto de disciplinamiento a las comunidades en resistencia ordenado por la Ministrade Seguridad Patricia Bullrich y su Jefe de gabinete Pablo Noceti. Finalizado el operativo Santiago estuvo desaparecido y, pese a la realización de rastrillajes en el lugar que dieron negativo, después de 79 días fue encontrado muerto en el río en la misma zona de los hechos.

Habiéndose abierto en la justicia federal de Rawson una investigación caratulada como desaparición forzada de persona, tras 27 meses de investigación el juez Gustavo Lleral decidió cerrar el expediente y sobreseer al gendarme que persiguió a Santiago hasta el río para avalar la teoría de que el compañero murió ahogado y no habría delito que perseguir, versión fogoneada tempranamente desde el gobierno. Más allá de que el propio Lleral reconoció presiones para archivar el expediente, no se contextualizó el marco represivo en el que murió Santiago y se apartaron intencionalmente varios elementos presentes en el informe del perito Enrique Prueger que contradicen la versión del ahogado: la disparidad y acomodamiento de la causal de muerte entre el parocardio-respiratorio por el frío y el ahogamiento, la imposibilidad de que el río hubiera ocultado y/o arrastrado desde caudal arriba el cuerpo, la no coincidencia plena de elementos microscópicos en el agua y en el interior del cuerpo, así como la ausencia de signos de arrastre o marcas que presentaba el cuerpo habiendo sido encontrado en un lecho plagado de ramas y raíces.

Actualmente las causas por desaparición forzada de persona en Argentina, más de 215 casos de 1983 a la fecha, rara vez llegan a investigarse como se debe, reconociendo la existencia plena del delito y con ello la responsabilidad estatal que cabe en esclarecerlo y condenar a los responsables. Argentina, el país de los 30 mil detenidos desaparecidos tardó 28 años desde finalizada la dictadura para incluir en su ordenamiento legal la posibilidad de condenar a agentes del Estado por la figura de desaparición forzada de persona. Desde entonces sólo en el caso de Iván Torres, al igual que Santiago desaparecido en Chubut, pero por la policía provincial y en 2003, hubo un debate con sentencia, en un juicio parcial y fragmentario.

El Lechuga, fue un compañero militante anarquista, comprometido con la transformación social, que desplegó solidaridad organizada con las luchas populares. Santiago, tenía 28 años y era de 25 de Mayo. Desde pequeño tuvo mucha curiosidad por el arte, incursionó en el dibujo, la ilustración, la pintura, el tatuaje y la música. Así desarrolló una gran actividad artística y militante, dejando sus huellas plasmadas en distintos lugares.

Para recordar a Santiago, su idea, su arte, su decir, y para seguir denunciando los crímenes de Estado como la desaparición forzada, el gatillo fácil, las torturas, la muertes en lugares de encierro, los presos por luchar que se siguen generando en estos gobiernos constitucionales a los que cuesta cada vez más llamar democracia:

Los esperamos el martes 30 de Julio a las 18 hs en La Estación Provincial.

De la Rúa y la Alianza Para Matar

(Por Oscar Castelnovo/APL) Cuando asumió Fernando de la Rúa junto a su vice Carlos “Chacho” Álvarez, el 10 de diciembre de 1999, me encontraba en Corrientes Capital cubriendo el “Aguante Correntino” junto a la compa Hilda Presman de la Red Derechos Humanos, entre muchxos otrxs. Estábamos sin dormir, preparándonos para resistir lo que se venía: El desalojo violento del Puente Belgrano que ocupábamos con el pueblo. A las 4:31 del 17 de diciembre, a solo una semana de asumir el gobierno de la Alianza, comenzó una cruenta represión de la Gendarmería. Recuerdo que el Aguante tenía un 70 por ciento de mujeres en su lucha, o un porcentaje aún mayor. A eso de las 7:30 se eleva la calidad represiva y a las balas de goma, trazantes, palos y otras se les sumó el plomo. Así, a unos pocos metros nuestros cayeron dos jóvenes pobres: Mauro Ojeda y Francisco Escobar.

Dos años más tarde, el 20 de diciembre de 2001, me hallaba cubriendo la movilización en la Plaza de Mayo y alrededores. Allí fueron siete los asesinados; y 39 en todo el país. Luego, a esa pueblada se la nombró “El Argentinazo”.

Este martes murió Fernando De la Rúa y ya son profusas las noticias sobre su bondades.

Por mi parte, no celebro la muerte. Pero jamás olvidaré, por caso, el tremendo valor del pueblo correntino en un combate infinitamente desigual. Ni la mirada deshecha de las madres de los fusilados, cuyas vidas sucumbieron por las políticas de De la Rúa, Álvarez, Cavallo y Storani.

De la Rúa no fue un gran estadista ni un gran demócrata. Es falso. Fue uno de los conspicuos gerentes de la Alianza Para Matar.

Última modificación: 10 de julio de 2019 a las 20:50
GRECIA: GANÓ LA EXTREMA DERECHA EN LA ELECCIONES GENERALES, CON KYRIAKOS MITSOTAKIS.

El fascismo avanza en Europa.

(Por Marion Saint-Ybars, desde Europa/APL)Superado en gran parte por una derecha ultraliberal, Alexis Tsipras registra una derrota que, según él, no es para nada “estratégica”. Syriza sufre la desafección de las clases populares. Tsipras había sido elegido en 2015 prestando juramento sobre la Constitución en lugar de la Biblia. Kyriakos Mitsotakis volvió a las Escrituras el día después de una victoria incondicional de la derecha en las elecciones legislativas. Con el 39,80% de los votos y 158 escaños de los 300, los conservadores están recogiendo, tras su victoria en las elecciones europeas, la mayoría absoluta en el Parlamento. Tendrán las manos libres para implementar su agenda ultraliberal: aceleración de las privatizaciones, reducción del impuesto a las ganancias corporativas, subcontratación de ciertos servicios públicos y el programa de “evaluación” para los funcionarios públicos.

Grecia

Con su campaña con acentos extremistas, el líder de los conservadores, heredero de una de las dinastías políticas que Grecia tiene en secreto, logra desviar al electorado hacia la extrema derecha sin hacer huir, como esperaban sus opositores, al electorado liberal proeuropeo. Consecuencia: los neo-nazis “Golden Dawn” son expulsados del Parlamento, los nacionalistas prorrusos de Elliniki Lysi (solución griega) ingresan al Parlamento. En cuanto a los soberanos de Anel (griegos independientes), que durante mucho tiempo se aliaron con Syriza y se separaron del panorama político después de las elecciones europeas, ni siquiera se presentaron.

Kyriakos Mitsotakis es, por lo tanto, la única parte en el brote de fiebre nacionalista causada, en parte, por la conclusión del acuerdo sobre el nombre de Macedonia. A través de este tratado bilateral patrocinado por Berlín y Washington, Grecia reconoce a la ex República Yugoslava de Macedonia como “el Norte”. Se suponía que la medida cerraría una vieja disputa pero la extrema derecha gritó “traición”, el jefe de Nueva Democracia hizo lo mismo al criticar un “retiro nacional” para “dividir a los griegos”.

Impulsados por un sentido de soberanía confiscada, miles de griegos salieron a las calles a principios de año después de la ratificación de este acuerdo por parte del Parlamento. Kyriakos Mitsotakis ganó su apuesta: esta movilización encontró su traducción en las urnas.

Cuando destronó al jefe del partido conservador en 2015, después de la derrota de Antonis Samaras este ex banquero, sin embargo ofreció el rostro de una derecha burguesa y política, una “moderación” para todos los europeos. Rápidamente cumplió con la línea radical defendida por los desertores refugiados en la extrema derecha como los ex ministros pilares de la política de demolición social llevada a cabo bajo Samaras. Uno de los ministros jura por “la patria, la religión y la familia” , el otro saborea su apodo de “el Hacha”, en referencia al arma que amenazó en la universidad a los estudiantes comunistas.

En este nuevo panorama político marcado por la pasaje del electorado de extrema derecha hacia la Nueva Democracia, Kyriakos Mitsotakis promete escuchar a “todos los griegos” pero ya se agudiza, en materia de seguridad e inmigración, con propuestas difíciles destinadas a halagar su apoyo más radical facha. Felicitado calurosamente por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ya no hablan de renegociar “los parámetros del plan posterior al rescate” ni de las medidas de austeridad que aún imponen los acreedores a Grecia.

El domingo por la noche, Alexis Tsipras sufrió la anunciada derrota. “La alternancia es la quintaesencia de la democracia”, dijo, adoptando de inmediato la posición de líder de una oposición renovada. Syriza sufre de la abstención, la más fuerte desde la caída de la dictadura, y el desprecio de las clases populares escaldado por la firma en 2015 de un tercer memorando de austeridad. Pero el partido no se derrumba… se argumenta en sus filas: con 31,55% y 86 escaños, la formación de la izquierda se afirma como el segundo pilar de un nuevo bipartidismo.

Reunidos en el Movimiento por el Cambio (Kinal), los socialistas de la antigua Pasok permanecen permanentemente marginados: recaudan el 8% de los votos cuando obtuvieron el 43.9% en 2009 al amanecer de la crisis. Los comunistas del KKE confirman por su lado con un 5,33% los graves reveses registrados en las elecciones europeas, municipales y regionales. Este es un síntoma de una “tendencia general hacia el conservadurismo” que apuntalará las “elecciones antipopulares” de la Nueva Democracia, lamenta el líder del KKE, Dimitris Koutsoumbas.

Aún a la izquierda, los disidentes de Syriza que cerraron la puerta de la fiesta en el verano de 2015 acusando a Alexis Tsipras de “traición” después del referéndum fueron literalmente eliminados. La Unidad Popular de Panayotis Lafazanis no alcanza ni el 1%.

Esta votación lo confirma: los encantamientos sobre el “retorno del crecimiento” no han curado a Grecia, laboratorio europeo de políticas violentas de ajuste estructural. Las políticas de austeridad impuestas por los acreedores autoritarios han afectado de manera profunda y duradera a la sociedad griega, debilitando a la clase trabajadora, aplastando los servicios públicos, comprimiendo los salarios, haciendo de la precariedad la norma en el mercado laboral. La izquierda griega en el poder ha respaldado esta política a la sombra de un equilibrio de poder desproporcionadamente favorable para las finanzas. Las frágiles redes sociales restauradas por Syriza ahora parecen irrisorias frente a la ira de una derecha sin inhibiciones.

Alexis Tsipras, sin embargo, asume sin parpadear, defiende su balance, promete en la oposición, hacer todo “para evitar manifestaciones de venganza contra las conquistas sociales”. Estos resultados, insiste, no traducen “una derrota estratégica para Syriza”. En su opinión, son las bases para el “gran partido democrático” que quiere ver tomar forma. “Trabajaremos duro, obstinadamente por lo que la victoria de ND es temporal”, promete. El antiguo inquilino del palacio Maximou tiene prisa por volver a los negocios. Con, por supuesto político, un “progresismo” con contornos aún inciertos.

Stelios Kouloglou, miembro de Syriza y parlamentario europeo dice algo que vimos en Argentina desde el 2012 y estamos empezando a ver de nuevo: “que con respecto a los resultados de la Nueva Democracia, debemos tener en cuenta el hecho de que todo el sistema financiero y de medios de comunicación han apoyado a Kyriakos Mitsotakis (presidente del partido de extrema derecha) hasta el final. Realmente se ha hecho una propaganda para Él durante los meses previos a las elecciones. Hubo una especie de emboscada contra Syriza que estaba bajo ataque constante. Esta ha sido una magnífica campaña de desinformación”.

La conclusión no tiene que estar aquí sino en el cerebro de cada un@ que leyó este texto. En todo el mundo están reproduciéndose las mismas políticas de las clases dominantes… aprendamos de otras experiencias que están nuevamente en Argentina.