Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

335

UNIDAD 19 - COLONIA PENAL DE EZEIZA

Doscientos presos en huelga de hambre

(APL)Más de dos centenares de presos en la Unidad 19 Colonia Penal de Ezeiza, dizque cárcel de mínima seguridad, se hallan en huelga de hambre desde hace tres días. Junto al cese de las pésimas condiciones de detención, la medida reclama – esencialmente- el fin del hostigamiento a los familiares. Por caso, las madres – incluidas las ancianas-, compañeras e hijas, luego de un plantón de varias horas, deben caminar cientos de metros hasta la División Paquetes, bajo el sol o la lluvia, y la mayoría de ellas permanece las 6 horas de visita a la intemperie, dado que el lugar cubierto solo alcanza para unos pocos. A su vez, el “régimen de mínima” es, en los hechos, un hostigamiento militarizado de verdugueo máximo.

U19

Un familiar de los detenidos, Juan Pueblo, indicó a la APL que el procedimiento corriente de la requisa es entrar a los pabellones a los gritos y pitazos: “¡Todos para el fondo!”, “¡Formados en fila!”, al tiempo que “ordenan” a decenas de detenidos con “toques” del bastón reglamentario. Luego, vienen los consabidos: ¡Sáquese la ropa! ¡Levántese los testículos! ¡Dese vuelta! ¡Agáchese y ábrase!, mientras otra parte de los requisadores amedrenta con los palos y las esposas y “se caga de risa”.

Como se recordará, en noviembre pasado, el oficialista Tiempo Argentino comunicó que “el gobierno se prepara para anunciar el envío al Congreso Nacional de un proyecto para reformar de manera integral el Servicio Penitenciario Federal, y transformarlo en una agencia descentralizada bajo control civil”.

Ningún proyecto se envió al Parlamento en tal sentido y, por el contrario, los grises siguen firmes en su derrotero represivo, con un presupuesto de 30 mil pesos mensuales por cada prisionero o cautiva en las jaulas federales.

A la vez, JP indicó que en un pabellón con capacidad para 25 personas conviven 47. Allí solo existen tres baños y “si alguien llega con apuro se ve obligado a defecar en una bolsa de plástico”, indicó. Las duchas también son tres, lo que genera tensión entre los detenidos ante las temperaturas elevadas.

Algunos escritores han referido al “clima erotizante” de las prisiones. Seguramente, estos literatos no se dieron una vuelta por las dos habitaciones de la U-19, destinadas a las visitas íntimas para más de cien parejas (sí, 2 para 100). Ambas cuentan con sendos colchones de olor nauseabundo que contienen humedad a pleno y un moho en permanente esparcimiento por su superficie.

Asimismo, las ratas de gran porte y varias especies de cucarachas, con disímiles tonalidades y tamaños, acuden sin restricciones a las visitas, comen de las migajas que caen, aunque a veces se animan y comparten con confianza en la confortable “colonia ejemplar” del Servicio Penitenciario Federal.

El reclamo de los presos de la U-19, hasta el momento, no recibió respuesta alguna de las autoridades del SPF o del Ministerio de Justicia.

Recientemente, el Comité Contra la Tortura denunció una superpoblación del 50 por ciento en la provincia de Buenos Aires, la Procuración Penitenciaria de la Nación informó sobre el récord histórico en cárceles federales y militantes anticarcelarios cordobeses revelaron que la provincia mediterránea tiene, porcentualmente, casi tantos presos como Rusia que marcha en los puestos top del rubro. Cabe destacar que Estados Unidos y China superan al país euroasiático.

La crisis carcelaria de la Argentina sigue su marcha ascendente. La clase política electoralera, levanta más establecimientos enrejados y crea nuevas policías en todos los distritos. Los candidatos compiten por TV a ver quién tiene más grande la propuesta punitiva. Así, obtienen minutos de triste fama y votos. Tan necesarios para mantener los privilegios de los sectores hegemónicos, tan inservibles para los dolores del pueblo.

CÓRDOBA

Solidaridad con las psicólogas apartadas del Neuropsiquiátrico

La comunidad vinculada a la Salud Mental en la ciudad de Córdoba continúa movilizada por la noticia del traslado compulsivo de dos profesionales referentes en la temática que actualmente se desempeñan en el Hospital Neuropsiquiátrico. La semana pasada, el Gobierno Provincial ordenó el traslado obligatorio de la jefa de sección de Investigación Sanitaria y Epidemiológica del Hospital, Jaschele Burijovich, y de la psicóloga Cecilia Berra, integrante del equipo de investigación, quienes se desempeñan en el nosocomio desde hace muchos años. Ambas profesionales recibieron la notificación de que serían trasladadas a diferentes dispensarios de la capital mediterránez.El hecho fue una clara sanción a sus informes que develan la nefasta política gubernamental en el área.(Fuente: cba24n.com.ar)

NeuroCord

Burijovich y Berra son psicólogas referentes en la temática de Salud Mental en Córdoba y desde hace años reclaman por la plena implementación de la Ley Provincial de Salud Mental (9.848) en los hospitales neuropsiquiátricos de la provincia. En este contexto, las profesionales consideran que el sorpresivo traslado corresponde a un apercibimiento del Gobierno de Córdoba por las críticas impartidas ante la falta de políticas públicas. (Ver: Trasladan a psicólogas luego de informes críticos al Gobierno)

El pasado viernes, los trabajadores del Neuropsiquiátrico se reunieron en asamblea y decidieron declararse en estado de alerta por el traslado de sus compañeras.

La medida generó también el rechazo del Colegio de Psicólogos de la Provincia de Córdoba, que a través de una solicitada criticó la actitud autoritaria del Gobierno Provincial: “Este accionar es evidencia de las políticas públicas autoritarias y discrecionales que van a contramano de todas las conquistas histórica que se han alcanzado en relación a la ampliación de derechos”, reza el comunicado.

Otra institución que se declaró en contra del traslado fue la Asociación Interdisciplinaria del Hospital Rawson, quien acusó que se trata de una “medida de castigo encubierto tomada por el Gobierno de la Provincia de Córdoba”

“Las compañeras Burijovich y Berra son profesionales respetables que, por ser críticas a las políticas de Salud del Ministerio y en particular del área de Salud Mental, sufren esta sanción de “traslado” como castigo. Solicitamos con energía se vuelva atrás con esta medida arbitraria que supone un abuso de poder del Gobierno Provincial”, afirman.

Asimismo, un paciente del nosocomio decidió realizar una petición en la plataforma Change.org para la reincorporación de las profesionales.

“Pido en mi nombre y en el de todos los pacientes del Hospital Neuropsiquiatrico la reincorporación de la Lic. Jacinta Burijovich y de la Lic. Cecilia Berra (...) Existe un grupo minoritario de profesionales que con absoluta valentía opone resistencia y lucha por la plena y efectiva aplicación de la Ley Provincial Nº 9848 y la Ley Nacional Nº 26657, ambas plenamente vigentes y sobre Derecho a la Protección de la Salud Mental”, afirma la propuesta que ya tiene más de 1100 adherentes.

Mientras tanto, las dos profesionales presentarán un recurso administrativo para impedir la expulsión del nosocomio donde trabajan desde hace más de 15 años.