Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

376

CÓRDOBA: CONCENTRACIÓN EN TRIBUNALES II

Justicia a 2 años del asesinato de Nicolás Nadal

Una vez más nos concentramos en Tribunales II para exigir a la Fiscal Eve Flores Distrito 3 Turno 3 eleve cuanto antes la causa por el asesinato del joven Nicolás Nadal, víctima de gatillo Fácil el 28-02-2013. En pocos días se cumplen 2 años de su asesinato, y desde julio de 2014 la fiscal tiene todas las pruebas necesarias para fijar la fecha del juicio, sin embargo vuelve a pedir pericias ya solicitadas y comprobadas meses atrás, como una clara maniobra de dilatar los tiempos. Y miente a la familia a quien en noviembre del año pasado les prometió definir la situación antes de la feria judicial, y eso nunca sucedió. Por eso hoy a 9 meses de esperar que se expida ya que cuenta con todas la pruebas necesarias, volvemos a concentrar en tribunales hasta que se haga justicia y el reclamo de familiares y amigos de Nico sea oído. No queremos mas ni un pibe menos! Contacto de prensa: 0351-156079582

Nadal

Nicolás Nadal tenía 16 años, una amplia sonrisa, personalidad vívida y extravagante, jugaba al fútbol. Era percusionista.
El día 28 de febrero de 2013 salió a bailar y luego con unos amigos, casi como si se tratara de un juego se llevaron un taxi.
Los policías Has y Quinteros los persiguieron y dispararon a matar. No hubo intercambio de disparos aunque la Policía quiso demostrar LO CONTRARIO plantando dos armas a los jóvenes.
Hace ya 9 meses que en un fallo judicial demostró que las armas fueron plantadas, que no hubo intercambio alguno de disparos y que Nicolás murió de un disparo que ingresó en su espalda, cuando estaba dentro del vehículo. Sin embargo la fiscalía no escatimó recursos e intentó demostrar lo contrario de lo que las pruebas dejaban en claro: Nico fue víctima de gatillo fácil de la maldita policía.

Y es esta misma justicia que le da la espalda al pueblo la que el 29 de diciembre de 2014 archivo la causa de la golpiza que recibió Cristian Guevara en junio pasado por parte de la policía de la comisaria de Barrio Los Naranjos, lo que desencadeno en su muerte y que lo quisieran ocultar pasándolo como un suicidio. Aun habiendo testigos d ella golpiza el fiscal a cargo archivo la causa sin comunicarlo ni a la familia ni al abogado, dando una muestra mas de justicia para quien?.

Por esto y por que 2015 nos encontró con la muerte Ismael Sosa, y con el intento de asesinato de Ezequiel Reinoso, ambos víctimas del accionar represivo de la policía, por que el 2014 nos dejo sin Lautaro Torres, Ezequiel Avila, Exequiel Barraza, Cristian Guevara, Miguel Torres, Were Pellico, quienes entre otros tantos nombres se suman a los de Facundo Alegre, Jorge Reyna, Emanuel Paneta, Ivan Rivadero es que no queremos ni un pibe menos!!

Denunciamos a la Fiscal EVE FLORES de dilatar los tiempos al no expedirse en la elevación a juicio por el asesinato de Nicolás.

CONVOCAN: FAMILIARES Y AMIGOS DE NICOLÁS NADAL

La Red de Trabajadores se reúne en la FORA

(APL) El martes 3 de marzo a las 18:30 horas se inicia la reunión en el local de la FORA de Capital, sito en Coronel Salvadores 1200, para preparar actividades y acciones solidarias con trabajadores de EMFER procesados por luchar por sus puestos, con un compañero del SUBTE, Carlos Montagne, que está sufriendo persecución por parte de la empresa Metrovías, con luchadores metalúrgicos en conflicto, con Marcos, trabajador de la línea 71 en lucha por su reinstalación (despedido por organizar a sus compañeros) y otros militantes que quieran traer su problemática a la reunión. Trabajador que lucha no está solo!!!

RED DE TRABAJADORES
Última modificación: 1 de marzo de 2015 a las 17:58
EL JUICIO INFAME A YANINA GONZÁLEZ

Donde no hay justicia hay escrache

(Por la Comisión para la Libertad de Yanina)“Policía, policía que vergüenza que me das defendés a femicidas y encerrás a las mamás” fue uno de los gritos durante la semana pasada en la que se desarrolló el debate oral y público. Convocamos el martes 3 de marzo, desde las 9, a los Tribunales de San Isidro (Ituzaingó 340). En la jornada se expondrán los alegatos y emitirá la sentencia. Llamamos a todas las que estamos hartas de parir hijxs para que el Estado lxs asesine. ¡Basta de cárcel y castigar! ¡Acción directa y a YANINA Libertad!

Yanina1-3

Las jornadas comenzaron el lunes 23 y se extendieron hasta el miércoles 25. ¿Qué pasó afuera?

Día uno: La protesta en las calles
Las jornadas fueron intensas, el espíritu que primó fue el constante escrache a la justicia: ocupamos el recinto de entrada del juzgado y gritamos por la libertad de Yanina González, injustamente imputada por “abandono de persona” – en el marco del femicidio vinculado de su hija Lulú- por la fiscal especializada en género Carolina Carballido Calatayud, a quien escrachamos 150 personas hasta las 5 de la tarde, cuando terminaron de declarar lxs primerxs testigxs.
No hubo instancia en que la policía se preparara para hostigar, ni negociación posible para impedir a una mayoría de mujeres indignadas y decididas.
El clima que se vivió adentro era de fortaleza y memoria: la foto de Lulu, la bebé asesinada, circulaba en mano de lxs niñxs, haciéndose ver. Mientras tanto, el femicida de Lulú, Alejandro Fernández, aguardaba arriba citado como testigo por la fiscal y custodiado.
La tensión y la fuerza se sentían en el aire. “No estamos todas, falta Lulu” se aclamaba junto con consignas centradas en el poder judicial y la policía al grito de “no le tenemos miedo a la yuta”.
Las personas que circulaban eran informadas con volantes y se compartieron solidaridades de compañerxs trabajadorxs y otras terribles situaciones de mujeres y niñxs víctimas de trata y de todo tipo de violencia. La olla popular humeaba en el medio del hall del tribunal.

La segunda jornada: militarización en el juzgado de San Isidro
El martes éramos menos compañerxs y cuando llegamos a las 9 de la mañana, nos esperaba para darnos la bienvenida un cordón de la Bonaerense, que nos impidió el acceso a los tribunales y que controló la entrada de una sola persona, con un oficial que dejaba pasar al público impidiendo el ingreso a lxs que nos manifestamos.
Entramos dos compañeras custodiadas por personal femenino al baño. Ante la pregunta sobre quién dio la orden – queríamos saber el nombre del juez o jueza-, el policía nombró a un oficial y la empleada de personal de informes se molesto por la pregunta. “No estoy detenida para que me custodie una cana”, respondimos.
Con el mismo espíritu de la jornada anterior – pero esta vez afuera- se denunció la situación de represión como en la dictadura con milicos y Yanina adentro declarando por un crimen que cometió el femicida que anda suelto y amenazando a las mujeres en el Barrio Obligado, San Miguel.
Intentamos interpelar a las personas que circulaban en la calle, sin embargo el contexto de San isidro es muy hermético y burgués, además esconde el abuso y las violaciones hacia las mujeres, tal como lo expresaron las compañeras la zona que se solidarizaron con la causa.
Se expuso socialmente a los gritos a la fiscal Carballido, el tribunal y al gobierno nacional con consignas como “Mirá Cristina que popular manda a la yuta para cuidar al tribunal y a cuidar al femicida” y “Basta de cárcel y castigar, acción directa y a las presas libertad, a Yanina libertad”.

La tercera jornada
El miércoles aumentó el número de mujeres, pero el cordón policial y el GEP continuaba.
Se continúo denunciando afuera con la misma fuerza que el primer día, lxs niñxs y jóvenes que venían con sus bombos y redoblantes se agruparon adelante para molestar a la policía que se veía hostigada por la interpelación de mujeres y niños. Fue el día más largo
pero casi como un mantra, los cantos, bailes, gritos y consignas sonaron durante las 10 horas de declaraciones.
Por momentos el poder de la fuerza policial se veía vulnerado por los gritos y la foto de Lulú. Las efectivas policiales tenían que ser rápidamente relevadas, en el último momento el oficial que casi ni intentaba dirigirnos la palabra – y ni siquiera la vista-, nos dijo: “Basta, estamos cansados”.
Al grito de “policía policía que vergüenza que me das defendes a femicidas y encerrás a las mamás”, se intercambiaron las consignas con el nombre de la fiscal – quien tuvo el centro de los escraches en las jornadas del 23 al 25- mientras ella se quejaba de maltratos a su persona y públicamente deslizó frente a los jueces y la jueza que no sabía si salía “viva de acá”.
Las jornadas de protesta fueron importantes para pensar el sentido de la rebelión entre mujeres niñas y jóvenes que sufren el sistema de barbarie en su cuerpo. Una y otra vez al grito de “nos tocan a una, respondemos todas” nos unimos para exigir justicia para Lulú y Yanina.
En estas jornadas – más de carácter espontáneo que direccionadas a la política, incluso de izquierda- se puede sentir la tensión y la fuerza de un grito dado en colectivo, uno que clama constante y perturbador aún hasta para los canas que solo saben de los palos, que no tienen nada para contestar: la molestia se percibe en sus cuerpos, la represión la tienen también en la cabeza, los descoloca que mujeres y niñxs lxs interpelen. “No te miraste a la cara? De donde te crees que venís? Defendes a los ricos te pagan para matar. Mirá la foto de Lulú, vos también la mataste, fue el estado que defendés”, se oyó decir en las calles.
En las consignas cambiantes permanentes y de contenido directo los cuerpos solos hablan, porque además no hay quien medie entre el Estado represor y las activistas anticarcelarias, el lugar de negociación desaparece y ahí ya queda solo la legitimidad, esa que tenemos nosotras, a las que nos matan a nuestrxs pibxs en los barrios; a nosotras a quienes nos matan los femicidas, los que también se ensañan con nuestrxs bebés – como Lulú-, y es el Estado el principal responsable, el asesino, el cana, la justicia patriarcal y todo el Sistema.
Al grito de “cómo a los nazis le va a pasar, adonde vayan los iremos a buscar”, y mientras pedíamos una vez más por la libertad a Yani, las jornadas del 25 cerraron a las 8 de la noche, cuando salieron lxs testigxs e integrantes del Centro Comunitario Gallo Rojo, en donde nuestra compañera sentada en el banquillo participó durante varios años.
Pero el centro para lxs que creemos en formas antisistema, no está en las leyes ni en lo que dice o hace el tribunal: Está en la calle, afuera, donde se da la lucha real, donde podremos recrear formas nuevas para desorientar al poder, nunca completo. Por eso queda en nosotrxs, el conflicto, la ira, el poder popular, el escrache…

Las jornadas demuestran, tanto como todas las otras movilizaciones que realizamos en forma autónoma, que se puede ir siempre un poco más de lo que nuestra propia cabeza domesticada nos permite imaginar. Está en nosotrxs seguir con el espíritu siempre sano de la rebelión en tiempos de barbarie, uno que perduró durante los tres días en que escrachamos a la justicia y al sistema que mete balas, que produce el femicidio de las mujeres, la muerte de Lulú, que encarcela a las mujeres que se defienden, pero también a la barbarie del gatillo fácil, el nombre de Luciano Arruga, las muertes en cárceles con una bandera emblemática de Florencia “La China” Cuellar y las compañeras torturadas y asesinadas en Ezeiza, y la presencia inclaudicable de Alfredo Cuellar. Nada impidió que siguiéramos en la acción.

Próxima jornada de lucha en las calles:
Convocamos el martes que viene, 3 de marzo, desde las 9, a todas las que estamos hartas de parir hijxs para que el Estado lxs asesine.
Basta de cárcel y castigar! Acción directa y a YANINA Libertad!