Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

402

Sin respuesta del gobierno a los originarios que resisten

(APL)”Es preocupante la falta de interés del gobierno y del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, quienes deberían escucharnos, atender lo que pedimos y así posibilitar que levantemos esta medida que nos trajo a luchar lejos de nuestros hogares”. Así lo expresó el carashé Félix Díaz, ayer, durante un nuevo corte en la intersección de Avenida de Mayo y 9 de Julio realizado por representantes de las comunidades qom, pilagá, wichí y nivaclé. A pesar de los justos e históricos reclamos y tras 42 días de acampe, ningún funcionario del gobierno nacional recibió a quienes resisten en demanda sus derechos conculcados. A la vez, el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, continúa con la política del garrote. Días atrás, fueron reprimidos – 2 veces en menos de 48 horas- con balas de goma y plomo, mujeres, niños y hombres en la Ruta 81 a la altura de Ingenierio Juárez. Numerosas organizaciones y personalidades apoyan este acampe Qopiwini, entre ellas Nora Cortiñas de Madres Línea Fundadora y el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel. Toda la nuestra solidaridad con los hermanos en lucha.

Última modificación: 31 de marzo de 2015 a las 12:21
MUJER PRESA EN LA U-5 DE ROSARIO ESCRIBIÓ CARTA A BONFATTI:

“La decisión de matarme”

(APL)Ana María Basualdo, presa en la U-5 de Rosario, envío una carta pública al gobernador de Santa Fe Antonio Bonfatti, donde la anuncia “la decisión de matarme”, dado el hostigamiento que recibe por los penitenciarios y el poder judicial. La mujer, que sufre artritis degenerativa y diabetes, entre otras enfermedades, vio cada vez más limitadas sus visitas, la medicación y los insumos que le traen familiares y amigos. (Fuente: AgenciaFe)

U-5Rosario

En la misiva, la mujer da cuenta de su urgencia para que la jueza de ejecución penal Luciana Prunotto resuelva su pedido de detención domiciliaria, solicitud que refrendada por sus vecinos, y afirma que: “Hace ya mucho tiempo que me encuentro enferma, y no puedo limpiar ni higienizarme sola. Ahora me quitaron las tres horas quincenales para ver a mi familia, que son mis tíos, hijos y nietos”.

El escrito revela la situación que Ana María vive en la cárcel, donde debe pagar 150 pesos mensuales para que la bañen y le laven la ropa. También aseveró que tuvo reiteradas caídas. “Esto no es vida, todo el día metida en mi habitáculo y nadie hace nada por mí, tengo que comprarme los remedios”, contó, al tiempo que indicó que usa un trípode para andar, pero ese dispositivo no evita que se caiga.

Así, Ana María denunció a la directora del penal, Susana Romano, a quien acusa por actitudes “inhumanas”. “La directora y sus subalternas son despiadadas, yo le pregunté un día si no tenía corazón, y me dijo que no”, remarcó en el texto.
La Unidad Penitenciaria número 5, a pocas cuadras del shopping Alto Rosario, es un derruido edificio que el Defensor General Gabriel Ganón en junio de 2012, describió al penal como una “trampa mortal”.