Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

419

INFORME SOBRE LAS CONDICIONES DE LOS

Presos palestinos en las cárceles de la ocupación israelí

La Liga Argentina por los Derechos del Hombre al reproducir este informe sobre las condiciones de los presos palestinos en las cárceles de la ocupación israelí se propone llamar la atención sobre el carácter permanente de la violación de los derechos humanos por parte del estado de Israel contra la población palestina sometida a la ocupación militar de sus territorios, privados de sus derechos, sometidos a un proceso de destrucción de su identidad y encarcelado una y otra vez en castigo por su rebeldía o como procedimiento de control social y disciplinamiento. Hemos dicho más de una vez que la solidaridad con los presos políticos es el umbral de la conciencia democrática y humanística de todas y todos Los convocamos a pronunciarnos contra este verdadero ejercicio de genocidio cotidiano y contemporáneo de modo tal que impidamos la naturalización de estas prácticas fascistas que no se pueden tapar con excusas de carácter histórica o cuestionando uno u otro método de lucha de la resistencia de un pueblo ocupado y por lo tanto con todo derecho a ejercer todos los modos de lucha contra un ocupante tan perverso y cruel. (Envío Héctor Trajtemberg/LADH)

Presos Palestinos

INFORME
En la semana de lucha por la libertad de los presos políticos.

Desde 1937, contra todas las violaciones de derechos humanos/ Liga Argentina por los Derechos del Hombre

Desde el comienzo de la ocupación israelí del Territorio Palestino en 1967, más de 850.000 ciudadanos palestinos han sido detenidos. Entre ellos, 15.000 mujeres y decenas de miles de niños.

Desde el año 2000 hasta este día, más de 85.000 casos de detenciones han sido registrados. Entre ellos más de 10.000 son niños (menores de 18 años) y aproximadamente 1.200 son mujeres, más de 65 ministros o miembros del Consejo Legislativo Palestino y más de 24.000 bajo detenciones administrativas1 que pueden renovarse varias veces.

La detención de los palestinos no está restringida a una categoría o estrato específico. Incluye a todos los estratos y categorías de la sociedad palestina (niños, jóvenes, ancianos, mujeres, madres, esposas, enfermos, discapacitados, trabajadores, académicos, miembros del Consejo Legislativo, Ministros, dirigentes políticos, sindicales, estudiantes universitarios y secundarios, escritores y artistas).

Las detenciones son acompañadas y seguidas de numerosas violaciones al derecho internacional, como ser los métodos, lugar y condiciones de la detención, torturas y métodos utilizados para extraer confesiones. Conforme a los hechos y los testimonios de detenidos, 100% de aquellos que tuvieron la experiencia de ser detenidos o arrestados aseguraron que sufrieron algún tipo de tortura física o psicológica, abuso e insultos ante otras personas o miembros de su familia, y la mayoría sufrió varias de ellas.

Durante los últimos cuatro años, ha comenzado a quedar claro que los niños palestinos son objetivos de detenciones. Se registraron más de 3.755 casos de detenciones a niños, de los cuales 1.266 ocurrieron durante 2014. Durante el primer trimestre del año en curso, más de 200 casos de detenciones a niños han sido registrados sin consideración a su edad o debilidad física y sin atender a sus necesidades básicas. Han sido tratados duramente, torturados, sus derechos humanitarios básicos negados, sentenciados y condenados a prisión, multados y confinados en sus hogares. Más de 95% de los niños liberados de las cárceles aseguran que han sufrido torturas y maltrato durante el interrogatorio y la detención. Estas acciones suponen una amenaza real a la niñez palestina y su futuro.

DETENIDOS EN NÚMEROS

Más de 6.500 presos políticos palestinos se encuentran aún en las cárceles de la ocupación israelí. Entre ellos:

478 Condenados a cadena perpetua una o varias veces

21 Mujeres (2 menores de edad)

200 Niños menores de 18 años

480 Detención administrativa

16 Diputados y dos ex ministros

1500 Enfermos sufriendo diferentes tipos de enfermedades (80 en grave estado)

30 Detenidos previos a los Acuerdos de Oslo (con más de 20 años en las cárceles de la ocupación israelíes)

16 Presos veteranos, pasaron más de 25 años en la cárcel, tal como Karim Younis y Maher Younis que pasaron 33 años continuos allí.

85 Liberados por el Acuerdo Shaleet y detenidos nuevamente. 65 de ellos están todavía en prisión a pesar de haber cumplido condenas de 20 años.

Los presos políticos palestinos están distribuidos en 22 cárceles y centros de detención israelíes, las más destacadas son Nafha, Remon, Asqalan, Beir Sabee, Hadareem, Jalbou, Shata, Ramlah, Damoun , Hasharoon, Hadarim, Naqab, Ofar y Majedo.

Presas

Durante el proceso de detención, las presas palestinas son expuestas a golpes, insultos, humillaciones y desconsideración. No son informadas de su destino durante su traslado a la prisión. Durante el interrogatorio y la investigación, son expuestas a amenazas, intimidaciones, maltratos y golpizas.

El sufrimiento continúa a través del aislamiento, la negación de las visitas familiares, confiscación de productos adquiridos en la cantina del establecimiento, inspecciones provocativas, negación a tratamientos y educación. A siete detenidas se les niega encontrarse, visitar o comunicarse con sus esposos o hermanos presos en otras cárceles.

Detenidos enfermos

Más de 1.500 presos políticos palestinos en las cárceles de la ocupación israelí sufren diferentes enfermedades por las duras condiciones de vida, desnutrición, la contaminación, el trato cruel, la mala atención médica y la negligencia médica. Dieciséis de ellos se encuentran casi de forma permanentemente en el llamado hospital de la prisión “Al-Ramlah” en duras condiciones, sufriendo enfermedades graves (lisiados, con necesidad de intervenciones quirúrgicas, y al mismo tiempo se les prohíbe a médicos de afuera visitar a los enfermos y presentar el debido tratamiento). Asimismo, hay más de 80 casos que padecen de enfermedades crónicas, y 25 de los presos enfermos sufren cáncer y hay docenas de discapacitados mentales y físicos.

Muchos de los presos sufren enfermedades tanto físicas como psicológicas por las condiciones de vida insalubres, propagación de insectos, desnutrición, falta de higiene, poca ventilación, humedad, poca iluminación, hacinamiento, heridas durante la detención y golpes en las heridas para forzar confesiones. Las enfermedades más extendidas en las prisiones son las enfermedades de la piel, infecciones respiratorias, úlceras, tumores cancerígenos, insuficiencia renal, hernias de disco y de médula espinal, reumatología, presión arterial, diabetes, discapacidad visual, problemas dentales y enfermedades psicológicas. Los cuerpos de los presos enfermos se han convertido en campos de prueba para la práctica de médicos israelíes y compañías farmacéuticas.

Detención Administrativa

La detención administrativa es el enemigo desconocido de los presos palestinos. Es castigo sin cargos. Ella implica la detención sin juicio, sin el derecho a la defensa por parte de un abogado o la auto-defensa por falta de evidencia incriminatoria, y está basada en la llamado “archivo secreto” provisto por la agencia de inteligencia de la ocupación israelí.

El tiempo de detención administrativa va desde uno a seis meses. Es emitida por jefes militares en el territorio ocupado palestino, basadas arbitrariamente en órdenes militares. En muchos casos, la detención administrativa puede ser renovada varias veces y muchas de ellas llegan a diez. En ese caso, las víctimas (hombres o mujeres, jóvenes o viejos) pueden llegar a pasar más de cinco años en prisión sin cargos y juicio basado en el “archivo secreto”. La mayoría de los palestinos objetivo de detenciones administrativas son médicos, ingenieros, profesores universitarios, periodistas, diputados del Consejo Legislativo.

Mártires detenidos

Muchos de los presos palestinos murieron en las cárceles de la ocupación israelíes como resultado de las duras y crueles condiciones en las que vivieron, como torturas, negligencia médica, aislamiento, disparos y las agresiones nocturnas a las habitaciones con gases. De acuerdo a los casos documentados en el registro de la Comisión de Presos y ex – Presos, 206 de los presos fueron asesinados luego de su arresto desde 1967. El último caso registrado es el del mártir Raed Aljabari de Hebrón. La causa de muerte de los mártires es como sigue: 71 por torturas, 54 como resultado de negligencia médica, 74 asesinados deliberadamente luego de la detención, 7 por disparos directos de soldados dentro de la celda. Además de decenas de presos que fueron martirizados heredados de las cárceles, tal como: Hayel Abu Zeid, Murad Abu Sakut, Fayez Zaidat, Ashraf Abu Tharea, Zakariya Issa entre otros.

El poder judicial israelí

El poder judicial israelí implementa las leyes militares israelíes en violación al derecho internacional. Ello afecta la imparcialidad del procedimiento legal. La legislación israelí no incluye leyes condenatorias de los crímenes de guerra o de lesa humanidad.

El poder judicial discrimina a los ciudadanos palestinos al dictar las sentencias en relación a los ciudadanos israelíes. La Suprema Corte de Justicia desechó miles de quejas presentadas por presos y abogados en representación de detenidos que sufrieron torturas y malos tratos durante la detención. El poder judicial israelí no ha condenado a ningún oficial israelí de la agencia de inteligencia que haya cometido crímenes de lesa humanidad o asesinado a palestinos durante una detención.

Durante el año 2014, el gobierno israelí se concentró en emitir y aprobar nuevas leyes en el parlamento; medidas legislativas arbitrarias contra los prisioneros como las siguientes:

• Ley de alimentación por la fuerza a los prisioneros en huelga de hambre

• Ley de evitar la amnistía para prisioneros

• Ley del combatiente ilegal

• Aumento de las penas para niños a 20 años de prisión

• La privación de la educación secundaria y terciaria para los prisioneros

• Detención de niños menores de 18 años

• El uso de la tortura bajo el pretexto de riesgos de seguridad

• Imposición de fianzas y compensaciones financieras a los prisioneros

Derecho internacional

La ocupación israelí no reconoce la implementación de la tercera y cuarta convenciones de Ginebra sobre los presos. Trata a los prisioneros políticos palestinos como terroristas y criminales y les implementa sus leyes militares internas. Estas leyes privaron a los presos de sus derechos básicos y quitaron la legitimidad de su lucha contra la ocupación aprobada por resoluciones de las Naciones Unidas.

Contrariamente a la Cuarta Convención de Ginebra, Israel aún mantiene a prisioneros palestinos en prisiones dentro de Israel a los que priva de las visitas familiares, de ropa de abrigo durante el invierno, el acceso a libros, imposición de castigos individuales y colectivos como la compra de objetos necesarios para cubrir las necesidades básicas.

Por último, Palestina, como Estado reconocido por las Naciones Unidas, se ha incorporado a numerosas convenciones y tratados internacionales. En particular, las cuatro Convenciones de Ginebra y la Corte Penal Internacional. Por ello, se ha hecho necesario llamar a las Altas Partes Contratantes a la Convención de Ginebra a reunirse y obligar a Israel a implementar estos acuerdos en el territorio palestino ocupado y a los presos. Es importante tomar las medidas legales necesarias y activar las herramientas del derecho internacional para procesar a los israelíes en relación a las violaciones cometidas contra prisioneros.

Israel no puede permanecer como un Estado por encima de la ley, violando los derechos de los prisioneros y las convenciones humanitarias internacionales. El tema de los prisioneros es una cuestión humanitaria de justicia. Hay responsabilidad internacional de exigir a Israel que respete el derecho humanitario internacional en el trato a los prisioneros.

A nivel político, el tema de los prisioneros ocupa un lugar importante en la sociedad palestina relacionado con los derechos y la lucha legítima por la libertad, dignidad y auto-determinación. Cualquier paz normal y genuina en la región debe incluir la liberación de los prisioneros como parte de una solución o acuerdo político y estabilidad en la región.

El gobierno de Israel debe hacerse responsable de detener las negociaciones políticas a fines de 2013 luego de negar la liberación de la tercera grupo de prisioneros detenidos antes de los Acuerdos de Oslo, y de esta manera no adherir a los acuerdos en ese punto, además de continuar construyendo asentamientos en Cisjordania y Jerusalén.

CONCENTRACÓN- MARCHA - ACTO

17 de abril: Día Internacional del Preso Político

(APL) “Si hay algo de lo que podemos enorgullecernos los argentinos antiimperialistas, anticapitalistas, socialistas, los luchadores sociales, sindicales y políticos y todos aquellos que hacemos de la solidaridad un principio, está referido a nuestro compromiso activo y efectivo en relación a los presos políticos, sean estos propios o internacionales. Venimos otra vez a dar cuenta de ese compromiso asumido ya hace varios años entre compañeros de organizaciones de varios países que confluimos en establecer el 17 de abril como el Día Internacional del Preso Político”. Así encabezan la convocatoria a las actividades una multitud de organizaciones populares que se concentrarán en Avenida de Mayo y 9 de Julio, marcharán hasta Callao y Corrientes y en la esta tradicional esquina realizarán un acto. En el llamamiento destacan que “venimos a saludar y rendir homenaje a los que han sido detenidos por luchar donde quiera que sea y por los métodos y vías que sus distintas organizaciones o colectivos que integran hayan establecido”. Más abajo, el pronunciamiento completo y los convocantes.

17 de Abril

CONVOCATORIA

Si hay algo de lo que podemos enorgullecernos los argentinos antiimperialistas, anticapitalistas, socialistas, los luchadores sociales, sindicales y políticos y todos aquellos que hacemos de la solidaridad un principio, está referido a nuestro compromiso activo y efectivo en relación a los presos políticos, sean estos propios o internacionales. Venimos otra vez a dar cuenta de ese compromiso asumido ya hace varios años entre compañeros de organizaciones de varios países que confluimos en establecer el 17 de abril como el Día Internacional del Preso Político. Venimos a saludar y rendir homenaje a los que han sido detenidos por luchar donde quiera que sea y por los métodos y vías que sus distintas organizaciones o colectivos que integran hayan establecido.

Venimos a reconocer como propios los que son presos por participar en reclamos justos, en movilizaciones, en peticiones de sus derechos.
Venimos a decirles que sus luchas políticas, sindicales, sociales, barriales, de género, de diversidad sexual, de igualdad de oportunidades, y cualquier otra que los haya impulsado a enfrentar lo que hayan entendido por Injusticia, son también nuestras luchas, las de todos y todas las que hoy nos congregamos para reconocerlos y reivindicarlos.

La Argentina no ha sido excepción en materia de presos políticos. El actual Gobierno de los últimos diez años es quien ha encarcelado la mayor cantidad de presos y perseguidos por luchar o por reclamar desde 1983 que culminó la Dictadura. Aún hoy sufrimos las secuelas de semejante nivel de represión. Aún hoy seguimos reclamando la liberación del compañero Boli Lescano y la de los que se levantaron contra la arbitrariedad y la injusticia en Corral de Bustos.
Desde hace varios meses tenemos preso al compañero Walter Eguiazábal del SITRAIC detenido y acusado en la misma causa y por los mismos hechos que lo fuera Carlos Olivera, a partir de las denuncias de la burocracia traidora de la UOCRA y de su Secretario General Gerardo Martínez quien no solo sirvió a la inteligencia del Ejército durante la dictadura delatando a sus compañeros sino que es hoy el sindicalista más ligado al Gobierno Nacional.
Seguimos y seguiremos reclamando por el cierre de causas a miles de compañeros imputados de delitos por acciones de petición política, social o sindical, muchos de los cuales fueron mantenidos durante bastante tiempo en prisión.

En este sentido hacemos especial mención a la Justicia Argentina que en cualquiera de sus instancias y jurisdicciones ha sido –salvo escasas excepciones la punta de lanza de las peores arbitrariedades que llevaron a decenas de compañeras y compañeros a la cárcel en causas esencialmente políticas. Cuando se trató de reprimir, perseguir o encarcelar no ha habido diferencias entre jueces y fiscales oficialistas u opositores, y los principales y más rutilantes apellidos de unos y otros han sido arbitrarios por igual contra los que luchan o reclaman por sus derechos.

Debemos redoblar los esfuerzos en la solidaridad con los hermanos presos latinoamericanos, la mayoría de los cuales sufren su encarcelamiento en las peores condiciones imaginables. Otros muchos en terribles aislamientos.

Todos estos presos son caros a nuestros sentimientos de fraternidad entre los revolucionarios y muchos de ellos los hemos conocido personalmente porque pasaron y fueron detenidos en la Argentina.
Todos los presos de Nuestra América lo son por gobiernos elegidos por el voto popular lo cual nos habla también de las limitaciones que tienen estos gobiernos a la hora de recostarse en la represión y en los intereses de los poderosos.
Lo vemos en México donde aún subsisten presos de grandes puebladas como la de Oaxaca, o lo que es peor, los cientos de desaparecidos como los liceístas de Ayoxinapa.
Lo vemos en Chile con decenas de presos con largas condenas, muchos de ellos producto de las luchas mapuches por sus tierras quienes están hoy en huelga de hambre.
Lo vemos en Brasil donde aumenta día a día la cantidad de prisioneros políticos.
Lo vemos en Colombia con más de 9500 presos políticos y donde aún se encarcela y asesina a luchadores a pesar de un proceso de paz que avanza, lo cual demuestra la naturaleza de los enemigos de la clase trabajadora y los sectores populares.
Lo vemos en Perú donde cientos de mujeres y hombres siguen encarcelados luego de más de veinticinco años ininterrumpido, habiendo vivido masacres espantosas en el interior de las cárceles y hasta genocidios. Hoy se les sigue negando sus derecho y encarcelando hasta a los abogados que los defienden. Denunciamos la continuidad de penales en las bases militares con prisioneros y el aislamiento de las presas de Piedras Gordas.
Lo vemos en el propio nido de la serpiente en los EEUU que mantiene 536 presos políticos, en cárceles colmadas de negros y latinos. Allí están Oscar López Rivera y demás presos políticos portorriqueños más antiguos del continente, y que renuevan día a día su dignidad negándose a reconocer al Imperio como su amo y abrazando la causa por la Liberación Nacional de su Patria.
Lo vemos en Paraguay donde decenas de presos y presas portan largas condenas en los históricos y más horrorosos penales heredados de la dictadura stronista, así como un considerable número en aumento de jóvenes luchadores campesinos que se enfrentan con dignidad a los ataques de los hacendados paraguayos, brasileros y argentinos. No cejaremos en la lucha por la libertad de los queridos seis campesinos paraguayos detenidos por el actual Gobierno Argentino y entregados a la justicia fascista paraguaya. También luchamos por la libertad de los presos de la matanza de Curuguaty y en especial contra el ensañamiento a Rubén Villalba. Tampoco dejaremos de luchar por las queridas compañeras del EPP detenidas en la cárcel del Buen Pastor.

La solidaridad de los convocantes a este acto ha trascendido las fronteras de nuestra América, y en tal sentido reclamamos con énfasis: La liberación de los más de 500 presos y presas políticas vascas, y también algunos presos gallegos, detenidos en los Estados ocupantes de España y Francia; La liberación de los casi diez mil presos y presas turcas y kurdas detenidos en Turquía; La Liberación de cientos de presos filipinos; La liberación de los miles de presos palestinos detenidos en el Estado guerrerista e colonialista de Israel; La liberación de los presos marroquíes, que hoy están en huelga de hambre; La liberación de los quince presos saharauis, presos en las cárceles marroquíes;
También nos honramos de algunas victorias donde pudimos con nuestro esfuerzo mancomunado tanto en la Argentina como en toda América Latina arrancar muchos presos a las mazmorras donde los confinaron.

En especial saludamos la liberación de los cinco patriotas cubanos prisioneros de los Estados Unidos.
Saludamos la liberación en la Argentina de los compañeros peruanos Rolando Echarri y Oswaldo Quispe.
Saludamos la liberación de Julián Conrado en Colombia, así como también los tres jóvenes del Movimiento Estudiantil Omar Marín, Jorge Eliazer Gaitán y Carlos Lugo.

Esas y otras liberaciones nos renuevan las fuerzas para seguir con las movilizaciones y la solidaridad con los revolucionarios de todo el mundo.
Particularmente ponemos énfasis en los prisioneros que sufren desde hace años el continuo y absoluto aislamiento y reclamamos para ellos el cese inmediato de tal situación y el traslado a cárceles con sus compañeros de lucha.
Simón Trinidad de las FARC colombianas detenido hace 11 años en EEUU
Marwan Bargutti y Ahmed Saddat, palestinos de ALFATAH y del FPLP detenidos hace 13 años en Israel.
Abdalah Ocalan, dirigente Kurdo del PKK, detenido hace 16 años en Turquía
Abimael Guzmán Presidente del Partido Comunista del Perú, detenido hace 23 años.
Mauricio Norambuena chileno del FPMR, detenido hace 13 años en Brasil
Alcides Oviedo del EPP y Osmar Martínez del Partido Patria Libre detenidos en Paraguay.
Oscar López Rivera, puertorriqueño, detenido hace 33 años en EEUU
Mumia Abu Jamal, norteamericano, de las Panteras Negras, detenido hace 34 años y condenado a muerte en EEUU, en gravísimo estado de salud.
Leonard Peltier, del Movimiento Indígena Estadounidense, detenido hace 39 años en EEUU.
Carlos Ilich Ramírez, venezolano detenido desde hace 21 años en París, Francia
George Ibrahim Abdallah, libanés detenido hace 31 años en Francia.

En definitiva, compañeros y compañeras de Argentina y del mundo, revolucionarios y luchadores de todas las naciones: una vez más reiteramos nuestro compromiso de mantener vivo este espíritu de solidaridad y compañerismo.

Convocan: Correpi, Coordinadora Antirrepresiva del Oeste y Coordinadora Antirrepresiva Sur en el ENA/ Liga Socialista Revolucionaria/ Convocatoria Segunda Independencia/ Marcha Patriótica/ Movadef/Frente De Resistencia Nacional/Resumen Latinoamericano/Movimiento 138/ Liga Argentina Por Los Derechos Del Hombre/ Partido Guevarista/ OLN y Fogoneros/ Juventud Guevarista/ Votamos Luchar y Frente de Acción Revolucionaria, en la Coordinadora Guevarista Internacionalista/ MTR 12 De Abril/ Asambleas del Pueblo/ Movimiento La Dignidad/ Organización Libres del Pueblo y La Simón Bolivar/ Hombre Nuevo/ Bloque Piquetero Nacional (Mov. Brazo Libertario Todu- Mov. Torre Martin Fierro Mov. De Organizacion Territorial La Cava San Isidro Vecinos Autoconvocados De Moreno Juventud La Esperanza)/PRMLl (Partido Revolucionario Marxista Leninista)