Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

455

CÓRDOBA – 59 CASOS DESDE 2011 A 2015

Informe sobre muertes por violencia institucional de la UNC

La UNC elaboró a través de su Observatorio de Derechos Humanos, un mapa con los casos letales de violencia institucional donde estuvo involucrada la Fuerza policial. Se presenta este viernes. En medio del debate que se ha generado esta semana por la actuación de la Policía en determinados procedimientos que involucraron detenciones masivas (razias) y anuncios de seguridad por parte del gobernador José Manuel de la Sota, la Universidad Nacional de Córdoba presentará este viernes un trabajo que seguramente tendrá repercusión en ese ámbito. Fuente:( http://www.diaadia.com.ar/policiales/entre-2011-y-2015-59-muertes-por-violencia-institucional-en-cordoba)

Informe Universidad Nacional de Córdoba

Con el propósito de producir información pública, fiable y sistematizada, el Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad Nacional de Córdoba desarrolló un mapa interactivo que registra 59 casos de uso letal de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad de Córdoba.

El mapa contiene no sólo las ubicaciones sino también lugares aproximados donde ocurrieron los hechos.

Este relevamiento –que da cuenta de hechos sucedidos entre 2011 y abril de 2015–, apunta a brindar elementos para profundizar el análisis y contribuir al debate. “Intentamos construir una herramienta hasta ahora inexistente en nuestra provincia, que posibilita leer las características que asume el uso letal de la fuerza, y comprender sus lógicas y transformaciones, de acuerdo a las políticas de seguridad que promueven los gobiernos”, explica Jaschele Burijovich, coordinadora del Observatorio de Derechos Humanos.

Este diseño cartográfico ofrece información sobre la localización del hecho, la fuerza de seguridad interviniente, el estado de la causa y las fuentes consultadas, de acuerdo con lo que señala el portal Unciencia.

De acuerdo con lo que señala ese portal de la UNC, el mapa fue elaborado a partir de la información disponible en las versiones digitales de los principales diarios y medios de Córdoba, como La Voz del Interior, Día a Día, La Mañana de Córdoba y CBA24N. También sumaron sitios informativos o versiones digitales de periódicos locales, como Tres Digital, Puntal y Tiempo Info News, entre otros.

La elección de los medios de comunicación masiva como fuentes de información fue una decisión metodológica adoptada por las autoras ante la falta de respuesta a los pedidos formales remitidos a los ministerios de Justicia y Seguridad de Córdoba, así como al Tribunal de Conducta Policial.

Actualmente el mapa incluyen 59 casos de muertes producidos en la provincia de Córdoba por las fuerzas de seguridad pública, entre ellas la Policía Provincial, el Servicio Penitenciario de Córdoba, la Gendarmería Nacional y la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (fallecimientos vinculados a la detención de jóvenes en el complejo Esperanza).

El recorte realizado corresponde al momento en que se recrea el Ministerio de Seguridad en la provincia hasta la actualidad. Y la actualización de los datos se realizará de manera cuatrimestral.

Las autoras señalan que este “tipo de violencia estatal se asienta en el poder atribuido a las fuerzas de seguridad que, argumentando un ‘uso legítimo de violencia’, avala prácticas y procedimientos arbitrarios y excesivos, que se encuentran en su mayoría fuera de todo control o revisión institucional”.

El mapa sobre el uso letal de la fuerza por agentes de las fuerzas de seguridad del Estado será presentado el viernes 22 de mayo, a las 17, en el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Córdoba.

En la oportunidad, participarán el rector de la UNC, Francisco Tamarit, junto a Paula Litvachky, directora del área de Justicia y Seguridad del Centro de Estudios Legales y Sociales; Jaschele Burijovich, coordinadora del Observatorio Derechos Humanos; y Magdalena Brocca, coordinadora del Programa Universidad, Sociedad y Cárcel. Está dirigido al público en general.

http://www.diaadia.com.ar/policiales/entre-2011-y-2015-59-muertes-por-violencia-institucional-en-cordoba

LA PLATA- GRAVE E INHUMANO:

Una mujer dio a luz esposada a una camilla

Se trata de Victoria Jorgelina Toloza, de 35 años y sus abogados defensores, quienes presentaron una denuncia judicial por el hecho, responsabilizaron al Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) y al Hospital San Martín.La mujer cumple una condena y fue llevada a un hospital de La Plata donde realizó el trabajo de parto esposada a la camilla, el pasado viernes. Por su parte, la beba nació con problemas neurológicos y permanece internada en grave estado. Fuente: Redacción Día a Día

Hospital San Martín de La Plata (Foto: El Día)

Acusan a ambas instituciones del delito de torturas

El suceso ocurrió el viernes último, cuando la mujer comenzó a tener contracciones mientras estaba alojada en el penal donde cumple una condena.
“En el hospital la esposaron y la encadenaron a la camilla mientras hacía el trabajo de parto”, declaró el abogado Ignacio Trimarco.

“Después la llevaron al quirófano para hacerle la cesárea y cuando terminó la intervención, la volvieron a poner en la camilla esposada”, agregó considerando que Toloza fue sometida a “un trato inhumano”.

El agravante es que, pese a que la niña nació con problemas de salud y la recomendación en estos casos es que la madre permanezca junto al bebé, pero la mujer recibió el alta y fue separada de la pequeña.

De esta manera, fue interrupción la lactancia. El domingo llevaron a Tolosa a prisión y la recién nacida quedó internada en neonatología, donde aún permanece.

“Iniciamos los trámites en el juzgado para que se restablezca el vínculo con la menor, que creemos que es lo más importante”, completó en Cadena 3 el abogado.

MECHI MÉNDEZ: LUCHADORA, ENFERMERA

La salud no calla

(Mu, periódico de La vaca)En el Hospital Garrahan, entrando por una puerta lateral, andando 100 metros por un pasillo, doblando a la derecha, en una oficina de 2 por 4 metros, un armario tiene pegados stickers de Mickey, Minnie, Pluto, el Pato Donald y una calavera con la leyenda “Paren de fumigar”. El collage fue hecho por la enfermera Mercedes Mechi Méndez, del servicio de cuidados paliativos, y está hecho con regalos de sus pacientes: chicos con cáncer. Ellos le enseñaron a relacionar la enfermedad con los agroquímicos. Y la convirtieron en un medio de comunicación. Las claves del amor y el humor. Entre sus numerosas tareas, Mechi recorre el país y filma videos sobre la acción nefasta de las fumigaciones, recoge testimonios de los marginados más vulnerables, organiza charlas, acciones, es dueña de una titánica capacidad difusora y, a la vez, es columnista de nuestra Agencia Para la Libertad.

Mechi

La oveja negra
El Hospital Garrahan es un monstruo de cuatro manzanas. Hay 510 camas, 12 quirófanos, casi 500 mé dicos, 1.400 enfermeros y técnicos, que deambulan por los pasillos junto a imágenes impactantes de chicos rapados, con pañuelos en las cabezas o en silla de ruedas. Por año, se realizan allí 300.000 atenciones en consultorios externos, 55.000 en guardia, 9.577 cirugías y 146 trasplantes.

Allí está Mechi Méndez, protagonista de este paisaje desde hace más de 20 años.
Comenzó en terapia intensiva neonatal, donde trabajó 11 años, y luego en el hospital de día del servicio de oncología, 4 años más. Hace 6 años trabaja en el área de Cuidados Paliativos, donde ayuda a los chicos internados a calmar los dolores producto de sus enfermedades – cáncer, mayoritariamente- y de los efectos que provocan los fármacos.
Mechi trabaja con terapias (e ideas) no convenciónales: reiki, cuencos tibetanos, masajes, reflexología, música y charla con los pacientes, apoyada en una idea hospitalaria extraña: no usar sólo terapias farmacológicas.

Mechi está afiliada a ATE y como delega da fue parte de la histórica lucha que llevaron los médicos en 2005 cuando, tras catorce años sin recibir aumento en sus haberes, lograron una suba del 50% sobre lo que venían cobrando desde principios de los 90. En el marco de los paros con uardias mínimas que hicieron por ese reclamo, fueron criminalizados por la entonces viceministra del Ministerio de Trabajo, Noemí Rial, quien llevó a juicio a 5 trabajadores por supuestas amenazas que luego se desestimaron.
En estos años de cuidar chicos con enfermedades terminales y de militar contra panoramas también terminales, Mechi tuvo contacto con todo, menos con médicos que se cuestionaran de dónde provenían y por qué se enfermaban los niños de cáncer.
“Acá los pacientes vienen enfermos. El tema es poder relacionar o asociar”, plantea. ¿Asociar con qué? “Me imaginaba que algo relacionado a los agrotóxicos tenía que estar pasando. Y me lo imaginaba porque sabía lo que estaban haciendo las Madres de Ituzaingo, en Córdoba, y leía las publicaciones del Grupo de Reflexión Rural”.

El “click” fue una nota periodística de Darío Aranda en la que se narraba el caso
de Iván, un niño del Chaco que con 2 años sufrió ocho meses de quimioterapia y dos
años de tratamiento en el Hospital Garrahan. Su madre, Laura Mazzitelli, contaba
Especialista en cuidados paliativos, trabaja desde hace 20 años en el Hospital
Garrahan. Sus pacientes son niñas y niños con cáncer. Ellos le enseñaron a relacionar la enfermedad con los agroquímicos. Y la convirtieron en un medio de comunicación que en el Hospital un médico le había preguntado si vivía cerca de campos fumigados. “Entonces llamé a Darío y después a la chica para ver quién era ese médico que había preguntado”, cuenta Mechi.

Al parecer, no estaba sola. Nunca encontró a ese médico. Pero esa búsqueda le sirvió para empezar a plantear y a contestarse las dudas. Luego de percibir la realidad hospitalaria, lo primero que hizo fue leer las noticias, los informes y las pocas investigaciones referidas al tema. Después comenzó a viajar a los lugares afectados: Lavalle (Corrientes), San Salvador (Entre Ríos), Ituzaingo Anexo (Córdoba). La gente me decía: “ ́Qué bueno, vino el Garrahan ́, pero yo me pagaba el pasaje sola. Ahí me comprometía a traer el tema al hospital, difundirlo e intentar armar una movida”.

En el medio
Mechi empezó a funcionar como un verdadero medio de comunicación.
Comparte notas e investigaciones con colegas, armó una especie de cartelera con novedades en su oficina en el Garrahan, creó una cadena de mails para transmitir información a cientos de profesionales de la salud, vecinos, periodistas, y tiene una cuenta en YouTube con más de 140 videos referidos al tema.
Desde 2011 organiza jornadas en las que invita a médicos e investigadores de distintos lugares del país para que cuenten en el Garrahan lo que ocurre en sus lugares.
En ellas participaron investigadores como Delia Iassa, de la Facultad de Ciencias Naturales de Rosario; el doctor Damián Verzeñassi, de la Facultad de Ciencias Médicas también de Rosario; el médico rural Darío Gianfelici y el científico Andrés Carrasco, entre tantos.
Este 2015 los invitados han sido otros dos pioneros: el bioquímico Raúl Lucero – investigador del área de Biología Molecular de la Universidad Nacional del Noreste, con sede en Corrientes- y la doctora María del Carmen Seveso, especialista en Terapia Intensiva, médica Legista y miembro del Comité de Ética e Investigación del Hospital Ramón Carrillo, de Presidente Sáenz Peña, Chaco.
Ambos llegaron con diapositivas, fotos y alto vuelo científico para mostrar ante unas 70 personas y en un aula del Hospital Garrahan lo que ocurre en los hospitales provinciales. Hubo médicos del propio hospital, enfermeras y gente interesada que se acercó gracias al medio de comunicación que es Mechi, que grabó, filmó y fotografió todo para luego difundirlo.
¿Qué actitud tiene la dirección del hospital frente a este tipo de actividades? “Al principio no nos daban las aulas para las ornadas, pero cuando dijimos que las haríamos igual en la puerta del hospital, aceptaron.
El hospital se ocupa de enfermedades, pero es crucial entender cuál es el origen posible de esas enfermedades, como en estos casos, para poder evitar o prevenir esas causas.