Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

458

España: Libertad a Noelia Cotelo

(APL) Persiste el reclamo de libertad a Noelia, cautiva en la cárcel Brieva, Ávila, quien próximamente enfrentará instancias judiciales decisivas. Como ya denunciáramos, Noelia Cotelo Riveiro es una presa anarquista que entró a la cárcel con 19 años para cumplir una condena inicial de 2 años y 4 meses. Actualmente lleva más de 7 años en las prisiones españolas donde ha sufrido aislamiento, dispersión continua lejos de su familia en Galicia, torturas físicas (palizas, encadenamientos a su cama) y psicológicas (incomunicación, presión por parte de sus carcelerxs,) y todo tipo de hostigamiento que le valieron días en coma y lesiones graves. Asimismo, su madre Lola Rivero Lois, agradeció la solidaridad recibida al tiempo que aclaró que “Noelia Cotelo nunca ha sido violada”, como erróneamente trascendió en algunos sitios de internet. ¡Libertad ya a Noelia!

Última modificación: 23 de mayo de 2015 a las 15:46
MUJERES EN EL SISTEMA DE ENCIERRO BONAERENSE

La vulneración de derechos es sistemática

(APL)“El caso de la mujer privada de libertad que días atrás dio a luz en el Hospital San Martín mientras permanecía esposada no constituye un hecho aislado. El trabajo constante de monitoreo en lugares de encierro que la Comisión por la Memoria de la provincia de Buenos Aires (CPM) realiza desde el año 2003 permite dar cuenta de una práctica sistemática del Servicio Penitenciario Bonaerense que encuentra en las mujeres uno de los blancos más vulnerables a las vejaciones y tratos denigrantes”. Así lo espresa la CMP, en el siguiente texto que da cuenta de una clara política.

Sistemática violación de derechos

No es novedad: para las personas privadas de libertad en la provincia de Buenos Aires el acceso a salud es un derecho negado. Victoria Jorgelina Toloza (35), detenida en la Unidad Penitenciaria Nº 33 de Los Hornos, denunció ayer haber dado a luz en el Hospital San Martín de La Plata con uno de sus pies esposado a la pata de la camilla. Esta denuncia revela, una vez más, la amenaza de vida y el estado de vulneración de derechos que constituyen las prácticas sistemáticas de tortura, propias del Servicio Penitenciario Bonaerense, y los múltiples mecanismos de convalidación que encuentran en instituciones y profesionales cuya principal misión es el cuidado de la salud de las personas.
Frente a la gravedad del hecho y las consecuencias que tiene para la integridad física y psíquica de la madre y del niño recién nacido, la CPM advierte públicamente que no se trata de una situación excepcional. En este caso puntual, la gravedad de lo sucedido plantea cuestiones centrales como las garantías para el acceso a la salud de la madre y del niño, y el trato particularmente denigrante anclado en una desigualdad de género de la que son víctimas las mujeres detenidas.
El trabajo permanente de monitoreo de lugares de encierro que la CPM realiza desde el año 2003 a través del Comité Contra la Tortura permite dar cuenta de las arbitrariedades vejatorias de que son víctima constante las personas privadas de su libertad. En el año 2013, una mujer embarazada de siete meses alojada en la UP 33 fue trasladada, pese a haberse constatado alto riesgo físico, a la UP 54, donde el sector de sanidad estaba por cerrar. Su beba nació allí al poco tiempo y falleció a los tres meses de vida. Luego de esto, ni el SPB ni el juzgado a cargo brindaron contención psicológica, y desoyeron los pedidos de acercamiento familiar de la detenida.
En 2014, otra mujer que se encontraba en la UP 33 fue trasladada al Hospital San Martín para dar a luz a su hijo, luego de un embarazo en el que habían existido complicaciones agravadas por el frío y la falta de atención médica. Una vez producido el parto, la mujer vuelve a la UP mientras el niño permanece en el Hospital. Luego es devuelto a su madre y fallece a los pocos días. La mujer fue trasladada posteriormente a la UP 45, donde se le administró medicación psiquiátrica. Según consta en los registros de visita del CCT-CPM, frente a su situación un médico del área de sanidad de la UP expresó que “habría que hacer algo, ligarle las trompas, por ejemplo…es una fábrica de locos…” (en relación a sus otros tres hijos).
Las inspecciones realizadas durante estos años permiten corroborar que se trata de una práctica sistemática que alcanza a la totalidad de las personas alojadas en lugares de encierro. Se ha llegado incluso a constatar la permanencia de personas con muerte cerebral o en estado de coma esposados de pies y manos.
Las condiciones que producen y legitiman esta vulneración de derechos no son sólo producto de las prácticas violentas, degradantes y denigrantes de agentes del SPB. También son los profesionales de la salud – sus modos de actuar, atender y asistir- y las arbitrariedades de la Justicia las que participan de un entramado que no logra construir una perspectiva humanitaria que ponga sobre la idea de “seguridad” una perspectiva integral de respeto de derechos.
La CPM exige a las instituciones que dependen del gobierno de la provincia de Buenos Aires y las autoridades judiciales correspondientes una adecuada investigación del caso, que permita esclarecer responsabilidades y contribuir al mejoramiento de las condiciones de encierro en base a la plena de vigencia de los derechos de las mujeres y los niños.
Fuente: http://blog.comisionporlamemoria.org/archivos/17372

TRAS UNA PROTESTA DE DETENIDOS

Investigan traslados ilegales en las unidades penitenciarias de Sierra Chica

La UFIJ Nº 5, especializada en hechos delictivos consumados en unidades carcelarias, intenta comprobar si los funcionarios a cargo de la unidad penal 27 en Sierra Chica cometieron delitos al trasladar arbitrariamente a detenidos tras una protesta pacífica por mejoras en sus condiciones de detención. El procedimiento fue realizado con violencia y por la noche, y las personas fueron sometidas también a cambios en el régimen de su pena.(Andar- Agencias de Noticias en Red- CPM)

Sierra

La unidad penal 27 ubicada dentro del complejo de Sierra Chica es una de las cárceles de régimen abierto en la que los detenidos deberían gozar de mejores condiciones de vida. Eso supone mayor acceso al ejercicio de sus derechos, que suelen verse cercenados en los regímenes cerrados, como el caso de otros centros ubicados en ese mismo complejo, la Unidad 2, por ejemplo. Sin embargo, a fines de abril los detenidos allí alojados iniciaron una protesta pacífica ante reiterados malos tratos por parte del personal penitenciario, tanto a ellos como a sus familiares, las condiciones de salubridad, comida y edilicias que agravaban sus condiciones de detención.

La protesta consistió sencillamente en negarse a regresar a los pabellones donde, de acuerdo a los testimonios de los detenidos y sus familias recogidos por periodistas locales, hay al menos un 20 % de sobrepoblación. El conflicto se resolvió con la intervención de varios funcionarios judiciales, entre ellos Martín Pizzolo, titular de la UFIJ 5 de Olavarría, especializada en juicios y delitos carcelarios y violencia. Si bien esta unidad no se ocupa de las condiciones de detención actuó de oficio y viabilizó la presentación de un habeas corpus realizado por los detenidos que tramita ahora ante el juzgado de ejecución 2 de Alvear.

Pero su función no terminó ahí, ya que días después de la protesta el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) trasladó a una decena de personas que habían participado activamente de la medida. El procedimiento fue sorpresivo y por la noche, y los afectados o sus familiares denunciaron amenazas y golpes. Esto motivó otra intervención de la fiscalía, esta vez a partir de su función de investigar delitos cometidos en el encierro ya que aún no se sabe si estos traslados fueron arbitrarios o existió efectivamente una orden judicial que los avalara. Algunos de los detenidos fueron incluso afectados con un cambio de régimen al ser derivados a las otras unidades del complejo (la 2 de máxima y la 38 de mediana seguridad).

En el marco de esta investigación, la fiscalía solicitó información a los juzgados pertinentes y al SPB, que argumentó que algunos traslados se hicieron por disposiciones judiciales y otros por ser partícipes de la “desestabilización de las actividades, el orden y la disciplina imperantes en el régimen, como así también todo tipo de reclamos colectivos infundados”. Pizzolo y su equipo se encuentran ahora intentando acreditar el delito, de modo que deben constatar que las autorizaciones de los juzgados existan efectivamente; además, relevarán testimonios para comprobar “si los detenidos fueron víctimas de otros ilícitos”.

Andar (Agencias de Noticias en Red- CPM) http://www.andaragencia.org/investigan-traslados-ilegales-en-las-unidades-penitenciarias-de-sierra-chica/ç

EN LA ASAMBLEA DE VILLA URQUIZA

Jornada Anticarcelaria

(APL)En el espacio rebelde de la Asamblea de Villa Urquiza, Avenida Triunvirato 4778, Caba, se realizará una Jornada Anticarcelaria el domingo 24 de mayo, a partir de las 16 horas, que incluirá una Charla debate con familiares de detenidxs y, a las 20 la proyección de la película: DAS EXPERMIENT (2001). También, tendrá lugar una cena solidaria y habrá música en vivo con la banda “Mil Voces”, entre otras. La reunión tendrá una barra económica y se sortearán remeras serigrafiadas por Gráfica de la Resistencia. Más abajo, sinopsis de la película y las distintas formas de llegar. La Entrada es libre y gratuita.

JornadaViyurka

DAS EXPERMIENT (Sinopsis)
Mediante un anuncio en el periódico se buscan veinte voluntarios varones para realizar un experimento. Una vez elegidos los veinte individuos que participarán en la prueba, se divide a este grupo en presos (12) y carceleros (8), obligándoles a comportarse como tales en un recinto cerrado que recrea una prisión, durante un período de dos semanas, y con una serie de reglas que habrán de cumplir. El objetivo del experimento es observar el comportamiento humano frente a esta situación extrema. Sin embargo, el experimento pronto empieza a escaparse de las previsiones y se torna fuera de control cuando ambos grupos asimilan su rol demasiado en serio.

Formas de llegar:
Tren Mitre – ramal Suarez – Estación Villa Urquiza (te deja a 1 cuadra)
Subte – Línea B – Estación Juan Manuel de Rosas (te deja en la esquina)
Bondis: 93 – 71 – 90 – 133 – 114 – 107 – 112 – 176 – 127 – En bici!