Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

469

ARTE – CULTURA – EXPRESIÓN – HOY: CLAUDIA AINCHIL, POETA

“Estoy desnuda, expuesta. Soy quien soy, no me atrae la perfección”.

(APL)Nació en Buenos Aires es poeta, periodista y divulgadora cultural. Sus textos son difundidos en el país y en el exterior. Promueve a los poetas a través de su programa de radio POETAS ARGENTINOS que se emite por la Radio de la Biblioteca del Congreso de la Nación. Libros Publicados: Comienzo de comienzos (1985) – Son cosas de ángeles (1987) – Amores sin zapatos (1991) – Remolinos a bordo (2003) – Revolución (secreta) (2012). Formo parte de Antología poesía bajo la autopista 1 (2012) – Antología poesía bajo la autopista 2 (2013) – Autopísticas (2014) – Antología de la iguana, “los cuatro elementos” (2014) y 4 poetas al Este (2014-Editorial 3+1). “Estoy desnuda, expuesta. Soy quien soy, no me atrae la perfección, no existe, si uno talla excesivamente se pierde la esencia. Lo importante es que quien lea un poema, sienta. Si no se logra es que el puente que hemos creado esta averiado. Que bella sensación es escuchar cada tic tac”, nos dice Claudia. Más abajo, parte de sus creaciones.

Claudia

II
El runrún parece un oído escucha
bebiendo lo que descubre a su paso
crees bebértelo
crees que lo bebes
cuando es al revés
y para encubrir la semiología de radares
que indagan donde apilar grietas todopoderosas
hablas de cosas humanas.
¿El mundo cambiará cuando te suspendas
de pie, corazón en mano
sobre la hechicera sucesión de caminos
y examines?.

III
Espesor impertinente, unos cuantos hábitos
anotadores de mensajes, entre fragmentos de un ayer
filamento algo enmohecido
y lo que vendrá.
Junto al arco iris el merodeador
en cada rompiente muestrario de espaditas
para resguardarse de ese exterior camaleón
historias de ombligos que en alegorías
revelan la pequeñez del yo soy
edificando estrados por encima.
Viene una ola polar
y tengo frío.

LA SOLEDAD
Cabecea en brazos de otro
esquiva
me esquiva
cuando observo su incienso y me arrojo
prepara brebajes de aire
que frecuentan la afilada estrofa
de la no eternidad.
Nació conmigo
no conozco otra vez
ni domicilio
es crujiente
húmeda
a la noche muda en volcán
redunda vaticinios, puntos de vista
se va tras las descargas de nuevas esencias
refutándolas, hasta el sitio
en donde inmortaliza
el sobresalto de mis ojos
en el crepúsculo tibio.
Regresando.

HOJAS
Hojas de árboles pegadas por un hilo
savia acelerando pasos cuando un crujido amenaza
si llueve arena son edificios que caen
borrascas del desamparo
cuando se busca y no se encuentra
enredadera de palabras trepando
nomeolvides
en mis orígenes el hombre bueno regaló
un ramo de violetas a su amada en cada encuentro
llevo adherido ese olor
puedo expandirlo hacia afuera…
espejos movedizos en círculos concéntricos
se comen a sí mismos
es posible murmurar hojas humanas unidas?
en el bar un niño entra solo
es ciudad de altos edificios
como abismo silencioso su mirada triste impregna
el áspero universo ajeno
cada mesa es una celda con demasiados barrotes
a media voz pide agua
escupe, es lavandina dice
los mozos tienen muchos clientes para atender
se enjuaga, feo gusto le quedó en la boca
y con los hombritos caídos vuelve a la calle
en la capsula del tiempo un hombre ve pasar actos humanos
paredes de arena
gotas humedecen sus ojos.

DE MAÑANA
Circulan mercaderes
advierto duplicidades
planos entreverados en las venas
minas de un oro humano
conquistando simbología y espadas
frente al ventanal las nubes algo melancólicas
estacionan reubican
un café somnoliento con leche
reloj en medio de la bruma
un pan y queso crema
arboles eruditos de flores rapaces
en el imperio de hábitos
donde hay sed
poco rocío
no sé si cada clase de abandono
agranda el muro
diluye filosofías baratas
o incrusta alfileres momentáneos.
Tiemblo.
Zarandeo la piedra imán
en casos de urgencia es inevitable
recomenzar, otra vez el número uno.
Asoma dentro el grillo
impaciente.
Es temprano, ojos cautivos en sí mismos
cortas palabras…
cuando salga el sol cuando despunte
hojas de pelos erizados empuñarán observaciones
del cómo y el porque
reaparecerán formatos de guerrera almacenados.
Unas cuantas cruzadas.

ACRÓBATAS
Las rodillas le molestaban
el desborde de los pasos faltantes
ocasionaba sobresaltos imaginarios
tantos lenguajes en embarcaderos poco usados
por el abrazo de su pies..
Primero creyó que era una broma
el discurso insomne de un paraíso simbólico
el aliento como aguardiente ejecutando catálogos
de vida, sobrevida
kilómetros de jazmín silvestre, semblantes de aguas
dijo, nunca se cruza dos veces el mismo río…
lo repitió para convencerse
igual titubeo…
desoyendo las leyes inmediatas de lo que debe hacerse
se inundo de alegría repentina
tomo las láminas que sostenían la armadura de escamas
y lentamente se despojo de equipajes paradójicos
que paralizaban el vuelo..
paso a ser equilibrista, contorsionista
ya no necesitaba el espacio telúrico de sus rodillas
somos acróbatas me dijo
somos, le conteste.

CUIDADO
Cuidado, ha llegado la musa
traten de no chupar su sangre
para que no se desvanezca tan pronto
ella viene resistiendo a través de imperios
y holocaustos.
Es misteriosa.
Misterio sin vocablos.
En pleno desierto de espejismos
quiere quedarse y a la vez ser forastera.
Manuscrito feroz de un tiempo extraño.
Agua corriendo a toda prisa.
No es de las que golpean la puerta
solo invade
repentinamente cambia decorados
como los latidos, el hambre
cada pensamiento sueño.
Tal vez ya se ha ido
y en este preciso instante
es humedad rocío pancarta
o lágrima.

DE REPENTE
De repente un megáfono de palabras liquidas
una excomunión de aire entrecortado
una canoa solitaria trepando por filtraciones
de otras canoas solitarias
que solo abarcan silencios…
de repente mi voz trepidante
en desorden, inabordable
invisible para el galope del caballo..
de repente la complicidad con las horas no impresas
los pasos torpes
los vericuetos de un cráter sin frenesí
vuelto hacia su propio espejo
..en las inmediaciones hacen señas, sin embargo
la neblina es tan extensa..

CAMBIO DE PIEL
Cambio de piel
cuando la chispa queda arrinconada
y no hay quien roce fulgores a mi paso
ni expediciones sutiles
o vehemencias de arco iris
ni extraños por conocer.
Cambio de piel
cuando las llagas son profundas
y basta con un crujido para tocar el suelo
precipitándose en el tablero el listado de mundos
que uno acepta y remite.
Cambio de piel
indagando libertades
encierros personales
escaparates
locuras acumuladas en el espejo
tantos mensajes mudos que oprimen vísceras…
y sé que sólo es una piel más
en la inmensa montaña de emergencias cotidianas.

OLISTE?
Click de la instantánea fugaz
mareas impredecibles improbables impuestas
sólo el hoy sin hoy
cuando tenga ganas…
o cuando las no ganas te succionen pausadamente
no conozco la lectura de tu pestaña
o el salado piedra muralla
que es lágrima escondida…
frente al agua el pez observa
le gusta esa imagen propia
y se escurre dentro del torbellino líquido
sin mirar para atrás.
Oliste cuando te hable de amor?

CAOS
Ese caos silencioso
Al ras de pesadillas
De jirones
Descosidos en tu rostro
Que es deserción catada
Cuando me doy vuelta
No giras
Telescopios para mirar mejor
Igual perpetuamente me engaño
Caigo en la trampa
Ahogo linternas para no ver
No estas y en el turno de la locura
Invento tus palabras
Vital tic tac haciendo doble personaje
Justifico al reloj, se ha detenido
Un inconcluso bolsillo roto por el que desploman
Significados inexpresivos
Y nada existe
Puedo decir existe la poesía
Esa perspectiva sonido lluvia
Mojándome
Ser tarde de un minuto que no existió
Y advertir tiempos en los incidentes
Cayendo por huecos sin salida al exterior
Cuando no me doy vuelta
Giras en parte
Imágenes sin conductor
Un pie si un pie no
Ese caos de universos estridentes
Al ras del corazón
De pedazos del corazón
Cosidos en un rostro
Que es el mío

FUGITIVO
Brevedad así de improviso
lista negra o mejor dicho gris
ni blanca ni negra
la reliquidación del dicho eterno
por los siglos en donde no habrá siglos
astucia transitoria de la rosa que asume
lo que a nosotros nos cuesta
un aroma que toca y parte
no queda la fragancia entre los dedos
se va igualita a como apareció
la puerta entreabierta sin cerrojos
no hable de ventana, la resguardo
es el subterfugio del alma que traza jeroglíficos
raspa contemplaciones
el pago a medianoche y esos testigos
dejando cadencias que hacen runrún
un desnivel de palabras
todas juntas en asamblea
lo dicho
lo guardado
no somos maquinas y sin embargo
en serie rematamos hojas vida
tarántula nos trueca por hilos
barajando para que olvidemos
devora nuestro temporal

HAY QUE SACAR LA POESÍA A LA CALLE
Las elegías caen
se levantan
auxilio en una aturdida
intimidad que intimida
los poetas reman
remo a veces
brazadas de sigilos que vienen
de adentro
pareciera ser una lucha contra la corriente
pero no lo es
al amanecer digo
hay que sacar la poesía a la calle
si me cruzo con alguien
o en algún escondrijo cara a cara
repito, sin importarme
que piensen “no se resigna”
hay que sacar la poesía a la calle
así el molusco no encarcela con tentáculos
y pretextos
no es forastera la liberación del aire
son palabras
truenos
fulgor
ese azar suelto
que nos abre
y sueña

NADA
Un exuberante atardecer
ingresa
se acerca
los anteojos cohíben
como será el mundo sin ellos
auténtico
o falso?
a rayas como esos piyamas
hechos un ovillo en la cama
tarareo, el sol en su tercera edición
es algo tibio
no hay traducción de el
aunque impostores se ufanen
y el manicomio no está en los manicomios
cuando en la calle un niño pide comida
con urgentes ojos de comarcas sin abrigo
se desinflan los astros
nada queda

DE SELVA
Un león es interesante
sus patas en la selva
cuantos televisores se encogen
ante el chirrido intermitente
es interesante la lagrima que cae
en baldes agujereados
el ocaso de lo que no retorna
y los parches ocultos en los parques
es interesante verte cuando no estas
ahí invento distintas clases de te quiero
que salen de tu boca
a mi alma añosa e inexperta
es interesante descubrir un león
que parece tener el registro de tu voz
la imagen fantasmagórica en cámara lenta
repetida por digitales televisores
que nada saben de mis lagrimas
cayendo a borbotones
pulverizando metros cuadrados
de selva interna

EL RIO
Es difícil habitar el lugar azul estatua
puso laberintos pálidos
y sacó el río
cierta trampa del desasosiego
deja a la intemperie
hace frío en su mirada
no es bueno contagiarse del murciélago
evita la luz sumido en el silencio
de su propio ombligo
por las noches pregunto como borrar el tatuaje
de olores inconclusos
bestia alejada de la conciencia
que nunca se conforma
…Y sacaste el río
en donde todo fluye…

PUEBLO PRIMAVERA
Cuando las manos del sol te envuelven
mansamente se eclipsa la sordidez del mundo
se jubilan perímetros encarcelados
almas custodiadas
emanan rostros con sonrisas no adiestradas
gratis el cielo pasa a ser los cielos
nadie reclama un impuesto por el instante feliz
cuando las multitudes conquistan reconquistan
gran Plaza del pueblo primavera
sol cubriéndolo todo
historias, madreselvas…

MAREA
Marea inesperada o quizás no tan inesperada
vestíbulo con orillas rugosas
atrás quedó la propagación del orificio maldito
por cada soplo abuso de una lagrima
extranjero lamento
manual de corrientes internas
cargando instrucciones
esa trama destejida pareciendo
irregular, un arco iris
alejado, es la deidad brisa de la profundidad
quise con azucenas treguas
cuajadas negruras
hebras mágicas libre amor
quise hasta ser molino
de mi propio esbozo.
Va a lloviznar, presiento
indigencia de letras en los huesos
sacudidas tiznes rojos
secretos visibles apurados.
En inmersión paralizan unos cubos de hielo
con forma de corazón humano
no es extraño que las quimeras se aferren
al peligro de las migajas.
Llueve, además una luz encendida
y un navío que me lanza deprisa
en la pluralidad de estrellas.

DESCALZA
En tus ojos mundo
completo
distracción de luna
descalza
en el diario de hoy
brazos y brazos agitando
banderas
mi figura con trascendencias
bajo el árbol
escrito.

LA OTRA MEJILLA
Se visten los buenos
reparan pocos en ellos
naufragan con la lengua afuera
exponiendo la otra mejilla
aun cuando ciertos géneros hablantes
intentan descargar la furia del no ser.
Dime que sucede cuando el control automático
convida vestiduras de amianto
en las afueras las cenizas
han permanecido al acecho
bárbaros aullando cavernas
deshabitadas como sobresaltos
sin un pétalo de pestaña
eucaliptos
o nomeolvides
y en un mientras tanto caras colorante
escúchame
¿Se entretiene el mundo
en paradójicos individualismos?
enfrente interrogantes no se detienen
mis mejillas y yo.

UNA VEZ
Una vez me destilé al aire libre
un conjuro un motor inexplicable
atravesé sonoras pizcas de jazmín silvestre
cuando la urbe se fue durmiendo lentamente
y no se dieron cuenta del milagro
en sus iris ámbar
y estornudé amapolas tan naranjas
como el verde sentir o el rojo llanto
la risa se apodero de mi
y en un minuto casi humano
fui feliz
eran mariposas en el alma
tus dedos en mi cuerpo vagabundo
conmoción de gorriones
instantánea y fugaz luz sin urgencias.
Una vez el rocío
ay, se inmoló en su propia tela
la araña tejió cierto anochecer
que apresuraba olvidos.

LO REAL
Cae un satélite desbordado
quiere estrellar incendios nuestros
hurtar espíritus cautivos
las barcas enloquecen
sin embargo hay quietud
nada pasa que no haya sucedido aún
desprendo minutos rígidos
en la claraboya abierta
espero que se den vuelta los horarios
y el amor sea lo único real
en el suspenso
hilo
vida.

BLOG DE POESÍA
http://ainchilclaudia-poesia.blogspot.com.ar/

CORRIENTES- UNIVERSIDAD NACIONAL DEL NORDESTE

Derribar los prejuicios en el interior de la cárcel

Convocados por profesores, un grupo de estudiantes de Derecho de la Unne decidió involucrarse en los sistemas penitenciarios para poder ayudarlos con herramientas jurídicas. Más allá de que la experiencia les sirva para su formación profesional, afrontarla no sólo significó una responsabilidad estudiantil, sino también derribar los miedos y prejuicios propios, así como el de sus familias que se resistieron al proyecto. Elien González, Lilian Delgado, Solange Maldonado, Anahí Saorín y Sebastián Molina son algunos de los chicos, que están entre el primer y quinto año de la carrera, que forman parte del equipo de jóvenes que mediante el plan “Conocé los derechos que la cárcel no te quita”, entran al sistema carcelario para conocerlo a través de los testimonios de quienes están bajo sus tiranas condiciones. Aquí el diálogo con ellos. Textos: Esperanza Verón/ Fotos: Miguel Valenzuela (El Libertador) Envío: Red Derechos Humanos

Proyecto Unne

-¿Qué los llevó a querer formar parte del proyecto?
-Solange: particularmente, me llevó la intención de conocer un poco más, cómo se manejan en un penal, así como conocer cómo es su reinserción laboral, que es uno de los aspectos que no se cumple. Justamente, en el Pelletier, donde se lleva a cabo el trabajo así como en el Penal Nº 1, las chicas nos contaron que realizan cursos, pero cuando les entregan los certificados de aprobación, en el papel se indica que lo realizaron en el instituto, por lo que no les sirve para reinsertarse.

-Anahí: lo que planteamos e intentamos derribar es la hipocresía de la sociedad que ven a las personas como presos y nada más, y lo que queremos es conocer las necesidades de los internos, más allá de que nos guste mucho el derecho penal, y con el proyecto, podemos entrar a este mundo cerrado que nadie conoce.

-¿Hubo resistencia por parte de sus familias a su participación en el proyecto?
-Lilian: sí, en el de todos. Es un reflejo como de la sociedad misma, por eso también es nuestro objetivo que se reconozca que a los presos en la cárcel sólo les prohíbe la libertad, no que se les quita sus derechos.

-Elien: además, están los propios prejuicios. En mi caso, que ingresé al Penal Nº 1, pensé que iba a ser más complicado al ser mujer. Sin embargo, estuvimos todos juntos en un salón, a la par tomando mates con hombres que cometieron robos hasta homicidios. Por eso entrar ya fue un gran paso. No sólo para nosotros, sino también para comenzar a ayudarlos, aunque los cambios a largo plazo sean imperceptibles y tengamos que elaborar más de un proyecto.

-¿Cómo fue el primer contacto cuando ingresaron?
-Elien: al Penal Nº 1 llegamos medio desconcertados, no sabíamos qué iba a pasar. Después de que nos ubicamos, comenzaron a contarnos sus preocupaciones, como por ejemplo el tema de las visitas, higiene y hacinamiento.

-¿Cómo se preparan para los ingresos a las cárceles?
-Solange: siempre tenemos prejuicios, pero una vez que entramos y escuchamos a las chicas del Pelletier nos hace dar cuenta que son los prejuicios de la sociedad. Además, desde adentro descubrís que no se cumple nada, que hay un avasallamiento de sus derechos.

-¿Cómo los impacta saber que lo que estudian no se cumple?
-Elien: genera impotencia porque todo el sistema está podrido, y habría que reformarlo, pero eso es algo que escapa a nuestro proyecto.