Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

506

COMUNICADO DE LA GREMIAL DE ABOGADAS Y ABOGADOS

La Justicia intimó al gobierno a profundizar la búsqueda del hijo desaparecido de Nora Cortiñas

(APL)A pesar de no haber concurrido a la audiencia ni el teniente general Milani ni el ministro Rossi, el Juzgado Nacional de Instrucción Nº 12 a cargo del Juez Ricardo Warley, hizo lugar al habeas corpus presentado por la madre de Plaza de Mayo -Línea Fundadora e intimó al gobierno nacional, al Episcopado Nacional, al Ministerio de Defensa y a la Jefatura del Argentino a que “continúen todas las diligencias necesarias a fin de profundizar la búsqueda de información tendiente a cumplir con el objetivo de esta acción de habeas corpus que es el de conocer el paradero de Carlos Gustavo Cortiñas, para lo cual deberán informar trimestralmente a la accionante y al tribunal, toda novedad que ocurra en torno a ello”.

Nora1

COMUNICADO ASOCIACIÓN GREMIAL DE ABOGADAS Y ABOGADOS REPUBLICA ARGENTINA

Resolución del juzgado

“RESUELVO:
I-ESTAR A LO DISPUESTO EN TANTO SE HIZO LUGAR A LA PRESENTE ACCION DE HABEAS CORPUS INTERPUESTA POR NORA IRMA MORALES DE CORTIÑAS, RADICADA BAJO EL NÚMERO 48065/12
II-EN CONSECUENCIA INSTAR TANTO A LAS AUTORIDADES DEL EPISCOPADO NACIONAL, COMO DEL MINISTERIO DE DEFENSA DE LA NACIÓN Y DE LA JEFATURA DEL EJERCITO ARGENTINO A QUE CONTINÚEN TODAS LAS DILIGENCIAS NECESARIAS A FIN DE PROFUNDIZAR LA BÜSQUEDA DE INFORMACIÓN TENDIENTE A CUMPLIR CON EL OBJETIVO DE ESTA ACCIÖN DE HABEAS CORPUS QUE ES EL DE CONOCER EL PARADERO DE CARLOS GUSTAVO CORTIÑAS, PARA LO CUAL DEBERÄN INFORMAR TRIMESTRALMENTE A LA ACCIONANTE Y AL TRIBUNAL, TODA NOVEDAD QUE OCURRA EN TORNO A ELLO.

Por auto por separado se dispondrán medidas para mejor proveer tendientes a ahondar la investigación conforme a los parámetros mencionados en los considerandos”.

“No me vuelva a archivar el Habeas Corpus”

Si vemos en el número de causa en el Punto I de la resolución que favorece a Nora, se verificará que la acción fue iniciada en el año 2012, hace tres años.
Idas y vueltas, rechazos y vuelta a empezar. El mismo juez que ahora hace lugar al H.C. lo archivó dos veces.

Ese mismo año del inicio, se presentó la Secretaría de DDHH de la Nación, representando al Estado Argentino y para nuestra sorpresa le pidieron al Juez que archive el recurso afirmando que “el H.C. no es la vía idónea para encontrar a un desaparecido”.

Pero Nora no se achicó, y una y otra vez nos instó a apelar y a presentar los recursos y las acciones que sean necesarios hasta que en la audiencia del 18 de julio le dijo en la cara al Juez “no me vuelva a archivar el H.C”, sobre todo indignada por las razones que escuchaba del Estado Nacional y del Ejército Argentino.

Como era de esperar no comparecieron ni el Tte. Gral. Cesar Milani, ni el Ministro Agustín Rossi, sin embargo debemos reconocer que enviaron una delegación del primer nivel.
Se presentó el Subjefe del Estado Mayor General del Ejército Argentino, el General de División Gustavo Jorge Luis Motta, y el Jefe del Archivo General del Ejército Coronel Walter Horacio Faneco. Ambos con los abogados de la Dirección General de Asuntos Jurídicos del Ejército.
Por el Ministerio de Defensa se presentaron también las máximas autoridades jurídicas, la muy conocida abogada Graciana Peñafort y la Directora Nacional de DDHH del Ministerio Stella Maris Segado.

Por la Iglesia Católica, igualmente citada por la Justicia concurrió su máxima autoridad Monseñor José María Arancedo Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina.

Milani y Rossi ausentes
Nora Cortinas estuvo acompañada por tres abogados de la Asociación Gremial de Abogadas y Abogados quienes planteamos dos veces incidentes de nulidad de la audiencia considerando que la citación había sido expresamente para Milani y Rossi y no para sus representantes.

Ambas incidencias fueron rechazadas y Nora nos instruyó para que continuáramos con la audiencia y no nos retiráramos.
Los representantes del Ministerio y del Ejército alegaban que ellos carecían de elementos para ahondar investigación alguna, llegaron hasta el colmo de proponerle a Nora que buscara en los archivos de la Biblioteca del Ejército y del Ministerio.
Nos dieron a todos los presentes una verdadera clase de Historia de los DDHH en la Argentina que escuchamos con paciencia, sin embargo no hablaron del objeto del HC presentado por Nora.

Permanentemente alegaron su compromiso con “los DDHH y con los desaparecidos” pero no pudieron darle a Nora una sola respuesta a sus requerimientos.
Un ejemplo de esto lo constituyó una carta de Nora de 1977, interceptada por la inteligencia militar durante la dictadura y encontrada por el Ministerio de Defensa perdida en algún rincón de alguna oficina. Nora les dijo “Uds encuentran esa carta y no pueden decirme dónde está mi hijo”.

Le planteó en la cara al subJefe del Estado Mayor general del Ejército, al General de División Motta, que ellos siempre tuvieron “listas, nombres, datos, direcciones, sobrenombres y por tanto no es posible ignorar lo que pasó con mi hijo”.
Lo más saliente de las tres horas que transcurrieron las discusiones está en dos reconocimientos admitidos por los representantes del Ejército y Defensa:

1)Que el Ministerio de Defensa y el Ejército argentino agotaron la búsqueda respecto de la información sobre Gustavo Cortiñas y carecen de mayores elementos.

2)Que el Ministerio de Defensa y el Ejército Argentino no pueden asumir en esa audiencia la representación de la totalidad del Estado Argentino.

Frente a semejante planteo se le solicitó al Tribunal que debe intimar al Estado Nacional a continuar con las actuaciones y tanto Nora en persona como su representación jurídica le plantemos al Juez “que no vuelva a archivar el H.C.”

Al otro día nos notificaron la resolución que trascribimos aquí arriba. En la misma, como se aprecia, el Juzgado les rechaza a ellos el planteo del agotamiento de la búsqueda y los intima a continuarla.

Entendemos que en la historia de los Habeas Corpus en la Argentina, plagada de rechazos sistemáticos es uno de los mayores avances.

Y lo es por varias razones:
La primera es que se hizo lugar al H.C. cosa que generalmente no ocurre, esto a pesar de los sucesivos rechazos y archivos anteriores.

La segunda es que mediando un sin fin de apelaciones y rechazos finalmente se hizo lugar a la audiencia obligatoria del art. 14 de la Ley de H.C. cosa más remota aún de que ocurra.
Y los requeridos enviaron una altísima representación.
Y la más importante es que la Justicia a pesar de los planteos del Ministerio de Defensa y del Ejército, les ordena continuar las acciones “hasta cumplir con el objeto del H.C”
Y por separado intima a otros ministerios como el de Justicia y DDHH a hacer lo mismo fijándoles también a ellos fecha de audiencia para explicar lo que hacen y harán.
Entendemos que tres años fueron mucho tiempo para un recurso de H.C. pero estamos muy conformes con el resultado.

El H.C. no es un instrumento susceptible de bastardearse desaprensivamente porque con eso no solo no se logra el objetivo sino que se acrecientan los antecedentes de rechazos masivos.
Entendemos que es una importante y simple herramienta que debe utilizarse con seriedad en todo momento, y con la inquebrantable voluntad de no ceder ante las primeras derrotas porque todas las instancias de la Justicia Argentina, nacionales y provinciales, incluyendo jueces y defensores oficiales tenderán siempre a su rechazo.
Y mucho menos admitirán que se convoque a las audiencias con los responsables de afectar vidas y libertades.
Nuestra Asociación entiende que ha quedado claro que el Estado Argentino carece de la voluntad y la capacidad para conocer o intentar saber con eficiencia el destino de los desaparecidos y por tanto consideramos que, más allá de la resolución que nos favorece, están agotadas las vías judiciales dentro de la Argentina con lo cual, si Nora nos lo indica, seguiremos ante las instancias internacionales que correspondan.
Nuestro agradecimiento inmenso a todos y todas las que acompañaron a Nora durante estos tres años, los que se solidarizaron con ella y los que confiaron en nosotros.

ASOCIACIÓN GREMIAL DE ABOGADAS Y ABOGADOS REPUBLICA ARGENTINA
Junio 2015

DENUNCIA DE LA LADH

Renuncia Milani y amenazan a abogadas del caso Ledo

(Red Eco) La Liga Argentina por los Derechos del Hombre informó que, en simultáneo con el pedido de pase a retiro que Milani realizó pasado este mediodía, amenazaron a las abogadas riojanas del caso Ledo. “Es urgente investigar el accionar de estos grupos en La Rioja”, afirma la LADH en el siguiente comunicado que compartimos.

Milani-amenazas-Ledo

COMUNICADO DE LA LADH

A las 13: 50 del día de hoy, cuando el país tomaba nota de la renuncia del Jefe del Ejercito por “razones personales” sonó el teléfono en la casa de la madre de dos de las abogadas del caso Ledo, las compañeras María Elisa Reinoso y Viviana Sonia Reinoso, y al levantar el tubo se escuchó un saludo y luego una marcha militar hasta el final de la llamada. Similar hecho había ocurrido hace unos meses, a las tres de la mañana de un día en que las abogadas habían viajado a Tucumán a presentar un escrito por el caso en cuestión. Otras veces hemos denunciado que por mandato del general Milani, el abogado defensor (empleado del Ministerio Público de la Defensa) había pretendido impugnar la matricula de las abogadas, en un claro gesto intimidatorio.

La Liga Argentina por los Derechos del Hombre que ha designado a estas abogadas como sus apoderadas para querellar al general Milani en la causa Ledo, y que sufre las amenazas contra uno de sus integrantes, el compañero Alberto Rodríguez de Bahía Blanca, testigo y denunciante por el crimen de David Cilleruelo por parte de la Triple A, denuncia estas amenazas que deben ser esclarecidas por las autoridades competentes y reafirma su compromiso con la lucha por la Verdad, la Memoria y la Justicia que requiere del Juicio y Castigo a Todos los culpables; y cuando decimos todos, decimos Massot y Blaquier, Milani y todos los que perpetraron los crímenes de Estado.

Liga Argentina por los Derechos del Hombre
CORRIENTES 1785- 2ºC (1042) Buenos Aires República Argentina

www.laladh.wordpress.com

Tel./Fax:011-54-43713939

CÓRDOBA

Encierro sin derecho a la salud

(APL) El derecho a la salud es uno de los primeros que se pierden al ingresar a una cárcel, no solo el VIH/sida se convierte en una enfermedad mortal en los lugares de encierro, también las dolencias crónicas como la diabetes, la tuberculosis, enfermedades cardíacas, entre otras. Así, el estado condena a las personas a la pena de muerte cuando las abandona dejándolas sin atención médica. El servicio penitenciario y el poder judicial se encargan de esconder la alarmante situación en todos los lugares de encierro. Por esa razón muy pocos se enteran de la muerte de las personas en el encierro, como fue el caso de Carlos Alejandro Trejo, de veintisiete años, a menos de un mes de recuperar su libertad.

Encierrro sin Salud

Él estaba alojado en la cárcel de Monte Cristo, unidad con régimen semi abierto. Tuvo un ataque de asma, pero en esa prisión no hay médicos, ni enfermeros, y tampoco como trasladar una urgencia. Varias versiones indican que cuando apareció un vehículo, habían pasado varias horas, y lo subieron, Carlos Trejo ya estaba muerto. El 23 de diciembre de 2014, fue condenado a la pena de muerte por abandono del estado.

En mayo de este año, en el penal de Cruz del Eje, pierde la vida Marcelo Vargas, tras un coma diabético. Se le fueron sus últimos días reclamando, inútilmente, atención médica. En esa misma unidad, todavía creen en su derecho a la vida, Gustavo Romo, quien ha quedado completamente ciego, sus compañeros lo ayudan a trasladarse, y Celestino Puesterna, Ramón Barreto, Jorge Armando Tejeda, entre los graves problemas de salud que tienen, también están quedando ciegos a consecuencia de su diabetes sin tratamiento integral.

Sergio Jesús Nieto, en la cárcel de Bouwer, estuvo implorando atención por unas úlceras en su pie, no logró que le curar esas heridas, recién le dieron atención el diez de abril, cuando lo trasladaron al hospital San Roque para cortarle la pierna, sus riñones dejaron de funcionar y su salud se deterioró muchísimo. Su compañera ya había perdido un hijo hace cuatro años, en el penal de San Martín, Matías Ezequiel González, tenía convulsiones y a pesar de los reclamos, no tuvo derecho a la vida.
Para poder tener una aparatito para medir la glucosa, tienen que pelearla muchísimo, y algunos aún no lo consiguen. Ellos reclaman que por favor no se utilicen las mismas agujas, para inyectarlos, a lo que el servicio responde que no hay presupuesto para comprar más, que si no les gusta así, que se las compren ellos. Un problema no menor, porque forma parte del tratamiento integral, es la alimentación, que no solo es pésima, sino también insuficiente. Esto sumado a las pésimas condiciones de detención, son claramente políticas de exterminio.

Lo que de alguna manera está garantizando la supervivencia de los cautivos, es que la gran mayoría son jóvenes. Pero sería necesario saber cuál es el promedio de vida de una persona privada de su libertad y de su derecho a la salud. ¿Ese promedio pasa los sesenta años?

El derecho a la salud y a la integridad psicofísica de “todas” las personas está consagrado en todos los instrumentos internacionales de Derechos Humanos con jerarquía (artículo 75 inc. 22 de la Constitución Nacional), y sería importante que el estado lo tuviera en cuenta.

CÓRDOBA

Juzgan a siete policías acusados de matar a golpes a un detenido

En la Cámara 2ª del Crimen comienza mañana el proceso contra siete uniformados por la muerte de Maximiliano Aguirre (21), detenido tras un robo en barrio Colón en agosto de 2007. Hay tres policías imputados por el crimen, tres por encubrimiento y uno por lesiones. Tres de ellos están acusados de homicidio calificado y otros tres (superiores de los primeros al momento del hecho) de encubrimiento calificado. Otro uniformado está acusado por golpear a otro detenido que estaba con Aguirre. Los imputados estaban afectados a la ahora desaparecida comisaría 12ª. (Fuente: Redacción Día a Día)

Juicio a Policías

Según la investigación del fiscal de Instrucción Rubén Caro, Aguirre sufrió una golpiza brutal al momento de ser detenido junto con un cómplice.

En los registros de la comisaría, Aguirre llegó muy golpeado. De hecho, los policías que debían entregar el procedimiento, intentaron evitar firmar de puño y letra (como corresponde) el acta de entrega del detenido.

El detenido fue llevado a la Policía Judicial donde se constataron esos golpes. Sin embargo, todo indica que el traslado desde que lo vieron los médicos de la Judicial hasta Bouwer no fue tranquilo ya que, al llegar a la cárcel, los médicos de Bouwer se negaron a recibir a Aguirre en ese estado de salud. El detenido entonces fue llevado nuevamente a la comisaría donde se lo dejó alojado algunas horas hasta que, finalmente, volvieron a llevarlo a Bouwer.

En la investigación que fue apelada por los acusados y confirmada por el juez de Control y la Cámara de Acusación, consta que, al llegar a Bouwer, Aguirre ya no podía caminar por sus propios medios.

Finalmente, el joven fue llevado al Hospital de Urgencias, donde el 1 de setiembre dejó de existir.

Los oficiales Raúl Ramírez, Hugo Villada y Marco Dubronich llegan a juicio imputados como supuestos autores de homicidio calificado. El subcomisario Luis Arévalo, el comisario Mario Moyano y el chofer de uno de ellos, Gabriel Esteban Molina, deberán responder por el presunto delito de encubrimiento agravado. Finalmente, Pablo Vergara será juzgado por lesiones leves calificadas, acusado de golpear al otro joven detenido junto con Aguirre.

Todos los policías imputados están actualmente en libertad, precisó La Voz del Interior.