Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

533

Los trabajadores de la Línea 60 desmienten a La Nación

Los trabajadores de la línea 60 desmienten las noticias difundidas en el día de la fecha en el portal del diario La Nación, http://www.lanacion.com.ar/, en donde encabezan falsamente la noticia de la siguiente manera: ¨Reincorporan a los trabajadores de la línea 60 y hay un principio de acuerdo. Además, “continua la conciliación obligatoria” dispuesta por el Ministerio de Trabajo en el conflicto; las reincorporaciones se realizarán “inmediatamente y con entera normalidad”. Nada de todo eso es verdad, la situación sigue igual que en horas de la mañana, o sea, la empresa se niega a restablecer el servicio, por lo tanto se continúa con el de lock out. Lejas se está de un principio de acuerdo, en tanto y en cuanto la patronal no reincorpore a los 52 compañeros despedidos.

Trabajadores de la Línea 60

Última modificación: 12 de julio de 2015 a las 20:24
PARTIÓ JAVIER RODRÍGUEZ PARDO, LUCHADOR POR EL MEDIOAMBIENTE

Tristeza

“Al escucharte hace muchos años – los sábados de mañana- por la radio, aprendí lo que era el IIRSA y la ruta de Saqueo de nuestros pueblos; supe de la peligrosidad de la explotación minera a cielo abierto, de la lucha de un pueblo contra el Basurero Nuclear y tantas otras cuestiones en las que fui “desasnándome“al escucharte. Cuando tiempo después respondiste mi correo y nos conocimos personalmente, estaba feliz porque no podía creer estar hablando con vos “en persona” ¡que increíble fue eso! Me siento una privilegiada de haber podido compartir reuniones, encuentros varios, que hayas honrado mi casa con tu presencia y tu amistad, realmente un lujazo. A pesar de la tristeza que me embarga desde hace un rato que supe de tu partida física, elijo recordarte con una sonrisa y con tu palabra, siempre tan precisa, tan necesaria. Gracias querido Javier, amigo, por tanto, se te va a extrañar!”, expresó Mechi Méndez. Más abajo, fragmentos del empecinado trabajo del compañero, quién falleció el pasado viernes, en defensa del medioambiente. “Las riquezas que habitan en la tierra no son “recursos naturales”, son bienes comunes” y “El agua vale más que el oro” reiteraba este fundador del Movimiento Antinuclear de Chubut (MACH), un espacio pionero que logró imponer una consulta popular para frenar un emprendimiento minero en Esquel, entre su titánica tarea. ¡Hasta la victoria siempre, Javier!

Javier

VIENEN POR EL ORO, VIENEN POR TODO” (I)
- Las invasiones mineras 500 años después-
Javier Rodríguez Pardo

“Cuando comenzó a operar en 1997, anunciaba que era el mayor consumidor de energía del país. Ahora se dio cuenta de que aquella publicidad no era aconsejable, porque cuando ellos tenían energía, subsidiada y con convenios de ininterrupción, el pueblo argentino soportaba los cortes, de luz debido a la crisis energética que acusaba el gobierno, y “retiró” los megavatios de su página web. No obstante, anuncia que su producción minera asciende a 120 millones de toneladas métricas y que cuatro gigantescas palas eléctricas extraen el minera que es transportado por unos cuarenta camiones colosales de doscientas veinte toneladas. (Pag.108)

VIENEN POR EL ORO, VIENEN POR TODO” (II)
- Las invasiones mineras 500 años después-IIRSA es la mejor planificación para el saqueo de los bienes comunes de los pueblos del sur en los últimos 500 años. Significa Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana, o sea desarrollar la infraestructura en los sectores de transporte, energía, y telecomunicaciones para una suerte de “regionalismo abierto”, en teoría para beneficio de un continente que debe sacar sus exportaciones con el menor costo posible.

Visto al revés (que es precisamente lo que sucede) es la imposición de una infraestructura para la extracción y exportación de productos primarios en manos de corporaciones transnacionales que operan, facilitadas por leyes leoninas” (Pag.307)

VIENEN POR EL ORO, VIENEN POR TODO” (III)

- Las invasiones mineras 500 años después-

“El método extractivo es perverso: dinamitar áreas enormes donde se halla el mineral diseminado, llevarlo a la molienda y después, en diques de colas, realizar la lixiviación con ácido sulfúrico para que decante, por filtración o centrifugado. Aquí aparecen los residuos sólidos (ganga) por un lado y una solución de concentrado que contiene a la mayor parte de uranio con el resto de los elementos producto del decaimiento radioactivo, como torio, radio, protactinio, plomo, polonio. Pero lo importante de este decaimiento es que emite radiaciones ionizantes alfa, beta y gamma, altamente peligrosas, metales pesados solubles en acido gas como el radón 222. En todo este tipo de producción minera se hallan presentes drenajes ácidos movilizados por la sopa química que se arrojó para lixiviar el mineral”. (Pag 242)

VIENEN POR EL ORO, VIENEN POR TODO” (IV)

- Las invasiones mineras 500 años después-

“José Luis Gioja coincide con la política que los Kirchner aplican en todo el país. En las oficinas de Balcarce 60 dispusieron una política de estado, con respecto a los “recursos naturales” –que así figuran- en línea con la política menemista de los 90 y con igual legislación. Nada cambió ni parece querer cambiar. A las protestas sociales, por tanto, se las pretende ahogar con una estrategia que las aísle del resto de la sociedad (Pag.149)

VIENEN POR EL ORO, VIENEN POR TODO” (V)

- Las invasiones mineras 500 años después-

“Las riquezas que habitan en la tierra no son “recursos naturales”, son bienes comunes.

Los bienes comunes no se hallan en venta, no son negociables, precisamente porque son comunes, tampoco son “públicos” ni “naturales” por más que descansen en la naturaleza milenaria y estén al alcance depredador del público. El concepto de “público” (“total es público”) está virtualmente asociado a depredar y al uso del libre albedrío, no al concepto de pertenencia de todo un pueblo, acepción que debiera ser usada como válida. Entonces hablamos de bienes comunes, no de “bienes públicos”, ni de “bienes naturales”.

Ante el avance de las invasiones mineras y de políticas que intentan legitimar la rapiña extractiva, corregimos que las riquezas que habitan en la tierra no son “recursos naturales” sino bienes comunes, en todo caso bienes comunes naturales… ( Pag 11)