Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

580

Presentación del libro sobre cine y dictadura de José Luis Visconti en el MAM de La Plata

Este viernes en el Museo de Arte y Memoria de La Plata, a las 19:30, José Luis Visconti presenta su libro “EL PELIGRO ESTÁ EN LOS VIVOS, Representaciones y omisiones del cine Argentino 1976/1983”. El autor estará acompañado de Griselda Casabone, periodista y docente y Alejandro Schmied editor de Tren En Movimiento Ediciones. Además tendremos música en vivo a cargo de Adriana Tissone, Cristina Tolone, Renzo Cistola, Andres Antonelli y Daniel Starzo. (MAM: Calle 9 Nº 984 La Plata)

Última modificación: 20 de agosto de 2015 a las 21:21
ACAMPE ORIGINARIO:

Un médico del SAME se negó a asistir a una anciana wichí

Con fotos y video la Izquierda Diario difundió hoy que una ambulancia se retiró sin atender a la enferma – el pasado domingo- porque “no salía de la carpa”. LID recibió la denuncia de parte de la psicóloga social Nora Salas, quien colabora con el acampe junto a otros profesionales. La demanda es contra el SAME y su abandono a una anciana wichí que se encontraba con un cuadro complicado de salud. Días atrás cumplió seis meses el acampe de las comunidades qom, wichí, pilagá y nivaclé en el centro porteño (Avenida de Mayo y 9 de Julio). Bautizado Qopiwini por las iniciales de los pueblos representados, el acampe demuestra que hay demandas estructurales de la población oprimida que ni siquiera fueron atendidas en toda una década por el gobierno nacional.A la complicidad con los gobernadores que los reprimen en Formosa, Chaco y otras provincias se le suma la discriminación lisa y llana por parte del Estado, demostrada hasta en los detalles más mínimos.

Acampe

Los hechos en la voz de Nora Salas
“El domingo 16 de agosto se solicitó una ambulancia del SAME para que asista a una adulta mayor Wichí, de nombre Virginia quien venía presentando síntomas febriles elevados. Asistió al llamado un médico que no quiso dar sus datos y se mostró inflexible, grosero y provocador para con la gente del acampe debido a que exigía que la paciente salga de la carpa a recibir la atención, mientras que la pobre abuela no podía siquiera levantarse del piso húmedo donde duerme debido a su excesiva fiebre.
Algunas personas presentes trataron de calmar al médico, entre ellas Gladys, una enfermera que atiende las demandas del acampe ad-honorem, también se encontraba un odontólogo, el doctor Mario Messore, quien también colabora con el acampe.
Ninguno de los intentos de calmar a este doctor del SAME dio resultado y, finalmente, se retiró negándole la atención médica a la persona Wichi, en una desafortunada forma de discriminación y racismo.
En el nuevo paradigma de la salud (antes también) a sus expresiones malintencionadas se le llama ’discurso médico hegemónico’, debido a que sólo puede comprender su propia necesidad, negando la existencia de un Otro.
Querer que una persona ’salga’ de su carpa para ser atendida es razonable. Pero, creer que si no es cumplida la condición que usted impone no hay abordaje a la salud es negarle dicho acceso. Es su condición o nada, ¿no?
Opinar que el humo de la fogata perjudica a su salud creo que es razonable. Esperar que sujetos que viven hace seis meses en la calle tengan microondas para cocinar es una utopía. También tener la fantasía que el Estado les lleve viandas para alimentarse. ¡Imagine usted que carecen de agua hace seis meses!
No poder razonar que existen multiculturalidades, no comprender que está en un acampe indígena, Qopiwini, reviste una flagrante ignorancia y un irrespeto importante de su parte.
La persona que trataba de calmar al doctor, da la casualidad, también es doctor. Mario Messore es su nombre y, a diferencia de este ’sujeto supuesto saber’ está ayudando y apoyando al acampe desde el 14 de febrero, tratando de desdibujar la línea que divide a sus medicinas naturales de la ’medicina blanca’.
Doctor Menguele, descorra el velo que le impide ver otras realidades. Además de usted y sus guardapolvos blancos hay ’Otros’.
La población, por la que usted cobra para atender, necesita que usted lea sanitarismo, a Ferrara, a Carrillo.
Y disculpe si nuestros hermanos originarios le han puesto una mano encima, razón por la cual usted debió declamar ’no me toque, no me toque’. Ellos no contagian al contacto, no necesitará que le explicite que usted es un fascista discriminador, lo sabrá de memoria. A sus hijos, ¿usted les impide que jueguen con niños ’marroncitos’?
No sé a qué obedece el ’no me toque’ suyo, sacando el mecanismo de defensa que pudo haberlo generado. No piense que nuestros hermanos vayan a golpearlo o algo así. Ellos respetan a todo animal que habite la tierra, incluido usted, lamentablemente.
Lo trágico de esta situación es la vulnerabilidad de los sujetos del acampe y que esta situación queda como un “antecedente” para que ya no llegue la ambulancia ante otra emergencia.
¿Le sorprende el término ’antecedente’? Lea a Michel Foucault y va a comprender el mecanismo policíaco de control sobre la salud en donde usted, doctor Menguele, es un triste vigilante.”

Murió ayer Ariel Velázquez, militante Radical baleado en Jujuy

Tenía 22 años, militaba en la Juventud Radical de Jujuy. Mientras repartía volantes partidarios en la ciudad de San Pedro lo balearon por la espalda, hace dos semanas. El desconsuelo es enorme. Lo mataron por defender ideas, lo mataron mientras las defendía. Soñaba con un país más justo, lo construía con sus manos sin pedir permiso, defendía la democracia, luchaba contra el autoritarismo de los que abusan del poder. El mismo poder que terminó a balazos con su futuro. Desafiamos a los asesinos de Ariel, los desafiamos con nuestras voces, con nuestras banderas, con la lucha por la justicia y contra la impunidad, pero sobre todo los desafiamos con nuestra convicción y militancia.
Franja Morada Mesa Nacional

Última modificación: 20 de agosto de 2015 a las 20:23