Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

605

EL FUTURO SE CONSTRUYE CON EL CORAJE DEL PRESENTE

La CPM conmemoró el 39º aniversario de la noche de los lápices

Con la consigna de recordar para construir el futuro, cerca de 500 jóvenes se reunieron en el Teatro Coliseo Podestá de La Plata para conmemorar un nuevo aniversario de la noche de los lápices. El acto de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) contó con la participación de su presidente Aldo Etchegoyen, los miembros Mauricio Tenembaun, Susana Méndez, Roberto Cipriano García y la directora general, Sandra Raggio. También formaron parte del evento Pablo Díaz, sobreviviente de los secuestros y desapariciones a estudiantes secundarios en 1976, y Emilio López Muntaner y Marta Ungaro, familiares de víctimas. Emilce Moler envío su adhesión donde destacó la importancia de los jóvenes en la transmisión de la memoria.

39º Aniversario de La noche de los lápices

Aldo Etchegoyen, presidente de la CPM, celebró la presencia de los estudiantes en la conmemoración de la noche de los lápices y reivindicó el protagonismo y el compromiso de los jóvenes: “Hoy recordamos el horror de aquellos años; sin embargo, como leí en una pared de Santiago de Chile, podrán cortar las flores pero no acabarán con la primavera, y ustedes están empujando la primavera. Ustedes son el futuro”.

Las palabras de Etchegoyen expresaron los fundamentos del acto por el 39º aniversario de la noche de los lápices: recordar a los estudiantes secundarios secuestrados y desaparecidos, y tender puentes con los desafíos de hoy.

“El boleto es una metáfora imprecisa: eran estudiantes comprometidos que adoptaron la política para transformar la realidad; hoy, sus luchas simbolizan esa otra sociedad posible”, mencionó Sandra Raggio y agregó: “La dictadura militar vino a obturar la militancia social, estudiantil y obrera”. De esa manera, el acto de la CPM recuperó la memoria de las víctimas de la noche de los lápices en el contexto histórico y político actual.

“Ellos fueron perseguidos y reprimidos por lo que pensaban”, mencionó Manuel, estudiante de la Media Nº 2 de Punta Lara. Manuel participó de la jornada que contó con el protagonismo de jóvenes de escuelas y organizaciones sociales de La Plata, Berisso, Ensenada, Brandsen y Berazategui. En el marco del programa de Jóvenes y Memoria de la CPM, prepararon el acto en talleres donde reflexionaron y discutieron su contenido; hoy, presentaron una pieza teatral y musical con la consigna de “romper el silencio y el miedo”.

Junior, voluntario de Jóvenes y Memoria, expresó que “seguimos luchando para que aquellos estudiantes no sean olvidados, para que se escuchen nuestras voces y reclamos”. Sofía, Martina, Paula y Carolina de la EEM 12 remarcaron que “estuvo bueno el vínculo con la actualidad y con el pasado, como el video que contaban que estaban jugando al fútbol y cayó la policía y los mandó a todos contra la pared; esas son cosas que pasan siempre y que no se saben”.

En esa línea pedagógica fueron pensadas las puestas en escenas que se presentaron durante el acto. Desde su creación, la CPM sostiene la necesidad de recuperar la memoria política de las víctimas del terrorismo para tender puentes entre el pasado y el presente que permitan consolidar la defensa de los derechos humanos y la participación comprometida de los jóvenes para construir una sociedad más justa.

Antes de escuchar a Pablo Díaz, Marta Ungaro y Emilio López Muntaner, las actuaciones artísticas de los jóvenes cerraron con un mensaje convocando a la marcha que se realizará mañana: “Estamos organizados / seguimos luchando / tenemos memoria / todos juntos en la plaza”.

Pablo Díaz, sobreviviente de la noche de los lápices, fue el primero en tomar la voz para recordar a sus compañeros, y sintetizó la lucha por la memoria y la búsqueda de justicia: “A mí me tocó ser testigo de lo que fui. Declaré en los juicios por delitos de lesa humanidad perpetrados en el Pozo de Banfield y realicé un documental como síntesis: siempre tuve la obsesión y el compromiso de hacer presentes a mis compañeros”. Durante su oratoria también agradeció el trabajo que realiza la CPM: “El año pasado, mi hija fue por primera vez al encuentro de Jóvenes y Memoria en Chapadmalal; sentí que la Comisión y que estos chicos estaban suplantando mi vida, que todo lo que hicimos sirvió y ese es el legado que pudimos dejarles a los jóvenes. Por eso digo que ya no importa qué fue lo que pasó: ellos ya aparecieron porque supimos convertir el horror en amor y porque tenemos una sociedad que nunca va a permitir que vuelva a pasar”.

“En cada uno de estos jóvenes están ellos, en cada chico que pelea por un mundo mejor está su lucha absolutamente vigente”, reforzó Marta Ungaro, hermana de Horacio, una de las víctimas de las serie de secuestros y desapariciones de estudiantes secundarios de La Plata en septiembre de 1976.

Sobre el cierre del acto, Emilio López Muntaner, hermano de Francisco y miembro de la CPM –como representante del Poder Legislativo provincial– sostuvo la necesidad de revalorizar la lucha de los desaparecidos y reivindicó el compromiso de los jóvenes por hacer una sociedad más justa.

El acto que se realiza cada año conmemora a los jóvenes estudiantes y militantes secuestrados en septiembre de 1976 por las Fuerzas Armadas y de seguridad; seis de ellos fueron asesinados: Horacio Ungaro, Francisco López Muntaner, Claudio de Acha, María Claudia Falcone, María Claudia Ciocchini y Daniel Racero. Hoy, el auditorio los recordó al grito de “presentes”.

“Participamos, nos involucramos, somos ciudadanos de la democracia y tenemos la libertad de elegir nuestro destino, de conquistar nuevos derechos, de construir un futuro mejor. Ellos no tuvieron esa posibilidad”, cerraron Mercedes, Federico e Ivo, miembros del Centro de Actividades Juveniles.

PROYECTO DE LEY

Exigen al Estado abrir los archivos sobre la desaparición de Julio López

A poco de cumplirse nueve años de la desaparición de Julio López, los diputados nacionales del PTS en el FIT Nicolás del Caño y Myriam Bregman, también abogada de López, presentarán junto a organismos de derechos humanos, un proyecto de ley para que sean abiertos los archivos que el Estado tiene en su poder relacionados con la desaparición del testigo. La presentación del proyecto será este jueves 17 de septiembre a través de una Audiencia Pública en el Congreso Nacional y estará acompañado entre otras personalidades y organismos por Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Graciela Rosenblum de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, Liberpueblo, Pablo Pimentel de APDH La Matanza, María del Carmen Verdú de CORREPI, integrantes de Justicia Ya La Plata, María Victoria Moyano, Alejandrina Barry, Carla Lacorte, del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos.(Fuente: La Izquierda Diario)

9 Años sin Julio López

Un día antes de cumplirse el noveno año de la desaparición de Julio López, el testigo que incriminó con su declaración a Miguel Etchecoltz, excomisario de la Bonaerense durante la dictadura, exigiremos, como lo venimos haciendo en las calles, la apertura de inmediata de los archivos, informes, expedientes y/o todo tipo de documentación en poder de la Policía Bonaerense, Federal, Servicio Penitenciario Federal, Bonaerense, el Ejército, la Fuerza Aérea y/o la Armada Argentina, y la AFI y ex SIDE que se hayan producido desde el primero de junio de 2006, mes de inicio del juicio oral llevado a cabo en La Plata contra Etchecolatz.

Llegamos a un nuevo año sin López y sin ningún avance en la investigación. El encubrimiento por parte del Estado ha sido la norma en estos años, empezando por los funcionarios que declararon que “López se halla perdido” o “estará en la casa de la tía”, como dijo Aníbal Fernández, amparando así a la Policía Bonaerense y el Servicio Penitenciario tanto bonaerense como federal, de estrechas relaciones con exrepresores detenidos junto a Etchecolatz en el pabellón de Lesa Humanidad de Marcos Paz y respecto de los que sobra evidencia, pero todas las líneas investigativas evitaron poner ahí el ojo. No hay un solo imputado por la desaparición de López.

“La causa por la desaparición de Julio es un ‘monumento a la impunidad’, así la llamamos desde el primero momento, porque si uno va viendo cómo se fue procediendo, es realmente un escándalo”, señala Myriam Bregman, autora del proyecto y una de las abogadas de Julio López, parte querellante junto a Justicia YA en el juicio contra Etchecolatz.

“Desde el Estado provincial y nacional encubrieron a los responsables”, agrega Bregman, y prosigue: “Recién en 2008 se apartó a la policía Bonaerense de la investigación, donde según información brindada por el propio Poder Ejecutivo provincial aún revestían más de 9.026 efectivos que cumplieron funciones durante la última dictadura. Muchos meses después la causa pasó a la justicia federal reconociéndose la desaparición forzada de López. Y un dato brutal: durante años la investigación de esta causa estuvo dirigida por un juez proveniente de la dictadura, Manuel Blanco, del Juzgado Federal N°3 de La Plata, lo cual no hace más que sumar una aberración más en el marco de la deliberada impunidad”.

No olvidaremos nunca las palabras de Adriana Calvo –ex detenida desaparecida y testigo clave en decenas de causas incluyendo la del “Juicio a las Juntas”- cuando Julio no llegó al tribunal donde tendrían lugar los alegatos contra el excomisario Miguel Etchecolatz en aquella jornada del 18 de septiembre de 2006: “Julio está desaparecido”, dijo a minutos de que Julio no llegara. Durante meses, tuvo lugar una verdadera política de Estado que consistía en negar lo realmente ocurrido, en lo que terminó constituyendo un aberrante acto de encubrimiento de los secuestradores de López.

La impunidad, que nos ha llevado a movilizarnos todos estos años con el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia y Justicia YA La Plata, nos llevó también a los organismos querellantes a presentarnos ante la Comisión Interamericana por los Derechos Humanos y la Comisión de Desaparición Forzada de la ONU.

En este marco, la presentación de este proyecto de Ley tiene como objetivo reforzar la lucha por el castigo a los culpables de la desaparición de Julio López, exigiendo al Estado Nacional que dé respuestas alrededor de la desaparición forzada de Jorge Julio López, que constituye un delito de lesa humanidad, y es por ello que deberá arbitrar todas las medidas necesaria para informar qué es lo que ha ocurrido con el testigo.

Como si quisieran negar una y otra vez su existencia, ni Cristina Fernández ni el candidato y gobernador de la Buenos Aires lo han nombrado siquiera una vez. Un silencio brutal. Cómplice.

Myriam Bregman nos decía también que “la apertura de los archivos es un reclamo que hacemos en relación a la causa de Julio López, y es la misma exigencia que junto a los organismos de derechos humanos venidos haciendo con respecto a todos los crímenes de la dictadura. Por eso, una vez más estaremos marchando este 18 de septiembre, denunciando el encubrimiento oficial, exigiendo el castigo a los responsables, la cárcel a todos los genocidas y la apertura de los archivos que, sabemos, tiene el Estado”.

Así será, este viernes 18 de septiembre marchamos en La Plata, en Ciudad de Buenos Aires y en otras ciudades del país exigiendo la apertura de los archivos, el castigo a los culpable y la cárcel a todos los genocidas. Denunciaremos que el gobierno es responsable de estos años de impunidad y encubrimiento. Es una cita de honor para todos los luchadores, porque la desaparición de Julio López demuestra que cuando hablamos de impunidad a los genocidas hablamos de todos los que siguen en funciones hoy en las fuerzas represivas y de seguridad, hablamos de continuidad, por eso ¡no nos reconciliamos, no perdonamos ni olvidamos!