Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

614

CORRIENTES

Machismo y discriminación hacia las mujeres en prisión

(APL)Al cierre de esta edición se realizaba en la Plaza Vera la Jornada Cultural “Ni una Menos” convocada por El Colectivo de Mujeres Organizadas que reúne a varias organizaciones que militan los derechos de las mujeres en Corrientes como “Con Género”, “La Zurda” y otras. En ese marco, nuestra compañera y coordinadora de la Red de Derechos Humanos realizó el siguiente artículo que pone en foco la profunda desigualdad de derechos de las mujeres en prisión, en el Taraguí, respecto de los varones privados de libertad también sometidos a la devastación de su entidad humana. Esta política vulnera gravemente la LEY DE PROTECCION INTEGRAL A LAS MUJERES (que puede leerse más abajo) y Presman recurre a ejemplos concretos de “algunos patrones socioculturales de machismo y discriminación ejercidos por mujeres penitenciarias contra las mujeres detenidas en unidades penales de la provincia”.

Mujeres y discrinación tras las rejas
  • Sabían ustedes que pese a depender las mujeres privadas de su libertad del Servicio Penitenciario Provincial, NO tienen el mismo régimen de visitas que los hombres en situación de cárcel? Solo tienen visitas los días sábados y domingos, de 15 a 18 hs. NO hay visitas los feriados nacionales y NO hay días de “visitas largas” que sirven para consolidar lazos familiares.
  • Sabían que los horarios de actividades, de uso de las instalaciones, del movimiento cotidiano tiene más que ver con un convento que con una cárcel, y que la administración es compartida entre la congregación de monjas del “Buen Pastor” y el Servicio Penitenciario.
  • Sabían ustedes que contrario al espíritu de la ley de ejecución de pena y toda normativa educativa contra discriminación y prejuicios, los certificados de estudios emitidos por el Instituto de Formación Profesional del Pelletier (UP3) dicen con todas las letras, estudios cursados en LA CARCEL DE MUJERES! Así, no hay forma de evitar estigmas y prejuicios a la hora de buscar trabajo al recuperar la libertad.
  • Sabían ustedes que NO hay acceso a internet en ámbitos educativos de la Unidad Penal 3? Cómo se puede pensar en esta era informática, equiparar brechas digitales que de por si las hay, y garantizar educación a distancia, por ejemplo, para aquellas mujeres que así lo requieran, amparadas en las leyes de estimulo educativo y la ley de ejecución de condena que priorizan la educación como una de las vías de resocialización más adecuadas sin esta herramienta básica?
  • Sabían que los talleres y cursos de formación profesional, fuera del de informática, son todos de esos “para mujeres”? Peluquería, manualidades, corte y confección… No hay electricidad, carpintería ni ningún otro oficio que salga del patrón “femenino”
  • Sabían ustedes que NO es igual el trato de las personas privadas de la libertad – cuando tienen una salida educativa, cultural o productiva, de esas en las que salen bajo custodia? Las mujeres salen con una marca personal con dos celadoras con uniforme reglamentario, que las tienen tomadas del brazo todo en tiempo, y con los varones no sucede lo mismo. Salen los celadores de civil, sin exhibición de uniformes o armas a la vista, y con un manejo más suelto y disimulado. Tanto es así que en la presentación de la Feria del Libro del año 2014 ni siquiera dejaron a una escritora en contexto de encierro estar al frente, disertando en su presentación… Y claro, fue tan humillante que no quiso participar más de ningún evento de esa naturaleza, por la alta exposición y estigmatización a la que fue sometida.
  • Sabían ustedes que hasta hace muy poquito las mujeres privadas de su libertad debían PAGAR el abono de la línea telefónica (además de su consumo personal) para acceder al uso del teléfono, y si no lo hacían, no podían comunicarse ni con sus familiares ni con el juzgado ni la defensoría oficial.
  • Sabían ustedes que hay madres con niñitos menores de 5 años alojados en la Unidad Penal Nº3?. Y que cuando los chiquitos tienen enfermedades eruptivas, de esas comunes en la infancia (varicela, sarampión, etc) encierran en BUZONES DE AISLAMIENTO, a la madre y al niño, pata evitar contagios?

Las mujeres privadas de libertad también tienen derecho a que se aplique con ellas la Ley 26.485 Ley de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres.

&&&&&&&&&&&&&&

LEY DE PROTECCION INTEGRAL A LAS MUJERES

Ley 26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales (incluida LA CARCEL): ARTICULO 2º — Objeto. La presente ley tiene por objeto promover y garantizar: a) La eliminación de la discriminación entre mujeres y varones en todos los órdenes de la vida; b) El derecho de las mujeres a vivir una vida sin violencia; c) Las condiciones aptas para sensibilizar y prevenir, sancionar y erradicar la discriminación y la violencia contra las mujeres en cualquiera de sus manifestaciones y ámbitos; e) La remoción de patrones socioculturales que promueven y sostienen la desigualdad de género y las relaciones de poder sobre las mujeres; ARTICULO 3º — Derechos Protegidos. Esta ley garantiza todos los derechos reconocidos por la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, la Convención sobre los Derechos de los Niños y la Ley 26.061 de Protección Integral de los derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes y, en especial, los referidos a: a) Una vida sin violencia y sin discriminaciones; b) La salud, la educación y la seguridad personal; j) La igualdad real de derechos, oportunidades y de trato entre varones y mujeres;

Se considera violencia indirecta, a los efectos de la presente ley, toda conducta, acción omisión, disposición, criterio o práctica discriminatoria que ponga a la mujer en desventaja con respecto al varón.

ENTREVISTA CON CARLOS DEL FRADE

“Enfrentar al narcotráfico es enfrentar al capitalismo”

Argentina mantiene una Ley de Drogas con espíritu punitivista y criminalizador del consumidor, al mismo tiempo que en los últimos 30 meses más de un centenar de policías fueron detenidos por encubrir y comercializar sustancias ilegales. Este país se encuentra lejos de los caminos de espíritu crítico y revisionista del prohibicionismo elegido por países como Uruguay, Bolivia y Ecuador. Para hablar de este tema desde Estación Central (Radio Sur, FM 88.3) se comunicaron con Carlos Del Frade, periodista, escritor y Diputado electo por el Frente Social y Popular de Santa Fe.

Del Frade

- ¿Cómo ves el silencio que hay dentro de la campaña electoral con respecto de las temáticas relacionadas con el narcotráfico y con la criminalización de la juventud?

– Lo primero que hay que decir es que el narcotráfico es un negocio paraestatal, viene de arriba hacia abajo y que hay corrupción en los distintos nichos de los gobiernos nacional, provinciales y municipales. Si no este negocio es imposible.

Nosotros demostramos – por una declaración que hace un integrante del Ejército Argentino- que allá por 1978 llega el primer cargamento de cocaína de Bolivia a Rosario, a lo que es la zona franca boliviana allí en Rosario, y lo recibe Emilio Eduardo Massera. Es decir, un acuerdo entre la dictadura de Hugo Banzer en Bolivia y la dictadura de Videla acá en la Argentina.

A partir de esa declaración lo que queda claro es que son negocios ilegales de parte de los gobiernos, que se instalan en distintos países del mundo. Este es un elemento fundamental para pensar, desarrollo del narcotráfico de arriba hacia abajo, con nichos ilegales de los estados. Y en relación a esto, hay que decir que los principales cinco negocios que tiene el sistema capitalista en los últimos 50 años son el petroleo, la venta de armas, medicamentos, narcotráfico y trata de personas.

Esto es lo que hoy forma parte del Circuito Económico del Capitalismo dicho por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial. Enfrentar al narcotráfico es enfrentar al capitalismo, por eso es que el día del arquero van hablar los principales candidatos presidenciales sobre este tema, porque tendrían que salir a denunciar la hipocresía, en donde nos hacen creer que solamente por la corrupción policial tenemos narcotráfico.

Hay políticos que sacan dinero de esto y así funciona el sistema desde hace casi 50 años, por lo menos en lo que se conoce como Occidente. En esta realidad, la Argentina es primera consumidora de cocaína en América y tercera exportadora de cocaína hacia Europa. Somos un país narco y dentro de esta definición el problema más grave lo terminan pagando las pibas y los pibes en los barrios, que son los que ponen el cuerpo y terminan siendo los soldaditos inmolados en el altar del ‘dios dinero’, que genera todo este perverso sistema.

-Sergio Massa aseguró que le declaró la guerra al narcotráfico. ¿Vos qué opinás de esas palabras?

- Massa tiene una causa abierta en Capital Federal sobre maniobras turbias que han hecho empresarios colombianos vinculados al narcotráfico, en la época en que el hoy candidato del Frente Renovador era intendente del Tigre. Así que, en todo caso, eso del combate al narcotráfico lo tendría que ver la propia gente de Tigre allí mismo. Incluso hay muchas denuncias sobre lo que significó el lavado de dinero en el gran negocio edilicio que hay en esa zona.

Por otro lado, eso de declarar la guerra, es la declaración que hace Ronald Reagan, allá por 1988, cuando aparece para mi una etapa superior del Imperialismo, que detrás del versito del combate contra el narcotráfico, Estados Unidos hace que las fuerzas de seguridad nacional de cada pueblo en realidad controlen socialmente a las juventudes y por supuesto, detrás del caballito del narcotráfico lo que hacen es que los pibes no se hagan revolucionarios, que es el segundo gran negocio que busca el sistema.

-Se quiso instalar desde los medios que solamente en Santa Fe había narcotráfico. ¿Cómo ves a las demás provincias?

– Nosotros tenemos algunas características especiales, incluso por esta historia que les conté sobre el primer cargamento que llega en la época de Massera. Pero más allá de esas particularidades, los números que marqué sobre lo que significa la Argentina, primer país consumidor de cocaína y tercer exportador, hoy uno de los principales productores y exportadores de drogas sintéticas hacia Oceanía y Europa, de acuerdo a lo que informó la gente de Naciones Unidas (el pasado 26 de junio, que es el Día Internacional de la Lucha contra el Narcotráfico), marca que la Argentina en todas sus geografías, en todas sus provincias, está atravesada por este gran negocio paraestatal.

Así que, las particularidades de Santa Fé existen, pero eso no quiere decir que no exista en otros lugares. A lo cual hay que sumarle que José Ramón Granero, durante once años Secretario de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha Contra el Narcotráfico (Sedronar), está procesado porque le vendió 41 toneladas de efedrina a los narcos mexicanos. Y la Sedronar no depende de ningún Ministerio, depende directamente de la Presidencia de la Nación. Así que imaginensé hasta que punto hay complicidad política en este gran negocio.

-Con el tema del narcotráfico, es como que se van pasando la pelota, el Gobierno Nacional dice que es un problema provincial y los gobernadores de las provincias dicen que es un tema nacional. ¿Qué opinás de ese pase de pelota que se va dando continuamente?

– Eso forma parte de la hipocresía. La Ley Federal, la 23.737, claramente le da jurisdicción a la Justicia Federal. En las provincias, los principales carteles de distribución de drogas son las policías provinciales. Entonces allí, en ese intersticio oscuro, entre lo que hace y lo que juzga en cada provincia, sacan a relucir estas cuestiones hipócritas para que ninguno de los dos termine metiéndose en el combate contra el negocio. Al negocio no lo combate, en todo caso combate a los que son consumidores consumidos, a los que necesitan políticas sanitarias y no una política represiva, así que allí se evidencia claramente la hipocresía de esto.

-Y a su vez intentan ganar rédito partidario con la muerte de un montón de niños…

– Y es que ese es un tema, de parte del sistema no quieren que se repita una década del 70, donde los pibes se enamoren de la palabra revolución y por lo tanto los necesitan convertidos en consumidores consumidos, en soldaditos, porque en todo caso les controlan la cabeza químicamente o los matan después de hacerlos trabajar para los principales grupos difusores de todo esto, que son las policías provinciales.

-Hace dos años se dieron los levantamientos policiales en varias provincias, pero sobre todo tuvieron eje en Santa Fe y en Córdoba. ¿Cambió algo después de estos levantamientos una vez que volvió todo a la aparente normalidad?

- Lo que cambió fue la conciencia social e informativa de nuestros pueblos, especialmente en las dos provincias que nombraste. El reclamo policial, que en un primer momento asomaba como lógico, cuando aparecieron grupos narcos vinculados a la Policía, se desnaturalizó y la gente se dio cuenta de que estamos hablando de narcopolicías. A partir de eso hay un nivel de conciencia distinto, pero los gobiernos provinciales le dieron la plata que pedían los oficiales de la Policía, tanto de la provincia de Santa Fe como en la de de Córdoba.

A partir de ese momento se da esta cuestión donde supuestamente el poder político gobierna a la Policía, pero que en realidad tanto en Córdoba como en Santa Fe negocian con ella, entonces en cualquier momento se van a levantar de nuevo, porque lo que están discutiendo directamente es el poder.

-Estás presentando tu libro ‘Ciudad blanca, crónica negra. Postales del narcotráfico’. ¿Podrías darnos un adelanto sobre qué se trata?

– En relación a esto que estamos charlando, marco algunos hechos muy concretos en donde la complicidad política es la que habilita el negocio del narcotráfico. Contamos esta historia del primer cargamento y después sobre los jueces, tanto federales como provinciales, que en sus propios fallos dicen parte de la verdad, pero en las resoluciones van en contra de esa verdad.

-¿En qué situaciones se logró derrotar a los narcos?

- Este es un negocio paraestatal de arriba hacia abajo, por lo tanto esperar respuesta de arriba es alimentar la fantasía. La realidad, sin embargo, marca que la esperanza va desde abajo.

Por ejemplo, Club Federal, año 2008 en la Ciudad de Rosario. Estaba manejado por un grupo de la barra brava de Central vinculado con el narcotráfico. Los pibes del barrio se juntaron, recuperaron el club, hicieron asamblea y los echaron, a la mafia siempre se las saca con los que son más, las muchedumbres les ganan a las minorías y desde hace 7 años, desde aquel 2008 hasta el presente, en 20 manzanas a la redonda no hay un solo lugar de venta de drogas.

¿Qué demostró eso? Decisión y participación barrial, inclusión, espacio abierto para la comunidad y algo para ofrecerle a los pibes: deporte, alegría, cultura, posibilidad de un trabajo. Y cuando se abrió todo eso, desaparecieron los lugares de venta de drogas. Si eso se multiplica en las geografías de los grandes conurbanos, le ganamos de abajo hacia arriba. Es una cuestión bien concreta. Ahí está el optimismo.

Fuente: www.ctacapital.org
Valeria Garay forma parte del Equipo de Comunicación de la CTA Capital

ROSARIO:

97 Policías investigados por enriquecimiento ilícito

Una investigación del portal Rosario Plus reveló que desde 2004, 97 policías son investigados por aumentos patrimoniales, sin que se hayan dictado condenas. Uno de los acusados es el ex jefe de Policía Hugo Tognoli, quien además está imputado por proteger a un narco y amenazar a una denunciante. (Por Alfredo González/ La Izquierda Diario)

Policias Santa Fe

En Rosario la situación es cada vez más clara: el gran delito no sólo es amparado por la Policía, sino que las fuerzas represivas son una de las piezas fundamentales en el entramado del narco rosarino, a las que se suman la protección judicial y política.

Una investigaciónpublicada por el portal RosarioPlus dejó aún más clara esta relación: desde 2004, 97 policías fueron investigados por aumentos desproporcionados de sus patrimonios. Todos los 97 casos llegaron a la Justicia, pero en ninguno hubo condenas. Más aún: de las 97 investigaciones sólo 26 se mantienen en pie.

Entre los acusados figuran jefes de brigada, comisarios e incluso el exjefe de Policía Hugo Tognoli. La relación entre los ingresos declarados y los patrimonios llega al límite del absurdo: el ex Jefe de Policía, Carlos Solá , declaró una propiedad valuada en 500.000 dólares, teniendo un sueldo de bolsillo de 15.000 pesos. Otro caso es el del ex comisario Mayor Hugo Giuliano, que tenía numerosas cuentas en bancos privados, varias propiedades, locales comerciales, dos automóviles y una lancha. También ilustrativo es el caso de Daniel Cáceres, quien fuera la máxima autoridad policial en los gobiernos de Obeid y Binner, y que es propietario de dos casas céntricas en Rosario, una casaquinta con pileta en Puerto Paraíso, un barrio cerrado de la localidad de General Lagos con amarradero de embarcaciones y tres vehículos de alta gama. Y en esta sucesión podríamos seguir nombrando a todos los jefes de Policía de la provincia, al menos desde el 2008.

No se puede dejar de mencionar, particularmente, el caso de Hugo Tognoli, uno de los casos centrales en la saga narcopolicial santafesina. Más aún luego de que un nuevo testimonio lo complicara aún más, ubicando a su segundo al mando en una reunión en un auto con el narco Daniel “Tuerto” Mendoza.

En Santa Fé, cada día sale a la luz una nueva muestra de la convivencia entre la policía y las mafias. Porque si algo se demuestra es que no se trata de casos aislados, sino de una institución que regentea el delito con jugosas ganancias. Una Policía que funciona como una verdadera “asociación ilícita” con jueces, fiscales y políticos para proteger sus negocios y enriquecerse.