Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

715

MÉXICO

Libertad a la compañera Nestora Salgado

(Por Eliana Gilet/desinformemonos.org.mx) Una batucada de puras mujeres marcó el ritmo de los cánticos que exigían, sin concesiones, su libertad. Sí, eran mayormente mujeres, pero no sólo. La tónica del acto fue la fiesta. Que ella sintiera detrás de las rejas altas pintadas de azul, de los alambres de púa y las rejas de las ventanas que apenas filtran el sol de su celda que no está sola. Que no la olvidan. Que aguante, que el pueblo se levanta. Nestora fue comandanta de la Policía Comunitaria de Olinalá, Guerrero, y fue de su pueblo y de los vecinos de dónde también se acercó un buen contingente de gente para participar de la actividad. Está detenida desde el 21 de Agosto de 2013, primero estuvo en una cárcel de alta seguridad en Tepic, Nayarit, hasta que con movilizaciones y medidas de fuerza, como la realización de una huelga de hambre que afectó su cuerpo, pero no su ánimo, logró su traslado al Distrito Federal. La visita colectiva a Nestora Salgado, presa en la Torre Médica del Penal de Tepepan, cerca de Xochimilco, durante la mañana y comienzo de la tarde de este domingo, fue organizada por la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos, que se expresó así: “Nestora fue acusada de delitos que no cometió y criminalizándola por sus labores como defensora comunitaria. En marzo de 2014, el Primer Tribunal Unitario de Chilpancingo revocó el auto de formal prisión por delincuencia organizada y ordenó su inmediata libertad. Sin embargo esto no redundó en la liberación de Nestora, que lleva dos años enfrentando juicios paralelos por los mismos hechos que fue exonerada.”

Nestora

Los concurrentes aunaron su pedido al de la Red: la inmediata e incondicional liberación de Nestora Salgado y los demás presos políticos de Guerrero, que la Fiscalía General de ese estado desista de emprender acciones penales en su contra, que se garantice la seguridad – y se repare integralmente el daño – de la defensora y su familia. Cosas básicas, tras haberle robado más de dos años de su vida en libertad sin sustento jurídico. Vale recordar que ninguno de los “testigos” y supuestas “víctimas” de los delitos de secuestro por los que se mantiene a Nestora tras las rejas han concurrido a ratificar sus denuncias a las variadas instancias judiciales que han tenido lugar desde que fue apresada.

Desde la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos insistieron también en que las autoridades de Guerrero le deben a la defensora “un acto público de reconocimiento de responsabilidad, a Nestora, su familia y a la comunidad afectada por la detención ilegal de la defensora”

“Es raro festejar en situaciones como esta, pero ganarles la alegría también es parte de la lucha”, reflexionó una de las muchachas mientras los cantantes y los músicos alternaban con los oradores y los bailarines tomaban como pista la entrada del penal.

La Otra Acústica, Lenin Fernández, Jacinta y su novio, el dúo musical Chanti Ollin y Costa Chilena fueron algunos de los grupos que se acercaron a acompañar con su música a los manifestantes. Entre los oradores estuvieron familiares de Nestora, representantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG), de la Organización Campesina de la Sierra del Sur, también de Guerrero como los dos anteriores. Estuvieron del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de Atenco, también llegaron desde San Diego, California, quienes apoyan a Nestora desde Estados Unidos.

Ella, la luchadora, la madre, la abuela, la indígena, la ex comandanta supo agradecerles a todos los que se solidarizaron con su causa: “al mismo tiempo les sigo pidiendo la solidaridad para todos nosotros los presos políticos y de conciencia; y para todo el que tiene sed de justicia, porque creo que solo con la unidad de todos los que somos víctimas de la injusticia podemos difundir todas las arbitrariedades que los gobiernos federales, estatales y municipales cometen con los ciudadanos que ejercemos nuestro derecho a la protesta y a la libertad de elección”.