Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

735

FASCISMO EN ESPAÑA

Dos titiriteros presos por representar una obra en Madrid

(APL)El juez fascista y ex policía del dictador Francisco Franco, Ismael Moreno (Foto), resolvió la prisión sin fianza para dos titiriteros detenidos en pleno espectáculo por supuesto enaltecimiento del terrorismo en una obra infantil del Carnaval de Madrid, el pasado 5 de febrero. De ese modo, Alfonso y Raúl se hallan tras las rejas con graves cargos por representar una obra de la compañía granadina Títeres desde Abajo. Repasando los últimos acontecimiento puede apreciarse, sin esfuerzos, que el franquismo aún vive, encierra y mata en España. La Agencia para la Libertad llama a solidarizarse con los compañeros, exigir su inmediata liberación y repudiar otra contundente exhibición de fascismo del Estado español. Enviar a solidaridad, firmando en Campaña para la la libertad de Alfons y Raúl, integrantes del grupo «Títeres desde Abajo» FIRMÁ AQUI (Fuente: La Haine)

LOS HECHOS
En la tarde del 5 de febrero, dentro de las actividades del Carnaval de Tetuán, la compañía Títeres desde Abajo ha realizado un espectáculo titulado «La bruja y Don Cristóbal» en la Plaza de Las Palomas en el barrio de Tetuán de Madrid con la siguiente sinopsis:

«La Compañía Títeres desde Abajo revive a Don Cristóbal Polichinela, ese oscuro personaje de la tradición popular ibérica. En esta ocasión, Polichinela llegará a Tetuán para imponer su voluntad a base cachiporra. Sin embargo, también habitará en estas tierras una bruja que tiene la firme decisión de amar su libertad por encima de todo y no dejarse pisotear por ningún Don Cristóbal, por mucho poder que éste se arrogue».

Según el informe policial del que se hacen eco todos los medios de comunicación “han empezado a decir a los niños que tenían que okupar las casas vacías. Después han sacado una pequeña soga y han colgado un títere que representaba a un juez” y “uno de los momentos más críticos se ha vivido cuando uno de los personajes ha acuchillado a otro que simulaba ser una mujer embarazada. Sin embargo, la gota que ha colmado el vaso ha sido cuando una de las figuras ha sacado una pancarta con alabanzas a la organización terrorista.”

Según los medios de comunicación ha sido algún/a mpadre asistente quien en un arebato de “responsabilidad ciudadana” ha llamado a la policía, personándose la Unidad de Distrito de Tetuán de la Policía Municipal de Madrid que ha detenido a los artistas y les ha entregado a dos patrullas del Cuerpo Nacional de Policía pertenecientes a las Brigadas de Información, que han llevado a los detenidos a su cuartel de la Calle Tacona, donde prestarán declaración y serán puestos a disposición de la Audiencia Nacional.

Afortunadamente la CNT de Granada, sindicato al que pertenece uno de los detenidos, se ha apresurado a puntualizar en un comunicado algunos aspectos:
Los miembros de Títeres desde Abajo (uno de ellos es de nuestro sindicato), han sido detenidos hace apenas unas horas en Madrid, por la exposición de su obra “La Bruja y don Cristóbal”, acusados de exaltación del terrorismo.
El diario El País se ha apresurado a recoger la noticia, con bastantes desinformaciones.

La obra, que fue expuesta en Granada hace una semana, hace una referencia a la persecución de anarquistas, estilo Operación Piñata. El cartel de “Alka-ETA” es una pancarta que, en la obra, un policía coloca a la protagonista, inconsciente tras ser golpeada, para sacar una foto y elaborar la acusación contra ella, y ejecutarla. Otros detalles de la obra han sufrido tergiversaciones semejantes.

De lo kafkiano de este asunto da cuenta que el cartel con “Gora alka-ETA” escrito que se utiliza en la obra para denunciar las tergiversaciones de la represión contra la disidencia política disfrazada de “operaciones contra el terrorismo” es utilizado como prueba de “enaltecimiento del terrorismo”.

No ayuda mucho a entender el contexto en el que se utiliza la pancarta un vídeo de dos segundos que ha sido difundido por diversos medios de comunicación en el que aparece el momento en el que aparece la pancarta durante la obra, pero nada del diálogo de los personajes, ni anterior ni posterior. Tampoco que se repita que en la pancarta ponía “Gora ETA”, cuando lo que aparece es un cruce, a modo de sátira, de Al-Quaeda y ETA.

Ciertamente esta compañía tiene dos tipos de obras bien diferenciadas en su blog, por una parte “Espectáculos Infantiles” y por otro “Teatro Popular”, categoría a la que pertenece La Bruja y don Cristóbal, que ya fue representada en Granada sin mayor escándalo. Entendemos que aunque no sea una obra especialmente diseñada para el público infantil no significa necesariamente que estos no deban verla.

Lo que más duele en el mundo – Espectáculo Infantil-
Fuente: http://www.alasbarricadas.org/noticias/node/35703?utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

PRONTUARIO DEL JUEZ FASCISTA
Ismael Moreno, ese ex–policía franquista metido a juez de la Audiencia Nacional
La perduración de elementos como este señor en dicho tribunal atenta contra todo principio de justicia e imparcialidad.

Ismael Moreno Chamarro, el juez de la Audiencia Nacional que ha enviado a prisión preventiva sin fianza a dos titiriteros acusados de “enaltecimiento del terrorismo”, es uno de los jueces más veteranos de la heredera del Tribunal de Orden Público franquista.

El mismo juez, también proviene del franquismo, fue inspector de policía desde 1974 a 1983, después reconvertido en “demócrata de toda la vida”, es juez de la Audiencia Nacional desde 1988. Ha instruido montones de casos durante estos casi 30 años, aquí una pequeña muestra:

- Caso de los vuelos ilegales de la CIA con destino a Guantánamo. Tras casi 6 años de instrucción el juez mandó archivar el caso.

- Caso de la muerte del ciudadano español Baby Hamday Buyema, el 8 de noviembre de 2010 durante los disturbios del 'campamento de la Dignidad’ de El Aaiún, capital del Sáhara Occidental. La Liga Española Pro-Derechos Humanos denunció al juez ante el Consejo General del Poder Juidicial ante “su falta de interés y celo en la investigación” de dicho caso.

- Devolvió al juzgado de Baleares el caso Noos, negándose a juzgarlo en la Audiencia Nacional.

- En 1995 archivó una querella contra La Caixa por primas únicas “atendiendo al tiempo transcurrido desde que ocurrieron los hechos y la efectiva dificultad de acreditar una intencionalidad de carácter penal en la conducta de los dirigentes de la entidad”.

- Procesó al ex – coronel Amadeo Martínez Inglés acusándolo de un delito de “calumnias e injurias graves contra la corona” por un artículo titulado “Por que te callas?”

- Caso Falange y tradición: Tras negarse a reconocer los atentados de este grupo fascista como terrorismo, impuso unas condenas mínimas a los acusados, que pudieron gracias a esto eludir la prisión. Desde diversos ámbitos se le acusó de connivencia con los acusados.

- Caso Emperador: rechazó tomar declaración sobre este caso a Arturo Fasana, imputado también en la trama Gürtel

- Reabrió el caso de los atentados de ETA en la Glorieta de López de Hoyos y Serrano unas horas antes de que prescribiera.

- Citó a declarar a los miembros de la Comisión Internacional de Verificación sobre el desarme de la organización ETA.

- Prohibió la manifestación de apoyo a presos políticos organizada por el colectivo ResCAT en la Diada del año 2010.

- Recientemente ha ordenado la investigación de la Asamblea Nacional Catalana, la Asociación de Municipios por la Independencia y la Asociación Catalana de Municipios por “delitos de sedición y rebelión”.

Además también ha instruído casos como el de los GAL, Volkswagen Nova Caixa Galicia o Sogecable. Al hilo de este último caso, el ex- juez Joaquín Navarro le acusó en 1997 de un delito de prevaricación por su decisión de aceptar la recusación de Javier Gómez de Liaño como instructor del caso Sogecable. Por este tema se abrieron diligencias judiciales contra el juez Navarro.

En su anterior carrera como policía también destaca una querella contra él y otro inspector de policía por falsedad en las diligencias de reconocimiento de un detenido, y que llevo al Tribunal Supremo a anular una condena de 12 años, según esta sentencia del Supremo, los policías Ismael Moreno Chamorro y Antonio Rosino afirmaron falsamente que un testigo había reconocido al acusado Luis Miguel Lopez de las Heras. Más tarde el testigo explicó en el juicio que “en comisaria le habían dicho que firmará la diligencia, pues daba igual que no estuviera seguro del reconocimiento.”

Según recoge la plataforma Legal Sol en un comunicado sobre la detención de los titiriteros: “El auto del Juez Ismael Moreno que acuerda la prisión provisional de los dos titiriteros, tras un extenso y estereotipado copia y pega de jurisprudencia, afirma que la misma persigue asegurar la presencia de los imputados en el proceso cuando pueda inferirse racionalmente un riesgo de fuga, evitar la ocultación, alteración o destrucción de las fuentes de prueba relevantes para el enjuiciamiento y evitar el riesgo de que el imputado cometa otros hechos delictivos. Sin embargo, ninguna de estas razones ha sido debidamente objetivada, motivada ni probada.”

Cuando desde diversos ámbitos se señala a que el franquismo sigue muy vivo en la judicatura española, vemos en este juez un claro ejemplo que confirma este extremo: ex–policía durante los últimos años del franquismo y los años más duros de la transición, favoritismos judiciales a imputados de ideologías de derechas, nula intención de investigar determinados casos, hostilidad hacia imputados de un espectro ideológico distinto al suyo… de todo menos imparcialidad.
Ismael Moreno representa lo más oscuro de este Tribunal de excepción que es la Audiencia Nacional, la perduración de elementos como este señor en dicho tribunal atenta contra todo principio de justicia e imparcialidad.

El caso de los titiriteros, pese a ser uno más en un mar de injusticias firmadas por la Audiencia Nacional, constituye una grave vulneración de los derechos fundamentales más básicos y deja a estas personas en una grave situación de indefensión jurídica, además de crear un peligroso precedente donde hasta la sátira en el mundo de la cultura puede ser perseguida.