Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

882

Ostinato, una obra de Frebre Chávez

CON BETTY RAINER Y HUGO DANIEL GÓMEZ/ 17 Y 24 de junio, 21 horas, en el Teatro de La Fábula/ Agüero 444 Caba/ (Reservas 4862-6439)

Última modificación: 17 de junio de 2016 a las 17:39
Bariloche 2010 - 17 DE JUNIO – 2016

Diego Bonnefoi, Nino Carrasco y Sergio Cárdenas, in memoriam

(APL) Era jueves de madrugada… Corría un 17 de junio de 2010… Bariloche se mantenía en calma.En esa calma que suele caracterizar a nuestra ciudad.Como que nunca pasa nada. Era madrugada cuando Diego Bonnefoi fue baleado a dos cuadras de su casa. Cayó muerto sobre la tierra de una plaza. Tenía 15 años. La policía argumentó que había sido un tiro que se escapó en un forcejeo tras un intento de identificación; luego, se desdijo y afirmó que el disparo “ocurrió” (¿sería la palabra?) tras la persecución que tuvieron que hacer luego de un asalto que habría realizado con algunos cómplices. Lo cierto es que recibió una bala en la cabeza y cayó muerto. Lo mataron. Siempre recuerdo las palabras de un sociólogo de Bariloche a quien entrevisté días después de los violentos hechos en este Bariloche que a partir de ese momento dejó de estar en calma: TODOS LOS CHICOS NACEN BONNEFOI… Me dijo…. PORQUE EN FRANCÉS BONNEFOI SIGNIFICA BUENA FE.

Bariloche 2

Sería algo así como NIGUN PIBE NACE CHORRO…. Pero Diego tenía marcado su destino… ese día a esa hora, en esta ciudad…. Nadie puede asegurar que quizás su suerte hubiese sido otra… la de un camino mejor, la de una historia de vida y no de muerte.

Era un pibe de apellido conocido en el ambiente delictivo…. Y así, parte de Bariloche encontró cierto justificativo. Doloroso por cierto. Injusto por demás… Pero otra gran parte de Bariloche sintió en carne propia la bronca, el dolor, la angustia…..y los vecinos del barrio Sara María Furman se despertaron de una cachetada inesperada. Y alzaron sus puños, que eran las voces acalladas…. Ese primer día de conflicto social hubo al menos 23 heridos x perdigones de la policía y la muerte volvió a golpear sin previo aviso. Esta vez, las balas salieron de las armas de la policía y no había confusión: Nicolás Carrasco, aspirante a futbolista y albañil de 16 años, y Sergio Cárdenas, padre de dos hijos y empleado de cocina en el hotel Llao Llao.

NINO, así lo llamaban a Carrasco, cayó al suelo alrededor de las 16.30 de ese mismo jueves, a unas dos cuadras del lugar donde habían matado a Bonnefoi y a una de la comisaría 28 que era el lugar a donde se dirigían todas las protestas. Fue el único de los tres pibes baleados que llegó vivo al hospital. La ambulancia no llegaba…. Lo trasladaron en un vehículo particular. Pero en pocas horas su vida se había transformado en muerte.

Sergio Cárdenas, de casi 29 años, llegó al Hospital Zonal poco después que Carrasco. Pero murió casi de inmediato. Trabajaba desde hacía un año y medio en la cocina del Hotel Llao-Llao. Le gustaba mucho el fútbol y hacia unos días había pedido sus vacaciones para poder mirar el mundial por tv porque le quedaba algo a trasmano llegar hasta Sudáfrica….
Sergio se acercó a ver qué pasaba con sus vecinos… su barrio estaba convulsionado…. No volvió nunca más a su casa….tenía un hijo que en 2010 tenía cinco años y una nena de tan solo uno . Quedaron huérfanos de padre. Y quedaron también huérfanos de justicia. Porque nada, ni nadie, les devolvería a su papá.

El gobernador de la provincia, Alberto Weretilnek, expresó públicamente: “Ninguna sociedad se construye en base a la impunidad”…. Y eso golpeó aún más a quienes habían perdido a su seres queridos… porque ALGUIEN le había dado la orden a la policía de reprimir, de no medirse…. y ALGUIEN decidió después que hubiese x mucho tiempo, NADIE responsable….

El 17 de junio de 2010 se convirtió, aunque muchos quieran olvidar. En un hito en la memoria colectiva de Bariloche; nada fue ni es ni será lo mismo después de ese día….