Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

EN LUCHA PARA NO SER EXTRADITADO

Carta de Oswaldo Quispe a Osvaldo Bayer

(APL)*El compañero peruano preso injustamente en Ezeiza y con la espada de Damocles de la extradición sobre su cabeza, le cuenta extensamente su historia como periodista del pueblo y la historia reciente del Perú sojuzgado al escritor solidario. Allí refiere que existe una“presión del gobierno peruano por apresurar una campaña mediática y tapar con este caso medidas de mayor ajuste, represión y persecución contra el pueblo peruano, y dar un mensaje a la prensa popular peruana de castigo. Si logran ellos mi extradición de la manera más vil, servirá para ellos perseguir a los pocos periodistas peruanos que se atreven a alzar su voz por los más humildes obreros y campesinos”.*

Solidaridad para evitar la extradición

Me es inmensamente grato poder dirigirme a usted y escribirle. Debo a Carlos Aznarez el apoyo que me da al solidarizarse por pedir mi liberación. Ese apoyo desinteresado que hombres de su talla permiten a un hombre como yo, humilde periodista de pueblo tener la fe de compañeros que no estamos solos. En estos tiempos donde hasta han anunciado ¨el fin de las ideologías¨ (Fukujama) sueños de intelectuales reaccionarios que piden una paz de cementerios, alucinando constreñir toda rebelión de pueblos que exigen su derecho a vivir dignamente.
Soy periodista de pueblo con voz ardiente de reclamo por los humildes de mi tierra natal el Perú y de todos los humildes de la tierra. Este mundo que tiene el derecho a vivir en paz sin hambre ni miseria.
Cuando llegué a Argentina he querido tener la oportunidad de conocer al autor de ¨La Patagonia Rebelde¨ de aquel hombre que ha hecho de su vida un ejemplo inclaudicable de lucha dentro y fuera de Argentina, de aquel que siendo exiliado alzó su voz por los que luchan y temer perder la condición de refugiado político.
Es usted el ejemplo más vivo de rescatar la historia de los rebeldes, de recuperar la memoria de aquellos que ofrendaron su sangre y que la ¨historia oficial¨ sepultó. En el Perú la historia de los rebeldes no está escrita por hombres como usted, sinó por mercenarios de la pluma que han erigido ¨historia oficial¨ llegando al colmo de querer ¨una ley del negacionismo¨ para imponer la versión de los vencedores. Así fue con la historia de Tupac Amarú, 200 años después se convirtió en nuestro precursor de la independencia, antes, era catalogado como bandido criminal, etc.
El Perú, sus gobernantes son de derecha, como dice Víctor Hugo Morales: ¨un Ollanta Humala que el imperio no ha puesto de rodillas¨. El Perú vive una cacería de ¨brujas¨ vive el remedo al extremo del macartismo, tener libros de Marx, Lenin o José Carlos Mariategui son ¨indicios¨ y prueba para ser acusado de ¨terrorismo¨.
Un ministerio de educación que ha sacado normativa para despedir a profesores por el solo hecho de haber sido acusados de ¨terrorismo¨. En algunos casos cumplieron sus penas y otros absueltos, pero y uno y otros son despedidos y expulsados de cualquier actividad laboral, actualmente el Perú tiene un listado de 9000 requisitoriados acusados por ¨terrorismo¨, entre ellos refugiados, exiliados; requisitorios como de acusar a comunidades campesinas enteras, acusadas de colaboración al ¨terrorismo¨ donde ni se individualiza la acusación, sino por el solo hecho de pertenecer, nace la comunidad ya es pasible de la requisitoria.
Para tratar explicar de una manera sintética la represión y la legislación antiterrorista peruana tiene este proceso que se oculta hoy:

1 – Al crear la constitución del 93´ de Fujimori y Montesinos ampliaron el criterio de traición a la paria e instauraron la pena de muerte.
Crearon la figura penal de ¨terrorismo y traición a la patria¨ y pretendían juzgar a los periodistas en el fuero militar y expeditivamente ejecutarlos. No lograron al pié de la letra ello, pero lo adecuaron creando un ¨fuero especial contra el terrorismo¨. Fuero que tienen jueces, fiscales especializados que arman y crean expedientes a diestra y siniestra, es más ese fuero también comprende ¨defensores de inculpados que son más idóneos que los fiscales pues conminan a auto inculparse o sindicar a otros como defensa.
2 – Crearon la ley de arrepentimiento y colaboración, con esta ley le dicen al acusado de terrorismo: si quiere salir en libertad, bajarles la pena o ayudarlos tienen que acusar a otro, tienen que sindicar a otro. Esta ley hasta ha sido observada por la llamada ¨comisión de la verdad¨ convirtiéndose esta ley en un instrumento de persecución y falsas acusaciones.
En concreto ese ¨fuero especial¨ y esa ¨ley de arrepentimiento¨ han hecho de la justicia peruana¨un ¨combo idóneo¨ de persecución en ese fuero de especialistas que arman y han armado expedientes y causas de pilas de papel, para acusar a diestra y siniestra cuando les parezca conveniente, cuando les sea útil políticamente, enfatizo que son 9000 requisitoriados y esa cifra es la más conservadora pues ese foro sigue creando nuevos casos.

La constitución peruana del 93´fue creada por Fujimori y Montesinos dcespués de su autogolpe, los dos genocidas están en prisión, pero les están limpiando uno a uno sus causas y están por salir, la hija de Fujimori es la favorita para una pronta elección y su objetivo es sacar en libertad a su padre con la ayuda de la clase política que se enriqueció en su gobierno.

La constitución del 93´es el pilar de su estructura legal de impunidad y esquilmatización en contra del pueblo peruano, el pueblo no quiere que siga vigente esa constitución fujimorista, por ello en las campañas electorales los candidatos prometen derogarlos, Alan García en su segundo gobierno (2006) cuando candidateaba prometía volver a la constitución del 79 que una vez electo no ha tocado nada de ella sinó para dar mas leyes de mayor explotación y represión a la clase trabajadora del campo y la ciudad. Le sigue la escena tragicómica la postura del señor Oyanta Umala que en campaña electoral se llenaba la boca de postura nacionalista y progresista y que solo le bató en segunda vuelta electoral enfilarse en el proyecto nacional ¨Hoja de ruta¨ que simplemente es el proyecto del imperio Norteamericano, por ello ratificó el ALCA ser parte activa de la ¨Alianza del pacífico¨ que junto a otros países de derechas conservadoras (Canadá, EEUU, México, Colombia, Perú, Chile entre otros) . Este señor que al recibir el mando presidencial en una postura para continuar su demagogia juró, no por la constitución del 93´ sinó por el texto de la constitución del 79´, fue su última postura progresista. Hoy se sigue con la misma constitución fujimorista que el pueblo no lo quiere.

¿Quién gobierna el estado peruano? ¿Quién es Oyanta Humala?
Es el ex militar que en los 80´tenía el apelativo de ¨Capitán Carlos¨ encargado de la ¨Base militar madre Mía¨ ubicada en la sierra-selva del norte peruano, el no niega su participación, y es mas publican su libro y expresamente indican ¨haber combatido terroristas¨. En esa base existen fosas comunes, desapariciones, matanzas y asesinatos, pero sus investigaciones, han sido acalladas, la revistas IDL tenía investigaciones pero en segunda vuelta se convirtió En candidato favorito de Mario Vargas Llosa y Álvaro Llosa, investigaciones contra él han sido archivadas o traspapeladas. Pero su libro de Oyanta Humala es la prueba de su confesión.

Soy de la generación de los 80´, he sido universitario, delegado estudiantil, dirigente del comedor universitario, siempre abocado a luchar por los derechos sociales, estudiante de abogacía, enseñe historia y educación cívica en academias preuniversitarias, estudiante además de arte especialidad en pintura y escultura, como también incursioné en la sociología. La universidad San Agustín de Arequipa y la escuela de bellas artes de Vacaflor son mi Alma Mater, en mis prácticas pre-profesionales de abogacía defendía en el consultorio jurídico gratuito a jubilados, obreros y campesinos. Situación que el 2003 me amenazaron contra mi vida, decidí venir a Argentina y pedí refugio político, pasando los años como todo exiliado he sobrevivido realizando decenas de oficio: Construcción civil, pintor, electricista, técnico en computación, instalación de cámaras de seguridad y programas de videos de seguridad. Mi necesidad de trabajar y de la ciudadanía. Tramito mi DNI de ciudadanía Argentina, tramité antecedentes judiciales en el consulado peruano y mi pasaporte peruano. Nunca se me indicó que tuviera requisitoria, ni me llegó notificación alguna. Estudié radio y periodismo en la escuela popular de medios audiovisuales ¨Homero Manzi¨ auspiciado por el ministerio de trabajo, ahí fui la voz en off del programa indígena ¨visión indígena¨, soy locutor radial en el programa indígena ¨nuevo amanecer¨ de LA OLLA TV junto a Roberto Aramayo y Verónica Huilipan, hermanos que seguimos la lucha de Feliz Díaz. También conducía, junto a Salvador Gutierrez, el programa radial ¨mundo de ideas libres¨ de Radio Sur FM 88.3, dirijo desde mas de cuatro años la revista digital perspectivainternacional.net, revista que en alguna oportunidad el Perú catalogó de ¨terrorista¨. Soy parte del programa ¨Redes Sociales del Mercosur¨ actividad auspiciada por la cancillería Argentina como integrante de la ¨Red de Migrantes y Refugiados¨ que dirige Lourdes Rivadeneira en los establecimientos de la cancillería Argentina.
La persecución a mi labor periodística se intensifica en el 2013, una muestra de ello fue en Octubre del mismo año cuando el consulado Peruano convoca a dirigentes de organizaciones de migrantes Peruanos y periodistas en el Hotel Bauen, ahí ocurre un incidente de discriminación política en contra de la red de migrantes y refugiados y en contra del dirigente de ¨Tierra y Libertad¨, a los dos se les impide la participación y se les conmina a no entrar y en su defecto a no intervenir en el diálogo. Hecho que fui el único medio que encaró en la denunciando públicamente al cónsul dicha discriminación. Después otros medios de la comunidad Peruana abundaron en los detalles de dicha discriminación. Desde esa fecha el cónsul informó a todas las organizaciones de migrantes que participaron en dicha reunión, que quién había empañado dicha actividad era ¨Perspectiva Internacional¨, prosiguió amenazando a la dirigente de la red de migrantes y refugiados de vinculación con el ¨terrorismo¨ que mi presencia en la red era la ¨vinculación terrorista¨ tildándome e ¨MOVADEF¨; sinónimo de ¨senderista¨ y ¨terrorista¨. Hasta llegó a enviar despachos a las oficinas del estado Peruano para perjudicar a la señora Lourdes Rivadeneira, dirigente de la Red de Migrantes y Refugiados, convirtiéndola expresamente en ¨colaboradora del terrorismo¨ por el solo hecho de compartir una mesa de trabajo social junto a mi.

¿Si esto no es persecución que es?
Un dato no menor. El dÍa que me detienen, 16 de Diciembre de 2013, un día Lunes en la tarde terminando el programa radial ¨nuevo amanecer¨ donde denunció dicha persecución (están los audios de ese programa en laollatv.com) me detienen, y saliendo en la prensa peruana y argentina que yo salía de una ¨actividad terrorista del MOVADEF, ni senderista ni terrorista, simple y llanamente un comunicador popular.
Pero para detallar dicha persecución, y cerrar esa imagen, el día de mi detención el señor Berni sale en la tv declarando que ¨habían capturado un terrorista que se hacía pasar por periodista¨, al día siguiente sale en Clarín, La Nación y Página 12 en un mismo tenor y plantilla el mismo argumento de Berni (como nunca coincidiendo oposición y oficialismo).
Esta es mi historia, este es mi pecado, este es mi calvario. Estoy detenido desde ese 16 de Diciembre del 2013. Una esposa que revive la persecución peruana, una hija argentina de 5 años que se levanta todas las noches llorando buscando a su padre, padres que lloran sin consuelo. La causa de extradición la lleva el doctor Sebastián Casanello y la presión del gobierno peruano por apresurar una campaña mediática y tapar con este caso medidas de mayor ajuste, represión y persecución contra el pueblo peruano, y dar un mensaje a la prensa popular peruana de castigo. Si logran ellos mi extradición de la manera más vil, servirá para ellos perseguir a los pocos periodistas peruanos que se atreven a alzar su voz por los más humildes obreros y campesinos. Su seguro compañero

Reforma del Código Penal

"La continuidad del sistema está garantizada"

APL)Myriam Bregman es abogada del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH) y el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS). Intervino en numerosos juicios contra los genocidas de la última dictadura militar, como el de Etchecolatz, Von Wernich y la megacausa ESMA. Fue abogada de Jorge Julio López y una de las impulsoras de la lucha ante su desaparición. También patrocina a trabajadores de distintos gremios, y actualmente representa a los delegados de Kraft y PepsiCo, junto a quienes impulsó la denuncia por el espionaje ilegal de la Gendarmería, conocido como “Proyecto X”. Con esta Opinión de Myriam dejamos abierto el debate sobre la reforma del Código Penal. (Fuente Infobae)

Myriam Bregman, reconocida luchadora por los Derechos Humanos

Sergio Massa ha desatado un verdadero torbellino en torno al anteproyecto de reforma del Código Penal. A pesar de lo elementales que resultan las afirmaciones, han destapado un nuevo fenómeno en la actualidad política argentina. Hasta Zaffaroni ha tenido que salir a explicar que el anteproyecto en realidad es “conservador”.

Mientras por abajo crece la bronca de los trabajadores contra el ajuste en curso, la inflación y la licuación de los salarios, por arriba, eso que se llama superestructura política intenta cerrar filas pugnando por ir cada vez más a la derecha. Los que aplaudieron reformas contra los trabajadores, intensamente antiobreras como la Ley de Riesgos del Trabajo, o antidemocráticas como la legislación “antiterrorista”, o, sin ir más lejos, el noventista proyecto de Código Civil, ahora se erigen como defensores de ‘la gente’ y despotrican porque se elimina la reincidencia y no se pena con más fuerza a las manifestaciones que puedan interrumpir circunstancialmente el tránsito.
Si lo que pretenden los referentes políticos de las clases dominantes es combatir la llamada inseguridad, es bastante hipócrita pensar que eso se logrará con aumento de penas, o que cárceles atestadas hacen “más segura” una sociedad cada vez más marcada por la desigualdad. Cíclicamente nos entretienen con estos debates, que pasan de reclamar bajar la edad de imputabilidad o penas más altas a generar estigmatizaciones varias; tratan de tapar los escándalos que estallan en sus caras y que dejan claro que las fuerzas de seguridad están involucradas en el gran delito, en el crimen organizado. Recordemos los casos de Julio López o de Candela Sol Rodríguez y el rol de la Bonaerense. ¿Quieren hablar de narcotráfico y qué pena le corresponde? Hablemos de las Policías de Córdoba y Santa Fe. ¿Quieren combatir la trata de personas? Hablemos de la Policía de Tucumán y tantas otras.
No son discusiones diferentes porque no puede existir el narcotráfico, los desarmaderos de autos, la trata de mujeres y niñas, los secuestros extorsivos y los piratas del asfalto sin el concurso del Estado. El Servicio Penitenciario es parte de la red, tortura a detenidos y hasta utiliza a personas privadas de su libertad para cometer delitos en su propio beneficio.

Como bien se le ha respondido a Massa, y por eso no avanzamos en ello, condiciones de excarcelación, reincidencia y demás seguirán, en definitiva, siendo decididas por jueces y fiscales. Aquellos que provienen de la dictadura, o esos que llegaron envueltos en una servilleta del menemismo, o los que llegan a transar con Pedraza ante el asesinato de Mariano Ferreyra. La continuidad del sistema está garantizada. La selectividad penal, la portación de cara, los métodos de las policías seguirán funcionando como verdaderas puertas de entrada al sistema penal. Los pobres seguirán poblando las cárceles porque continuará existiendo un instituto tan cuestionable como la prisión preventiva (verdadera pena anticipada), que mantiene las cárceles con un 70 % de inocentes, y ni siquiera existe el llamado “dos por uno”.

Hecha la ley
Sin adentrarnos en consideraciones más profundas sobre la expresión necesaria de intereses de clase que contiene toda legislación represiva, recordamos simplemente que delito es lo que las clases dominantes dicen que es. El delito es una institución política, no es un hecho de la naturaleza. Si el anteproyecto de Código incorpora algunos principios menos reaccionarios que el anterior, no quita que, de aprobarse, reafirma el hecho de que las clases dominantes hacen aparecer sus intereses (y la protección de los mismos, en este caso) como los intereses del conjunto de la sociedad. Los intereses privados de la burguesía se entremezclan con los intereses del Estado; el Estado en definitiva representa los intereses de los poseedores. Marx desnudó cómo el interés del Estado en realidad es el interés privado del propietario con el simple ejemplo de cómo se comienza a castigar como delito la ancestral costumbre de juntar leña.

Hace muy poco, fuimos conmovidos por grandes hechos que pueden parecer tragedias, pero no lo son, como la Masacre de Once o las inundaciones de La Plata. Decía en forma brillante Engels: “cuando un individuo hace a otro individuo un perjuicio tal que le causa la muerte decimos que es un homicidio. Si el autor obra premeditadamente, consideramos su acto como un crimen. Pero cuando la sociedad pone a centenares de proletarios en una situación tal que son necesariamente expuestos a una muerte prematura y anormal, a una muerte tan violenta como la muerte por la espada o por la bala, cuando quita a millares de seres humanos los medios de existencia indispensables, imponiéndoles otras condiciones de vida […], cuando ella sabe demasiado bien que esos millares de seres humanos serán víctimas de esas condiciones de existencia y sin embargo permite que subsistan, entonces lo que se comete es un crimen”. Esos crímenes no están contemplados ni estarán en estos códigos penales porque el crimen es una acción, el “delito” la atribución de ilicitud a una acción, y en una sociedad dominada por una clase social minoritaria y parasitaria nunca se penarán esas conductas.

Por eso el debate es profundo y rechaza los análisis superficiales y estridentes. Toda forma de castigar históricamente ha tenido un correlato con la organización económica y con la estructura social de un momento dado. Llegado al poder después de la crisis del 2001, el kirchnerismo ha intentado la reconstrucción del régimen burgués, de algunas de sus instituciones y de su clase política. En primer lugar fue la autoridad presidencial y la Corte Suprema, en los últimos años incluso intenta hacerlo con las Fuerzas Armadas. Acompañando este proceso de reconstrucción también se fue forjando un relato que pretendió artificialmente ser democratizador y que en definitiva legitimará el ejercicio del poder de los mismos de siempre sobre los mismos de siempre. Tal vez esta reforma surgió contextualizada en esta postura, sobre un Código Penal vetusto e inquisidor como el actual y en el intento de darle un barniz acorde a esa estrategia del relato. Pero incluso esto ahora tiene un final incierto considerando tanto el enorme giro derechista que viene dando el Gobierno de Cristina Kirchner como la agenda reaccionaria de la oposición burguesa.

Donde hay una necesidad no hay derecho sino delito
Lo que tanta reacción ha evitado es hablar de algunos temas que afectarán profundamente los derechos de las mujeres y a los que luchan. Veamos resumidamente solo algunos ejemplos. El aborto para los casos de violación ya está despenalizado en el Código vigente desde 1921. La Iglesia Católica y sectores rancios de la justicia han generado un movimiento tendiente a interpretar el artículo 86 de un modo restrictivo, ilegal. Casi un siglo después, la Corte Suprema tuvo que fallar sobre esto en el caso “F.A.L.”, de marzo del 2012.
El anteproyecto ratifica el retroceso ya iniciado con el proyecto de reforma y unificación de los códigos Civil y Comercial en el que la Iglesia Católica tuvo plena injerencia. Mientras se decía públicamente que el tema del aborto no se iba a tocar porque aún es un debate abierto en la sociedad contrariando incluso la propia encuesta del Vaticano que indica que en Argentina casi el 80 % de los católicos está a favor del aborto en algunos o en todos los casos, por abajo y en silencio se introdujeron reformas contrarias a la histórica lucha que viene dando el movimiento de mujeres en la Argentina. En el capítulo del aborto se incorporan tipos penales y se introduce un nuevo delito, el aborto culposo.
De más está decir, tal vez, que aquellos que se oponen al derecho al aborto arrogándose la defensa de la vida tienen una postura tan mentirosa como aquellos que se autoerigen en defensores de la “seguridad ciudadana” intentando enviar a miles de personas a las cárceles.

El diputado Nicolás del Caño, como todos los diputados del Frente de Izquierda, acompañará este 27 de marzo la presentación del proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto legal, Seguro y Gratuito. A su vez, el anteproyecto ratifica un Código históricamente armado para la criminalización de la protesta social. No es un dato menor cuando en Argentina hay más de cinco mil procesados por participar de diversas luchas.

Uno de los tipos penales más utilizado es el artículo 194 del Código Penal, conocido como “corte de ruta”. En el anteproyecto pasaría a ser el artículo 190 con un apartado que dice que “en caso de impedimento o interrupción de servicios de transporte por tierra, agua o aire, el delito solo se configurará mediante desobediencia a la pertinente intimación judicial”. Así, en forma inédita e inconstitucional, con una simple orden judicial un derecho constitucional se transforma en delito. Esto no solo llevará a nuevos procesos penales contra los sectores que salgan a luchar, sino que abre una puerta directa para que un juez intime e inmediatamente se desate la represión, máxime después del discurso de apertura del año legislativo donde la presidenta cargó contra la protesta social y los trabajadores petroleros de Las Heras.

La proyectada reforma se queda incluso muy por detrás de algunos recientes fallos y dictámenes fiscales de la Cámara de Casación Penal, por ejemplo. Claro que todos sabemos de qué hablan cuando se exige endurecer las penas para este tipo de acciones. No les preocupa el “derecho a circular”, sino impedir el repudio a sus políticas antipopulares. Por eso el bloque de Macri en el Congreso aplaudió a rabiar a la presidenta cuando expuso sus ansias de reprimir la protesta social. Para ninguno de ellos hay “corte de calle” cuando cierran media ciudad para una carrera de autos, los corsos de carnaval, los vecinos salen a protestar el #8N o el oficialismo hace un acto como el del 1º de marzo en el Congreso.
Para otro debate quedarán las penas a los genocidas. Varios de ellos hoy cuentan con prisión perpetua (pena que algunos como Diana Conti adelantan que debería mantenerse). Los que peleamos desde hace años por que se condene por genocidio decimos que la verdadera pelea continúa siendo para que se castigue a aquellos que ya cometieron un genocidio y siguen impunes, y en algunos casos formando parte de las fuerzas armadas y de seguridad actuales. O más aún: que se avance contra los civiles. Venimos denunciando que con el sistema de juzgamiento actual se deja impune a la enorme mayoría de los genocidas. Y esto no cambiará un ápice si el anteproyecto es ley. Milani continuará al mando del Ejército Argentino.
Más allá de la eliminación de algunos institutos reaccionarios, que son mostrados como bandera de defensa del anteproyecto, y por motivos diametralmente opuestos a los de Massa y a quienes los siguen en su cruzada, la banca del PTS en el Frente de Izquierda en el Congreso rechazará esta reforma, planteando abrir un debate en serio sobre la criminalización de la protesta, los derechos de las mujeres, los juicios a los genocidas, la participación del Estado a través de sus políticos y fuerzas de seguridad en el delito organizado, y el nefasto rol de las cárceles como instrumentos deshumanizantes