Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

CRONOLOGÍA DEL “DELITO”, CASO TESTIGO:

Nahuel: de como un niño "deviene" en delincuente

(APL) “En esa ética de la sobrevivencia, esas familias se aseguran lo más primario y animal: la comida. He sabido de madres que se prostituyen por un paquete de fideos; he sabido de madres que entregan a sus hijas para que ejerzan sexo oral (no tienen que quedar marcas visibles ante eventuales denuncias); por un kilo de yerba. Sé de estas familias para las cuales los niños soldaditos (¡qué lejos de los soldaditos del ideal sanmartiniano con que se fundó el ejército argentino!) Son el sustento diario. Este es el caso de Nahuel y el caso de miles de niños en esta provincia y en el país” (…). “Esos niños son el eslabón débil del sistema, fabricante de delincuencia. El sistema que abandona fabrica delincuencia. Eso ya lo dije… Yo pude escribirlo, pero tantos lo vivimos. En las escuelas y en otros organismos, hay adultos que preocupados sabemos en qué empieza y en qué termina ese abandono”. Parte del testimonio/denuncia demoledora de la directora de la Escuela 661 “Nicasio Oroño, de Rosario, que muestra cómo y por qué el sistema convierte a un niño en un ser de conductas desesperadas.

Miles de pibes en la situación de Nahuel

Nahuel ingresa a la escuela a 1er grado con 5 años, (ahora tiene 12) en el 2009. En 2011 se gestiona que ingrese al Hogar Escuela. El niño vivía en “situación de calle”. La madre biológica, adicta, nunca pudo hacerse cargo de él. El “cuidado” del niño ha alternado entre NADIE, y la abuela que vive con otra hija, “aparentemente” recuperada de adicción. Igual TODOS (madre biológica, abuela, madre “adoptiva”) viven en una de las más intrincadas villas del Gran Rosario y están en permanente contacto con ésta y otras ramas de la familia.
La escuela trabajó con el Centro de Salud de la zona. Intervino una asistente social, muy comprometida con su trabajo, que CANSADA DE LIDIAR CONTRA LA BUROCRACIA, terminó renunciando al cargo. Del Hogar Escuela el niño se escapa y termina el año sin escolaridad ni asistencia.
Todo el 2012 hace su “escolaridad” en la escuela, en una sección con niños que presentan distintos tipos de dificultades, con la misma docente que tuvo en su ingreso.

“Él estaba contento porque allí dormía en una cama”
En el 2013, a principios de julio, tenía una gran infección. “Alguien” (posiblemente un estudiante de medicina) que se relaciona con él en la calle lo lleva al Hospital de Niños Zona Norte. Allí, a modo de contención, está hasta fines de agosto, aunque la infección había sido superada. A partir de ahí interviene el Ministerio de Desarrollo Social. Nahuel menciona a su docente como un referente, y por ello se comunican con la escuela. Luego fue derivado a la Colonia Astengo de recuperación de adicciones, donde permaneció durante dos meses, hasta que se escapa; aunque en la institución ya habían advertido que dado que Nahuel tiene familia, debía de volver con ella.
La Docente y los compañeros fueron a visitarlo durante la internación. El niño estaba contento porque allí dormía en una cama. También iba su “familia” (cada vez en número creciente), y se sucedían incidentes en las visitas por “los regalos” que le llevaban al niño para que los usara en la institución.
Abandona la institución… Vuelve a la ¿casa? Y a la calle. Y SOLO, a fines de octubre del 2013, vuelve a la escuela. Lo REINTEGRAMOS el MISMO DÍA QUE SE ACERCA. Citamos a la abuela, y le explicamos lo que NO puede entender ni/o manejar en ese contexto, aunque lo firme: que el niño DEBE CONTINUAR EN TRATAMIENTO.

Estallidos in crescendo
En la historia de Nahuel hay dos detenciones: una cuando tenía 8 años; otra en un incidente donde estaba mercantilizando con un chico de 18 años que resulta muerto.
Este año el Nahuel cambia de turno por razones “familiares”. Es el RESPONSABLE de traer y llevar a un hermanito que empezó la escuela ahora.

Sin problemas los dos o tres primeros días de clase. Luego, comienzan los “estallidos” in crescendo: el lunes (gran día el lunes para los chicos de la calle, gran día el lunes en el comedor escolar donde algunos chicos contestan que el día anterior en la casa no comieron NADA) hay un incidente en una hora especial. Martes se enojó porque le sacamos un cortaplumas. Como una letanía repetía “Devolveme mi cosita”, “quiero mi cosita”, “dame mi cosita”. Se fue de la escuela y tiraba piedras desde afuera. Luego se calmó y se fue. Miércoles, “se sacó” más temprano… La docente llama a la abuela para que lo venga a buscar. Se fue con la abuela, quien FIRMÓ que lo llevaba al dispensario para reiniciar el control médico que habíamos acordado. En el dispensario le curaron la oreja que tenía infectada (difícil que la abuela entendiera qué tipo de asistencia necesitaba el niño) y se él volvió muy enfurecido. La abuela intentó retenerlo un trecho, y ante la lluvia de piedrazos que el niño descargaba sobre la escuela, y todo (y todos) nos pedía que llamáramos a la policía, que ella ya no podía controlarlo. Ella se cansó y se fue. Desde la escuela intervinimos todos los adultos “disponibles” entre la atención a los otros chicos y a las tareas de la escuela con poco éxito: un rato en la calle, otro rato dentro, explicándole ESO que ni él ni LOS REFERENTES DE LAS INSTITUCIONES DE ASISTENCIA SOCIAL Y SALUD DEL ESTADO PUEDEN COMPRENDER: en la escuela NO ES ADMISIBLE SEMEJANTE GRADO DE ENEFERMEDAD Y DESCONTROL. Hizo TODO lo que lo ponía en peligro a él y a los demás y me increpaba : “Hacé lo que tenés ganas de hacer, pegame. Pegame así yo te denuncio a la policía”.
No llamé a la policía, y obviamente, no le pegué. Sé que ése no es el discurso genuino de un niño, que “alguien” se lo dicta. Así lo leo en términos políticos. En términos psicológicos digo: Ese niño NOS ESTÁ PIDIENDO QUE HAGAMOS ALGO POR ÉL, LO QUE ÉL YA NO PUEDE, QUE LO PAREMOS.

Tarde
En medio del caos llamé a muchas personas de diversas instituciones, empezando por las que en algún momento antes estuvieron relacionadas con él. Cuando conseguí comunicarme con el Ministerio de Educación, RELATÉ DETALLADAMENTE EL CASO Y DIJE QUE ERA NECESARIA LA INTERVENCIÓN DE UN ORGANISMO QUE NO FUERA LA ESCUELA ESE MISMO DÍA EN LA CASA DEL NIÑO, Y/O QUE ERA NECESARIA LA PRESENCIA DE ALGUIEN QUE FUERA CAPAZ DE DECIDIR UNA INTERNACIÓN AL DÍA SIGUIENTE, POR SI EL NIÑO SE PRESENTABA EN LA ESCUELA EN EL ESTADO EN QUE SE RETIRÓ.
Era miércoles. La respuesta fue: soy citada al Ministerio de Educación para el lunes y que en Niñez se citaba a la abuela y a la madre del niño para el día siguiente.
Advertí que eso sería seguramente TARDE.
El narcotráfico existe y se asienta en esas bases tan vulnerables
Dije lo que sostengo: lo que se necesita no es una reunión más con la escuela y la familia, sino una INTERVENCIÓN EN LA SALUD Y SEGURIDAD DE ESE NIÑO (y tantos niños como él) QUE ESTÁ ENFERMO. Que el mandato escolar, contrario a las adicciones, CONTRADICE LAS NECESIDADES DE LAS FAMILIAS, DE LAS CUALES LOS NIÑOS SON PROVEEDORES; QUE EL NARCOTRÁFICO EXISTE, QUE SE ASIENTA EN ESAS BASES TAN VULNERABLES; QUE SÓLO EL GOBIERNO PUEDE INTERVENIR EN UNA DIMENSIÓN QUE EXCEDE A LA ESCUELA.
Dije, avisé que él necesitaba un límite, una marca, una asistencia YA (ayer, antes de ayer, hace algunos años). El mismo MIÉRCOLES (como ya lo hizo otras veces) SE TIRÓ DELANTE DE UN COLECTIVO. Tuvo suerte, SÓLO se rompió un brazo y terminó internado en un Hospital.

El jueves, ESO es lo que nos comentan la abuela y la madre (la tía en realidad) en la escuela, Y ESTÁ DOCUMENTADO, y como están DESESPERADAS, contra todo lo previsible, fueron a la cita a Niñez para que las ayuden, pero NO LAS ATENDIERON.
Di aviso a todas y cada una de las personas en conocimiento del tema. Entonces UN MONTÓN DE PERSONAS DE INSTITUCIONES VARIAS SE HICIERON PRESENTES DONDE EL NIÑO PERMANECIÓ INTERNADO POR 5 DÍAS, SOBRE TODO POR “CONTENCIÓN”.

El viernes pregunté al Ministerio por la situación del momento y por las estrategias planteadas a futuro. Lo hice a gritos y ante quien me quisiera escuchar o todo lo contrario: ESTO NO PUEDE PASAR. La infancia no puede estar en semejante grado de abandono del Estado. ASÍ empieza la delincuencia y la “inseguridad” de la que el Gobierno dice preocuparse.

*Cinco días internado. ¿ Y DESPUÉS? *

Me citan a una reunión en Niñez para el miércoles al mediodía, adonde citan también a TODAS LAS PERSONAS DE TODAS LAS INSTITUCIONES EN RELACIÓN AL “CASO”.
Estos niños se convierten en proveedores, en el SUSTENTO DIARIO.

Tuve MUCHO MIEDO, TENGO MUCHO MIEDO. Tengo mucha BRONCA. ¡Esto pasa con tantos niños SIN INFANCIA! Esto le pasa a ese niño y a tantos como él. En el desbarajuste que se armó en la escuela había madres presentes, todos del mismo barrio. Querían intervenir con la mejor de las intenciones, pero en estos contextos, en barrios como ese, esto NO SE LEE ASÍ: UN SOLO DEDO SOBRE ÉL y al llegar al barrio la intervención se dirime a los TIROS. Las crónicas policiales se llenan a diario de muertos por “incidentes entre vecinos”.
Esto lo sabe cualquiera que conozca los barrios. ¿Por qué no lo saben quienes tienen la responsabilidad de Gobierno? ¿Qué es LA SEGURIDAD? ¿Adónde empieza la INSEGURIDAD? Empieza en esos niños abandonados de los que hay MILES. Empieza en la FARSA de desresponsabilizar al Estado en pro de responsabilizar a una “familia ampliada”, sabiendo que se trata de familias de adultos que ya no están en condiciones de RESPONSABILIZARSE ni de sí mismos. ¿En qué se asienta el NARCOTRÁFICO? SE ASIENTA EN NIÑOS COMO ESOS, en familias en marginalidad absoluta, sin trabajo, para las cuales estos niños se convierten en proveedores, en el SUSTENTO DIARIO.

NO HAY NINGUNA ESTRATEGIA PEDAGÓGICA QUE PUEDA CONTRA ESTO: Contra la enfermedad, contra la adicción, contra la ÉTICA DE LA SOBREVIVENCIA a la que amplios sectores de la sociedad SON EMPUJADOS, NO HAY ESTRATEGIAS PEDAGÓGICAS.

El eslabón más débil
En esa ÉTICA DE LA SOBREVIVENCIA, esas familias se aseguran lo más primario y animal: LA COMIDA. He sabido de madres que se prostituyen por un paquete de fideos; he sabido de madres que entregan a sus hijas para que ejerzan sexo oral (no tienen que quedar marcas visibles ante eventuales denuncias); por un kilo de yerba. Sé de estas familias para las cuales los niños SOLDADITOS (¡Qué lejos de los soldaditos del ideal sanmartiniano con que se fundó el Ejército Argentino!) son el SUSTENTO DIARIO. Este es el caso de Nahuel y el caso de MILES de niños en esta provincia y en el país. Y estos NIÑOS, en poco tiempo, serán padres. Estos PADRES sin NIÑEZ son los que ojerosos y consumidos, desdentados, perdidos, traen y esperan a los niños a la salida de las escuelas, cada vez de más escuelas.

En mi escuela hay otros niños y en TODAS LAS ESCUELAS HAY MUCHÍSIMOS NIÑOS ABANDONADOS, Y EN TODAS LAS ESCUELAS HAY DOCENTES PREOCUPADOS POR ESE ABANDONO. Ya dije, ya lo dije: esos niños son el eslabón débil del Sistema, FABRICANTE de delincuencia. El Sistema que ABANDONA FABRICA DELINCUENCIA. Eso ya lo dije… Yo pude escribirlo, pero TANTOS lo vivimos. EN LAS ESCUELAS y EN OTROS ORGANISMOS, HAY ADULTOS QUE PREOCUPADOS SABEMOS EN QUÉ EMPIEZA Y EN QUÉ TERMINA ESE ABANDONO.

Y también hay compañeros PREOCUPADOS que no resisten, que se cansan, que se enferman, que se queman entre tanta BUROCRACIA Y POLITIZACIÓN MEZQUINA. Y LOS CULPABLES DE LA SITUACIÓN DE NUEVO SON QUIENES DESDE LUGARES DE RESOLUCIÓN DE GOBIERNO OPERAN CON DISPLICENCIA E INDIFERENCIA.

En los hechos esto resulta COMPLICIDAD CON LA DELINCUENCIA, FABRICANTES de delincuencia, FABRICANTES de enfermedad.

¿Quién se hace cargo?
En la entrevista convocada por Niñez (depende del Ministerio de Desarrollo Social) en relación al niño sobre el cual tomo como caso testigo, estaban presentes representantes de esa entidad, representante del Hospital donde estuvo el niño en estos últimos días y representantes del Centro de Salud del Barrio y del Ministerio de Educación.
La reunión duró 2 horas… ¿Cómo decirles? Entre gritos y susurros digamos que todos los presentes que trabajamos en distintos cargos y roles del área ligada a educación, sostuvimos que ésta ya no es una situación que pueda abordarse y resolverse desde la escuela primaria común diurna a la que terminados los 5 días de internación, el niño retornó. SÍ, RETORNÓ.
Con distinto grado de molestia al respecto, dado que la ESCUELA no puede resolver la INSTITUCIONALIDAD a la que todo ciudadano tiene derecho para ser considerado como tal, la RESPONSABILIDAD de hacerlo tendrá que darse en “OTRO” lugar. Los otros representantes de las otras instituciones, comparten que HOY la situación del niño no puede ni abordarse ni resolverse dentro del ámbito escolar “común”... Pero…PERO...NO SABEN SI HAY TAL OTRA INSTITUCIÓN CAPAZ DE HACERSE CARGO DEL NIÑO…
Se menciona en la reunión que en un Hospital hay una niña en situación similar que hace 9 meses que está VIVIENDO ALLÍ...

Se “trabaja” sobre la hipótesis ideal (dadas las circunstancias) de que el niño pueda volver al lugar donde estuvo internado)que se comenta, está “un poco desmantelado actualmente”, por ejemplo, no tiene el cargo de psicólogo) si hubiera lugar; la “familia”(ESTA FAMILIA) , accediera ; el niño quisiera pues “no se lo puede llevar de los pelos”... ¿Puede contemplarse (debería de contemplarse) que el niño se tire de los pelos, tire de los pelos, se tire delante de un colectivo, se tire encima de alguien con su “cosita”?...
Se dijo: -“Recién tiene 12 años… tenemos que pensar que habrá alguna posibilidad de “rescate” antes que…”
La frase, sarcásticamente, la terminé yo: “¿Antes de qué lo podamos meter preso?”...
”No, no, antes de que… algo peor”
ANTES DE QUE SE MATE, LO MATEN O MATE A ALGUIEN.

Preguntas
ESA ES LA VERDAD. ANTES DE QUE EL ESTADO EN SU DESPROTECCIÓN HAYA HECHO DE ÉL UN DELINCUENTE, UN ASESINO, UNA VICTIMA MÁS, UN NÚMERO PARA SUMAR A LAS ESTADÍSTICAS.
La realidad, sigue siendo la única verdad, ¿no? No, no soy peronista.

Vamos a las preguntas por el millón:
1)¿Quién y cuándo van a citar a la familia y hacer los pasos para que el niño NO ESTÉ MÁS en la escuela común diurna como ya todos “acordamos” NO puede estar?
2)¿Qué hacemos cuando el niño, entre tanto, VUELVA a la escuela, como de hecho VOLVIÓ? YO NO VOY A SER QUIEN LO DERIVE HACIA LA NADA.
3)¿A quién o a qué acudimos LOS DOCENTES si el niño SE BROTA en la escuela?
4)¿Qué hacemos LOS DOCENTES si el niño SE ESCAPA de la escuela?

SR. GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE SANTA FE ANTONIO BONFATTI:
Me dirijo a Ud. PARA COMUNICARLE VARIAS COSAS, A SABER: 1)Que estaría bueno que ponga “su tropa” un poco en orden. Se “respira” tanto cruce de internas como cargos se ostentan. 2-Que determine competencias, tareas y responsabilidades de las Instituciones del Estado que tiene la obligación de dirigir.3)Que ES URGENTE, NECESARIO, DE MÍNIMO RESPETO DE LA CONDICIÓN DE HUMANIDAD QUE SE CREEN LAS INSTITUCIONES CAPACES DE DAR LAS RESPUESTAS A LA NIÑEZ QUE POR SU PROPIA CONDICIÓN SOCIAL NO PUEDEN ENCONTRARLA DENTRO DE SUS FAMILIAS. 4)Que si quiere COMBATIR LA INSEGURIDAD EMPIECE POR PONER ATENCIÓN EN LOS MILES DE NIÑOS QUE ESTÁN EN PELIGRO, ABANDONADOS, Y SON PRESACIL DE ESE TERRIBLE MONSTRUO DEL NARCOTRÁFICO QUE SE ESTÁ TRAGANDO A TODA LA SOCIEDAD. 5-Que LA DROGA está en LUGAR DE OTRA COSA. 6-Que en los niños de estos sectores sociales, LA DROGA está en lugar de una VIDA DIGNA, de la SALUD, la EDUCACIÓN, el TRABAJO, la VIVIENDA. 6)Que esos niños son PROVEEDORES y SOSTÉN de sus familias que YA NO ESTÁN EN CONDICIONES DE HACERSE CARGO NI DE SÍ MISMOS, NI DE ELLOS, y que EL ESTADO tiene la OBLIGACIÓN de reemplazar esa función que estas familias ya no pueden cumplir. 7)Que estos niños crecerán y crecerán en estas condiciones. Y vivirán, poco, muy poco tiempo seguramente, y tendrán otros niños que reproducen esta maquinaria de terror hasta el infinito, y que está en Ud., desde el cargo que ocupa y para el cual la ciudadanía lo ha elegido, actuar con la DIGNIDAD, ÉTICA Y CELERIDAD que la situación demanda.
Elena Rigatuso, directora de la Escuela N° 661 “Nicasio Oroño”, Rosario