Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

SABRINA SOSA, TORTURADA EN LA COMISARÍA 2ª DE BURZACO

"Nunca me pegaron así, con tanta impunidad”

(APL)Son las palabras de Sabrina, miembro del Movimiento Anarquista, detenida el día 7 de marzo por uniformados de la Comisaria 2ª de Burzaco. Jornada en la cual cientos de compañeros se manifestaban en la Plaza de Burzaco, pidiendo justicia por la muerte de Lucas Pastor y Nazareno Lavalle, ocurrida en la madrugada del domingo 2 de marzo, en el boliche ¨El Amparo¨, cuando Alex Mauricio Vega, un skinhead de 22 años, le disparó dos tiros a cada uno en la sien, provocándoles la muerte en forma inmediata.

Sabrina, perseguida por sus ideas

Al iniciar su relato, Sabrina explicó que: “En la marcha la Policía Federal, la bonaerense, Gendarmería y Prefectura reprimieron. En un momento la policía empezó a los tiros, a un compañero le apuntaron a la cabeza tirando luego dos disparos al piso. Éramos alrededor de seis o siete personas a los que se llevaron detenidos, a todo nos golpearon terriblemente, a mí de entrada me dieron con una Ítaca en la cabeza. Nos llevaron a la comisaria, en el camino nos seguían pegando, me dejaron esposada junto a otra chica a una escalera, durante más de veinte horas, no sé si me entendés, compartíamos las esposas, nos turnábamos para sentarnos. No nos dieron de comer, no nos dejaron hacer ninguna llamada. A los varones los coloraron en celdas sucias, orinadas, no se podía respirar ahí adentro. A cada persona que llegaba detenida la golpeaban de la misma manera. En un momento ingresó un chico de 16 años detenido por haber robado un auto, le pegaban delante de sus familiares, le daban trompadas entre tres o cuatro policías durante varios minutos hasta que el chico dejo de reclamar. En un momento llego un amigo para averiguar nuestra situación y también quedo detenido, lo pusieron en una celda toda orinada, descalzo. ¨
Más adelante, Sabrina afirmo qué: “Cuando nos sacaron de la escalera nos llevaron a un pasillo que quedaba lindero con las celdas de los presos que están hace mucho tiempo esperando condena, eran alrededor de 12 o 13, estos nos hostigaban, nos mostraban las facas, y la misma policía nos amenazaba con juntarnos con ellos, yo les conteste que eso era ilegal que no podían hacerlo. Cuando nos dan la libertad nos advierten abiertamente de que si seguimos con las marchas o hacemos la denuncia de lo ocurrido ahí iban a allanar nuestras casas, detenernos y a golpearnos como ya lo habían hecho. Me robaron 200 pesos y a otro chico un celular de última generación, reclamamos por nuestras pertenencias y nos dijeron que teníamos que hablar con el comisario, el cual nunca nos atendió. Estuvimos detenidos alrededor de dos días, desde el sábado a las siete de la tarde hasta el lunes a las tres de las tarde, aunque yo sospecho que la libertad llego a primeras horas de la mañana y no sé por qué nos dejaron libres mucho más tarde.
Para terminar, Sabrina subrayó que: “En este gobierno los derechos humanos no existen es toda una fachada, mira que yo milito desde los 14 años, me han pegado, estuve detenida en la época de Menen pero nunca me habían pegado con tanta ensañamiento e impunidad como esta vez. El que es militante y no es oficialista no se lo escucha. Nosotros luchamos contra toda forma de autoridad, o sea, estamos en contra de la Policía, las cárceles, el racismo, el fascismo, la religión, contra el sistema en general, y por eso nos persiguen”.

SAN LUIS DE POTOSÍ, MEXICO

Libertad al periodista Carlos Lobo Guerrero

(APL)Cumple un mes de encierro el periodista de El Ciudadano Demanda. El 28 de febrero pasado a la media noche, Carlos Jordy Lobo Guerrero Serrano de 25 años, quien labora para el ese medio alternativo, al tomarles algunas fotos a un grupo de policías que se dedicaban a golpear a varios jóvenes, fue detenido, insultado, amenazado, golpeado y más tarde torturado acusándolo de diversos delitos y obligándolo a firmar unos papeles que no alcanzó a leer.

Policia brava de México

Hace ya un mes que el periodista está preso en la ciudad de San Luis Potosí, en México, tierra de la impunidad y el crimen en donde el sistema de justicia es totalmente corrupto, desde el policía de a pie hasta los magistrados y el Presidente de la Suprema Corte, todo es corrupción mientras que la prensa oficial esta subordinada al gobierno.
Adentro, en la cárcel, los criminales son los que gobiernan y el gobernador Fernando Toranzo así lo reconoce.
El atropello de los policías es en contra de las garantías individuales y el derecho a la información.
¡Exigimos el cese de las amenazas telefónicas y de los intentos de extorsión!
¡Exigimos la libertad inmediata del periodista detenido y el castigo a los responsables de su detención y tortura!

Fuente: Carlos Guerrero González

COMISARÍA DE AZARA, MISIONES

El 24 de Marzo la policía festejó aplicando picana y "submarinos"

(APL)El joven Miguel Angel Pezuk (20) y su padre Mario Pezuk (48), ambos agricultores domiciliados en la localidad de Azara, denunciaron en la Fiscalía de Instrucción Nº 4, de Apóstoles, el pasado 25, que un día antes, fecha en la que se celebra el Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia, fueron detenidos y torturados con picanas eléctricas Y “submarinos”, en la comisaría de Azara.

Comisaría de Azara, centro de torturas impunes

En su denuncia Miguel Pezuk afirma que: “Siendo las doce del mediodía aproximadamente, me encontraba en mi domicilio cuando junto a mis hermanos, en el hall, cuando llegan tres patrulleros, abren el portón y entran directamente, con sus armas a la vista” (…)“Los que estaban con uniformes eran los policías de apellido Portillo, Piyuka, Piris, Señuk, y Sequeira. Sin decir nada, me agarran, me esposan, y comienzan a pegarme. Cuando íbamos en el patrullero me asfixiaban con las manos el cuello, y me decían que les diga dónde está Camargo” agrega.
El interrogatorio policial sobre Camargo, es para apresar a un joven de 18 años que estaba detenido en la comisaría de Azara y que horas antes se fugó de esa dependencia.
Sigue explicando Miguel: “En la comisaría me pusieron en una celda, hasta que vino mi papá, y ahí nos llevaron a los dos a una oficina, donde nos interrogaron, preguntaban por Camargo, nos pusieron bolsas en la cabeza para asfixiarnos y nos picanearon con picana eléctrica. Además nos daban patadas, sopapos, nos decían que nos iban a matar, y apagaban las luces para que no veamos quienes eran”.
Por su parte, su padre, Mario, agregó que, “vinieron a buscar a mi hijo porque un vecino nuestro de apellido Wdoviak les dijo que quizás nosotros sabíamos dónde estaba, pero nada que ver. Nos picanearon,, nos hicieron arrodillarnos y nos castigaron, nos dieron piñas, y patadas por todo el cuerpo”.
El comisario de la dependencia de Azara se apellida Ibañez. Hasta el momento, no se ordenó un allanamiento de la comisaría y ninguno de los acusados de tortura han sido siquiera demorados.(Fuente Revista Superfcie ).

LA PROCURACIÓN EN EL VATICANO

El Papa instó a asegurar los derechos humanos en las cárceles argentinas

(APL)Francisco Mugnolo, Procurador Penitenciario de la Nación y Ariel Cejas, de la misma entidad, fueron recibidos, días atrás, en audiencia pública por el Sumo Pontífice en la Santa Sede. La PPN había enviado previamente al Vaticano un informe sobre la situación carcelaria argentina, ya que la misma fue observada por distintas organizaciones nacionales e internacionales, debido al alto índice de torturas y muertes intramuros. De este modo, el Papa Francisco manifestó su gran preocupación y reclamó una política penitenciaria producto de un sano garantismo, instando a la Procuración Penitenciaria a “asegurar la defensa de los Derechos Humanos dentro de las cárceles”.

Ariel Cejas Melliare y Francisco Mugnolo dialogan con el Papa

(APL)Francisco Mugnolo, Procurador Penitenciario de la Nación y Ariel Cejas, de la misma entidad, fueron recibidos, días atrás, en audiencia pública por el Sumo Pontífice en la Santa Sede. La PPN había enviado previamente al Vaticano un informe sobre la situación carcelaria argentina que ya que la misma fue observada por distintas organizaciones internacionales, debido al alto índice de torturas y muertes intramuros. De este modo, el Papa Francisco manifestó su gran preocupación y reclamó una política penitenciaria producto de un sano garantismo, instando a la Procuración Penitenciaria a “asegurar la defensa de los Derechos Humanos dentro de las cárceles”.