Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

PARTIDA DE GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

"En la verdad de mi alma, solo soy uno de los 16 hijos del telegrafista de Aracataca"

(APL) “Macondo es Latinoamérica, donde hay soledad y fluye la magia. Y eso siempre lo supo el Gabo, amigo entrañable de la Revolución cubana y enemigo de las dictaduras de los años ’70. Lenin y los Beatles son las dos cosas más importantes que ocurrieron en el siglo XX, dijo. Y claro, hay que agregarle a esas dos cosas su propio nombre. Cien años de soledad fue traducido prácticamente a todos los idiomas y el Gabo contaba de un japonés que lo leyó en su idioma y le dijo que le pareció la historia de su familia que vivía en un pueblito de Japón; y una alemana le escribió diciéndole que sentía que había espiado la historia de su familia en Alemania. Sucede que las pasiones y las angustias se parecen en todas partes del mundo, y todos somos Macondo”. Así lo afirma Caía Martínez de León, en este primer artículo sobre Gabriel García Márquez, escritor traducido a decenas de lenguas y creador del realismo mágico, quien murió en México, ayer, a los 87 años. Caia es escritora y periodista de cultura. Cantante. Investigadora y apasionada coleccionista sobre García Márquez. Posee de uno de los archivos más importantes y antiguos en papel sobre el autor, consultado y considerado por muchos especialistas como reliquias periodísticas. Estaba terminando una biografía de curiosidades sobre el Gabo cuando le llegó la trágica noticia.

Gabo y su obra cumbre, fotos de distinta épocas, su larga amistad con Fidel, la estación de Aracata y Caia Martínez de León, exégeta del Gabo

“Yo carezco por completo de imaginación, cuento lo que veo y construyo mis libros a partir de la observación de la realidad y después la adorno poéticamente, con una serie de trucos de construcción que podrían ser trucos de carpintería, pero de ninguna manera se separan de la realidad”, indicó Gabo.
Y ahí convive el partido Liberal con los pescaditos de oro y las mariposas amarillas. La soledad de Úrsula con la mortaja de Amaranta, y la belleza de Remedios con la guerra, la dureza y la ternura del coronel.
“Los intelectuales me comparan con escritores que ni siquiera he leído”, decía. Él, que en un acto solemne cuando estaba escribiendo Cien años de soledad, bajó a ver a Mercedes, su esposa, que estaba en la cocina y con el rostro blancuzco y lleno de aflicción le dio la noticia más terrible: Ha muerto el coronel Aureliano Buendía.
Sólo él podía conseguir que al día siguiente de su primera edición, en el colectivo 64 éramos 7 los pasajeros que leíamos “El amor en los tiempos del cólera”. Eso lograba el Gabo.
“Los yanquis y los europeos que no entienden nada, creen que somos máquinas puramente imaginativas. Si ellos vivieran como vivimos aquí sería otra cosa”.
Las pertinaces lluvias y los calores sofocantes de Macondo se encuentran en los pueblitos de todo el continente, es que la magia habita entre nosotros y el Gabo lo sabía y lo contaba en sus páginas.
Al preguntarle por su recuerdo más bello él respondió: una niña de mi edad, unos ocho años, con un lazo enorme en la cabeza y unos ojos muy grandes que me dijo adiós desde la ventana de un tren fugitivo… Ese era el Gabo, un anti intelectual puro como el mismo decía, amante de los boleros del Caribe a los que definía como la mejor música.
Adorador del cine, tanto que llegó a amarlo más que a la literatura.
Amigo personal de Fidel Castro, con el que siempre hablaban de mujeres y de comida.
En cada discurso de agradecimiento por sus premios (Premio Nobel en 1982, Legión de Honor, la Gran Orden del Águila Azteca entre otros) siempre mencionó los problemas primordiales de América latina. Y reafirmó su grandeza cuando dijo: Nunca, en ninguna circunstancia he olvidado que en la verdad de mi alma, no soy nadie más, ni seré nadie más que uno de los dieciséis hijos del telegrafista de Aracataca.

Paraguay, Caso Curugaty

Apunten contra Rubén Villalba

(APL) Consciente de qué intereses lo mantienen cautivo, Rubén nos convoca a seguir luchando: “En este día internacional de los presos políticos (por ayer) les pido con fuerza seguir luchando por la libertad de todos los presos políticos y se sumen con fuerza a repudiar al poder judicial clasista y oligarca…” El nuevo atropello judicial contra el dirigente de la ocupación de tierras de Marina Kue confirma que el papel que tiene la Justicia paraguaya consiste en el resguardo de los intereses de las clases dominantes mafiosas y parásitas del Paraguay, y en el disciplinamiento del campesinado pobre.

Rubén, blanco del ensañamiento

Luego de cumplir 58 días de huelga de hambre, la justicia paraguaya le concedió la prisión domiciliaria junto a sus compañeros de causa en razón de su delicado estado de salud.
Sin embargo, antes de llegar a su domicilio fue arrestado por orden judicial en otra causa. A las irregularidades y la parcialidad manifiesta de la “Justicia” en el caso Curuguaty se agrega esta nueva afrenta a los sobrevivientes de la masacre de Marina Kue.

Atropello jurídico
El nuevo atropello judicial contra el dirigente de la ocupación de tierras de Marina Kue confirma que el papel que tiene la Justicia paraguaya consiste en el resguardo de los intereses de las clases dominantes mafiosas y parásitas del Paraguay, y en el disciplinamiento del campesinado pobre.
La causa judicial por la que ahora se ordena nuevamente su prisión data del año 2008 y sugestivamente nunca tuvo movimiento alguno, hasta que Rubén fue dado de alta el dia 15 de abril y estaba regresando a su domicilio en Curuguaty. Fue entonces que el juez Carlos Goiburú ordenó su detención y lo envió de regreso al penal de Tacumbú.
Al momento de interponerse la Apelación se conoció la intención de la jueza Janine Rios, titular del Juzgado de Garantias que en este momento subroga Goiburú, de pedir en esa causa el agravamiento de carátula para impedir que Villalba vuelva a ser beneficiado con la prisión domiciliaria.
La Jueza Rios es la misma que decidió elevar a juicio la causa por la masacre de Curuguaty obviando una larguísima lista de irregularidades, atropellos y omisiones de la instrucción.

De regreso en Tacumbú interrumpió su recién comenzado proceso de realimentación, posición que declinaría un día después en vistas de su marcado estado de debilidad.
El ensañamiento contra Rubén Villalba muestra en este caso, sumamente mediático, el comportamiento habitual de la justicia con el campesinado en lucha.
Recientemente el Fiscal General Díaz Verón admitió públicamente que ya no se hará ninguna investigación acerca de las torturas a que fueron sometidos los sobrevivientes de la masacre de Marina Kué y que tampoco se investigarán las ejecuciones de campesinos en el lugar, hechos omitidos deliberadamente por el fiscal Jalil Rachid.
Poco antes, la justicia comunicó a la defensa de Raquel, la compañera de Rubén – quien era menor edad al momento de la masacre- que será llevada a juicio junto a los demás imputados por cuestiones de “economía procesal”.

Ayer 17 de abril, Día internacional del Preso Político y también de la lucha campesina, Rubén envió una carta pública en la que explica: “El caso “Pindó”, Jasy Kañy, por el que me volvieron a traer a este lugar inhumano es por haber defendido junto a mis compañeros a nuestra comunidad que estaba siendo fumigada en el 2008 por brasileros que hacen lo que quieren en nuestro país, usan y abusan, como dice Cartes” en referencia a los dichos del presidente paraguayo, que exhortó a los inversores extranjeros a “usar y abusar” del Paraguay.

Consciente de qué intereses lo mantienen cautivo, Rubén nos convoca a seguir luchando: “En este día internacional de los presos políticos les pido con fuerza seguir luchando por la libertad de todos los presos políticos y se sumen con fuerza a repudiar al poder judicial clasista y oligarca…”

LAS MUJERES EN LUCHA DESDE LA U-33 DE LOS HORNOS

“Defendemos el derecho a la vida digna”

(APL)Necesitamos proteger a nuestros hijos afuera y adentro de estos muros, en todos los aspectos de su vida, trabajar para darles alimento, hogar, escuela y salud. Por ser mujeres, ser pobres, ser madres judicializadas nos abandonan, nos criminalizan, nos violan y violentan. Nos pegan donde más duele…nuestros hijos. No queremos indultos…queremos respeto a la ley que establece nuestros derechos, queremos que el estado y la sociedad tomen consciencia de que es esto no puede continuar así! Mueren niñas y niños, enferman y quedan desamparados, mujeres destruidas por cárceles deshumanizantes y embrutecidas por la ignorancia y violencia de los que tienen poder sobre nuestros destinos…familias tumbeadas, excluidas del mapa social, ¿Y así esperan que esta sociedad violenta cambie?
Niñez encarcelada

Mujeres organizadas y en reclamo permanente

Necesitamos proteger a nuestros hijos afuera y adentro de estos muros, en todos los aspectos de su vida, trabajar para darles alimento, hogar, escuela y salud. Por ser mujeres, ser pobres, ser madres judicializadas nos abandonan, nos criminalizan, nos violan y violentan. Nos pegan donde más duele…nuestros hijos. No queremos indultos…queremos respeto a la ley que establece nuestros derechos, queremos que el estado y la sociedad tomen consciencia de que es esto no puede continuar así! Mueren niñas y niños, enferman y quedan desamparados, mujeres destruidas por cárceles deshumanizantes y embrutecidas por la ignorancia y violencia de los que tienen poder sobre nuestros destinos…familias tumbeadas, excluidas del mapa social, ¿Y así esperan que esta sociedad violenta cambie?
Niñez encarcelada