Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

COMPLEJO FEDERAL Nº 1 DE EZEIZA

Otro asesinato en prisión

(APL) José Candelario Juárez (59) fue asesinado en el Complejo Federal Nº 1 de Ezeiza en el pabellón “F” del Módulo IV, días atrás. El hombre fue hallado en el piso, atado de pies y manos, boca abajo y atado con sábanas. Tenía una media en su boca y una venda apretaba su mentón y su cabeza y tapaba totalmente su nariz. Aunque el Servicio Penitenciario Federal pretende desligarse del homicidio inculpando a otros presos, cabe preguntarse: ¿Dónde estaban los guardias que debían custodiar su vida y su integridad? Según versiones, algunos “dormían la siesta”.

Cárcel es tortura, humillación y muerte en la Argentina

Es decir, en el supuesto caso de hayan sido “otros presos”, ¿el hecho ocurrió en pleno día y ni un solo agente del estado que resolvió encerrar a Juárez detuvo el crimen? Y su juez de Ejecución, ¿sabía de los peligros que le aguardaban en este pabellón?
Cómo se sabe, el SPF, ahora a cargo de Emiliano Blanco, quien fuera mano derecha del tristemente célebre Marambio, continúa con su misma política. Cambian los hombres designados por el kirchnerismo al frente de esta fuerza, pero la voluntad de devastación no cambia: Un ser humano tras las rejas sucumbe cada 38 horas, asesinado por los grises o por su encargo, por abandono de persona o falta de asistencia médica, por el estrés que provoca el terror permanente o por todo esto junto. La cárcel en la Argentina no es privación de la libertad: es tortura, humillación, crueldad y muerte. Acompañamos a la familia de José Juárez en su dolor.
Agencia para la Libertad

MARIO JAVIER PEDREÑO

Causa Armada, reja firme y familia en el dolor

  • Javier, otra de las tantas víctimas que sobreviven en las cárceles debido a las conocidas causas armadas, encerrado injustamente en el Complejo Federal Nº 1 de Ezeiza, acusado de secuestros extorsivos que le fraguaron, narra su conmovedora historia, a la espera de lo que suceda con su recurso de revisión. En todo el expediente se aprecian numerosas irregularidades perpetradas por policías y jueces. Libertad a Pedreño.*
Pedreño, otro preso "garrón"

Pedreño comenzó su relato diciendo que: ¨El domingo 22 de febrero a las 14:30 horas del 2009 me detuvieron y me llevaron a la Brigada, apenas llegamos me esposaron y sin mediar palabra me tomaron una fotografía. En la oficina contigua se encontraba declarando una persona, la cual denunciaba que había sido víctima de un secuestro. En su larga declaración de más de cuatro horas, describió la fisonomía de las cuatro personas que supuestamente lo habían secuestrado, en ningún instante me describió a mí”.
Más adelante, Javier sostiene que: “En un momento de la exposición el personal policial que lo estaba interrogando le pregunta al damnificado si puede reconocer a alguien más, contestando este que no. Es allí cuando le muestran mi fotografía y dice recordar que yo manejaba el auto, el cual le parecía que se usaba como remis, que el mismo hacía mucho ruido y estaba muy sucio. Resalto esto último dado que solo los policías que me detuvieron sabían que estaba trabajando de remisero, transportando a una persona que viajaba con su hija de siete años, los cuales fueron llevados conmigo a la Brigada”.
Además, en el escrito Javier destaca que “la víctima en su exposición reconoce que el auto que lo había secuestrado era un WV senda color bordo y yo soy propietario de un Renault 11 color rojo, el cual estaba con problemas en el burro de arranque y para ponerlo en marcha había que empujarlo. Situación un poco engorrosa para ser utilizado el mismo en la producción de dicho delito. Pero para que la declaración fuese consistente y creíble se lo lleva al playón de la brigada donde se encontraba estacionado mi coche y se lo muestran para que en sus próximas declaraciones suene más reales y coherentes”.
Finalmente, Javier Pedreño indica que: “Es así que a los cuatro días en rueda de reconocimiento la victima me señala a mí como autor material del hecho, seguro que esto iba a suceder dado que días atrás había observado mi fotografía. Cabe aclarar que en todo el proceso que he descripto con anterioridad nunca fui asistido por un defensor oficial ni se me invito a llamar a un abogado para que este pueda corroborar las cosas que se estaban haciendo, como se estaban haciendo y que no se me vulneren las garantías que dicta la ley. Pero no lo hicieron, ya que de estar presente mi defensor era más complicado el armado de la causa y yo hubiera demostrado mi inocencia Para terminar y esclarecer mas el hecho les comento que las pruebas pericias que se encuentran adjuntadas en la causa demuestran que en mi coche no se encontraron cabellos de la víctima y que las huellas digitales extraídas fueron negativas no coincidían con las mías”.

UNIDAD PENITENCIARIA Nº 2- BARRIO SAN MARTÍN- CÓRDOBA

Esclavitud Siglo XXI

  • “Amigo, el solo hecho de estar comunicados por este medio es un riesgo para nosotros, con gusto lo corremos para denunciar lo que ya no nos cabe. Le contamos que somos pocos en un pabellón de este penal. La mayoría de la población estamos sumidos en la más grosera de las ignorancias y por eso muchos no piden nada. A esto hay que sumarle las dificultades que pone el servicio. Por ejemplo: Por orden del director no se pueden sacar libros sobre Derecho de la biblioteca. Pero vamos a ir contándole de mayor a menor.”. Así comienza el texto de una carta de los compañeros de la U2 que viven bajo un régimen de esclavitud, en este campo de concentración Siglo XXI.*
Campo de concentración Siglo XXI

Toda la problemática q le vamos a plantear. La queremos presentar como denuncia en la Corte, aquí van. Los juzgados de Ejecución no aplican la Ley 24660 como corresponde. La libertad asistida o mejor dicho “resistida”, porque los jueces se resisten a aplicarla.
La asistida debe darse 6 meses antes. Cuando se está sobre ese tiempo el juez ordena hacer un estudio psicológico y psiquiátrico que dura 3 o 4 meses. ¿De qué vale el “tratamiento” durante toda la condena? Por llamarlo de alguna manera. Ya es tiempo de vida robado.
Además, no se aplica el Estímulo Educativo. Los defensores te piden desistir de las apelaciones x q en Córdoba no se aplican sobre todo en los postgrados. En Córdoba ni con jurisprudencia te lo aceptan. Los mismos abogados te dicen que hay q llegar a la Corte.
Pero vamos a suponer que el fallo sale favorable, y ya llevas años en la calle. ¿De qué sirvió la Ley Educativa?
Por otra parte, el Trabajo en la cárcel industria: no es remunerado como marca la ley las 3 cuartas de un salario mínimo, vital y móvil: el 90 x ciento cobra 100 pesos por mes. Todos en negro porque la provincia no combate el trabajo en negro. Siendo que el Tribual Superior de Justicia ya sentó jurisprudencia con el caso María del Carmen Córdoba el 17-11-2010, pero los juzgados de Ejecución y el mismo TSJ, se hacen los osos.
En el tema Salud: si bien el servicio médico dice contar con toda la aparatologÍa para atender a Los enfermos, siguen solucionando las enfermedades con psicofármacos como Clonozepam y Alplax. Y también nos dan medicamentos para el corazón… vencidos.
La primera vez que vinieron de la Nación, presentaron denuncia de algunas irregularidades pero aquí no se modificó nada, pasaron las elecciones y todo sigue igual. Se vive en la mugre nos mantienen nuestras familias e igual les hacen problema para el ingreso.
Los patios de la cárcel son perpetuos manantiales fecales… Después de las 00:00 horas tenemos que cagar en una bolsa y revolearla al patio. Luego, a recrear el alma.
Siguiendo con el pedido de igualdad ante la ley salió un artículo en la Voz del interior en la que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ataca la postura del TSJ de Córdoba. Queremos a modo de pregunta plantear si, ¿la ley la van a aplicar equitativamente a pobres? La Ley se aplica correctamente al que tiene dinero poder influencia. Por lo contrario, al pobre los mismos abogados le piden rápidamente un juicio abreviado y marché preso.
Recalcamos lo de las asistidas y las condicionales: es feroz la no aplicación y perpetuán a los reos a seguir en el encierro, aceitando con nuestra carne el mecanismo del sistema. También le queremos contar que le enviamos una carta al Papa pidiendo por lo mismo y nada.
Y por último, en cuanto a causas armadas uno de nosotros tiene una condena de 18 años. Toda la causa es una sola irregularidad y aún así los jueces avalaron toda la actuación de la policía que entregó el robo terminado en muerte.
De los que estamos en el penal somos unos cuántos los que podemos participar de estos reclamos, las nuevas generaciones viven a tratamiento de pastillas así dopan a los esclavos del siglo XXI La policía y el servicio están educados con un libro d la época de la Inquisición en vez de servir y proteger persiguen e incriminan y en vez de educar. Nos someten brutalmente, nos y nos discriminan agrandando la brecha social y el desprecio de los presos.
Bueno, amigo le agradecemos de verdad la difusión de estos hechos que no debieran pasarnos a personas encerradas. Un abrazo.