Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

LA TABLADA

Crónica del juicio, día 1: “Yo soy dios”

“¡Ese es Maradona!”, gritó Roberto Felicetti. Luego chasqueó la lengua y se corrigió: “Es José Díaz”, y señaló con su mano derecha el televisor en el que le fueron exhibidas las fotografías de Eduardo Longoni, que hoy son tan valoradas. Allí se ve a Díaz, alias Maradona, arrodillado. Luego aparecerá en la lista de muertos en combate. Así como Maradona en este caso es Díaz, Felicetti es el Gato, uno de los sobrevivientes de la represión posterior al copamiento del RIM 3 de La Tablada por parte de militantes del Movimiento Todos Por la Patria (MTP), el 23 y 24 de enero de 1989. Es el testigo inicial del primer juicio por los 4 desaparecidos tras la represión del Ejército, adentro, y de la Policía Bonaerense, afuera.Foto: Irene Provenzano, la hija de Pancho, durante la radio abierta realizada antes del comienzo del juicio. (*Por Medios comunitarios, alternativos y populares)

Irene Provenzano, la hija de Pancho, durante la radio abierta realizada antes del comienzo del juicio.

—¿Por qué le decían Maradona? —preguntó el abogado querellante Pablo Llonto, quizá para facilitar el reconocimiento, tal vez por curiosidad de periodista político/deportivo, o por ambas cosas.
—Por como jugaba a la pelota —respondió el Gato.

Díaz es el único caso en este debate, que sin dudas aparece como una ventana de justicia que se abre tardíamente. Está latente la idea que si este juicio termina acercándose a la verdad y a la justicia, dejaría asfaltado el camino para que se pueda saber qué sucedió con Iván Ruiz, Carlos Samojedny y Francisco Provenzano, los otros tres desaparecidos.
En el banquillo de los acusados, que en realidad es una silla como todas las demás, está el ahora ex General Alfredo Arrillaga. Fue el primero en llegar desde su prisión domiciliaria, condenado por delitos de lesa humanidad en la causa de la Base Naval del Mar del Plata. Es sindicado, además, como uno de los responsables del secuestro de 11 abogados laboralistas de esa ciudad, 6 de ellos desaparecidos, hecho conocido como La noche de las Corbatas. Ahora es él quién lleva una corbata azulgrana con pintas doradas. Cuando lo enfrentamos para tomar la fotografía que ilustra esta nota, alcanza a balbucear algo. No lo oímos. Preferimos hacer la tarea y ya, sin caer en la casi segura provocación que sus palabras habrán despachado inútilmente.

Arrillaga a la espera de una nueva condena.
Roberto Felicetti dio un contexto inicial general del ingreso al regimiento. Luego, ya conducido por las preguntas, fue al momento de la rendición: “Me sacaron. Me encapucharon con mi remera y me tiraron al piso. Ahí me rompieron los dos brazos”. Más tarde el abogado defensor, Hernán Silva, le pidió que contara “cómo le esguinzaron los brazos”. El relato de Felicetti fue crudo. También contó que en su primera comparecencia ante el juez de Morón Gerardo Larrambebere, si bien denunció las torturas recibidas, todavía no había recibido atención médica.

—Me pegaban patadas, sobre todo en la cabeza y el hígado. Yo estaba tirado boca abajo, encapuchado. Preguntaban todo el tiempo “¿Quién es Pancho, quién es Pancho — relató.

Pancho es Francisco Provenzano. Los testimonios dicen que fue él quien negoció la rendición. Desde afuera, recordó Felicetti: “se escuchaba una voz desde un megáfono que nos decía que si nos rendíamos se iban a respetar nuestras vidas”. Evidentemente el portador de ese mensaje mentía. En una de las insistentes preguntas por Pancho, uno de los tirados en el piso respondió: “Yo soy Pancho”. Esa fue la última vez que Felicetti supo de Provenzano. Está desaparecido. En su testimonial de hoy, también dijo que les iban preguntando sus nombres. Cuando Carlos Samojedny dio el suyo, la voz del megáfono le dijo, ahora parado por detrás: “Ahhh, a vos te vengo siguiendo la carrera desde hace rato”. Terminada la ronda de presentación, fue el turno del torturador: “Yo soy Dios”, dijo. Felicetti no tiene dudas. Todas esas voces son en realidad una sola: la de Alfredo Arrillaga. Es más, agrega otros dos momentos del torturador a cargo: “Sr. Presidente, estos son los detenidos”, “Sr. Juez, estos son los detenidos”, recordó el Gato. Tiene guardada en su memoria la voz de Raúl Alfonsín. También la de Larrambebere.

La composición del Tribunal Oral Nº4 de San Martín tiene monotonía varonil. Resalta por lejos la juventud del presidente, Matías Alejandro Mancini, de apenas 35 años. Sumamente atento con los testigos, aceptó el pedido de la querella para que reciban la asistencia psicológica del Centro Ulloa, uno de los tantos espacios de derechos humanos vaciados por el macrismo. A Mancini lo acompañan Alejandro de Korvez y Esteban Rodríguez Eggers, con quien Felicetti mantuvo un diálogo corto pero contundente:
—Discúlpeme, en todo ese recorrido que contó, ¿alguien le leyó sus derechos?
—No.
—¿O le hablaron de las convenciones de Ginebra?
—No, tampoco.

En cambio, el defensor oficial, Hernán Silva, intentó ser más provocador:
—En la preparación de la toma del cuartel, ¿qué servicio de inteligencia les proveyó el plano? — consultó Silva.
Allí Mancini le pidió reformular la pregunta y Felicetti tuvo que responer: “Lo hicimos nosotros visitando varias veces el lugar y las inmediaciones”.
Felicetti se mostró seguro. La justicia le ha sido hostil durante su vida militante. Estuvo preso 7 años y medio durante la última dictadura, y 14 años por la toma de La Tablada. Sin embargo, cerró pidiendo justicia para saber qué pasó con sus compañeros. Los aplausos lo acompañaron en su salida hacia el sol agobiante de la ciudad. Entre los abrazos y felicitaciones que lo esperaban afuera, estaba Nora Cortiñas, referente de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

El testimonio del desertor olvidadizo

El segundo y último testigo de esta jornada fue Daniel Oscar Darío Salas. Durante la toma, Salas estaba preso junto a otros dos conscriptos por haber querido desertar. “Estaba en los calabozos de la guardia. Había desertado del ejército. Éramos 3. Nos habían dicho que el 22 se iba a hacer un simulacro de combate. El 23, cuando se hizo la toma, primero pensamos que era el simulacro”, comenzó Salas, visiblemente nervioso. El testigo contó que cuando llegaron dos integrantes del grupo del MTP, uno tenía una herida sangrante en la cabeza, por lo que él se sacó su camisa, le tapó la herida y ensayó un vendaje. La composición de escena, situación y lugar dan cuenta de que se refirió a José Díaz. Ante las preguntas de la querella y el fiscal, su testimonio se transformó en errático y olvidadizo. Le leyeron sus viejas declaraciones en el juicio durante los ’90, pero se le tornó imposible recordar más datos sobre los militantes del MTP. Con certeza, solo dijo que “A nosotros nos trataron bien”. En una vieja declaración que se leyó hoy, había contado que Ruiz y Díaz le habían dicho: “ustedes pueden irse, pero los van a matar”. Finalmente, relató cómo se escaparon del incendió que tomó los techos de la Guardia: “empezamos a orar. Ahí agarramos un banco y pudimos arrancar las rejas de la ventana, que ya estaba dilatándose por el calor”. Le exhibieron el video en el que se ve cómo salieron él, los otros dos colimbas y Díaz, pero dijo que no se dio vuelta como para saber qué pasó con él.

Mancini lo despidió amablemente y anunció un cuarto intermedio hasta el miércoles a las mañana, ya en la sede del juzgado, con capacidad solo para 20 personas.
Cuando ya quedaban pocas personas del público en la sala, todavía permanecían jueces, secretarios/as, y Arrillaga.

—Yo solo le preguntaría que hizo con mi hermano —comenzó el diálogo Clara Provenzano, la hermana de Pancho—. Solo quiero saber eso, ¿le puedo preguntar o le hago mal al juicio? —nos consultó, cuidadosa, enternecedora.
Arrillaga compartía un tostado mixto con su abogado Silva, que aun en ese almuerzo improvisado no dejaba de jugar con su pelo. El acusado estaba a punto de salir. Vuelca el torso hacia adelante para andar. Camina con un bastón. Se lo ve bien lúcido. Tiene la nariz chata, como de boxeador. No supimos muy bien qué responderle a Clara. Le dijimos que era su derecho saberlo, pero que presumíamos que un tipo como él difícilmente se conmovería con su pregunta; o algo así. Clara lo observó caminar y se guardó su consulta. El Estado les debe, a ella y a todos los familiares y compañeros/as de los desaparecidos de La Tablada, una respuesta con forma de condena.
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

*Este diario del juicio por los desaparecidos de La Tablada es una herramienta de difusión llevada adelante por integrantes de diferentes colectivos de medios comunitarios, alternativos y populares, con la finalidad de difundir esta instancia de justicia que tanto ha costado conseguir. Agradecemos todo tipo de difusión y reenvío, de modo totalmente libre, citando la fuente ( https://desaparecidosdelatablada.blogspot.com)

UNA MULTITUD DE ORGANIZACIONES CONCENTRAN EL 30/11- 15 HS EN SAN JUAN Y 9 DE JULIO, CABA

Contra el G20 y el FMI ¡Marchamos!

Buenos Aires será sede de la Cumbre del G20 el 30/11 y 1/12. El club privado de las potencias imperialistas, que mantienen a los organismos multilaterales de crédito y de comercio como socios e invitan a los llamados países emergentes a poner la mesa. Disputan por las materias primas y los mercados descargando planes de superexplotación sobre los trabajadores, las trabajadoras y los pueblos, guerras, hambrunas, miseria estructural, depredación de recursos naturales y del medio ambiente. Denunciamos la sumisión del gobierno de Macri a las políticas que impulsa el G20, como el acuerdo con el FMI que nos condena a una deuda ilegítima e impagable y al ajuste eterno. Implica salarios y jubilaciones a la baja. Flexibilidad laboral y liquidación del sistema previsional. Mayor desocupación, la falta de paritarias y persecución gremial. Y la profundización de la entrega de nuestro territorio, recursos y bienes comunes. Por eso rechazamos el Acuerdo y repudiamos el pago de la deuda. (Más abajo, resto del documento)

G20

El Presupuesto 2019, aprobado por el gobierno de Macri y gran parte de la oposición para cumplir el acuerdo con el FMI y los planes del G20, consagra un Costo Social tremendo al recortar las partidas sociales mientras aumenta la deuda y el pago de intereses sobre ella. Los tarifazos, la suba escandalosa de las tasas de interés y la brutal devaluación ha provocado a su vez una baja sin precedentes de la actividad económica y el poder adquisitivo de la inmensa mayoría del pueblo argentino. La aplicación de estas recetas está originando una multitud de luchas que van desde enormes paros contra la baja salarial, resistencias a los despidos y la intensificación del extractivismo, hasta las luchas feministas y de la disidencia, de enfermería de CABA contra la liquidación de su título profesional o de estudiantes y docentes contra la ley de la UNICABA.
La Cumbre de líderes del G20 reunirá a grandes responsables de las estrategias de dominación de los pueblos y la naturaleza que tan nefastos efectos descargan sobre la política y economía argentina y del mundo entero. Repudiamos la presencia en nuestro país de Trump y demás líderes imperialistas, de los representantes de la banca internacional y las grandes transnacionales, el FMI, el Banco Mundial, la OCDE. Connotados enemigos de la Humanidad. Proclamamos, ¡¡¡Fuera el G20!!! y ¡¡¡Fuera el FMI!!!

Repudiamos el enorme dispositivo de seguridad instrumentado por Patricia Bullrich, un verdadero cerrojo para aislar la ciudad de Buenos Aires con, además, un feriado funcional a ello. En un país en crisis encaró cuantiosos gastos en tecnología y capacitación represiva. Ha generado un verdadero “estado de sitio” de hecho, clausurando hasta el servicio de subtes y trenes y estableciendo extensas zonas de restricción, para impedir que la población se mueva y se exprese. Algo que refuerza una escalada que acaba de cobrar la vida de los luchadores populares Ronald Orellana, Marcos Soria y Juan Carlos Britto y detener arbitrariamente, entre otres, a familiares e integrantes de la comunidad de Rafael Nahuel al marcar un año de su asesinato y que mantiene cada vez más presos y presas políticas.

Miles de agentes extranjeros invaden nuestro suelo y custodian cielos y costas. La “inteligencia” de las potencias extranjeras actúa desembozadamente en colaboración con sus pares locales. Y una campaña de miedo y persecución, instrumentada a través de los medios masivos de comunicación, pretende justificar tal afrenta a las libertades democráticas de la población y la violación de los derechos soberanos de nuestro pueblo con la excusa de proteger al G20 y prevenir al “terrorismo”. En realidad son quienes se reunirán puertas adentro de la cumbre del G20 les responsables de verdaderas políticas de terror que sumen en la peor de las miserias a la mayoría de la humanidad; son de ellos y ellas de los que debe protegerse el pueblo argentino y todos los pueblos del mundo.

Son responsables de las mayores escaladas represivas, como las que el misógino y xenófobo Bolsonaro, recientemente electo presidente de Brasil, pretende descargar sobre la nación más grande del continente y al que millones ya están repudiando en las calles y se preparan para darle una fuerte batalla. Así como también de las políticas anti-migrantes.

Llamamos al pueblo trabajador, a todos los pueblos y personas que habitan suelo argentino, a movilizarse masivamente contra el G20 y el FMI el próximo viernes 30 de noviembre. Tenemos la convicción que cuanto más grande y unitaria sea nuestra movilización, venciendo la campaña del miedo y las trabas que nos impone el gobierno de Macri, mejor estaremos para enfrentar la política de ajuste, entrega y represión, que al servicio de pagar una deuda ilegítima, nos impone el acuerdo Macri-FMI y las políticas que intenta profundizar el G20. Será una señal inequívoca para todos los pueblos del mundo que pelean contra estas políticas del imperialismo mundial.

Por eso, el viernes 30 de noviembre, convocamos a Marchar en Buenos Aires y en todo el país por:

• No al G20
• Abajo el acuerdo Macri – FMI
• Fuera Trump y demás líderes imperialistas
• Fuera Bolsonaro
• Por el no pago de la deuda externa
• No al ajuste, la entrega y la represión #30N –JORNADA NACIONAL CONTRA EL G20 Y EL FMI

Alberto Santillán: "Reventemos el Obelisco de Pueblo"

(Por Alberto Santillán, papá de Darío) Orgulloso por mis hijos, así como por las Doñas y Cumpas que siempre están. Este lunes nos encontramos en el Obelisco, a las 11 horas. Vamos a reclamar cárcel para los asesinos intelectuales como Eduardo Duhalde, Felipe Solá y Aníbal Fernández, y todos los responsables del crimen de la Masacre de Avellaneda. Reventemos el Obelisco de pueblo y como siempre todo lugar que sea, buscando Justicia y también parar este genocidio que sufrimos como pueblo: Gatillo Fácil, muerte por torturas en cárceles y comisarías, chicas desaparecidas para la prostitución, aborígenes fusilados y perseguidos, niñxs y ancianxs con hambre. Fábricas cerradas y calles llenas de miseria. Contra todo esto luchaban Darío y Maxi!!

¡¡¡DARIO Y MAXI VIVEN EN LA LUCHA, CARAJO!!!

Última modificación: 25 de noviembre de 2018 a las 12:31
A UN AÑO DEL ASESINATO DE RAFAEL NAHUEL DURANTE LA BRUTAL REPRESIÓN A LOF LAFKEN WINKUL MAPU EN LAGO MASCARDI, BARILOCHE

Un año del asesinato de Rafa, no te calles: marchamos y reclamamos justicia.

(Multisectorial contra la Represión Bariloche) Rafa fue fusilado por la espalda por la Prefectura Naval Argentina. Hace muchos meses ya que se comprobó que el asesino fue el cabo Francisco Javier Pinto del grupo Albatros. El grupo Albatros como El Jungla en Chile con las mismas prácticas asesinas contra el pueblo mapuche. Aquí y allá. El juez federal Villanueva no dictaminó detener a Pintos y aún hoy continúa en libertad. Pero sí en cambio dispuso la orden de captura para los compañeros que atendieron a Rafita mortalmente herido y lo bajaron de la montaña. (Ver resto del texto más abajo)

Rafa

Cosas que pasan en esta justicia tan injusta. Una “justicia” en la que el juez persigue a las víctimas y protege a los victimarios. Una “justicia” en la que una fiscal, la fiscal Litle, dicta disposiciones por las que puede de manera absolutamente arbitraria y caprichosa amenazar a las madres de la comunidad con encarcelarlas y quitarles sus hijxs.

¿Qué es esto sino Violencia? Violencia legal, violencia brutal. Mucho más potente y dañina que una piedra contra un vidrio.

Rafa fue asesinado por luchar. Por atreverse a recuperar junto a la comunidad el territorio ancestral robado . Y eso sí que no se perdona. No se cuestiona el valor supremo de la propiedad privada. Por eso, el gobierno de Macri, secundado por la ministra de seguridad Patricia Bullrich, exige el escarmiento para que nada ni nadie le arruine el negocio desnudando así sus verdaderas intenciones de llevar adelante una nueva campaña del desierto. Entre poderes se entienden y siempre hay un juez a mano que cumple al pie de la letra las órdenes de los títeres del poder económico. “ Armado” de causas penales, Represión , persecución y hostigamiento.

Villanueva ya no estarà ocupando su cargo de juez federal en Bariloche. Pero antes de irse dejò la tarea hecha: El pedido de una nueva pericia balística que pone en duda lo ya demostrado.

Cuántas marchas más deberemos marchar para que nuestro grito colectivo por Justicia sea tan fuerte que no nos puedan hacer callar.
Cuántas marchas más deberemos marchar para denunciar a un gobierno provincial con Weretilneck a la cabeza que implementa ridículos y costosísimos operativos de seguridad para justificar su creciente política represiva porque el poder económico así lo exige.

Basta ya de mentiras. Digamos las cosas como son. Cuánto tiempo más “se jugará” con el dolor de la familia. Qué decirles a la mamá y el papá de Rafa que además de aprender a sobrellevar la inmensa tristeza por la pérdida de su hijo asesinado, deben soportar el menosprecio, el ninguneo y la falta de respeto de un aparato judicialy político que se ríe en sus caras del dolor y del reclamo por Justicia.

Exigimos:
JUSTICIA POR RAFAEL NAHUEL *
RCEL YA AL ASESINO DE RAFA!*

BASTA DE PERSECUCIÓN A FAUSTO JONES HUALA Y LAUTARO GONZÁLEZ

CESE DE LA PERSECUSIÓN A LA LOF LAFKEN WINKUL MAPU! *
BASTA DE ARMAR CAUSAS A LXS LUCHADORXS SOCIALES*

ASESINATO E IMPUNIDAD EN MERLO - FAMILIAS POLICIAL Y JUDICIAL EN PLENA COMPLICIDAD

La Justicia dejó fugar a los cincos policías condenados por torturas en el crimen de Fabían Gorosito

(Comisión de Familiares y Amigos contra el Gatillo Fácil de Merlo) Adrián Giménez, Pablo Nieva, Marcos Dipierro, Marcelo Oviedo y Gonzalo Cuelli se fugaron de sus domicilios, el jueves pasado, luego de haber sido encontrados culpables de cometer actos de torturas en la comisaría 6° de Mariano Acosta en el 2010. Por lo cual fueron condenados a cumplir entre 9 y 12 años de prisión. Cómo se sabe, estos asesinos terminaron con la vida de Fabián Gorosito. (Más abajo, resto del comunicado)

María Viera durante el juicio (Foto: Juan Cicale)

El pasado jueves el TOC 5 de Morón dictó la sentencia en el juicio por el asesinato de Fabián Gorosito y las torturas a Maximiliano Silva, José y Daniel Mancini. Gracias a la movilización popular y una enorme campaña de lucha se condenaron a 5 policías de los 11 involucrados. Giménez 12 años, Dipierro 10 años, Nievas 9 años y Cuelli 5 años.

Responsabilizamos de esta fuga a los jueces Marcos Lisa, Agustín Gossn y Julia Lanna por no tomar las medidas preventivas para que esto no suceda, al poder político que muestra una continuidad en la connivencia con estos asesinos desde Scioli hasta Vidal. Además son responsables del daño moral que esto desencadena, así como también será su responsabilidad de cualquier daño a la integridad física que los familiares, testigos y las victimas puedan recibir.

Captura inmediata a los prófugos.
Basta de encubrimiento por parte del Estado
Basta de gatillo fácil
El Estado es responsable

Página 1 de 22 siguiente  última