Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

CAUSAS ARMADAS - PEREJILAZO CONTRA JOSÉ Y HÉCTOR EN PABLO PODESTÁ

Los frutos del árbol envenenado

(Por Oscar Castelnovo y Florencia Martínez/APL) La lógica de la frase del título – se sabe- es que si la fuente de la prueba (el «árbol») está putrefacto, entonces cualquier cosa que se obtiene de él (el «fruto») también se halla corrompido, viciado. Es decir, si a través de medios ilegales se obtiene una evidencia – real o falsa -y, a su vez, ésta conduce a obtener otras, todas ellas resultan contaminadas por la prevaricación de la primera. No se refiere únicamente a los instrumentos obtenidos de manera ilícita, sino que extiende sus efectos a cualquier elemento que directa o indirectamente y por cualquier nexo sea su derivado. Como ha denunciado esta Agencia, la Argentina es campeón mundial en causas armadas, invencible. El caso que nos ocupa refiere a dos jóvenes de Pablo Podestá “engarronados” por la policía bonaerense que los acusa falsamente del asesinato del oficial Horacio Moreno. “Empapelados”, se nombra en la jerga. Se trata de José López Linares y Héctor Providenza. El primero ya fue condenado a 35 años y el segundo, en proceso, marcha hacia la misma dirección si la lucha no revierte el ensañamiento contra los más vulnerables. (Contacto: María Linares: 1540737719/Ana López 1170378110)

Podestá

Al llegar a Villa Esperanza, donde habitaban los pibes antes de marchar presos, se aprecia una parte de barrio residencial, otra de monoblocks deteriorados y una zona de casillas de chapa en la que la lluvia hace estragos junto a las enfermedades desamparadas. En ese barrio, la APL fue recibida con calidez y mates. Allí, dialogó sobre el calvario y la lucha que protagonizan María Linares, madre de José; y Ana López y Yanina Providenza, madre y hermana de Héctor, respectivamente.

“No se ponen de acuerdo ni para mentir”
María Linares, alta y morena, trabaja en la Cooperativa “Haciendo Futuro”, vive en el barrio hace 35 años y es mamá de 5 hijxs. Sobre lo que ya se denomina “gran perejilazo”, María, con ímpetu, lanza que: “No hubo investigación, en 24 horas estaba todo resuelto y ellos sabían quiénes eran y quiénes no eran. Nunca nos dijeron el nombre de los que acusaron a nuestros hijos. El comisario Carlos Jorge en el juicio admitió haberle pedido a su hija bajar las fotos de su Facebook, porque eran todos del barrio. Esto no había sido declarado en ningún lado, antes del juicio, porque tenían miedo a una represalia sobre su hija. Y así lo confesó el comisario en la audiencia ante la pregunta del abogado”.

Por su parte Ana López, enfática y a punto de quebrarse, asegura que su hijo y su sobrino están condenados solo por un dicho: “Supuestamente alguien le dijo en la calle al comisario que fueron ellos. No hay ninguna prueba. Hay un solo “testigo” – un tal García- quien dice ver a pocos metros a uno que dispara de espalda y al que está dentro del auto no lo ve. El abogado le pregunta si reconocería de espaldas a los chicos y le dijo que sí. Le repregunta si son ellos y él contesta que no. Luego, García nos cambió la versión a los dos meses y dice no estar seguro de lo que vio. Un verdadero circo armaron estos”, dice Ana cerrando los puños.
A su turno, Yanina Providenza, de mirada profunda y decir seguro, manifiesta: “la novia de Moreno en principio declara no haber visto nada. Después, esa declaración desaparece del expediente y ella luego dice haber visto a quien disparó. Se realiza un identikit con fotos bajadas del Facebook, en un acto de inducción aberrante, les señalan las fotos de los pibes, que además estaban en un tamaño más grande. Y, entonces, ahí describe que a quién vio mide un 1,84 metros, es robusto y lo ve disparar con la mano derecha. Mi hermano, acusado de matar al oficial Moreno, es zurdo, mide 1,72 metros, y eso cuando se pone zapatillas bien altas, él es flaquito como yo”.
Más adelante, Yanina Indignada, agrega que “la primera declaración dice que mi hermano está vestido con una remera de Argentina y pantalón largo. En la otra dicen que estaba vestido de bermuda. ¡No se ponen de acuerdo ni para mentir!”.

Mamarracho jurídico
Al retomar la palabra, María narra que “La primera declaración de la señora Segovia (suegra de Moreno) dice haber visto al que disparó a determinada distancia, donde el abogado demuestra que no es posible identificar a una persona mientras se está detrás de la ventana con rejas y buscando las llaves para salir”.
Como se recordará, esta Agencia denunció la causa armada de Diego Chávez, hijo de la luchadora Fabiola Aguirre, también acusado de matar a un policía. Pero luego de 3 años y 7 meses, el “armado” era tan palmario y la lucha tan fuerte que Diego recuperó su libertad. ¿Quién pagará por esa barbarie?

Cabe destacar, que en los allanamientos en las casas de José y Héctor, ambas familias, hermanos y parientes fueron torturados y aún padecen las secuelas de los golpes, patadas y bastonazos de policías encapuchados.
Por otra parte, en la antesala de la audiencia, durante el juicio, llegaron dos decenas de policías que llamados a declarar en defensa de sus camaradas, ni sabían por qué los habían convocado y algunos se fueron sin emitir ningún testimonio.
Ante tanto cúmulo de nulidades, la defensa pidió el cambio de juez Lucas Oyhanarte y del fiscal Daniel Cangelosi. La causa se encuentra ahora en la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires.
Cómo se recordará, el titular de este organismo, Eduardo De Lázzari, recientemente denunció: “estoy hablando de causas armadas artificialmente, de abusos de testigos de identidad reservada, de arrepentidos, de factores de presión que inducen, fomentados por ciertos medios de prensa, a dictar condenas mediáticas y que llevan a un panorama sinceramente deplorable, en donde actúan influyentes de todo tipo, espías, traficantes de escuchas telefónicas, con ciertas complicidades de algunos magistrados”.
Es cierto que De Lázzari no se refería a los pibes del pobrerío, pero si se “empapelan” a ciertos poderosos por eventuales enfrentamientos políticos-elecotarales, qué mamarracho jurídico no habrá de cometerse contra dos pibes morochos y pobres de Pablo Podestá, presos en las cárceles de mala muerte de la Provincia de Buenos Aires.
Por estas razones, estas familias – junto a sus vecinos- estarán el próximo 27 de agosto, en la 5° Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil. Esta será su primera vez en las calles en busca de justicia y libertad. Que así sea.

A 17 AÑOS DE LA MASACRE DE AVELLANEDA - ¡DARÍO Y MAXI, PRESENTES!

78 fotos de la lucha al pie del Puente Pueyrredón

(Texto y fotos Juan Cicale/APL) Una vez más nos convocamos al pie del puente Pueyrredón después de una jornada de vigilia y concentración para finalizar con un acto, este miércoles 26. Históricamente esta actividad se realiza sobre dicho puente, pero las fuerzas represivas impidieron que se concrete esta marcha ya que desde el día anterior habían obstaculizado su ingreso colocando la famosa “supervalla” inaugurada durante la reunión del G-20 en Buenos Aires. A los que resistimos nos impidieron subir al puente, y a los responsables políticos de los asesinatos de Maximiliano Kostieki y Darío Santillán los protege el gobierno actual y los cobija el Frente Para Todos – BASTA DE CRIMINALIZAR LA PROTESTA – DARÍO Y MAXI VIVEN EN LA LUCHA – Más información: fb/Comisión independiente justicia por Darío y Maxi.(Ver las imágenes en este link http://iqi.su/8LoT1

Puente Pueyrredón

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

ASESINOS DEL PUEBLO EN LAS LISTAS Y EN EL POSIBLE GABINETE

Si vos querés nombrar a esta inmundicia "Democracia", es cosa tuya.

(Por Oscar Castelnovo/APL) Daniel Oyarzún asesinó a un pibe luego de perseguir más de 400 metros la moto en la que escapaban dos muchachos que le habían robado 5000 pesos de su carnicería, en 2016. El crimen fue de tanta vileza que “El carnicero de Zárate” marchó a juicio, aunque no por homicidio alevoso, sino por “exceso en la legítima defensa”. ¿Cuál defensa? Los pibes huían y el se lanzó a la cacería. Luego, los atropelló con el coche y Brian González quedó atrapado entre el auto y un poste, bajo la moto, mientras el otro pibe escapó aunque luego fue apresado. “La concha de tu madre, te mato. No me importa ir preso”, gritó le Oyarzún a un Brian ya moribundo mientras él y otros vecinos lo remataban a golpes. Después, un llamado Jurado Popular declaró al delincuente Oyarzun “no culpable” en la consumación de la impunidad. Antes del “Juicio”, el presidente Mauricio Macri lo defendió tenaz y públicamente. Tanto lo apañó, que “El carnicero de Zárate” irá como candidato a concejal de esa ciudad en las listas del PRO.

Por su parte, el diputado nacional Felipe Solá, no integra ninguna boleta para las próximas elecciones, pero Alberto Fernández – Frente de Todos- ya deslizó que integrará su gabinete en caso de ganar la puja electoralera. Como se sabe, Solá fue uno los máximos responsables intelectuales de la Masacre de Avellaneda, el 26 de junio de 2002, donde sucumbieron bajo las balas de La Bonaerense Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, dos jóvenes luchadores que una parte del pueblo no olvida y, masivamente, los recordará este 26 en el Puente Pueyrredón y en cada corazón de la Argentina Rebelde.

Como puede apreciarse, sin esfuerzos, existe un parte de la sociedad en estado de descomposición, de calamidad de valores, que privilegia la propiedad privada y la componenda política a la defensa de la vida humana. Si vos querés nombrar a esta inmundicia “Democracia”, es cosa tuya.

Carniceros

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

DANIEL RUIZ, PRESO POR PROTESTAR CONTRA LA REFORMA PREVISIONAL EN 2017

“Macri fracasó, ya se van, y yo ya saldré”

(Por Adriana Meyer/Página 12) Ruiz se define como un rehén del Gobierno para que aparezca Sebastián Romero, quien permanece prófugo. Reivindica la protesta social y denuncia las condiciones de encierro. “Soy de izquierda y gremialista, injustamente preso, pero como decía Marx ‘nada de lo humano me es ajeno’. Y así, el River del Muñeco me dio una de las alegrías más grandes, superando esta injusticia.” De puño y letra Daniel Ruiz escribió una crónica sobre la última final de la Copa Libertadores en su celda del pabellón 5-5 de la cárcel de Marcos Paz, donde está preso desde hace ocho meses imputado por haber participado de la protesta contra la reforma previsional en diciembre de 2017. “La intención era que en soledad me fuera quebrando, y así delatara a mi compañero pero al contrario, acá aprendí mucho y me estoy fortaleciendo”, dijo durante la visita que PáginaI12 le hizo en el penal, a pocos metros del sector que ocupan Julio De Vido y Fernando Esteche. Ruiz milita en el Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PSTU), al igual que Sebastián Romero, y durante la represión de aquel 18 de diciembre en Congreso también lanzó pirotecnia al aire.

Foto: Archivo PSTU

Romero, a quien los medios llaman “el gordo del mortero”, está prófugo y esa es una de las razones por las cuales la Justicia le niega a Ruiz la excarcelación. “Como son de la misma agrupación creen que habría similar riesgo de fuga, un delirio”, explica Martín Alderete, uno de sus abogados defensores. “Cuando salga, mi compromiso será reclamar siempre por los presos, a diferencia de (Patricia) Bullrich creo en ellos, confío en la gente y en que es posible hacer una sociedad mejor, hay que cambiar el paradigma del gobierno en el que somos culpables de antemano”, define.

Ruiz tiene 40 años, una hija de 15 y está separado. Ella y su hermano subieron a la página de Facebook Libertad a Daniel Ruiz la crónica de la histórica final que escribió cuando su equipo salió campeón: “El encargado, seguramente hincha de Boca, no cumplió con su palabra. Terminó el primer tiempo y de caliente nos metió en las celdas. Otra vez a ingeniarnos para poner las dos radios en lugares claves para que la mayoría pudiera escuchar. Ni la respiración se escuchaba, sólo el partido. Todos en las puertas de las celdas con la oreja en la mirilla, como si fuéramos a escuchar nuestra libertad”. Además del fútbol, es fanático de la banda de cuarteto Trulalá. Vive en Comodoro Rivadavia desde que nació, y cuando lo detuvieron, en septiembre, estaba en Buenos Aires en función gremial. Es obrero petrolero desde hace más de una década, operario de perforación, y trabaja en boca de pozo en las temperaturas extremas de la Patagonia.

Hace años que es delegado de sus compañeros, e integra la dirección del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, en nombre de una minoría. Es descendiente de pueblos originarios y activista de la causa mapuche. “Rescato la cultura y la herencia de las resistencias, las huelgas petroleras del 19, de los peones rurales, de nuestros mártires Víctor Choque, Teresa Rodríguez, Rafael Nahuel”, explica al rato de conversar en una habitación de tres por dos, despojada y con olor a cigarrillo. (La prisión es sucia y fea, la espera se vuelve interminable, el frío y el olor a orín molestan, pero muchísimo peor la pasan las visitas que no acuden en nombre de un organismo de derechos humanos como la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, que gestionó el ingreso de este diario).

Luego de mucha caminata, requisa y traspaso de puertas y portones, el guardia del Pabellón 5 dice que no sabe dónde está Ruiz. “Señora, acá son más de 600”, explica para marcar que es uno más y no un preso político que el macrismo mantiene encerrado para disciplinar la protesta social en contra de sus políticas de ajuste salvaje. “Al principio hacían esperar más a mis visitas. Pero soy gremialista y entiendo, hay cada vez más presos, sacaron el gimnasio y las canchas de fútbol, descargan el malestar con los internos, y más con los que tenemos una causa política”, explica.

Podría decirse que Ruiz es un obrero que lee, con calle y formación. “Me ofrecieron ir al sector VIP pero no quise, tenían miedo porque me pusieron junto a condenados a 25 años. Pero es como mi barrio, Comodoro es una ciudad muy violenta, con profundas desigualdades. Pan American Energy factura 4 mil millones al año y no hay acueductos ni hospitales de alta complejidad”. En el pabellón lo apodaron “Comodoro”. El se define como un rehén del Gobierno para que aparezca Romero. No hay ningún testigo que señale que hirió a alguien, y las imágenes de video lo muestran tirando hacia arriba un “tres tiros” –la pirotecnia clásica en toda marcha sindical–, pero aún así le negaron la excarcelación en el Tribunal Oral Federal 3. “No sé ni dónde estás ni con quién, sin embargo los jueces y fiscales me tienen preso porque vos estás en libertad. Es un honor ofrecer mi vida por vos, porque representás la rebeldía del pueblo trabajador, junto a César Arakaki y Dimas Ponce, no fue fácil estar ese día en primera línea”, escribió Ruiz en una carta Romero.

El arco que apoya la campaña por su liberación abarca desde Agustín Rossi y Roberto Pianelli hasta Nicolás del Caño, Isabel Huala, Nora Cortiñas y María del Carmen Verdú, pasando por los músicos Daniel “Semilla” Bucciarelli y el Cabra de Las Manos de Filippi. También se pronunció el intendente de Comodoro Rivadavia, Raúl Pierángeli, hubo pedidos en veinte embajadas argentinas, al tiempo que la Liga Internacional de los Trabajadores y la Red Sindical llevaron el caso a la OIT y a la CIDH, dado que es congresal petrolero. Ruiz fue uno de los fundadores de la Coordinadora de Trabajadores Desocupados (CTD) en Chubut, que junto a Tartagal en Salta y Cutral Có en Neuquén fueron la cuna del movimiento de desocupados. “Ya en 1998 era piquetero, mi hija se crió en el piquete. En el gremio petrolero enseguida me marcaron como zurdo, estaba en el Frente Obrero Socialista” (FOS). Dice que ser maquinista en pozo es “duro pero apasionante”. Su activismo se fue forjando en tomas y cortes contra de la contaminación del petróleo en los pueblos de la Patagonia.

El 18 de diciembre de 2017 había llegado temprano a la plaza Congreso, junto a su partido estaba cerca del sector de los cronistas. “La gente estaba muy enojada, no retrocedía, y luego reprimieron con todo, nos tiraban a la cara, y la foto fue Sebastián pero pude haber sido yo, llevamos pirotecnia a las marchas para hacer ruido”.

–Pero si impacta en el rostro lastima.

–Sí, las mismas heridas que produce la pirotecnia en Navidad.

–¿Por qué está preso?

–Porque no encuentran a Sebastián, para el juez Torres y el fiscal como somos de la misma organización quedó demostrada nuestra conexión. Nos habíamos visto algunas veces, pero él es de Rosario y yo del sur. Fuimos al Congreso a defender a los jubilados, a mí los jubilados petroleros me enseñaron el trabajo, la tarea gremial. Con las condiciones adversas y el clima extremo tienen que poder jubilarse a los 50 años.

–¿Cómo son sus condiciones de detención?

–Muy difíciles para todos: sobrepoblación, duchas por turnos, falta de calefacción y cloacas, no les dan trabajo a los presos y eso les hace mal. Hay celdas para uno donde ponen a dos, la comida viene con suero, para los que tienen abstinencia de paco, pero se lo sacamos y la volvemos a cocinar. Cuando empezamos a hacer asambleas nos mudaron a un pabellón sucio y con ventanas rotas, lo arreglamos solos por nuestra dignidad. El encierro saca lo peor pero también lo mejor de las personas. Leo mucho, me dejan leer. El Gobierno y los penitenciarios te quieren desestabilizar, pero vamos construyendo afinidad. A este Gobierno le gusta matar por la espalda, sin los organismos de derechos humanos la estaría pasando peor. Diez años de macrismo jodieron a nuestros viejos, y ese diciembre fue una respuesta social, por eso Sebastián es un ícono, y Bullrich arde porque no lo puede encontrar. Reivindico mi origen, soy descendiente de mapuche y tehuelche, y estaré preso, pero es Marcos Peña Braun quien tiene las manos manchadas de sangre. El 57 por ciento de los presos está sin condena, los verdaderos delincuentes son, por ejemplo, los de Techint, que reclaman subsidios mientras muere gente en Vaca Muerta. Y aunque tenga diferencias, acá están presos De Vido y Esteche mientras Calcaterra sigue libre, es un abuso de poder.

–¿Cómo se define ideológicamente?

–Soy marxista revolucionario, El Capital es muy fácil de entender para un obrero porque vive en el cuerpo la plusvalía. Lo comprobé al mandar fragmentos por WhatsApp a mis compañeros y así de a poco se fueron interesando. Acá cuando hicieron la “Navidad sin presos políticos” me invitaron al sector donde están los ex funcionarios kirchneristas. Al volver a mi celda, los guardias me rodearon, me acusaban de ser “K”, les dije que soy socialista y empezaron a maltratarme. En ese momento mis compañeros empezaron a cantar “vamos a volver”, cada vez más fuerte. Los guardias les dijeron que cerraran la boca pero ellos gritaron ‘estamos con vos, Comodoro’. (Hace una pausa, emocionado). La batalla del 18 se perdió porque la reforma previsional se aprobó, pero fue un freno para las demás leyes que querían pasar, como la reforma laboral. Macri fracasó, ya se van, y yo ya saldré.

“Norita”

Este jueves 16 de mayo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se presentará el libro “Norita. La Madre de todas las batallas” escrito por el periodista Gerardo Szalkowicz sobre la historia de Nora Cortiñas, fundadora de Madres de Plaza de Mayo. El evento, abierto a todo el público, se realizará desde las 18 horas en el hotel Bauen ubicado en la Av. Callao 360. Participarán de la presentación artistas y comunicadores como León Gieco, Pedro Brieger, Claudia Korol y Nacho Levy.

Última modificación: 15 de mayo de 2019 a las 21:07
Página 1 de 24 siguiente  última